domingo, 13 de octubre de 2019

UN OTOÑO COMPLICADO


                        Nadie duda de que los españoles tendremos que enfrentarnos en los días próximos a retos históricos de primera magnitud que convierte este otoño en un periodo complicado ya que, en buena parte, el futuro inmediato de nuestro país dependerá del desenlace de los mismos. La inminente sentencia por el intento de golpe de Estado en Cataluña, la inminente exhumación del dictador Franco y unas elecciones generales que desatasquen la gobernabilidad del Estado tras un peligroso bloqueo político-institucional, y todo ello en un ambiente de amenaza de recesión económica, no sólo española sino internacional, son problemas de suficiente entidad que exigen altas dosis de responsabilidad por parte de nuestros políticos, pues de su forma de proceder dependerá en buena medida el futuro inmediato de España, de su estabilidad social, política y económica, así como de su consolidación democrática y territorial. Y en este reto colectivo no valen regates cortos de conveniencias partidistas, ni cálculos electoralistas para salir del paso con el objetivo de ganar una batalla, las elecciones, pues el reto, el objetivo esencial, es ganar la guerra que nos ha declarado el totalitarismo y para conseguirlo es necesario que los ciudadanos pongan toda la carne en el asador, siendo implacables a la hora de exigir la aplicación de la legalidad democrática vigente a quienes actúan al margen de ella, según decidan los tribunales de Justicia; siendo exigentes a la hora de desenmascarar el uso partidario con fines electoralistas de lo que es y debe ser una adecuada aplicación de las reglas de juego establecidas y, por tanto, un acierto de todos; y siendo inteligentes a la hora de optar en las urnas por aquellos que con mayor nitidez aboguen por la defensa del Estado de Derecho sin ambigüedades calculadas ni equidistancias entre quienes defienden las reglas de juego democráticas que nos hemos dado y quienes las desacatan, incluso desde las propias instituciones del Estado. No obstantes, es bien fácil de entender: en el asunto de la sentencia del Supremo, guste más o menos a unos u otros, sólo cabe acatarla con todas las consecuencias, entendiendo que, como otras muchas sentencias sobre otros muchos asuntos, se trata sencillamente, en caso de condena, de imponer el pertinente castigo a delincuentes por delitos probados con todas las garantías procesales establecidas; en el asunto de la exhumación de los restos de Franco, guste más o menos a unos u otros, se trata sencillamente de aplicar una resolución del Congreso de los Diputados, sin ningún voto en contra, cuya ejecución compete al Ejecutivo, siempre que lo haga, como es el caso, con absoluta sintonía con las pertinentes resoluciones judiciales y con absoluta objetividad; y en el asunto de las posteriores elecciones se trata sencillamente de estar atentos a las propuestas de los distintos partidos políticos, a la viabilidad o no de las mismas, y a las demagogias e incoherencias de sus respectivos líderes, con el objetivo de ir a las urnas con el mayor conocimiento de causa para evitar opciones poco deseables, aunque, en democracia, el pueblo es soberano y, por tanto, dueño de sus errores y aciertos, pues, al fin y al cabo, es quien paga luego las consecuencias. Ya ven, un otoño complicado, tras un indeseable periodo de bloqueo político a causa de la incompetencia manifiesta de nuestros políticos, como antesala de una nueva legislatura que en ningún caso puede parecerse a las inmediatamente anteriores, pues sería muy perjudicial para nuestro futuro inmediato.
            Pues bien, en vísperas de la sentencia del procés, Sánchez apoya la Cataluña plural y en un mitin en Barcelona denuncia el “dolor” que ha causado el independentismo, mientras los Mossos abandonan un acto de la Guardia Civil por el discurso del General Garrido, Jefe del Instituto Armado en Cataluña, con motivo de la Patrona del Cuerpo; discurso que Marlaska censura por chocar con la Policía Autonómica, calificando el discurso de “inoportuno” y considerando que no fue “idóneo” evidenciar la “desconfianza” hacia los mossos (el ministro ya abroncó al Instituto Armado tras su intervención contra los CDR). Garrido en su discurso, pronunciado en castellano y catalán, hizo alusiones al juicio de Trapero (el Jefe de los Mossos procesado por graves supuestos delitos), y dijo, entre otras cosas, que “no escatimaremos esfuerzos para garantizar el libre ejercicio de los derechos y libertades”, que “ante el inicio de lo que puede ser un nuevo terrorismo no cabe la ambigüedad”, que “….han sido las intervenciones realizadas en favor de la defensa del orden constitucional….las que más han otorgado el respeto y simpatía de los ciudadanos convencidos de que la ley es el soporte básico del Estado de Derecho”, que “las sonrisas revolucionarias pasan a ser el rictus del odio”, que es “motivo de felicitación a los guardias civiles…. malograr, recientemente, los planes de unos radicales independentistas a los que se les ha intervenido sustancias con las que preparar explosivos”…. declarando su compromiso de combatir “sin tregua” a quienes usen “el terror”. Nadie entiende que un discurso escrupulosamente en defensa de las esenciales reglas democráticas se considere “inoportuno” y no “idóneo” por evidenciar la “desconfianza” hacia los mossos, siendo evidente su más que sospechosa actuación el 1-O de buena parte de ellos y en especial de algunos de sus mandos; parece que lo “inoportuno” y poco “idóneo” es que la cúpula de los Mossos abandone el acto de la Guardia Civil, que el Govern pida su expulsión de Cataluña, que Torra anime la desobediencia o que miembros de JxCat en la Mesa del Parlament se nieguen a recoger una advertencia del TC, que ha dado el primer aviso a Torrent, su presidente, de que habrá delito si desobedece. Entretanto, la Guardia Civil y la Policía temen la “permisividad” de los Mossos con los CDR y desconfían si cumplirán la ley ante la llamada de Torra a desobedecer, mientras la patronal catalana pide “respeto absoluto” a la sentencia del TS, quien, según filtraciones, que han molestado al juez Marchena, ya ha pactado un fallo unánime de condena por sedición, como pedía la Abogacía del Estado, y no de rebelión, como pedía Fiscalía, ya que lo considera un delito contra el orden público pero no contra el orden constitucional, en el que la violencia no era parte de su plan, aunque los líderes del procés alentaran los tumultos. Unas penas escalonadas según el grado de responsabilidad de cada procesado, que para algunos llevan añadido el delito de malversación de fondos públicos, y que el TS hará públicas seguramente mañana, mientras la Audiencia investiga otro ilegal “CNI” oculto de la Generalitat, al tener indicios de la existencia de un grupo de colaboradores externo coordinado por el Govern que dirige en la sombra a los CDR, tras interceptar comunicaciones para promover acciones violentas. Así las cosas, Sánchez comparecerá en La Moncloa tras publicarse el fallo, y PP y Ciudadanos, como debe ser, le ofrecen una “red de seguridad” para Cataluña, cerrando filas con el Gobierno, que espera que el aviso del TC al Parlament frene la desobediencia alentada por el President Torra, en tanto que los presos de Lledoners respiran ante una posible “sentencia blanda” cuyas penas, además de la inhabilitación para ejercer cualquier cargo público, serían como máximo de unos quince años, frente a los veinticinco en caso de haberse probado rebelión.
            Y en el caso de la exhumación de los restos del dictador Franco como aplicación de una resolución del Congreso de los Diputados, el Gobierno anuncia que lo ejecutará antes del día 25 y ha decidido cerrar el Valle de los Caídos al público para preparar el operativo, una vez que la Vicepresidenta Calvo cerrara el “caso Franco” en El Vaticano el pasado fin de semana, por el que la Iglesia desautoriza al prior en su intento de frenar la exhumación. En efecto, Moncloa envió a Roma la delegación más importante con la Vicepresidenta a la cabeza desde que Sánchez es presidente, como señal de “colaboración” y “reconciliación”. El forense del “caso Lasa y Zabala”, Francisco Etxeberría, que también participó con los restos de Mola y Sanjurjo, identificará los restos del dictador, mientras los Franco, que serán avisados del evento 48 horas antes por si quieren estar presentes en el acto, piden al Constitucional medidas cautelarísimas para frenar el traslado de los mismos, en tanto que el hombre que en su día coordinó el entierro hace 44 años dice que la hija de Franco le dijo “¡qué pena que mi padre no esté enterrado en El Pardo”……paradójicamente ahora se cumplirá el deseo de la Familia con la decisión del Gobierno de inhumarlo allí. Y mientras Sánchez valora la exhumación del dictador como “una gran victoria de la democracia española”, Pablo Iglesias, por si el Presidente tiene la intención de apuntarse el tanto en exclusiva, le acusa de exhumar a Franco como “munición electoral” y afea al PSOE que no haya retirado las medallas pensionadas concedidas a Billy El Niño como se comprometió. En fin, es obvio que estamos en precampaña electoral.
            Una precampaña electoral en la que Sánchez vuelve a servirse de la Abogacía del Estado, ya que el Gobierno forzó primero un informe para justificar el bloqueo de los pagos a las CCAA al estar en funciones y presionarlas de que sólo recibirían el dinero si apoyaban su investidura, y después, tras no lograr ser investido, Sánchez cambia de criterio y encarga otro informe en sentido contrario avalando entregar los fondos antes de las elecciones, con lo que la Abogacía General del Estado asume ahora, ante el malestar de sus subordinados, dar luz verde al pago de 4.700 millones a las CCAA en plena campaña electoral. Además Sánchez, en contra de lo que decía cuando el PP sonaba en los sondeos como el partido más votado, quiere ahora una prima para la lista más votada con el pretexto de evitar el bloqueo, por lo que pedirá reformar el artículo 99 de la Constitución, asunto que, en todo caso, habría de ser consensuado, pero no en planas campañas electorales, sino cuando un determinado gobierno esté constituido. Y mientras los sondeos del PP apuntan por primera vez a una victoria electoral (Génova trabaja con sondeos que le dan más de cien escaños a costa del hundimiento de Ciudadanos y la tendencia a la baja de Sánchez), con un Casado que prosigue con su precampaña presidencialista con papel secundario de Aznar y Rajoy, un tracking electoral señala que Sánchez baja tres escaños en cinco días y Vox supera a Ciudadanos, pues lo resultados serían: PSOE el 27´9% de votos y 124 escaños, PP 21´3% y 98, UPodemos 12´6% y 35, Vox 10´2% y 28, Ciudadanos 10% y 22, ERC 3´6% y 14, JxCat 1´7% y 7, Más País 4´3% y 6, PNV 1´6% y 6, y Otros 6´8% y 10; una vez más llama la atención la ventaja de los partidos de ámbitos regionalistas que con muy pequeño porcentaje de votos consiguen comparativamente muchos más diputados que los partidos de ámbito nacional…..¿no sería un verdadero logro para la democracia finiquitar este privilegio electoral de unos partidos contra otros?, pero, ya ven, nadie quiere ponerle el cascabel al gato.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que el PSOE de Huévar elaboró un “censo oficial” de enchufados para exigirles el voto y Sánchez desprecia la información mientras su partido resta importancia al escándalo; que las grandes corporaciones dejan de declarar 13.500 millones en España, pues las multinacionales se llevan a otros países sus beneficios; que la familia Quer, a pocos días del juicio a El Chicle por el asesinato de Diana, se enfrenta entre sí, quedando el padre en libertad tras ser denunciado por su ex mujer por lesiones e intento de atropello, mientras la otra hija del matrimonio lo niega públicamente; que el exministro Jorge Fernández Díaz dice “en el PP no ha habido renovación, sino revolución”; que Espinosa de los Monteros y Monasterio construyeron “lofts” sin licencia de obra; que fracasa la protesta ultra del 12-O, aunque Sánchez es abroncado y silbado en el desfile por un reducido grupo con referencias a la exhumación de los restos de Franco; que el rector de la UCM admite que “se bajaron los controles” por el “aluvión” de tesis, mientras dos expertos de la Complutense revisan la tesis fraudulenta destapada por la prensa aunque la UCJC no lo hiciera con la de Pedro Sánchez; que un candidato de Errejón cobra como concejal en Villalba y como asesor en Coslada; que Almeida pagará a policías y bomberos dieciséis millones de euros que les dejó a deber Carmena; que Tezanos está al borde de la ilegalidad por dirigir a la vez el CIS y una revista; que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, manifiesta que “hay que reducir la dependencia del mercado británico”; que el abuelo del niño asesinado en el almeriense pueblo de El Egido había alertado a los vecinos “tememos porque la madre mate a mi nieto”; que Cifuentes se desmarca ante el juez de la financiación del PP en el “caso Púnica”; que el Estado desampara a miles de bachilleres que necesitan apoyo, priorizando las ayudas de profesionales de apoyo hasta secundaria y dejando la suerte de los bachilleres a la voluntad de los gobiernos de las CCAA; que Patricia Ortega, primera mujer General en el Ejército, sostiene “yo y el resto de compañeras nos sentimos cuestionadas de continuo”; y que la ministra Delgado escribió a su homólogo italiano para mediar en favor de Juana Rivas, la madre condenada por no entregar a sus hijos al padre, para pedirle explicaciones sobre el estado de los niños, e Italia pide que Juana se trate y que se limite más el contacto con sus hijos.
            Y del exterior destacar que un atentado antisemita causa dos muertos en Alemania, en una sinagoga y en un kebab, y el Ministro de Interior atribuye la autoría “posiblemente a la ultraderecha”; que la OCDE diseña una “tasa Google” común para 134 países; que el Mediterráneo se calienta más deprisa que el resto del mundo; que Rafael Correa, ex presidente de Ecuador, dice desde Bruselas del actual presidente ecuatoriano “Lenín Moreno es el más grande impostor de nuestra era, un desequilibrado”; que Peter Handke y Olga Tokarczuk ganan el Nobel de Literatura del doblete, siendo galardonados el austriaco y la polaca con los premios correspondientes a 2019 y 2018, fallados a la vez por suspensión del pasado año; que el Nobel de la Paz es otorgado al primer ministro etíope, Abiy Ahmed, destacando el jurado que “firmó la paz con Eritrea tras 20 años de hostilidades, ha liberado prisioneros políticos y periodista, legalizado opositores y nombrado ministras en un solo año”; que Bruselas alerta a EEUU de los graves daños de una escalada arancelaria y la Comisión pide una “solución justa” que evite la destrucción de empleo, mientras Trump anuncia un acuerdo parcial con China en la guerra comercial y aplaza la implantación de aranceles millonarios, por lo que el gigante asiático comprará más productos a los agricultores y ganaderos estadounidenses; y que Turquía ataca por tierra y aire las posiciones kurdas en Siria, al abrir Erdogán otro frente en el conflicto y lanzar una ofensiva contra las milicias que eran aliadas de EEUU, mientras Europa exige el fin de la campaña (España prevé retirar misiles de Turquía tras el ataque a los kurdos y la embajada en la OTAN borra un tuit que sugería el apoyo a la invasión) y Erdogán amenaza con enviar a Europa a millones de víctimas del conflicto si boicotea su ofensiva contra los turcos, en tanto que turcos y kurdos “combaten cuerpo a cuerpo” en las aldeas…. un conflicto que en un solo día ha causado ya 64.000 desplazados, por más que Bruselas haya pedido el “cese de la acción militar”.
Jorge Cremades Sena

miércoles, 9 de octubre de 2019

VOLVER AL CONSTITUCIONALISMO


                        Mientras el independentismo se prepara para bloquear Cataluña ante la inminente sentencia del Supremo sobre el ilegal “procés” y mientras los Mossos, en esta ocasión, garantizan su obediencia a jueces y fiscales, Interior confía en el despliegue preparado por la policía catalana, aunque, si desobedecen otra vez, prevé sustituir a 5.000 mossos mediante un plan de la Guardia Civil que contempla un relevo de mandos “en bloque” y de forma “militarizada” en caso extremo o limitar el operativo a supervisarlos sin removerlos en caso contrario. Y no es para menos, pues el secesionismo radical inclinado a ejercer la violencia ya ha creado una organización a la sombra, Tsunami Democratic (por si no fueran suficientes los violentos CDR), como organización a la sombra y sin líderes visibles con el objetivo de responder en la calle a la sentencia del procés salvo que ésta sea absolutoria. Entretanto, Ciudadanos, ante la patética y peligrosa imagen de Torra en el Parlament aplaudiendo a los violentos y defendiendo la puesta en libertad de los nueve miembros de los CDR acusados de preparar actos violentos de cariz terrorista, decide interponer una moción de censura contra Torra que es rechazada por la mayoría de opciones secesionistas en la Cámara catalana, en sintonía con los populistas podemitas de Ada Colau y con la sorprendente abstención de los socialistas del PSC, por lo que tanto Ciudadanos, como el PP, únicos valedores de dicha moción de censura ven a Iceta como “cómplice” por no apoyarles contra Torra ante el apoyo de éste a los encarcelados y acusan a los socialistas de romper el bloque constitucionalista, mientras les piden que “vuelvan al constitucionalismo” y dejen de ser cómplices de un president que “jalea y ampara a los violentos”. El Parlament catalán, con mayoría secesionista, ve así reforzada su postura en favor del secesionismo y de los conatos de violencia para lograrlo, con el respaldo de los comunes podemitas, que se suman al rechazo a la moción de censura, y la impresentable abstención del PSC que, una vez más, se pone de perfil ante hechos intrínsecamente rechazables desde el punto de vista democrático. Un grave y peligroso error ya que los partidos de ámbito nacional español, nítidamente democráticos y, por tanto, constitucionalistas, no pueden tener un doble discurso de ámbito nacional o territorial, como suele hacer Podemos, al que ahora se suma peligrosamente el PSOE de Sánchez con su nacional-socialista propuesta del PSC de Iceta, pues el rechazo al totalitarismo y a la violencia debe ser unánime por parte de los partidos constitucionalistas en todo momento, tiempo y lugar, sin reservas ni escusas. Y, en asunto tan trascendente, tanto Podemos como el PSOE tienen la obligación de dejar bien claro si están por la defensa de la Constitución Española en todo momento y lugar, frente a quienes actúan contra el entramado legal democrático emanado de la misma o si, por el contrario, sólo lo están cuándo y dónde les conviene electoralmente. Así pasa luego lo que pasa y, de entrada, Defensa no celebrará por primera vez el 12 de Octubre en Cataluña siendo la Fiesta Nacional, que todos los países celebran con orgullo en la integridad de sus territorios, pues en su agenda no había programado ningún acto, aunque ayer improvisó actividades menores a partir de la semana del 16, mientras Sánchez rebaja el tono con el 155 ante el frenazo en las encuestas, pues “sin Cataluña no se gana”. Cabría preguntar ¿pero a qué precio? Entretanto, el juez Marchena busca una sentencia unánime en el Supremo, estando ya todo listo para que sea pública, y Puigdemont se resigna a afrontar otra euroorden, mientras Rafael Alsina, el inspector de Educación que fue purgado por denunciar el uso de colegios para una consulta ilegal, logra que el TSJC le restituya, revela la inacción de la Inspección catalana ante el adoctrinamiento soberanista y sostiene que “hay inspectores que van a los colegios con el lazo amarillo"; ya ven, a pesar de algunos, la democracia española, de momento, sigue adelante, aunque sea a trancas y barrancas.
            Y mientras es rechazada en el Parlament la moción de censura contra Torra por jalear la violencia y pedir la excarcelación del comando CDR, acusado de preparar actos terroristas, se conoce que el yihadista de Parla detenido tenía como objetivos concretos a Dolores Delgado, Celaá, Batet, Iglesias y Ayuso, además de atentados en Barajas y en el Camp Nou, incautándosele información sobre la estación de Nuevos Ministerios y del Bernabeu, y, como “método de ataque”, había marcado el “selectivo con arma corta” o colocar explosivos en sus vehículos. ¿Alguien entendería que cualquier partido democrático no censurase a cualquier autoridad gubernamental por aplaudir a semejante individuo y pedir su inmediata excarcelación como ha hecho Torra con los detenidos de los CDR por idénticos propósitos? Seguro que nadie lo entendería, pues no existen violencias o totalitarismos malos y buenos, ni justificación alguna para no condenarlos. No extraña pues que Quico Tomás y Valiente, hijo del jurista asesinado por ETA en 1996 en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid, denuncie al Ayuntamiento de Galdácano por permitir que el miembro de ETA que le dejó huérfano exponga pinturas que realiza en la cárcel, por lo que añade “es indigno que Bildu apoye al asesino de mi padre”. Y es paradójico que en plena efervescencia electoralista de la “memoria histórica” con el asunto de la exhumación del dictador Franco, se tenga tan poca “memoria histórica” sobre la banda asesina ETA al extremo de pastelear y entenderse (como en Navarra, por ejemplo) con los herederos de la misma que ni siquiera se han permitido condenarla de forma radical y contundente. Al final, semejantes incongruencias, animan a partidos como Vox, que, exhibiéndose en Vistalegre con lleno hasta la bandera, exige al PP que “se retire” y que su jefe, Abascal, diga que es el único partido que “no pactará con el PSOE” tras el 10-N por ser un “partido criminal” que usa la exhumación de Franco para “derrocar” al Rey.
            En medio de este maremágnum político-ideológico continúa la precampaña electoral en la que Pedro Sánchez decide introducir el asunto de las pensiones, que debiera ser retomado en el Pacto de Toledo, y promete por su cuenta y riesgo actualizar las cuantías aunque siga en funciones, usando como reclamo electoral el alza de las mismas e ignorando al Banco de España, con la improvisación de una reforma exprés para ligarlas a la subida del IPC, asunto que ya fue planteado en el Pacto de Toledo y que quedó abortado por el abandono del mismo por parte de UPodemos. En efecto, Sánchez anuncia en plena precampaña un “pensionazo” en funciones y mete las pensiones en campaña anunciando que las subirá en diciembre, liga el incremento al IPC pese a que el Banco de España ha alertado del riesgo y hará un Real Decreto que comprometerá un gasto de 650 millones de euros, cuando el futuro de las pensiones sólo tiene viabilidad mediante un pacto de Estado muy mayoritario. Entretanto, Hacienda, como es su obligación, pide ajustes a la actual Junta de Andalucía por los gastos que, curiosamente, dejó la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cuando era Consejera de Hacienda de Andalucía en el gobierno socialista de Susana Díaz. Por su parte Sánchez, poniendo como excusa los aranceles, ofrece a andaluces y extremeños rebajar las peonadas del PER para lograr el subsidio agrario y arañar más votos el 10-N, cuando se pone en evidencia el sistema clientelar del régimen socialista andaluz, que es “vox populi”, pues la nueva alcaldesa de Huévar, que es del PP (ventajas de la alternancia), ha rescatado decenas de manuscritos (la trituradora municipal se quemó cuando los socialistas trataban de destruirlos) en el Ayuntamiento, que muestran cómo se ofrecía empleo público a los vecinos dudosos y se exigía despedir a los empleados que no fueran afines, en definitiva, una compra de votos descarada. Y mientras el Parlamento andaluz cita a Chaves, Griñán y Díaz en plena campaña para declarar por los gastos de una fundación, a petición de todos los grupos excepto el PSOE, un juez propone imputar a la alcaldesa socialista de Móstoles por mentir cuando declaró como testigo (pudo dar testimonio falso en el marco de una supuesta agresión a un miembro de su partido), complicándose el sostenimiento político de tan polémica regidora, envuelta últimamente en escándalos de nepotismo al colocar en el Ayuntamiento (ella misma lo ha reconocido y ha pedido disculpas) a no pocos familiares, allegados y amigos como si fuera su feudo particular.
            Por otro lado Más Madrid expulsa al edil madrileño Pablo Soto por acoso sexual, en tanto que la número dos de Errejón, Clara Serra, dimite como diputada en Madrid por diferencias con el rumbo de Más País….mal comienzo para un partido que acaba de nacer. Y mientras Casado sitúa a Ana Pastor, ex ministra de Rajoy, de número dos por Madrid y coloca al aznarismo, recuperando a antiguos destacados políticos populares, Núñez Feijóo dice que “el partido que gane debe ofrecer una gran coalición”, que “en la política española, no sólo en el PP, se ha jubilado a demasiada gente y esto no funciona” y que “cuando acabe el juego de tronos y volvamos a hablar de política, el PP gallego propondrá candidato a la Xunta”.
            Y por si a alguien le sirve de algo dos encuestas, una sobre las elecciones Generales y otra sobre supuestas elecciones en Cataluña, describen el ambiente electoral a día de hoy. Según SigmaDos, Sánchez se estanca, Casado da el salto y Rivera se cae, ya que el PSOE retrocede respecto a las últimas encuestas y apenas mejoraría cuatro escaños el 10-N, mientras el PP lograría 32 diputados más, Abascal sólo se dejaría dos escaños y Ciudadanos caería de 57 a 24, pues el 33% de sus electores se arrepiente de haberles votado y Rivera perdería más de medio millón de votos; los resultados serían: PSOE 28´9% y 127 diputados, PP 21´2% y 98, UPodemos 12´2% y 32, Ciudadanos 10´1% y 24, Vox 9´2% y 22, Más País 4´6% y 10, ERC 3´8% y 15, PNV 1´8% y 7, JxCat 1´7% y 7, y otros 6´5% y 8. Y, según NCReport, en las autonómicas catalanas ERC vencería y el PSC de Iceta “sorpassa” a Ciudadanos, mientras los de Puigdemmont se hunden; los resultados, de una mayoría absoluta en el Parlament de 68 escaños, serían ERC 24´% y 39 diputados, PSC 19´9% y 28, Ciudadanos 19% y 27, JxCat 15´1% y 23, Comunes 5´9% y 7, PP 5´5% y 6, y CUP 5´4% y 5 escaños…..con lo que el independentismo puro y duro se quedaría a un escaño de la mayoría.
            En cuento se refiere a otros asuntos cabe citar que el juez ultima la imputación del “ex número dos” de Interior por espiar a Bárcenas tras ser Francisco Martínez señalado por dos comisarios de la policía; que Marc Márquez consigue su octavo título mundial con sólo 26 años, un fenómeno del motociclismo; que el periodista José Oneto muere a los 77 años de edad; que Ángel Simón, presidente de Agbar, destaca que la Justicia es el “garante de la institucionalidad” y apela a un “pacto de Estado del agua” ante el estrés hídrico pues “el agua en España necesita un marco estable y seguridad jurídica”; y que crece la desigualdad entre las regiones españolas y la UE, pues la brecha se amplía desde la crisis al concentrarse la riqueza en grandes capitales, al extremo de que sólo cinco CCAA españolas alcanzan el PIB europeo medio por habitante, dándose el caso de que, por ejemplo, el oeste de Londres supera a Extremadura en más de 168.000 euros per cápita.
            Y del exterior, destacar que Borrell sortea sin apuros el examen de la Eurocámara; que Trump da la espalda a los kurdos en Siria y permite una ofensiva turca; que China castiga a la NBA por un tuit de apoyo a Hong Kong; que Portugal, tras una abstención record, refrenda en las urnas la gestión del socialista Costa, quien se acerca a su añorada mayoría absoluta y le bastará pactar con uno de sus dos actuales socios de izquierda radical; que las protestas contra Moreno irrumpen en el Congreso de Ecuador, tomado por los indígenas, desalojados violentamente por la policía y los militares, al extremo de que el Gobierno traslada su sede a Guayaquil, mientras Lenin Moreno acusa de dar un “golpe de Estado” a Correa, el anterior gobernante ecuatoriano y su antiguo jefe político; que Boris Johnson dinamita la negociación del Brexit y trata de culpar a la UE, endosando a Merkel el rechazo a su plan y presionando a los 27 para que no haya prórroga, lo que irrita a la UE que ve “imposible” un acuerdo a 23 días de la salida del Reino Unido; y que el FMI advierte de que la guerra comercial de 637.000 millones amenaza a toda una generación, alertando de un brusco frenazo mundial de la economía y vaticinando un futuro oscuro, mientras la OCDE detecta fatiga en España y confirma que se frena el doble de rápido que la eurozona……..¡como para andarnos con juegos malabares electoralistas a corto plazo!.
Jorge Cremades Sena

domingo, 6 de octubre de 2019

DEL BLOQUEÍSMO AL PACTISMO


                        No sabemos si por razones estratégicas electoralistas o por mera responsabilidad política, lo cierto es que en esta precampaña electoral, a diferencia de las dos anteriores, los maestros del bloqueísmo político, Sánchez y Rivera, parece que se alejan de los vetos previos en campaña y dan esperanza a que tras las elecciones se pueda pactar un gobierno sólido y viable que saque a España de este laberinto de desgobierno congénito en que nuestros líderes políticos nos han metido, pues la realidad es que, desde que Sánchez se inventara su tozudo bloqueo con aquel “no es no” a Rajoy, instaurando el bloqueísmo (su bandera indiscutible para hacerse con el liderazgo en el PSOE y para ganar después la moción de censura), y después Rivera hiciese lo propio con su famoso veto posterior a Sánchez en la pasada campaña electoral, no levantamos cabeza por muchas veces que sus caprichosas decisiones nos obliguen a ir a las urnas cada dos por tres. En política, a la vista está, ni es sano ni conveniente bloquear o vetar a nadie, menos previamente, y, mucho menos, si los bloqueos o vetos se dan entre quienes andan próximos ideológicamente en términos de izquierda-derecha dentro del espectro democrático. De haberlo hecho así, ya tendríamos un gobierno PSOE-Ciudadanos, tal como dijeron las urnas en las pasadas elecciones, pues entre ambos partidos tenían mayoría absoluta, frente a la entelequia diseñada por Sánchez y Unidas Podemos de que los españoles querían un “gobierno progresista” que, a la vista está, no ha sido posible por ninguna parte, pues la realidad es que los gobiernos no son “progresistas o conservadores” por las caras de sus miembros o porque alguien lo diga, sino por los programas y proyectos que éstos sean capaces de pactar. Bienvenido pues, si es sincero, este tránsito del bloqueísmo al pactismo que nos lleva a sintonizar con el resto de países de la UE, donde los gobiernos de coalición son moneda de cambio. Así lo vemos muchos y así lo ven, entre otros, Felipe González y Mariano Rajoy, pidiendo juntos estabilidad aunque sea con una “coalición incómoda”, que permita superar el bloqueo político y que PP y PSOE alcancen pactos en los temas fundamentales de Estado, para sacar a España de la parálisis. Y así lo ve ahora Rivera, quien, tras el desplome de su partido en los sondeos, ya no veta a Sánchez y cambia de estrategia renunciando a liderar el centro-derecha y abriéndose a pactar con los socialistas….aunque Sánchez, el incoherente por antonomasia, lo ve “incoherente” y sostiene que “la única opción no aceptable es el bloqueo” (entendiendo sencillamente el bloqueo como que no le apoyen a él y a su gobierno monocolor si gana, aunque sea con mayoría insuficiente, cuando, en ese caso, lo razonable y democrático, el desbloqueo, es gobernar en coalición con un programa de Gobierno pactado), despreciando así una coalición, si fuera precisa, con PP y Ciudadanos (ya despreció otra con UPodemos, que nos abocó a estas elecciones), mientras Casado alerta de que “España no podría soportar otra crisis con el socialismo en el poder”, añadiendo: “si ganamos, desbloquearé el Gobierno, incluso con el PSOE”, “estamos en condiciones de ir a un empate a corto plazo y luego, en la recta final, dar un vuelco a todas las encuestas”, “si el PP está en el Gobierno, sortearemos la crisis y evitaremos sus efectos catastróficos”, “entiendo que Vox compita con el PP, pero no que ayude al PSOE…lo hará en 26 provincias donde no tiene opciones”. Y mientras Iglesias sigue apostando por un gobierno de coalición PSOE-UPodemos, desde Vox dice Abascal: “ahora hay un tricentrito: PP, Cs y PSOE son lo mismo” y añade que los españoles ya no tienen miedo a votar a Vox, sobre el que puntualiza que habrá dudas de quien manda en casa, si Iván o Rocío, pero en el partido manda el Comité que él preside.
            Prosigue así una precampaña electoral en la que los partidos, como era de esperar, fracasan en su intento de abaratarla al no ponerse de acuerdo para evitar la publicidad exterior o unificar los envíos de papeletas, pero sí estuvieron de acuerdo en fichar a 86 asesores antes de disolver las Cortes, obviamente a cargo de las cuentas públicas (sólo el PSOE contrató a 32 cargos de confianza para su grupo parlamentario días antes de que Sánchez convocase elecciones), quienes, pese a que la Cámara está disuelta desde el 23 de septiembre, seguirán cobrando. Una precampaña en la que el PP pide a Vox que imite a Errejón y no se presente en 26 provincias y en la que el repliegue de los de Abascal en el Senado no acerca el centroderecha a la mayoría, mientras en el partido hay cierto malestar con Ayuso por romper la moderación en el asunto de la exhumación de los restos de Franco. Y una precampaña en la que Sánchez decide participar en un único debate televisivo (el 4-N, un día antes de que se conozcan los datos de paro), mientras desbloquea 7.000 millones para las CCAA, que mantenía retenidos desde hacía meses, cuando hace pocos días Hacienda engañó a las CCAA sobre su financiación, advirtiendo por carta a los consejeros de que había “importantes restricciones” para pagarles y ocultando hasta el mitin de Sánchez que ya había resuelto cómo dar entregas a cuenta estando en funciones, mientras Ayuso, Mañueco y López Miras califican de “vergonzoso” e “infame” el uso electoral del reparto de fondos públicos….y es que la sombra de aquellos famosos “viernes electorales” del Consejo de Ministros es muy alargada y no se espera menos en esta nueva campaña electoral. No obstante, mientras la ministra Teresa Ribera pedía a Endesa que no matara el carbón hasta el 10-N (razones electoralistas), el Gobierno ya se resigna a que el parón de la economía entre en campaña y admite el impacto de la “desaceleración” por lo que revisará las previsiones, aunque pide no ser “catastrofistas ni alarmistas”, mientras en el PSOE ya se baraja que “mantener 123 escaños será un milagro”, pues la economía empieza a empañar las expectativas de Sánchez, quien hasta hace meses barajaba encuestas que le daban 140 escaños.
            Y mientras el Banco de España advierte de que ligar las pensiones al IPC las pone en riesgo, la Bolsa sufre en España su mayor caída en dos años, en tanto que los mercados mundiales bajan ante las señales de un frenazo económico que todos los indicadores dan por hecho; y es que el miedo a la guerra comercial entre EEUU y la UE y a una recesión económica noquea las Bolsas en general, al extremo de que el Ibex pierde los 9.000 puntos en su mayor caída en dos años y retrocede un 2´8%. En efecto, por si los nubarrones económicos que se avecinan no fueran suficientemente preocupantes, las ayudas a Airbus desatan un duelo de aranceles que agravan el temor a una recesión económica con el anuncio de Trump de subidas de tarifas a aviones y alimentos este mismo mes contra la UE, lo que, entre otros productos, golpearían duramente al aceite, el vino, las aceitunas, el queso y el jamón de España, amenazando así nada menos que unos 1.000 millones anuales de exportaciones y desbaratando una larga campaña para asentar esos productos en EEUU, lo que ha provocado ya una protesta de España al embajador norteamericano, a quien el Gobierno llama a consultas para expresarle su “rechazo frontal” y su disposición, en caso de que no rectifique, a entrar en dicha guerra comercial “con todas las armas”, gravando los productos de EEUU en la misma medida y cuantía en que se graven los españoles. Nada bueno pues de cara al futuro inmediato, al extremo de que la ministra Calviño ya admite que la economía se enfría más de lo previsto.
            Por otro lado, el Gobierno lanza una campaña exterior ante la sentencia del “procés”, movilizándose al organismo público España Global a través de 215 embajadas, mientras hay dudas entre los juristas acerca de que “si el Senado está disuelto no se puede aplicar el 155”, lo que rebaja el optimismo de Sánchez respecto a la constitucionalidad de una intervención con el Ejecutivo en funciones, por lo que toma cuerpo acudir a la Ley de Seguridad Nacional, la baza de Rajoy que en su día tumbó Santamaría. Entretanto, Torra acata de momento las decisiones judiciales y retira los lazos amarillos de los edificios públicos, en tanto que, según NCReport, casi el 70% de los votantes del PSC dicen “no” al 155 (este es el verdadero drama del PSOE), más de la mitad de los catalanes reniega del “procés”, el 49´7% de los encuestados cree que no habrá condena por rebelión y el 52´9% certifica el fracaso de la “operación diálogo”.
            Y otro asunto preocupante es el silencio institucional ante la fábrica de doctorados por parte de algunas universidades, pues ni el Ministerio competente, ni los rectores, investigarán el negocio de la Camilo José Cela con las tesis fraudulentas. En efecto, otro alto cargo, en este caso la Directora General de Educación Concertada de la Comunidad de Madrid, Concepción Canoyra, se doctoró con un trabajo copiado, en la misma universidad y en el mismo departamento, cuatro días después que Sánchez, por lo que la Presidenta Ayuso acepta su dimisión ya que “todos los altos cargos deben dar ejemplo a los estudiantes de la región”. Además se conoce que otro directivo de la universidad de Pedro Sánchez se sacó el doctorado en la Complutense con la tesis plagiada de la dimitida Canoyra y que el Presidente del Tribunal que la evaluó dirigió veintiséis tesis en tres años (todo un record). Y, mientras la UCJL queda en el punto de mira de la Comunidad de Madrid y la Complutense por las tesis copiadas, el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ni se pronuncia al respecto, en tanto que en algunas tertulias televisivas algunos tertulianos con orejeras desvían la atención y matan al mensajero manifestando que esto de las tesis plagiadas se publica con intencionalidad electoralista, lo que, incluso si fuera cierto, no rebajaría un ápice la gravedad del asunto.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la falta de especialistas médicos lastra la sanidad pública; que Plácido Domingo dimite como director general de la Ópera de Los Ángeles; que detienen a un yihadista con explosivos que amenazó al juez De la Mata; que el juez que provocó la moción contra Rajoy es apartado por la Audiencia del “caso de la caja B” del PP; que el Supremo niega la residencia a un extranjero por ser un maltratador; y que en España se han detectado 6.346 dispositivos con descargas de porno infantil en solo dos semanas.
            Y del exterior, destacar que en Ecuador se decreta el estado de excepción para frenar las protestas contra el alza de precios del combustible; que Maduro libera a una presa española y la detiene de nuevo antes de llegar a su casa; que Portugal decide hoy si la izquierda revalida el gobierno con António Costa, recuperado ya el país de la profunda crisis económica que sufrió hace años; que un funcionario en una comisaría francesa, convertido al Islam hace año y medio, deja cuatro policías muertos tras agredirles con un cuchillo; y que la UE recibe con cautelas el plan del Brexit de Johnson, pues Juncker reconoce “avances positivos” en la nueva propuesta británica aunque ve “puntos problemáticos” para alcanzar un Brexit pactado en su plan para Irlanda y las alternativas a la salvaguarda presentadas por el primer ministro británico (propone que la provincia del Ulster permanezca vinculada al mercado único hasta 2025 para evitar una frontera dura en Irlanda), quien monta un “show” aprovechando su discurso en la conferencia de su partido para mofarse de Westminster.
Jorge Cremades Sena

miércoles, 2 de octubre de 2019

AHORA ESPAÑA O ESPAÑA SIEMPRE


                        En pleno segundo aniversario del frustrado golpe de Estado del 1-0, en vísperas de la sentencia del ilegal “procés” y tras la detención del comando de los CDR por presunto terrorismo, es lógico que, estando en precampaña electoral, los partidos políticos se posicionen ante un asunto que, sin lugar a dudas, será de vital importancia el día 10-N, al extremo de que la defensa de España, que no debiera estar en controversia entre partidos españoles, se convertirá sin duda en el tema estrella de la campaña. Cuestión distinta es la credibilidad que, ante la ciudadanía, pueda tener cada partido a tenor de su trayectoria política al respecto, pues hechos son amores y no buenas razones. Curiosamente el primer líder político que saca España a relucir en precampaña es Pedro Sánchez, quien ya en 2015, durante el acto de su presentación por primera vez como candidato a la Presidencia, se envolvió en una gigantesca bandera española en el escenario, para luego ser aupado al poder en una moción de censura arropada por fuerzas populistas y nacional-secesionistas, poco garantes cuando no contrarias de la defensa de España, a las que tiene como preferentes aliados, y después, ya desde Moncloa, mantener un esperpéntico e inútil diálogo de sordos con el secesionismo más radicalizado de Torra y compañía, sin que estos renunciaran un ápice a sus pretensiones totalitarias, exigencia que debiera ser básica por parte de un gobernante para sentarse en cualquier mesa de negociación. Y ahora de nuevo el impredecible Sánchez, amenazando con una especie de “o yo o el caos”, manifiesta que “es la hora de la verdad: gobierno progresista o más bloqueo”, dando por hecho que la componente “progresista” sólo es compatible con un gobierno dirigido por él aunque sea con alianzas de populistas, nacionalista y secesionistas, como ha venido buscando desde las últimas elecciones en que consiguió ser el más votado, cuando estos dejan bastante que desear sobre el progresismo político, aunque, como de lo que ahora se trata es de rebañar votos, diga sobre Cataluña que “los independentistas deben dejar de inflamar a los jóvenes; defenderé la Constitución sin vacilaciones”, sobre Podemos añada que “un gobierno no puede ser una asamblea; no podían gestionar ministerios para los que no están cualificados”; sobre Errejón manifieste que “su irrupción es un fenómeno que sigo con respeto y distancia, una disputa entre los fundadores de Podemos” y sobre la exhumación de los restos de Franco, sostenga que “la dignidad de nuestra democracia exigía el traslado de los restos del dictador, lo aprobó el Congreso”, para añadir a bombo y platillo en la presentación de su lema de campaña “somos la izquierda que no se avergüenza de la palabra España” y por ello su slogan será “Ahora Gobierno; ahora España”, repitiendo la palabra España unas cuarenta veces durante la media hora que duró su discurso, lo que sus contrincantes políticos han considerado como una utilización electoralista del término, al extremo de que inmediatamente uno de ellos, Abascal, ha aprovechado para anunciar que el lema con que se presentará su partido a las elecciones será “Ahora Vox; España siempre” para poner de relieve la frivolidad de Sánchez apostando por España sólo por conveniencia durante las campañas electorales para después entenderse con quienes tienen como objetivo destruirla, algunos incluso por la vía violenta y totalitaria. Por su parte Rivera rechaza la propuesta del PP de “España Suma” con lo que, casi con toda seguridad, dejará en manos del PSOE el control del 155 ya que una derecha dividida difícilmente podrá obtener mayoría absoluta en el Senado.
            Ya ven, un acomodaticio y poco creíble Sánchez que, autoaupado a la experiencia política desde que sin experiencia alguna consiguiera dirigir el famoso “gobierno Frankenstein”, se permite ahora, tras buscar su respaldo con insistencia, calificar de inexpertos a los podemitas; se erige en defensor de la Constitución y aconseja a los independentistas, con quienes no tiene reparos en negociar, que dejen de aleccionar y azuzar a los jóvenes; se declara ahora, rotos los lazos con Iglesias, más favorable como socio a Errejón, quien, para evitar la palabra España, prefiere llamar a su nuevo partido Más País cuando lo lógico tras su matriz de Más Madrid sería sencillamente Más España; y, para colmo, al igual que los populistas pretenden hacer ver que en España no hubo democracia hasta que ellos aparecieron con aquel demagógico 15-M, ahora Sánchez, con el asunto de la exhumación de los restos de Franco, decidido en el Congreso de los Diputados, se autoproclama como conseguidor de la dignidad de nuestra democracia, lo que supondría que todo el periodo democrático anterior, gestionado por UCD, PSOE o PP, ha sido indigno. En fin, un salvador de la patria cuando, hasta la fecha, su bagaje político ha sido llevar al PSOE tradicional (éste sí con la E de España con todas las consecuencias y no sólo en campañas electorales) a los peores resultados electorales de toda su historia y, tras ello, auparse al gobierno de España con el respaldo oportunista de todos aquellos que se empeñan en destruirla. En todo caso, aunque sólo lo haga por razones electoralistas, suena bien que Sánchez diga ahora en Barcelona que si se viola el Estatut (como si no se hubiera violado ya) y se quiebra la legalidad (como si ya no se hubiera quebrado) aplicará el 155, o que está dispuesto a activar la Ley de Seguridad Nacional, que le permitiría el control de los Mossos, pues, como bien dice, puede hacerlo estando como gobernante en funciones; lástima que, con todo lo que está cayendo, no vea todavía “condiciones” para hacerlo y sólo esté dispuesto a aplicar el 155, aunque sin intervenir las cuentas de la Generalitat, cuando la situación sea extrema….y lamentable que, aunque sólo sea como gesto político, el PSC decida no apoyar la moción de censura a Torra interpuesta por Ciudadanos y apoyada por el PP. Por su parte los gestores del 155 anterior, Nieto y Bermúdez de Castro, creen que “será necesario otro y mucho más largo” y que habrá que reactivarlo “sin duda” para devolver la normalidad frente “al caos institucional permanente”, mientras Casado se dispone a exigir un 155 duro si Sánchez, al fin, abre esa vía constitucional para afrontar el conflicto planteado.
            Entretanto se conoce que los detenidos de los CDR hacían de enlace entre Torra y Puigdemont, quien envió a su hermana a la reunión para hacer de “enlace seguro” con el President y los CDR blindaron el encuentro; que el “CNI catalán”, según el juez, encargó a los CDR el “asalto al Parlament”, sosteniendo los investigadores que el Cesicat, órgano de la Generalitat, “estaba plenamente al corriente de la operación”; que uno de los detenidos dice ante el juez sobre el asalto al Parlament “si me pillan me van a meter terrorismo”; y que tres magistrados del TC evitan que Pumpido burle al Pleno para amparar el asalto del Parlament al forzarle a llevar al mismo dicho asalto en el que propone amparar a los condenados. Y todo ello en el segundo aniversario del 1-O, bastante descafeinado por cierto, en cuya víspera se produce la dimisión inesperada del Director de los Mossos, Andreu Martínez, quien cargó contra los CDR y a quien Torra desautorizó por su actitud con los radicales, mientras la ANC se plantea colapsar la red vial de Cataluña ante la sentencia del procés y una oscura plataforma, Tsunami Democratic, sin líderes, agita la movilización. Y mientras Torra endurece el control político sobre los Mossos, la cúpula policial avisa de que no consentirá que se les ordene desde la Generalitat no intervenir si los radicales tratan de colapsar Cataluña, cuando se publica que el “CNI catalán” ayudó a los CDR a burlar a la Guardia Civil ya que el Cesicat prestó apoyo logístico a la célula desarticulada para detectar las vigilancias policiales y que el Instituto Armado descubrió la maniobra y restringió al máximo la información a los Mossos. Ya ven, asuntos gravísimos por parte de las instituciones catalanas, mientras el secesionismo llama a la “desobediencia masiva” y, obviamente, las empresas que huyeron de Cataluña siguen sin volver, en tanto que la Guardia Civil, repudiada indecentemente por el Parlament, busca nuevos comandos que preparan una oleada de violencia del 11 al 15 y el prófugo Puigdemont lamenta que no se intervino el País Vasco pese a ETA y denuncia que se le vincule con los CDR…..y, por su parte, el PNV, socio fiel del gobierno “progresista” de Sánchez, también lanza su pulso al Estado exigiendo, como los secesionistas catalanes, el inexistente y, por tanto, ilegal derecho de autodeterminación, bajo el eufemismo genérico de “derecho a decidir” en el nuevo Estatuto.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que Ibiza desbanca a San Sebastián como la ciudad con los pisos más caros; que un apagón masivo deja sin luz toda la isla de Tenerife, una avería que afecta a 900.000 vecinos, atrapa a decenas de ascensores y garajes y desactiva los semáforos; que Martínez-Almeida relaja las restricciones al tráfico en el centro de Madrid; que Ana Julia es condenada a prisión permanente revisable, siendo la primera mujer en la que recae dicha pena, por la que hasta dentro de 25 años no se podrá revisar la misma; que el Supremo da vía libre a la exhumación inmediata de los restos de Franco, diciendo a sus familiares que “no pueden elegir dónde enterrar a sus deudos”, aunque afeando el “marcado significado político”, pero concluyendo que no hace falta licencia de obra ni permiso del prior para ejecutar la operación; y que la economía crece al menor ritmo desde 2014 por la debilidad del consumo, con lo que España se abona a los indicadores negativos creciendo al menor ritmo en cinco años, un frenazo económico sin duda basado en el parón del consumo y en una menor creación de empleo, con indicadores preocupantes de crisis como la multiplicación por 67 del déficit autonómico o que el agujero de las regiones se dispare un 6.000%.....¡cómo para andar con demagogias o recetas milagrosas!.
            Y del exterior, destacar que los demócratas piden acceder a las llamadas de Trump a Putin; que el Parlamento Europeo planta cara a los nuevos comisarios, un varapalo a los candidatos de Rumanía y Hungría; que Arabia Saudí reclama una “acción directa contra Irán” para evitar el colapso mundial; que el choque entre poderes sume Perú en una grave crisis, pues el Presiente disuelve el Parlamento, pero una mayoría no acata su decisión y vota su sustitución, mientras el Ejército sigue fiel al Jefe del Estado; y que la violencia represora en Hong Kong empaña el 70º aniversario de la República Popular China, al reprimir Xi Jinping a tiros las protestas de quienes reclaman democracia.
Jorge Cremades Sena

domingo, 29 de septiembre de 2019

ESPAÑA, ¿UN ESTADO FALLIDO?


                        Salvo que las distintas instituciones y poderes del Estado español tomen las riendas para reconducir lo antes posible la situación, podemos concluir que España está abocada a convertirse en un Estado fallido, si es que ya no lo es, cuando se trata de uno de los primeros Estados modernos europeos constituidos tras el ocaso de la Edad Media. El tiempo para remediarlo se agota, tal como demuestran, entre otras cosas, los últimos sucesos en Cataluña que, en la práctica, viene actuando a su aire y contra la legalidad española vigente, que todos los españoles (incluidos los catalanes) nos dimos en su día, y lo hace desde las propias instituciones catalanas cuyos poderes emanan de la Constitución, que quieren finiquitar definitivamente actuando al margen de ella. Es obvio que ningún Estado democrático soporta tamañas afrentas que conducen al suicidio institucional colectivo y al totalitarismo político más indecente. Sin embargo en España, tras la detención y posterior puesta en prisión de varios miembros de los CDR, acusados de presunto delito de terrorismo con fines secesionistas, el President Torra, quien debiera ser el primero en defender la ley y en respetar la separación de poderes del Estado, se pone de parte de los presuntos terroristas y carga en el Parlament contra la democracia española a la que quiere destruir, jactándose además de no retirar la pancarta del balcón de la Generalitat en favor de los procesados por los graves acontecimientos del 1-O, verdadero golpe de Estado institucional, mientras los secesionistas en el Parlament, extralimitándose en sus funciones y competencias, retoman la vía de la desobediencia y en un bronco pleno, en el que por denunciar que se ampare a los acusados de terrorismo es expulsado Carrizosa, el portavoz de Ciudadanos, principal partido de la oposición, aprueban, entre otras lindezas totalitarias, amparar a los acusados por terrorismo y exigir su puesta en libertad, expulsar a la Guardia Civil de Cataluña por “atemorizar a la ciudadanía y coartar la protesta” y avalar el uso de la “desobediencia civil e institucional” contra el Tribunal Supremo cuando éste está a punto de emitir la sentencia por el “procés”, con lo que la insurrección se instala de nuevo impunemente en la Cámara Legislativa de Cataluña. Además, cuando por fin la dichosa pancarta en favor de los presos del 1-O es retirada por orden judicial del balcón de la Generalitat por parte de dos operarios, el totalitario Torra se burla de nuevo de la Justicia y coloca una nueva pancarta, en este caso, apelando a la libertad de expresión, cuando, como President de la Generalitat, él debiera haber sido el primero en cumplir la resolución del TSJC. Todo un desafío infame e intolerable al Estado de Derecho y, por tanto, a la Democracia, que esencialmente se ha de sustentar en el respeto a la Ley, democráticamente establecida, que nos hace a todos iguales, y en el acatamiento a las resoluciones de los tribunales de justicia, encargados de juzgar las conductas delictivas con todas las garantías procesales para los acusados como es el caso, así como en el estricto cumplimiento de las competencias encargadas a las distintas instituciones del Estado en sus diversos ámbitos territoriales o áreas de actuación encomendadas. Por muchísimas menos motivos, en cualquier otro Estado de Derecho, incluidos aquellos que tengan una estructura federal, gobernantes territoriales como Torra, ya estarían desde hace tiempo inhabilitados, cuando no procesados o presos, con arreglo a lo establecido en sus respectivas normas constitucionales….por ello se trata de Estados democráticos consolidados y no de Estados fallidos desde el punto de vista democrático.
            Desgraciadamente, ante tamaña afrenta democrática, la respuesta del Estado es manifiestamente mejorable, pues, de momento, mientras el juez dice que los CDR iban a “usar la violencia”, el Gobierno de Sánchez se limita a anunciar que impugnará las resoluciones adoptadas en el Parlament y avisa a Torra de que no “consentirá” más ataques al Estatut y a la Constitución, reclamándole que cambie su actitud solidaria con los encarcelados por presunto terrorismo, mientras uno de los detenidos confiesa al juez que el President de la Generalitat conocía el plan y lo iba a facilitar, y mientras los letrados del Parlament advertían de la ilegalidad de los acuerdos que iban a tomar. Al parecer, los CDR preparaban una ola de explosiones para el 1-O y contemplaban dos fases: inutilizar la red telefónica y eléctrica y cortar vías y carreteras, mientras el juez apunta a vínculos de los arrestados con un histórico de Terra Lliure y les acusa de intentar lograr la independencia recurriendo a la violencia. ¿Cuántos ataques más a la Libertad y a la Constitución, que nos hemos dado, tenemos que soportar los ciudadanos para tener una respuesta contundente al golpismo por parte de nuestros gobernantes? De momento, Moncloa no ve motivos para aplicar el 155, asunto que casi con toda seguridad sería respaldado en Las Cortes, ya que, aunque lo agita ahora con fines electoralistas para captar votos moderados, no ve “condiciones” para su aplicación, mientras relativiza la grave apelación del Parlament a la “desobediencia civil e institucional”, mientras los juristas, por su parte, ven ya motivos suficientes para su reactivación. Es más, se publica que Marlaska abroncó a la Guardia Civil tras detener a los CDR, reuniendo a los mandos de la operación para reprocharles que no le dieran todos los datos, y que Moncloa se quejó desde Nueva York de que Sánchez no supiera que había explosivos, cundo el Instituto Armado comunicó tres días antes que el operativo era “muy importante”…..e Interior ni explicó las detenciones y ni siquiera emitió una nota de prensa al respecto. Por otro lado la ley obliga a Conde-Pumpido, ahora magistrado del Tribunal Constitucional, a abstenerse en un caso en el que siendo Fiscal General opinó y ordenó en 2011 la acusación contra los asaltantes del Parlament y se mostró contrario a su absolución, cuando ahora valora pedir la absolución por dicho asedio, propuesta basada en un cambio por parte de Fiscalía que causa malestar en miembros del Tribunal Constitucional. No en vano la Guardia Civil sostiene que en Cataluña “ya es peor que el País Vasco”, tras la aprobación por parte del Parlament de la moción para expulsarlos, mientras más de dos mil agentes ya han pedido el traslado y que se declare Zona Conflictiva, temiendo que con la inminente sentencia por el 1-O “se pase de los escraches a la violencia física”. Entretanto el independentismo campa a sus anchas y se radicaliza ante dicha sentencia, mientras la detención de los CDR destapa la “Batasuna catalana”, integrada por ocho entidades radicales como red de apoyo al secesionismo y al plan de Torra de proclamar la independencia tras el fallo del Supremo, pues bajo el lema “es hora de romper España” habla a diario con el prófugo Puigdemont para preparar otro golpe de Estado y busca retomar el liderazgo del soberanismo y acorralar a ERC. Y mientas el socialista Iceta considera “imprevisible” el comportamiento de Torra, Pere Aragonés, de ERC, dice que “no toleraremos que se nos criminalice”, en tanto que PP y Cs exigen explicaciones al President catalán tras publicarse su complicidad con el plan para tomar el Parlament.
            Y en medio de este putrefacto ambiente totalitario en Cataluña prosigue una precampaña electoral en toda España donde el protagonista inesperado es el autoproclamado candidato Errejón, quien, con su nueva marca Más País y en plena gresca con su ex amigo y ex socio político Pablo Iglesias, pugnando ambos por ser hegemónicos en el espectro político a la izquierda del PSOE, promete que su partido estará “al servicio de un Gobierno progresista”, es decir, al servicio del Gobierno de Sánchez, aunque matiza que “nuestros escaños no serán gratis, pero servirán a un objetivo político” y añade que su nueva formación política surge para “acabar con el bloqueo” de Podemos, su principal contrincante electoral. Entretanto se conoce que el absentismo de Errejón impide la tramitación de 30 iniciativas de Más Madrid (la matriz del nuevo partido Más País a nivel nacional), rechazadas por la Asamblea de Madrid por no llevar su firma como portavoz, pues, aunque cobra 5.328 euros brutos mensuales, no ha asistido a varias reuniones de portavoces. No obstante, el envite de Errejón deja a Iglesias sin apoyos en varios territorios, agudizando la crisis de Unidas Podemos, al absorber sus cúpulas dirigentes y fragmentar la izquierda, con consecuencias imprevisibles, con lo que no extraña que Rocío Monasterio, la líder de Vox, sostenga que hoy por hoy “el político más atractivo es Errejón”, mientras Iglesias se exhibe como víctima de lo que califica como “nueva operación de poder” y Podemos cierra filas con su líder, que consigue evitar la fuga de Adelante Andalucía, después de que la cúpula podemita de Murcia se pasara a Más Madrid, al igual que Equo y la Chunta Aragonesista, y Compromís hiciera lo propio en Valencia, prefiriendo a Errejón frente a Iglesias, quien sí cuenta con el apoyo de Colau. Y en medio de este enredo político, la famosa ex diputada Tania Sánchez, muñidora del destrozo de Izquierda Unida para pasarse a Podemos cuando se llevaba bien con Iglesias, y ahora verdadera “fontanera” en la sombra de Más País negociando las fugas de Podemos al partido de Errejón…..la venganza contra Iglesias está servida.
Entretanto, mientras se conoce que el PSOE contrató la publicidad de campaña en agosto con la agencia Kitchen cuando Sánchez renegaba públicamente de las elecciones (con lo que se evidencia que su objetivo verdadero era convocar nuevos comicios), el Presidente en funciones, ya en precampaña, se transforma ante una veintena de dirigentes de Wall Street en candidato “pro-busines”, prometiendo ante Blackstone y otros poderosos inversores que será “friendly” (amistoso) sólo veinte días después de anunciar aquí en España 370 medidas para disparar el gasto, y les ofrece una reforma laboral pactada con los empresarios. Mientras, tanto el malestar de los ciudadanos con los políticos sube a máximos (según el CIS, que catapulta a Sánchez electoralmente de forma vertiginosa, el 43´5% de encuestados considera que los políticos son uno de los tres principales problemas) y crece la desafección hacia los partidos), y, según GAD3, el 10-N habrá una fuerte subida del PP, caída del PSOE y Podemos y desplome de Ciudadanos, y Más País irrumpiría en el Congreso con nueve escaños; los resultados serían: PSOE 27´2% de votos y 121 diputados (dos menos que los actuales), PP 21´4% y 97 (treinta y uno más), UPodemos 12´4% y 34 (ocho menos), Ciudadanos 11´3% y 32 (veinticinco menos), Vox 9´6% y 21 (tres menos), y Más País 5´2% y 9, mientras el resto de partidos quedarían prácticamente con los escaños que hoy tienen……de darse este resultado ni siquiera la actual opción de conformar mayoría PSOE-Ciudadanos sería posible, ni la de PSOE-UPodemos-Más País, si es que estos enemigos íntimos quisieran pactar. Y el secesionismo totalitario a sus anchas.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que Rivera cesa a su “número dos” en Euskadi por pactar con el PP crear un Vascos Suman; que Juan José Cortés no repetirá como “uno” por Huelva, Casado mantendrá a Edurne Uriarte y coloca a su jefe de gabinete; que el alquiler se dispara y ya se come el 40% del salario; que la Comisión Europea recrimina a España la parálisis educativa, poniendo entre las urgencias, el presupuesto, el abandono y la interinidad; que Manuel Cruz también plagió en su premiado libro “Amo, luego existo” copiando conceptos filosóficos y otros pasajes de tres reconocidos autores; que las apuestas se extienden entre los menores en España, pues, según un estudio, el 2% de adolescentes tiene problemas con el juego; que Carmena gastó 4´3 millones en una radio municipal con 457 oyentes; que, según un estudio, el 20% de la clase media sufre para llegar a fin de mes y un tercio es incapaz de afrontar un gasto imprevisto; y que el Gobierno ultima la exhumación de Franco para el 21 de octubre, una medida estrella para la campaña, y quiere que sea en lunes, aprovechando que El Valle está cerrado al público para que se haga con “sigilo”, mientras el juez de lo Contencioso tendrá que acatar la sentencia del Supremo y dar vía libre a la obra, y, por su parte, Francisco Franco, nieto del dictador, manifiesta que “humillar a los muertos es de cobardes” añadiendo que “la actitud de la Iglesia nos ha producido una gran decepción”. 
            Y del exterior, destacar que a los 86 años de edad muere Jacques Chirac, el ex presidente francés de la vieja escuela y un verdadero animal político de la V República francesa; que los océanos subirán hasta 84 centímetros para finales de siglo; que la resistencia alemana a la política expansiva de Draghi provoca tensión en el BCE; que la protesta del clima trasciende a los jóvenes y llena las calles en muchas ciudades del mundo; que Berlín compra 6.000 pisos para rebajar los precios de los alquileres; que Afganistán vota en las presidenciales bajo las bombas desafiando a los talibanes, lo que, según la Junta Electoral es todo un “éxito”; y que los documentos revelan que Trump presionó al líder ucraniano contra Biden, con lo que la transcripción de la conversación da más pólvora a los demócratas y refuerza la vía del “impeachment”, que ya convulsiona la campaña de EEUU, al dejar claro que Trump pidió espiar a los Biden, utilizando su poder para influir en las elecciones, mientras el informe de un confidente desvela que habría usado su cargo para pedir la interferencia de países extranjeros.
Jorge Cremades Sena

miércoles, 25 de septiembre de 2019

JUGANDO CON FUEGO


                        O los partidos genuinamente democráticos se ponen de acuerdo para defender el Estado Democrático de Derecho por encima de sus legítimas diferencias ideológico-programáticas, o los ciudadanos ponemos un rotundo rechazo en las urnas contra aquellos que no lo hagan, o, en caso contrario, estamos avivando un juego peligroso de consecuencias incalculables, ya que España lleva demasiado tiempo jugando con fuego y, al final, corre un grave riesgo de acabar quemándose en la hoguera de la intolerancia y el totalitarismo político. Y, como ya estamos en precampaña electoral no estaría de más que los ciudadanos empezásemos a defender de forma contundente nuestro sistema democrático, frente a aquellos que, por activa o pasiva, andan tibios contra quienes quieren imponernos por la ley de la fuerza su santa voluntad en contra de la legalidad vigente que los españoles nos hemos dado, pues, en caso contrario, puede que pronto sea demasiado tarde para enderezar el entuerto. Me refiero concretamente al pulso nacional-secesionista “in crescendo”, alentado desde las propias instituciones democráticas y acogido con cierta tolerancia por algunos partidos políticos, de ámbito territorial o nacional, que se dicen democráticos. El último episodio, en vísperas de la inminente sentencia de los líderes del ilegal “procés”, es elocuente, pues, después de más de un año de investigación por parte de la Guardia Civil, como es su obligación, un juez detiene por terrorismo a nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (los violentos y totalitarios CDR), que escondían material para fabricar explosivos y planeaban atentar en octubre, y Torra, máximo representante del Estado en Cataluña, en vez de apoyar dicha investigación para esclarecer los hechos, como sería su deber, lamenta la “represión” contra este presunto terrorismo catalán, denunciando que se trata de un acto de “represión del Estado”, después de que él mismo instara hace un año a los CDR a “apretar” su presión al mismo. Según todos los indicios, los nueve detenidos de los CDR (siete de ellos han sido trasladados a Madrid para comparecer ante la Audiencia Nacional y dos han quedado en libertad con cargos) planeaban atentar con explosivos contra un cuartel de la Guardia Civil, del que tenían planos, y contra el Parlament tras la sentencia del 1-O, y habían protegido un encuentro secreto del Govern con emisarios de los golpistas fugados (el cabecilla de ellos, Puigdemont). Por su parte JxC y ERC exigen cínicamente la comparecencia del Ministro de Interior por esta “operación opaca y criminalizadora contra el independentismo”, cuando las escuchas revelan un plan “avanzado”, como respuesta a la sentencia sobre el 1-O, que, en todo caso, se estaría investigando, mientras la Generalitat, en vez de apostar para que se esclarezcan los hechos, denuncia de forma indecente acoso a la ideología secesionista y evita condenar la violencia ejercida por estos concretos energúmenos totalitarios para imponerla al margen de la ley. Y, mientras Sánchez Llibre impulsa las empresas catalanas en Bruselas desde una nueva oficina, Pumpido, el ex Fiscal General nombrado por Zapatero, se desdice ahora como magistrado y quiere absolver a ocho acusados por el asalto violento al Parlament en 2011, para algunos, una maniobra para que su sentencia sirva como doctrina jurídica con la que enmendar al Supremo si condenara por violencia a los políticos presos (que no presos políticos) por el golpe del 1-O. ¿Es que las fuerzas de Seguridad del Estado no deben perseguir los hechos presuntamente delictivos si son cometidos por los separatistas? ¿acaso no han de ser juzgados por los jueces como el resto de delitos que cometan los ciudadanos?.... En fin, si no ponemos remedio en las urnas a este delirio totalitario nuestra democracia quedará más herida de muerte cada día que pase por más que luego nos lamentemos.
            Entretanto prosigue la precampaña electoral con el inesperado ingrediente de la presentación del partido de Errejón en no pocas circunscripciones (justo en aquellas en que se calcule que no resta votos al bloque de izquierdas), lo que trastoca cualquier previsión demoscópica sobre su incidencia en los resultados del 10-N. En efecto, el partido errejonista aprueba presentarse a los comicios y Errejón ya acosa a Iglesias tras pedirle sus militantes por aclamación que se presente a las generales, con lo que la izquierda quedará fragmentada en tres grupos tal como sucede en la derecha, mientras Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz parlamentaria del PP, manifiesta: “por España Suma renuncio a liderar la lista en favor de Inés Arrimadas”, “el uso impúdico de las instituciones y el dinero público que practica Sánchez es una forma de corrupción blanca”, “me encantaría que Rosa Díez y tantas otras personas de la órbita constitucionalista estuvieran en España Suma” y “la situación de Cataluña no está mejor que el 1-O; propongo un plan como el de Pujol, pero en sentido contrario”. Y mientras Interior acelera el pago de 25 millones a los partidos para financiar la campaña electoral, Casado vuelve a confiar la campaña del PP a García Egea y modera su discurso, en tanto que Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, manifiesta que “el PP tiene que unir a todo a la derecha del PSOE”; Compromís pacta con Errejón, que planea listas contra Iglesias en unas trece provincias; y Bildu dice ahora que fue un “error” pedir el veto a PP, Ciudadanos y Vox en el País Vasco, cuando todo el mundo sabe que es la manifestación expresa de su vocación totalitaria. Y en este complejo tablero de ajedrez electoral, según NCReport, la abstención el 10-N sería histórica ya que el 35% no iría a las urnas pues, respecto al 28-A, se quedarían en casa unos 2´5 millones de votantes más, afectando el hastío igual a la izquierda que a la derecha; no obstante, el PSOE volvería a ganar aunque retrocede desde agosto y sólo sumaría cuatro diputados más, mientras el PP es el único partido que subiría de forma sustancial al recibir más del 30% de los electores de Vox y un 16% de los de Rivera, con lo que los resultados serían: PSOE el 26´6% de votos y entre 124-127 escaños, PP el 22% y 89-92, Ciudadanos el 13´7% y 47-49, UPodemos el 13´6% y 35-37, y Vox el 7´5% y 14-16. Ya ven, en caso de hacerse realidad este resultado, con un poco de mala suerte regresaríamos al punto de partida actual; esperemos que, en ese caso, los líderes políticos no se enroquen en volver a nuevos comicios hacia finales del invierno del año que viene, pues ya si que sería el colmo de la incompetencia.    
            Y mientras Sánchez reclama estabilidad para evitar un frenazo económico, aunque se muestra optimista ante la marcha de la economía española, el Banco de España, coincidiendo con otros organismos, constata el fuerte frenazo del empleo, alertando de que la creación de puestos de trabajo ya ha caído a la mitad y criticando la parálisis política, con lo que rebaja la euforia económica de Moncloa ya que el PIB crecerá menos del 2%. Y por si todo ello fuera poco la quiebra de la empresa británica de turismo Thomas Cook genera temor en el sector turístico, poniendo en vilo al principal sector económico de España, ya que los empresarios prevén pérdidas de unos 200 millones de euros, obligando al Gobierno a reunir urgentemente a las autonomías más afectadas, mientras, de entrada, el hundimiento de Cook, una de las más importantes empresas turísticas, alcanza a 600.000 viajeros, 70.000 de ellos en España, obligando a Londres a lanzar una gran operación de rescate para 150.000 personas, abandonadas a su suerte en los lugares de destino de sus vacaciones. 
            No obstante hay una buena noticia para Sánchez, pues el Supremo avala por unanimidad la exhumación de los restos de Franco, su propuesta estrella, y su traslado a El Pardo, tal como pedía el Gobierno sanchista y deseaba el mismísimo Franco (lo del Valle de los Caídos fue decisión del Rey Juan Carlos y no del dictador) en vez de a La Almudena como pedía la familia. Por tanto Sánchez activará la exhumación de forma exprés en plena campaña electoral, pues, desde la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica dicha decisión gubernamental entra de pleno en la legalidad, por más que un juez, contrario a dicha ley, aún siga frenando los trámites burocráticos para llevarlo a cabo, cuando lo normal hubiera sido que, dado que hay una decisión mayoritaria en el Congreso de los Diputados sin ningún voto en contra aconsejando la exhumación, ésta se hubiera llevado a cabo con absoluta normalidad en vez de hacerse tras un largo contencioso entre el Gobierno y la Familia del dictador, después de que, tras la moción de censura a Rajoy, Sánchez anunciara a bombo y platillo que en el plazo de un mes Franco sería exhumado. Así pues, tras recibir el aval jurídico, Sánchez no esperará a que pase el 10-N para exhumar los restos, ya que ni el arzobispo de Madrid, ni los benedictinos del Valle, ni El Vaticano, se opondrán a un hecho, avalado por el Congreso de los Diputados y ajustado estrictamente a la legalidad vigente…..un apetitoso bocado electoral que el Presidente del Gobierno utilizará sin duda a su favor, pues desde que lo catapultara como su “medida estrella” no se espera otra cosa.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que Martínez-Almeida dotará a la Policía Municipal de Madrid con pistolas “táser”; que Moncloa aplicará reciprocidad si Londres quita derechos a los españoles; que Fiscalía pide más protección por amenazas yihadistas; que la posición de Borrell en la UE queda lastrada por Abengoa y la repetición de elecciones, ya que la Eurocámara le insta a aclarar su relación con empresas que hacen “lobby”; que Europa lidera la cumbre mundial del cambio climático en la que 70 países se comprometen a endurecer el recorte de emisiones, aunque países como Brasil o EEUU dan la espalda a la cita; que la Junta de Andalucía aprueba legalizar 327.000 viviendas irregulares, que Plácido Domingo cancela su actuación en la Ópera de Nueva York, presionado por el escándalo de abusos sexuales; y que el dueño de Magrudis y sus hijos son detenidos por homicidio imprudente, siendo acusadas cinco personas de ocultar la contaminación por listeriosis.
            Y del exterior cabe destacar que el primer ministro, Costa, busca la mayoría absoluta en Portugal con la promesa de más inversiones y parte como favorito en las legislativas; que Italia logra un pacto de reparto de inmigrantes sin contar con España; que la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dice que “el gobierno de Bolsonaro es neofascista”; que el Supremo británico devuelve al Parlamento el control del Brexit, anulando el cierre de Westminster que decretó Johnson, a quien humilla y acusa de abuso de poder por haber cerrado el Parlamento; y que los demócratas norteamericanos dan el primer paso para el “impeachment” de Trump, poniendo en marcha una investigación, que puede acarrearle la destitución, si se determina que sí presionó al líder ucraniano para perjudicar a Joe Biden, el principal favorito de los demócratas para competir con Trump en 2020, por lo que la Presidenta de la Cámara de Representantes ya anuncia la apertura de este juicio político, conocido como “Ucraniagate”, para indagar sobre presuntas presiones a Kiev del Presidente con el fin de obtener información sobre el hijo de Biden, su adversario político, pues “nadie está por encima de la Ley”.
Jorge Cremades Sena

domingo, 22 de septiembre de 2019

EL INSOMNIO DE SÁNCHEZ


                        Enfrascados ya en plena precampaña electoral (si es que no hemos estado siempre en precampaña estos últimos tiempos), Pedro Sánchez se estrena en televisión arremetiendo de forma furibunda contra UPodemos, declarado por él mismo como socio preferente y con el que gobierna en no pocas CCAA y municipios, al confesar que él “no dormiría tranquilo con Podemos en el Gobierno” (manifiesta: “Yo sería presidente del Gobierno; y sería un presidente… que no dormiría por la noche, junto al 95% de los ciudadanos que tampoco se sentirían tranquilos”, fin de la cita, que diría Rajoy), y remata su calculada estrategia de victimismo y generosidad con que hoy podría ser presidente “si hubiera elegido el camino fácil” cerrando un pacto con Podemos. Por su parte Pablo Iglesias contesta: “Pedro me mintió, me dijo antes y después de las elecciones que haríamos un gobierno de coalición y confié en él….si cometí un error fue confiar en su palabra”, “puede cambiar el colchón de Moncloa si no duerme bien, pero no faltar al respeto”. Ya ven, Iglesias y Sánchez se retratan mutuamente en esta despiadada guerra entre socialistas y populistas tras haber estado a punto en julio de gobernar juntos, lo que, visto lo visto, bien podemos los ciudadanos estar contentos por habernos librado de semejante calvario. La realidad es que este Sánchez, que “no dormiría por la noche” de haber aceptado las “imposiciones” de Iglesias, es quien no deja dormir tranquilos a una buena mayoría de españoles que, desde el principio, hemos sostenido siempre que las opciones radical-populistas-antisistema, así como las nacional-secesionistas, no son buenos compañeros de viaje, mientras él, con tal de satisfacer su ego personal, siempre se ha inclinado por ellas de forma incomprensible. Si por fin ha caído del burro, bienvenida sea su llegada a la cordura democrática, pero la realidad es que, desde que, con métodos populistas asamblearios, consiguiera alzarse al liderazgo del PSOE, para, una vez en el poder, mantener las estructuras organizativas tradicionales del partido, siempre fueron los populistas y los nacional-secesionistas sus socios valedores de su trayectoria política, tanto en la moción de censura como en las CCAA y en los Ayuntamientos (valgan como ejemplo la Comunidad Valenciana, Navarra, Ayuntamiento de Barcelona…..), al extremo de que, tras ser el partido más votado en los últimos comicios y jalear desde el balcón de Ferraz las consignas de sus más fervientes seguidores sanchistas al grito de “¡con Rivera no!”, reitera una y otra vez sus preferencias por UPodemos como socio esencial, descartando desde la misma noche electoral cualquier aproximación a Ciudadanos con quien, curiosamente, el PSOE hubiera sumado una mayoría absoluta. ¿Cuándo ha descubierto Sánchez la maleficencia de Podemos como socio, con quien gobierna casi sistemáticamente en no pocas demarcaciones territoriales, en las que ahora ya no entienden nada? Pero lo más preocupante, lo que hace que Sánchez, “El Insomne”, no deje conciliar el sueño a miles y miles de españoles, incluidos entre ellos muchos socialistas, es su congénito cinismo y demagogia cuando comparece ante los medios sin ruborizarse para exhibir sus constantes rectificaciones, sus ambigüedades calculadas, sus bandazos y sus contradicciones sin que se le caiga la cara de vergüenza, haciendo difícil dormir tranquilos con un Presidente que, sobre el mismo asunto, dice una cosa por la mañana y la contraria por la tarde……y si no cuela ninguna de las dos, otra bien distinta por la noche y asunto concluido, todo ello sin ruborizarse, ni reconocer el más mínimo error por su parte. Obviamente los españoles no queremos que nuestro Presidente pierda el sueño, pero, sobre todo, queremos dormir tranquilos.
            Así comienza una precampaña electoral en la que, durante la última sesión plenaria del Congreso que finiquitaba la fallida legislatura y se convertía en el primer mitin de campaña, los partidos se lanzaban a señalar culpables por volver a las urnas, mientras Pedro Sánchez, haciendo gala de su trayectoria, incurría en su enésima contradicción, una más, ya que en su famoso “Manual de Resistencia” criticaba a Rajoy por lo mismo que él acababa de hacer anunciando que no habría investidura, pues entonces sostuvo que el entonces líder del PP “lo hizo desde La Moncloa, en un nuevo desprecio a la institución que encarna, ya que él no comparecía como presidente, sino como líder de un grupo político”…. ¿en calidad de qué comparecía Sánchez ahora? (en fin, sin comentarios). Una precampaña en la que el PSOE se mueve al centro para atraer el voto descontento de Cs y Sánchez endurece el tono contra el independentismo, en la que Casado apuesta por una nueva moderación del PP y se centrará en la Economía, en la que Rivera revalida sus ataques directos al Presidente en funciones, en la que Iglesias insiste en la coalición, y en la que aparece un nuevo protagonista, Errejón, que estudia concurrir con lista propia, diferenciada de la de Iglesias, lo que Sánchez ve con muy buenos ojos. La realidad es que tanto PP como PSOE andan a la caza de unos dos millones de votos de indecisos de Ciudadanos (Rivera admite que arriesga un 35% de sus votantes y las encuestas lo elevan al 45%), lo que les obliga a mirar al centro con atención. Por su parte el Rey marca distancia con los políticos y mantendrá su agenda propia, temiendo Zarzuela que el desprestigio de los partidos contagie a la Monarquía, por lo que, si en el bloqueo de 2016 suspendió sus viajes de Estado y rebajó sus actos, ahora no lo hará, en este clima polarizado como nunca desde la Transición. 
            Una precampaña en la que la concurrencia de Errejón se convierte en un elemento novedoso que, según análisis demoscópicos, podría quitar a Iglesias casi la mitad de sus votantes y hacer perder al PSOE hasta un 13% con la fragmentación de la izquierda, que se igualaría a tres opciones con la derecha, aunque Manuela Carmena descarta encabezar la candidatura errejonista y ya hay quienes la sitúan en un ministerio del nuevo Gobierno de Sánchez o como Defensora del Pueblo. Entretanto, barones del PP exigen cambios en las candidaturas, “ni toreros ni tertulianos en las listas”, piden a Génova una campaña moderada, rechazan “España Suma” y avisan a Casado de que “es su segundo cartucho y sólo tiene tres”, mientras éste se dispone a mantener a Álvarez de Toledo por Barcelona y Elorriaga suena por Madrid. Por su parte Sánchez, acostumbrado a gobernar (o desgobernar) por decreto y a utilizar el Consejo de Ministros como plataforma electoral socialista con aquellos famosos “viernes sociales” de clara índole electoralista, maniobra ya para subir las pensiones antes del 10-N pidiendo un aval a la Abogacía del Estado para que se revaloricen con el IPC con un “decretazo” aunque no haya Presupuestos, mientras el aumento de los sueldos públicos queda pendiente de otro “decretazo” y Hacienda desbloqueará en diez días 4.500 millones para las CCAA…..todo urgente y como sea: estamos en campaña, aunque más de cien mil ciudadanos, hartos de enredos y triquiñuelas, piden no recibir propaganda electoral. Por otro lado, PP, Cs y Vox se volcarán en el País Vasco tras el intento de Bildu de expulsarlos al pedir al Parlamento Vasco que califique de “provocación” sus actos en campaña, mientras Urkullu anuncia que presentará el nuevo Estatuto de la “nación vasca” tras el 10-N. Además en Cataluña el PSC entra en el consejo de Diplocat, órgano clave del 1-O, enviando a su dirigente Laía Bonet al epicentro de la propaganda internacional del “procés” en un organismo que fue cerrado con el 155, reabierto por Torra y criticado por el ministro Borrell. Y mientras los Mossos movilizan a sus antidisturbios ante la sentencia del “procés”, los empresarios piden a Torra que acepte la sentencia y no movilice a la población, en tanto que el President vuelve a desafiar al juez y, desoyendo su ultimátum de 48 horas, no retirará la pancarta de apoyo a los presos, por lo que ya está siendo juzgado y sería reincidente.
            Una precampaña en la que, según 40dB, el 90% de españoles se siente decepcionado, enfadado o preocupado y el 54% considera que en los últimos meses el funcionamiento de la democracia se ha deteriorado; y, según NCReport, más del 60% ve mal la repetición electoral, creyendo que los líderes políticos tendrían que dimitir si no logran pactar y no hacen su trabajo, y el 70% pide reformar la ley para evitar el bloqueo. Un bloqueo que ha costado ya 200.000 empleos a España (los analistas calculan que  la crisis política ha restado dos décimas al PIB y alertan de llegar al Brexit sin Gobierno ni Congreso), mientras, entre otros asuntos, la reforma de las pensiones o la financiación autonómica siguen paralizadas, con una preocupante parálisis en el Congreso durante esta legislatura fallida en la que buena parte de los diputados no han hecho absolutamente nada. Y como respuesta al desencanto generalizado, la Vicepresidenta Calvo, en términos genéricos, manifiesta que “las elecciones, en democracia, no pueden ser un fracaso” y culpa a Iglesias de la repetición electoral, confiando en que el PSOE gobierne en solitario tras el 10-N, en tanto que su compañera María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, dice que “si no hay Presupuestos en febrero habrá dificultades”, que “estamos buscando una fórmula para que las comunidades reciban 4.500 millones cuanto antes”, que “la negociación con Podemos se rompió tras la última reunión cuando no renunciaron a la coalición” y que “plantearemos una oferta al votante desencantado de Cs porque hoy lo ve indistinguible de PP y Vox”. Por su parte Casado cree que “Sánchez va muy tocado a estas elecciones”, considerando que el PP es “el antídoto contra el bloqueo” y asegurando que sale a ganar, mientras barones populares le piden recuperar a Báñez, Maíllo y Hernando…… ¡Claro que “las elecciones, en democracia, no pueden ser un fracaso”! El fracaso es cuando la incompetencia de los políticos convierte en inútiles las elecciones. No en vano los empresarios achacan a la parálisis política el frenazo de la economía, mientras la OCDE pronostica el menor crecimiento desde la crisis y grandes bancos de inversión alertan de que la incapacidad de alcanzar pactos hace a España “vulnerable a medio plazo”. Este es el fracaso.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la juez Núñez retrasó la instrucción de los ERE para sacarse el doctorado, compatibilizando la investigación con su tesis dirigida por Eugenio Pizarro (fichado poco después como Secretario General para la Justicia de La Junta de Andalucía y sobrino del ex número dos del PSOE andaluz); que los interventores están desbordados para investigar la corrupción, por lo que los auditores públicos rechazan por falta de medios peticiones de auxilio de los tribunales en casos como la trama Púnica; que Manuel Cruz, Presidente del Senado, plagió en otro libro al filósofo oriental de moda, Byung-Chul Han, hurtando reflexiones del surcoreano, y también plagió a un doctor por Harvard (el profesor chileno Roberto Castillo Sandoval llega a decir en un tuit “¡Qué copión el Presidente del Senado español”!); que la violencia machista enfrenta a PP y Vox (Almeida, el alcalde madrileño, se encara en plena calle al portavoz municipal de Vox, Ortega Smith, por exhibir éste una pancarta en la que se negaba la violencia machista durante el homenaje a la última víctima); que un instructor y su alumna fallecen en el Mar Menor a causa de otro accidente de un avión militar con más de 30 años de servicio, siendo ya cinco los militares fallecidos en dos años por accidentes aéreos, por lo que para muchos “el Ejército del Aire es una empresa en quiebra total”; que Urdangarín, que tendrá 36 días de permiso al año a partir del 28 de noviembre, acude por primera vez al voluntariado para ayudar a personas con discapacidad, mientras el juez corrige a la ONG y le prohíbe salir del centro; que en el inicio de la Champions el Real Madrid naufraga, 3-0, en París ante el PSG, mientras el Atlético empata, 2-2, en casa con La Juve y el Barça, 0-0, en Alemania con el Borussia Dortmund, y el Valencia gana, 0-1, al Chelsea en Inglaterra; que el jurado popular considera a Ana Julia Quezada culpable del asesinato del pequeño Gabriel con alevosía pero sin ensañamiento y sin apreciar atenuantes; que Cultura retira de su web fotos de tallas en restauración ante la protesta de las cofradías andaluzas que las consideraban “hirientes”; y que Facebook y Twitter acusan al PP de crear 359 cuentas falsas para el 28-A y, mientras las redes borran los perfiles y dicen que el partido las gestionó con fines electorales, el PP se desvincula del asunto.  
            Y del exterior, destacar que las legislativas israelíes apuntan al ocaso de la “era Netanyahu” al perder la mayoría en un escenario de bloqueo; que Guindos llama a la UE a crear un instrumento de política fiscal contra la crisis; que EEUU recorta otra vez los tipos para afrontar la ralentización económica global; que Arabia Saudí presenta pruebas “indudables” que inculpan a Irán, mostrando drones y misiles, mientras Trump endurece las sanciones; que el hambre pone a Argentina en alerta al desbordar la crisis los comedores gratuitos en la periferia de Buenos Aires; y que, mientras en todo el mundo se celebran movilizaciones globales de los jóvenes por el clima, Merkel lanza 40.000 millones para una revolución verde, un ambicioso plan por el clima y para reactivar la economía, y Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, dice “traigan planes para el clima, no discursos”.
Jorge Cremades Sena