viernes, 15 de junio de 2018

URDANGARÍN A PRISIÓN


                        Definitivamente el Tribunal Supremo condena a Iñaki Urdangarín a cinco años y diez meses de prisión y le da de plazo cinco días para que ingrese voluntariamente en la cárcel que él decida; una condena previsible al apreciar el Alto Tribunal que usó su privilegiada posición en la Casa Real (yerno del anterior Rey Juan Carlos I y cuñado del actual Rey Felipe VI) como “trampolín institucional”, aunque le rebaja la pena inicial en instancias inferiores al no apreciar delito de falsedad en documento público, lo que, en todo caso, no le libra de su inminente entrada en la cárcel. Ante la citada sentencia el actual Rey Felipe, su cuñado, manifiesta, como siempre hace, el “absoluto respeto a la independencia judicial”, puesta tantas veces en entredicho y de forma injusta e interesada por no pocos profetas del caos con la intención de socavar los pilares básicos de nuestra democracia, homologable con las democracias de nuestro entorno. El mediático y polémico “caso Nóos”, que ha hecho derramar verdaderos ríos de tinta, concluye además condenando, entre otros, a Torres, el socio de Urdangarín, y a Jaume Matas, que ya ha entrado en la cárcel de Aranjuez, y rebaja la responsabilidad civil de la Infanta Cristina a la mitad, mientras los constitucionalistas aconsejan no rehabilitarla en la Casa Real. A Urdangarín y a sus colegas de aventuras delictivas les quedaría, en última instancia el recurso al indulto o al amparo del Tribunal Constitucional, opciones poco probables dado que el Gobierno no suele estar por la concesión de indultos para estos casos (y menos aún tal como está el patio) y dado a que durante el larguísimo procedimiento judicial, desde principio a fin, se han respetado escrupulosamente, como es habitual en España, todos los derechos de los procesados, por lo que la propia defensa de Urdangarín ya ha descartado estos recursos. Urdangarín por tanto goza de sus últimos días en libertad y, al igual que otros delincuentes, por importantes que sean socialmente, deberá de pagar por sus delitos cometidos. La Justicia, aunque lenta, es inexorable, por más que algunos intenten denigrarla. Quienes por activa y pasiva dijeron desde el inicio que la Infanta no sería sentada en el banquillo y posteriormente que su marido no entraría en la cárcel, deberían pedir ahora perdón a la opinión pública y gritar a los cuatro vientos que se equivocaron, salvo que lo hicieran intencionadamente con el objetivo perverso de denigrar nuestra democracia para menoscabar su solidez. No lo harán, pues el daño que perseguían ya está hecho e intentar repararlo iría contra sus espurios intereses.
            Entretanto Máxim Huerta, el Ministro de Cultura, cae por haber defraudado a Hacienda, aunque al inicio de conocerse la noticia su mentor Sánchez, que no daba crédito a los hechos, intentara pasar página y no provocar tan prematura crisis en su gobierno, que, sin duda, oscurecía el acierto de haber tomado la decisión de prestarse a acoger en España a los 629 inmigrantes del Aquarius. En efecto, Huerta dimite tras siete días en el cargo (el mandato más breve de un ministro en toda nuestra democracia) al conocerse que en 2014 fue condenado, que no sólo investigado, por crear una sociedad para reducir el pago de impuestos; Sánchez se ve así obligado a fulminarlo inmediatamente por defraudar a Hacienda y el efímero ministro deja el cargo por “actuar de mala fe” al utilizar una sociedad instrumental para ahorrarse 218.322 euros en impuestos, teniendo la cara dura de presentarse además como una víctima de la “jauría” que “quiere dinamitar el proyecto de Pedro Sánchez”, olvidando precisamente que son las prácticas corruptas del pasado del PP las que han propiciado la conformación del gobierno de Pedro tras la censura (¿a causa de la jauría?, habría que preguntarle), y afirmando indecentemente (él es incluso periodista) que “la inocencia no vale nada ante la jauría” y que el fisco hizo una “caza de brujas”, cuando incluso intentó colar su casa en la playa “con mala fe” como gasto justificado en sus fraudulentas declaraciones fiscales. En realidad Máxim, a pesar de todo ello, intentó seguir en el sillón gubernamental y, aunque Sánchez trató de evitar su caída, dirigentes del PSOE le disuadieron y finalmente la presión interna le hizo ceder, pues “no podemos dilapidar la gestión del Aquarius”. Sánchez, para sustituir a Huerta, nombra como nuevo ministro de Cultura al ex Director del Museo Reina Sofía, José Guirao, un buen gestor cultural, quien sostiene: “el IVA cultural fue terrible, voy a intentar bajarlo”, olvidando que tal medida ya está contemplada en los Presupuestos del PP-Cs-PNV, asumidos ahora por el Gobierno socialista. Por otro lado el PP pide la dimisión del Ministro de Agricultura Luis Planas al estar investigado en un caso de robo de agua, aunque Fiscalía prevé retirar su acusación….no obstante, Sánchez no da explicaciones públicas en estas tempraneras crisis gubernamentales.
            Pero el asunto más candente en estos momentos es el de la inmigración, que trasciende el ámbito nacional y convulsiona a toda Europa. De un lado, Alemania se une a Italia y Austria en un frente contra la inmigración, haciendo peligrar el Gobierno de Merkel al exigirle su socio gubernamental endurecer la política de asilo como piden Roma y Viena. De otro lado Bruselas destina más fondos a frenar la inmigración y castigará a los socios que no cumplan las cuotas de acogida. Y por su parte Sánchez pone a seis ministros a trabajar en la recepción de los migrantes del Aquarius, que ya navegan hacia Valencia, quienes tendrán estatus de refugiados, en tanto que promete un trato más humano a los inmigrantes, mientras el ministro Borrell dice sobre el Aquarius que “se trata de un caso aislado, no será una política permanente”; no obstante, el Gobierno suavizará el asilo y las vallas de Ceuta y Melilla, pues el Ministro de Interior y la Vicepresidenta abogan por eliminar las concertinas (instaladas en las vallas por el gobierno socialista de ZP y mantenidas hasta ahora), para buscar métodos “menos cruentos”, mientras policías y guardias civiles, que temen un “efecto llamada”, piden refuerzos para contener la inmigración ilegal y la policía marroquí sostiene que “cada vez llegan más y hay que levantar la mano”…. no en vano, sólo Cruz Roja ha atendido en Andalucía en los primeros diez días de junio a más de 1.200 personas….. O la UE en su conjunto se toma el problema de la inmigración como algo común, que entre todos hay que arreglar, o con los nacionalismos y populismos radicales crecientes las tensiones y divergencias serán cada vez más peligrosas.
            En otro orden de cosas, el Pacto de Toledo ultima revalorizar las pensiones con el IPC, mientras el PP renuncia a que el alza dependa del estado de la Seguridad Social, mientras Sánchez sólo negociará cambios parciales en la reforma laboral que hizo Rajoy, admitiendo el Gobierno que no va a derogar dicha reforma laboral y que sólo hará retoques y alegando que “no tenemos mayoría” (en fin, lo que ya sabemos todos desde el inicio. Y sobre el problema secesionista, mientras el Gobierno elige Fiscal General del Estado a la progresista Segarra, compañera de la ministra Delgado, que tiene como su primer reto la acusación en el “procés”, el Tribunal Supremo avisa de que sólo retirará la rebelión por “imperativo legal”, advirtiendo de que mantendrá la acusación a los líderes del “procés”, y además Llarena corrige a Marlaska, asegurando que es Interior quien decide si se acerca a los presos o no. Entretanto, Torra reactiva las embajadas y contratará a despedidos por el 155, mientras que la marcha separatista del País Vasco pide a los bares el 10% de la caja, exigiéndoles “colaborar con el derecho a decidir” con parte de lo recaudado el día de la cadena humana. Además cabe citar que el TS prohíbe despedir a los docentes interinos en verano (¡ya era hora!), y que el Corte Inglés designa a un Presidente ajeno a la familia por primera vez, con lo que Nuño de la Rosa releva al destituido Dimas Gimeno.
            Por lo que respecta al exterior cabe citar que la lucha por el aborto legal en América gana una batalla en Argentina; que Trump y Kim firman en Singapur un acuerdo retórico sin compromisos concretos, aunque el norteamericano suspende las maniobras militares con Corea del Sur a cambio de un vago compromiso del norcoreano para renunciar a sus armas nucleares; que el BCE pone fin a una era de guerra sin cuartel contra la crisis y anuncia que en diciembre liquidará el programa de compra masiva de activos en el que ha invertido 2´4 billones de euros desde 2015; y que el ataque a un puerto de Yemen agrava la peor crisis humana del mundo, pues en efecto Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos lanzan un asalto contra el puerto de Hodeida, frustrando así cualquier alcance de paz y pudiendo provocar 250.000 muertos.
            Por lo que respecta al fútbol, el Madrid ficha al seleccionador Lopetegui cuando comienza el Mundial y Rubiales le destituye inmediatamente, nombrando a Hierro como su sustituto, con lo que España se estrena hoy frente a Portugal bajo una presión inesperada, justo un día después del partido inaugural en el que Rusia derrota a Arabia Saudí por 5-0; Lopetegui en su presentación como nuevo entrenador madrileño dice sobre su destitución “fue el día más triste de mi vida” y Florentino Pérez ataca a Rubiales: “tuvo una absurda reacción de orgullo mal entendido” pues “destituir a Lopetegui es injusto”; por su parte Griezmann revela el “sí” a la millonaria oferta del Atlético de Madrid y se queda en el club.
Jorge Cremades Sena

martes, 12 de junio de 2018

PREOCUPANTE CONFLICTO TERRITORIAL


                        Dice Carmen Calvo, la nueva Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de Igualdad, que “un Gobierno para tres días es tomar el pelo a los ciudadanos”; y lleva razón la Vicepresidenta. Un gobierno ha de tener vocación de continuidad, pues, en tres días, nada es posible hacer, aunque cada gobierno ha de enfrentarse a la realidad que le toca vivir y, al parecer, ni PP, ni Podemos, ni Ciudadanos están dispuestos a dar 100 días de gracia a Pedro Sánchez y declaran ya la guerra a su gobierno en el Congreso (es el papel de la oposición), donde explotarán la minoría parlamentaria del PSOE, dado que el asunto catalán y la exigencia de no empeorar ni un solo dato económico serán las bases principales de la oposición. En efecto, al margen de la evolución de la Economía, el conflicto territorial es el asunto más preocupante para los ciudadanos y, así las cosas, Sánchez ofrece al supremacista Torra legalizar parte del Estatut que anuló en su día el TC, fulminando así la unidad constitucionalista al anunciar una reforma “urgente” de la Carta Magna con el aplauso del President catalán y las críticas de PP y Ciudadanos, olvidando, en todo caso, que cualquier reforma constitucional de calado requiere una mayoría cualificada en el Congreso de los Diputados, con lo que Batet, la Ministra del ramo, vende en Cataluña una reforma constitucional que necesita obligadamente al PP para ser posible; la ministra dice que es “viable” y los populares sostienen que, en todo caso, sería “sin concesiones”, mientras Sánchez y los moderados del PDeCat (faltan los no moderados, ERC y la CUP) buscan sitio al diálogo, que, en ningún caso podría ser un diálogo de sordos. Y en este delicado trance sobre el preocupante conflicto territorial, Baleares crea, al mejor estilo fascista, una oficina de denuncias a funcionarios que no usen el catalán (dicho de otro modo, que usen el castellano, lengua cooficial con el catalán en la zona), mientras, incomprensiblemente, los socialistas vascos piden transferir Prisiones en el nuevo Estatuto (sólo faltaría que ni los presos tuvieran una igualdad de trato dentro de España), en tanto que una cadena humana por el inexistente “derecho a decidir”, al mejor estilo del secesionismo catalán de hace unos años, cruza Euskadi, pues el PNV, al igual que la vieja Convergencia catalana, toma la calle para exigir la vía soberanista en el País Vasco. En definitiva, los chantajistas socios de Sánchez, le exigen ahora que el “derecho a decidir” (eufemismo del derecho a la autodeterminación, perfectamente definido por Naciones Unidas y sin cabida en Estados democráticos, como España) esté en la Constitución y, mientras tanto, piden una Justicia y Agenda Tributaria propias, entre los puntos del nuevo estatut que el Gobierno propone debatir y, por su parte, PP y Ciudadanos denuncian que se ofrezcan más competencias y que se hable de acercar a los políticos presos (que no presos políticos). Blanco y en botella, leche: Otegui, Rufián y Ortuzar (todos ellos socios de Sánchez en la moción de censura), se unen en la citada cadena humana al estilo de la que realizó la ANC en Cataluña en 2013 para pedir el indefinido e inexistente “derecho a decidir”…. Decidir, qué. Sin lugar a dudas el preocupante conflicto territorial será el caballo de batalla de cara a los pertinentes procesos electorales que se avecinan.
            Y, de momento, a la espera de acontecimientos más concretos, el triunfo de la moción de censura y el cambio de Gobierno, según GAD3, refuerza el bipartidismo, ya que tanto PSOE como PP recuperan terreno a costa de Podemos y Ciudadanos, pues, en intención de voto, los socialistas se situarían como primera fuerza tras la moción y los naranjas retrocederían al tercer lugar (el resultado sería: PSOE 28´8% de votos y 118 escaños, seguido de PP con el 25´6% y 101, de Ciudadanos con el 21´1% y 70, y de Podemos con el 13´1% y 34); y, según NCReport, el “efecto Moncloa” relanza a Sánchez y noquea a Rivera, pues Ciudadanos (que perdería en once días 936.000 votantes, de los que 427.000 irían al bipartidismo) bajaría desde la moción de censura 3´4 puntos, mientras PSOE subiría 1´3, Podemos 0´9 y el PP seguiría ganando las elecciones pero a escasas seis décimas de los socialistas (los resultados serían: PP el 25´5% de votos y entre 105-108 escaños, PSOE 24´9% y 96-99, Ciudadanos 21% y 69-72, Podemos 16´7% y 50-53, ERC 3´1% y 10-11, PDe Cat 1´5% y 5-6, PNV 1´2% y 6, Bildu 0´8% y 2, y CC 0´3% y 1)…..pero, como siempre digo, sólo se trata de encuestas. En todo caso, el preocupante conflicto territorial de España está sustentado por apenas el 6´5% de ciudadanos españoles que, a pesar de las ventajas de la ley electoral (¡para cuándo cambiarla!), sólo sumarían en el Congreso unos 25 escaños de los 350 que conforman la Cámara….es obvio que los 325 escaños restantes son indiscutiblemente responsables de esta distorsión democrática.
            Entretanto, los nuevos ministros, van desgranando algunas pistas sobre el quehacer de sus respectivos ministerios. Magdalena Valerio, Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, dice ahora que “la reforma laboral no se puede derogar alegremente" y avisa de que nadie espere un “giro copernicano” en el “escaso” tiempo que queda de Legislatura, cuando sólo el 8% de los contratos temporales se convierten en fijos y el Tribunal de Cuentas alerta de la quiebra técnica de la Seguridad Social. Por su parte Pedro Duque, Ministro de Ciencia, afirma “en España no sobra ni un científico, trabajaré para que regresen” pues “el presidente me ha dado carta blanca para pactar con las universidades, la industria y los laboratorios”. Y Borrell es tajante: “Cataluña está al borde del enfrentamiento civil”.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe destacar que Podemos está al borde del cisma por la guerra entre Andalucía e Iglesias; que en Ciudadanos-Murcia se captan militantes con el método de “le pagamos la afiliación un año”; que, según Pedro Horrach, ex fiscal del caso Nóos, “Don Juan Carlos no declaró por ser inviolable”; y que el PP financió dos campañas en Valencia de forma “delictiva”, la de 2007 y 2008, siendo condenados por el juez 18 acusados, entre ellos Costa, Correa y El Bigotes por la trama Gürtel en la Comunidad Valenciana. Entretanto se conoce que el Congreso del PP para elegir sucesor de Rajoy será el 20-21 de julio, un relevo que se hará sin debate ideológico, para el que Feijóo, que parte como favorito, baraja lanzar su candidatura sin Santamaría y Cospedal, en tanto que Rajoy sostiene “no daré lecciones a nadie; ahora toca vivir la vida”, elude reclamar un candidato único y pide juego limpio a los aspirantes a sucederle, pero reclama “unidad” y asegura que será neutral porque no tiene “delfines”.
            Y, mientras Bruselas busca en España un aliado para la reforma del euro (con Italia en manos de un gobierno populista, tanto Alemania como Francia, especialmente, miran hacia Madrid) salta al primer foco mediático el problemón de la inmigración en la UE. En efecto, Italia con su radical gobierno populista de izquierdas y derechas, cumple su amenaza de bloquear al “Aquarios” con 629 personas rescatadas impidiéndole arribar a cualquier puerto italiano, mientras España, con el nuevo Gobierno de Sánchez, propone el puerto de Valencia para recibir al buque y acoger a los inmigrantes….la ultraderecha italiana celebra el gesto español como una “victoria” y la UE agradece a Sánchez el gesto humanitario pese al temor por el efecto llamada que pueda tener, mientras Salvani, el ministro de Interior italiano, proclama “objetivo cumplido” al haber evitado el desembarco en Italia y Médicos Sin Fronteras pide desembarcar ya, urgentemente, porque “estamos al límite” y la tripulación del Aquarius ve imposible llegar a España sin poner en grave riesgo al barco, a la propia tripulación y a los rescatados. Por encima de las “razones humanitarias” de Sánchez, dignas de elogio, y la inhumanidad del Gobierno italiano, digna de reproche, las ONGs, que aplauden el gesto del Gobierno español, con toda la razón del mundo reclaman cambios urgentes en la política migratoria de la UE, pues no se trata de un problema italiano, maltés, español o griego sino de un problema común de toda la Unión que no puede dejarse al arbitrio de lo que en cada momento decida uno u otro mandatario de cualquiera de los países miembros. Y mientras Italia bloquea además 3.000 millones destinados a los refugiados sirios en Turquía (así se las gasta el gobierno populista italiano), la llegada por mar de migrantes a Italia baja en un 80% mientras se duplica en España.
            Por lo que se refiere a otros asuntos del exterior cabe citar que juristas sirios y europeo reúnen pruebas en Alemania sobre los crímenes de guerra para juzgar al régimen de El Asad; que Trump provoca la cumbre más catastrófica del G-7 desde su creación generando una crisis entre EEUU y Europa, una verdadera guerra comercial (la UE excluye a la industria estadounidense de su defensa y la Comisión presenta esta semana un fondo dotado de 13.000 millones para el desarrollo de equipamiento militar); y que por fin se celebra, hoy mismo, la cumbre Trump-Kim, por la que, de momento, se saca al coreano del aislamiento, un histórico encuentro que puede tener consecuencias imprevisibles….¡ojala sean todas ellas para bien!.
            Y en los deportes, a la espera del comienzo del Mundial de Fútbol, Cristiano exige 40 millones y Florentino sólo está dispuesto a pagarle 30 para que siga en el Madrid, mientras en tenis un gigantesco Nadal agranda su leyenda al conseguir su 11º Roland Garros, un genio insuperable sin lugar a dudas….¡enhorabuena!
Jorge Cremades Sena

sábado, 9 de junio de 2018

UN GOBIERNO SOLVENTE


                        Tras haber ido desgranando nombre tras nombre en estos últimos días, el Gobierno presidido por Pedro Sánchez está compuesto por las siguientes ministras y ministros: Carmen Calvo en Vicepresidencia e Igualdad; Josep Borrell en Exteriores; Nadia Calviño en Economía; María Jesús Montero en Hacienda; Margarita Robles en Defensa y con el control del CNI; el juez Grande Marlaska en Interior; el astronauta Pedro Duque en Ciencia; el escritor Máxim Huerta en Cultura; Maritxel Batet en Política Territorial; José Luis Ábalos en Fomento; Teresa Ribera en Transición ecológica; Carmen Montón en Sanidad; Magdalena Valero en Trabajo; Isabel Celáa en Educación; Dolores Delgado en Justicia; Luis Planas en Agricultura; y Reyes Maroto en Industria. Sánchez ha elegido para su primer gabinete gubernamental a once mujeres y seis hombres (algunos ya hablan de Consejo de Ministras) prometiendo un gobierno “modernizador y europeísta” que estará comprometido con la igualdad, la cohesión social y la regeneración. Un gobierno que, al margen del preocupante escaso apoyo parlamentario con que nace, es bastante solvente a tenor del perfil profesional y de la trayectoria de cada uno de sus miembros (es decir, de sus ministros y ministras: lo de “miembras”….en fin, no, para no recordar a Aído, Pagín, etc. en aquel gobierno de ZP plagado de ocurrencias como “jóvenas”, “portavozas” etc etc), por tanto, a pesar de las dificultades que tendrá en su gestión, da, de entrada, cierta luz a la esperanza. Sólo cabe pues, por el bien de España y de los españoles, desearle lo mejor en la gestión global y en la de cada uno de los Ministerios. Un gobierno con el que Sánchez quiere tranquilizar a Europa, controlar a los barones, recuperar el voto de izquierdas y feminizar la política…. Un gobierno solvente (¡qué pena que no haya surgido tras ganar unas elecciones o tras serios acuerdos de gobernabilidad en vez de acuerdos coyunturales, no a favor, sino de derribo al anterior y poco más!) al que nada se le puede ni se le debe reprochar cuando acaba de echar a andar ya que tiene buena pinta. Un gobierno, para algunos de “celebrities” para toda la Legislatura, y para otros formado en clave electoral “para los próximos meses” y que, según Sánchez, se define como “feminizador”, modernizador, regenerador y con Europa como “su nueva patria”; aunque ya hay quien le hace las primeras críticas mediáticas basándose en que olvida la austeridad al incrementar las carteras, hasta diecisiete, para gobernar por decreto menos de dos años. En todo caso, un Gobierno cuya Ministra de Hacienda pidió a Montoro acabar con el “privilegio” del cupo vasco, cuya Ministra de Justicia reivindica que gracias al juez inhabilitado se han podido producir las condenas de “Gürtel”, y que genera alguna polémica por la designación para la Oficina de Seguridad Nacional del coronel Baños o la del experto en márketing electoral y consultor político Iván Redondo al frente de Moncloa. Críticas iniciales menores a un gobierno que se merece de entrada un voto de confianza sin lugar a dudas.
            Por su parte, cuando sólo se ha celebrado el primer consejo de “ministras”, como dicen algunos, de este Gobierno que pide tiempo para empezar a gobernar (se estrena sin anunciar medidas concretas y liándose con las cuentas de la Generalitat), el PNV, polémico socio de la moción de censura a Rajoy, reclama una Justicia vasca y la “política penitenciaria propia” (es decir su propio CGPJ, pues el nuevo Estatuto impulsado por nacionalistas vascos y Bildu, que apoyaron la censura de Sánchez a Rajoy, prevé su propio poder judicial, el control penitenciario y un Ministerio de Exteriores), mientras Pablo Iglesias augura “un calvario” a Sánchez por su debilidad parlamentaria y exigirá negociar el déficit con la UE, mientras el PP pide mantener el Debate sobre la Nación. Al final, tras el cambio de carteras, hay que afrontar idénticos problemas y la tregua del nuevo Gobierno, por solvente que sea, se rompe en el Congreso con las exigencias de los aliados de Sánchez y, obviamente, de quienes no le apoyaron, en tanto que el nuevo Gabinete quiere medidas de impacto ya y en las primeras semanas aprobará iniciativas de carácter social, con los retos económicos (Presupuesto, Europa, pensiones….) en el punto de mira.
            Y por si todo lo anterior fuera poco Torra recupera 16 leyes que anuló el TC, avisando a Sánchez de que no se rendirá “nunca” y desafiando al Constitucional con una batería de leyes suspendidas, mientras la Consejera de Cultura de la Generalitat dice estar en contra del “bilingüismo” y tacha el español de “lengua de dominación” y Marta Pascal, coordinadora del PDeCAT añade que “el discurso de Sánchez suena bien; hay que ver las acciones”. Pedro Sánchez por su lado ultima un encuentro con Torra pese a que el catalán, xenófobo y supremacista, continúa, ya ven, firme en el ilegal 1-O, en tanto que la nueva ministra, Batet, quiere “recuperar la palabra” y promete “escuchar, dialogar y consensuar” (esperemos que sea dentro del marco de la ley) con todas las Comunidades Autónomas, y Borrell, con toda la razón del mundo, sostiene que “España se enfrenta a su mayor problema, la integridad territorial”…. Ya veremos como el nuevo gobierno afronta el conflicto catalán, especulándose que Sánchez dará a Torra, las 45 exigencias de Puigdemont, con quien se reunirá “antes del verano” para abordar la financiación, el Estatut, el Diplocat y el aval a que el Parlament recupere leyes tumbadas por el TC no vinculadas al “procés”. En definitiva, Sánchez empieza a rebajar la tensión con la Generalitat y mantiene un primer contacto telefónico con Torra tras levantar el control del gasto de las cuentas del Govern, la primera concesión a Torra para que se porte bien, un claro “gesto” a los separatistas, mientras el PP denuncia que “paga los votos prestados” y pide un pleno para conocer los “pactos” con los soberanistas, y Rivera avisa de que si se destina dinero al “procés” el responsable será el Presidente. Ya ven, esto no ha hecho más que empezar, adobado con la suspensión de un homenaje a Cervantes en la Universidad de Barcelona (promovido por la Sociedad Civil Catalana) a causa del boicot de la izquierda independentista, siendo cancelado porque “no pueden garantizar la seguridad”….mal asunto para un país, España, si por la fuerza deja mudo a su más genuino y universal representante literario, Miguel de Cervantes. En fin, repito, esto no ha hecho más que empezar.
            Entretanto los líderes territoriales del PP piden una única candidatura, mientras el partido da por hecho que la “neutralidad” de Rajoy beneficia a Feijóo y hace duras críticas a Aznar por su mezquina intervención en momentos tan complicados, proponiéndose para reconstruir al centro-derecha. Y mientas Génova presiona con una “tercera vía” para forzar una candidatura de integración, Cospedal y Santamaría lanzan ya sus candidaturas en las redes sociales…. Para el PP también esto no ha hecho más que empezar.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que el Popular iba a suspender pagos el día de su intervención; que el asesino de Laia es sospechoso de cometer abusos a otras menores en China; que la Fiscalía investiga una filtración de exámenes en Extremadura y casi 4.000 alumnos deberán repetir la selectividad; que el 71% de las nuevas empresas de Madrid llegan de Cataluña; que patronal y sindicatos ultiman un pacto con una subida salarial del 3% (un 2% más un 1% vinculado a beneficios); y que cae el capo de la droga más perseguido del Campo de Gibraltar, al apresar la Policía a “El Castaña”, a cuya banda atribuye la escalada de violencia en la comarca.   
            Y del exterior, resaltar que Putin exige paz a Ucrania en el Mundial de Futbol; que Austria expulsa a imanes y cierra mezquitas en una ofensiva contra el “islam político”; que el BCE se abre a debatir el fin de la política de estímulos, evaluando una retirada gradual de compra de bonos; que Merkel llama a un frente común contra Trump por los aranceles; y que, precisamente, la guerra comercial de Trump tensa la cumbre del G-7 en Canadá, donde se hace un último intento para frenarla y en la que Trump, aislado por el proteccionismo, defiende que Rusia vuelva al grupo e Italia respalda al presidente norteamericano.
Jorge Cremades Sena

miércoles, 6 de junio de 2018

RAJOY SE VA; SÁNCHEZ SE ESTRENA


                        En pleno ecuador de la Legislatura y con la vista puesta en elecciones (las locales y autonómicas, dentro de un año; las generales, dentro de dos, como máximo) el panorama político español, al que hay que añadir la puesta en marcha del nuevo Govern de Torra y la pertinente derogación del artículo 155 en Cataluña, está más que interesante. De un lado Mariano Rajoy, cuyo gobierno decayó con la exitosa moción de censura de Sánchez, no sólo deja por obligación la Presidencia del Gobierno de España sino que, tras despejar no pocas especulaciones, abandona asimismo la Presidencia del PP y abre en canal el pertinente proceso sucesorio interno, consciente de que lo que haga su partido desde ahora tendrá claras consecuencias electorales, dado que, según los últimos sondeos, estaba en caída libre, aunque todavía se alzaba con el triunfo electoral pero a muy corta distancia de Ciudadanos. De otro lado Pedro Sánchez se estrena como nuevo Presidente del Gobierno, ocupado en formarlo para que empiece a funcionar y bien, consciente de que su futuro y el de su partido, el PSOE, va a depender en buena medida de los aciertos o errores que cometa en su tarea gubernamental, consciente también de la debilidad parlamentaria que le arropa para sacar adelante sus propuestas en Legislatura tan corta, y consciente además de que los sondeos apenas le daban una ligera ventaja sobre los malos resultados obtenidos en 2016. Por lo demás, tanto Ciudadanos, en vertiginoso ascenso demoscópico, como Podemos, en clara recesión o estancamiento, al igual que el resto de partidos nacionalistas (enquistados en sus ancestrales apoyos, que les son suficientes para sus objetivos), eliminado el mantra de la corrupción del partido del Gobierno (al menos de momento) y el de la perversidad intrínseca de un gobierno de derechas autoritario y centralista al que achacar la responsabilidad de todos los males y negarle la de cualquier acierto en su gestión, quedan casi huérfanos en su argumentario habitual ante la nueva situación política creada a mitad de Legislatura, siendo conscientes de que cualquier grave error que cometan puede trastocar sus anteriores aspiraciones. Ya no está el Gobierno de Rajoy a quien achacarle todos los males y ya no está el PSOE como principal partido de la oposición a quien culpar de que Rajoy, es decir, la derecha, siga gobernando en España. Ahora toca mojarse de verdad y no se puede seguir de farol, ahora hay que retratarse para saber dónde está cada uno, qué quiere y qué defiende, lo que hace tremendamente interesante esta media Legislatura, muy corta ya por tanto, caracterizada por inevitables comicios, lo que requiere ofertar propuestas viables, erradicar incoherencias, demagogias las justas y, sobre todo, hacer un gran esfuerzo de pedagogía política para atraerse el voto ciudadano lo antes posible, pues no hay tiempo para más.
            En efecto, Mariano Rajoy se va y prácticamente deja la política después de haber estado dedicado a ella casi cuarenta años, ejerciendo múltiples responsabilidades de distinto rango. Dimite del liderazgo del PP con lágrimas en los ojos y, al contrario de lo que hizo Aznar, sin sucesor designado, pues sólo seguirá al frente del partido el tiempo de garantizar una sucesión rápida y ordenada, diciendo en su adiós que quedará “a la orden de quien elijáis”, renunciando así a tutelar su relevo y acelerando el proceso para evitar rupturas; y se va, precipitando una sucesión exprés, porque, según él, “es lo mejor para mí, para el PP y para España”, orgulloso, entre otras cosas, de dejar un 26% menos de paro (1´1 millones menos de parados y 1´6 afiliados más en sus seis años de gobierno), que es la principal preocupación de los españoles, dejando así el paro en cifras anteriores a la crisis, la prima de riesgo en cotas deseables y la economía en general en situación poco alarmante, lo que avala una gestión positiva respecto a la España que recibió en su momento (son simplemente datos, no meras elucubraciones ideológicas). Así las cosas, la cúpula del PP trabajará para perfilar una lista única y evitar primarias, mientras Feijóo, de entrada, parte como favorito para ganar un inminente Congreso y los partidarios de Santamaría esperan que decida el gallego para dar el paso, quedando Cospedal algo más relegada (son los tres candidatos que más suenan). Y como anécdota esperpéntica reaparece Aznar, en cuya gestión se dieron los mayores escándalos de corrupción, que finalmente han dado al traste con Rajoy, ofreciéndose desde su “actual posición” (“no tengo ningún compromiso partidario, ni me considero militante de nada, ni me siento representado por nadie” ha dicho) para “reconstruir” el centro derecha político, a lo que Rajoy ha contestado: “no hay que reconstruir el centro derecha; el centro derecha es el PP”, recordándole que ganó las últimas elecciones, que tiene 137 escaños y que “me dio la confianza la Cámara y me la quitó la Cámara; no los españoles”.
            Y, en efecto, Pedro Sánchez se estrena como nuevo Presidente del Gobierno recibiendo en su primer acto oficial al Presidente de Ucrania, mientras perfila con todo detalle a su Ejecutivo, que va filtrando con cuenta gotas, con la primicia del fichaje de Josep Borrell para la cartera de Exteriores para compensar sus guiños al independentismo, que clama contra Sánchez y le recuerda que la secesión es “irrenunciable”….y es que la acertada elección para Exteriores de un clásico de la vieja guardia socialista, experto y con prestigio internacional y un indiscutible puntal contra el separatismo (aún se recuerda el revolcón que le dio a Junqueras en televisión) provoca la furibunda reacción del totalitario Puigdemont, que le acusa de fomentar el odio, mientras Artadi llama a aprovechar las “debilidades del Estado”. Sánchez, que ofrece a Torra dejar de vigilar los pagos del Govern si no reincide en el “procés”, empieza con buen pie el nombramiento de sus ministros, que se conocerá al completo al día de hoy, recuperando a Carmen Calvo, Margarita Robles y Teresa Rivera, junto a fieles como Ábalos; un Gobierno con buena parte de ministros expertos y con buena cantidad de mujeres con importantes responsabilidades en el mismo, como Nadia Calviño, que dejará la Comisión Europea para hacerse cargo de la cartera de Economía o la consejera andaluza María Jesús Montero que se ocupará de Hacienda, calmando así a la UE y a los mercados, que podrían soliviantarse, y aproximando afectos con su contrincante Susana Díaz. Un acierto sin duda de Sánchez, que garantiza a Juncker el cumplimiento del déficit; nada que ver con Zapatero y aquel gabinete plagado de inexpertos, de ocurrencias y despropósitos que quedarán para la Historia sin lugar a dudas…..lástima que Sánchez no cuente con la mayoría parlamentaria de ZP y que dilapidó de forma tan lamentable.
            Entretanto comienza este breve curso político sin tregua alguna, destacando de momento que el PP se vengará del PNV en el trámite de los Presupuestos Generales del Senado e introducirá enmiendas sociales para descolocar al PSOE, retirando las cesiones a los peneuvistas y obligando a los socialistas a negociarlas; que Podemos exige 4.200 millones para pensiones y permisos de paternidad y maternidad; que Trump pedirá a Sánchez más gasto en Defensa en su primer encuentro en la OTAN; y que el PP prepara, como es obvio, una oposición dura y contundente para recuperar votos perdidos ante Ciudadanos, que, de momento, no dice nada de nada, y es que ahora, tanto populares como naranjas son oposición al Gobierno. Todo ha cambiado pues y ahora ya no vale dormirse en los laureles. Por otro lado comienza a andar también el Govern de Torra, que purga a Jefes de los Mossos por “colaborar” con el Estado (destituirá al comisario Ferrán López y a la Jefa de Gabinete de Interior y ofrecerá de forma simbólica el mando a Trapero, que obviamente no regresará al puesto), mientras, en Holanda, una campaña secesionista presenta a España como “una dictadura” (a Pepe Borrell no le va a faltar trabajo); además, el letrado del Parlament tira la toalla por la presión secesionista (Antoni Bayona, que se opuso a las leyes de desconexión y a celebrar el Pleno declarando la independencia, deja el cargo de Jefe de Letrados, harto de que sus informes sean desoídos) y Torra exigirá a Sánchez que acerque ya a los presos a Cataluña, como hacen los vascos con los suyos, mientras buscan que el nuevo Fiscal General del Estado atenúe la acusación por rebelión, en tanto que las cuentas de la Generalitat seguirán intervenidas tras levantar el 155.
            Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que el cantante de hit hop acusado de violación múltiple ha sido detenido; que los mossos investigan el móvil del presunto asesino de una niña en Vilanova i la Geltrú, que apareció medio desnuda y debajo del colchón de su vecino; que el Supremo da la razón a los taxis y avala poner límites a Uber y Cabify; y que el presidente de una cooperativa contratada por Carmena coordinó Ahora Madrid (ya ven, casualidades de la vida).
            Y del exterior destacar que López Obrador se dispara en las encuestas a un mes de las elecciones (el líder de la izquierda mexicana roza el 50% del voto en los sondeos); que China corta de golpe el crédito al gobierno de Maduro; que la Justicia de la UE extiende a todos los países los derechos del matrimonio gay; que, según Petró Poroshenko, presidente ucraniano, “Cataluña y Ucrania sufren las noticias falsas de Rusia”; que el nuevo Vicepresidente italiano, Matteo Salvani, de la Liga reitera su promesa de mano dura contra los sin papeles, dando así el alto a la inmigración en Sicilia; que el trumpismo llega a Europa para apoyar a ultras y populistas, conociéndose que el ideólogo de la casa Blanca ayudó a forjar el nuevo Gobierno italiano; y que en Guatemala hay decenas de muertos tras la erupción del volcán de Fuego y muchísimos desaparecidos en lo que era un verdadero vergel, ahora arrasado por la lava y las cenizas.   
Jorge Cremades Sena

domingo, 3 de junio de 2018

….Y AHORA, ¿QUÉ?


                        Dejada la suerte de la estabilidad gubernamental de España en manos del PNV (y ya se sabe cómo se las gastan éstos nacionalistas) a causa de la manifiesta incapacidad de los partidos constitucionalistas, triunfa la moción de censura de Pedro Sánchez, tras la compraventa de los cinco votos peneuvistas a cambio de que el candidato socialista, como nuevo Presidente del Gobierno, respetara y aplicara los Presupuestos Generales del Estado de PP-Ciudadanos-PNV (incluidas las ventajas otorgadas a los nacionalistas por Rajoy a cambio de apoyarlos: dos intolerables chantajes sucesivos), aprobados en el Congreso con el lógico y furibundo voto negativo del PSOE, que los descartaba porque eran perversos para el Estado del Bienestar, para el progreso, para la igualdad, para los trabajadores, la sanidad, etc etc….. en definitiva, eran como una especie de maldición divina para la inmensa mayoría de los españoles. Ahora, y sin entrar en la solidez o no de los argumentos de Sánchez para rechazarlos, cabe preguntarse por tanto….”y ahora, ¿qué?”. De entrada ya es paradójico (o parajódico, como prefieran) que en el trámite presupuestario del Senado, donde la derecha tiene mayoría absoluta, cinco de los partidos (IUPodemos, PDeCat, ERC, Bildu y Compromís) que acaban de apoyar la moción de censura, hayan vetado los Presupuestos que habrá de aplicar Sánchez tras el pacto con PNV, olvidando dichos partidos que al ser constructiva la moción de censura implica asumir un proyecto alternativo de Gobierno, que curiosamente nadie especificó en el debate, por lo que dichos Presupuestos habrán de seguir adelante con el apoyo de sus perversos promotores y no de sus angelicales aliados en la censura. Un sinsentido que evidencia las múltiples, casi insalvables, dificultades para gobernar que tendrá un Gobierno con sólo 84 diputados, una locura democrática se mire como se mire, salvo que Sánchez, hábil donde los haya, pacte ahora con el descabalgado Rajoy y con Rivera para sacar adelante sus propuestas (las de éstos, no las suyas, pues concretas no hay ninguna, salvo aplicar el Presupuesto de la Derecha), dado que el variopinto mosaico de partidos (populistas, nacionalistas de izquierdas y de derechas, secesionistas y abertzales) que apoyó la censura, una vez conseguida la destitución de Rajoy, que era su único objetivo y no favorecer al líder socialista (ya lo dejó claro Cañamero en su camiseta a la hora de votar) se disponen a dejar con el culo al aire al nuevo Presidente salvo que éste se someta a sus variopintas, antagónicas e inviables propuestas, muchas de ellas de claro matiz antidemocrático y anticonstitucional. Es la triste y cruda realidad, se mire con la perspectiva ideológica que se mire. El mismísimo Pablo Iglesias, el del abrazo del oso a Sánchez, ya le ha dejado bien claro la postura de IU-Podemos: “si entramos en el Gobierno, seremos socios; si no, la oposición”; ¡cómo si Sánchez no tuviera ya suficiente oposición! (por vez primera en nuestra democracia el primer grupo parlamentario de la oposición, el popular, por sí solo ya es muy superior al grupo que apoya al Gobierno, el socialista). Un verdadero sinsentido donde los haya desde el punto de vista del funcionamiento democrático y el sentido común. “Y ahora, ¿qué?”, cabe preguntarse, pues una cosa es ganar una moción de censura, aprovechando las lógicas fobias contra el Presidente y contra la corrupción en las filas de su partido (asunto fácil de conciliar entre muy diversas fuerzas políticas de oposición), y otra, bien distinta, obtener la aprobación de un programa político (que ni siquiera se ofreció ni discutió en el debate de censura) para garantizar la necesaria estabilidad gubernamental, objetivo prioritario y esencial en cualquier moción de censura constructiva, como debiera ser el caso, pero que no lo fue, abriéndose así ahora un periodo de justificadas incertidumbres político-gubernamentales.
            Dicho lo anterior, hay que dejar bien claro, para que nadie se llame a engaños, que nada hay que objetar a la legitimidad democrática de la moción de censura, democrática y legítima, así como a su resultado final… El tiempo dirá si políticamente fue lo correcto o no, lo conveniente o no para mejorar la situación de los españoles y la estabilidad gubernamental de España. Lo cierto es que Pedro Sánchez se empeñó en llegar a la Presidencia del Gobierno sin ganar unas elecciones generales (al contrario, sacó los peores resultados de toda la historia del PSOE y en los siguientes comicios volvió a superar tan nefasto listón) y, gracias a su audacia, lo consigue en su tercer intento, incluso sin ser diputado, de forma totalmente lícita, legítima y legal, cuando precisamente los sondeos no le auguraban buenos resultados a su partido de cara a los próximos comicios (a pesar de lo que está cayendo a causa de la corrupción, no sólo de la del PP). Por tanto, como sus predecesores Pedro Sánchez merece los famosos 100 días de cortesía y todo el reconocimiento, lo que no contradice que su forma de llegar al poder (legítima, democrática y legal) con semejantes compañeros de viaje, genere demasiadas incertidumbres que ojalá pueda despejar por el bien de todos los españoles. Su gobierno, a todas luces temerario por sus valedores, tiene un difícil reto por delante, aunque lo más sensato, y no es culpa de él, hubiera sido un adelanto electoral para que los españoles hubieran dicho la última palabra. Para esta solución siempre se estará a tiempo. Por tanto, tras la toma de posesión de Sánchez ante Felipe VI, se está a la espera de que nombre Gobierno, al que hay que desear todo tipo de éxitos por el bien de España; de momento, parece ser que Sánchez ignora a Podemos, que anda loco por tener ministerios, y que hará un Gobierno sólo del PSOE, seguramente con Ábalos como hombre fuerte tanto en Ferraz como en Moncloa. También parece ser que, de momento, Rajoy seguirá como Jefe de la oposición con más apoyos parlamentarios garantizados que el propio Gobierno….¿no les parece insólito e inquietante? Y, de momento, Quim Torra que ya ha formado Govern y ha propiciado que el 155 decaiga, aunque tan importante hecho haya pasado mediáticamente casi desapercibido  por razones obvias, exhibe su respaldo a los “presos y exiliados” como primer reto a Sánchez, ordenando colocar una gran pancarta en el balcón de la Generalitat en catalán y en inglés (al español que le den) que reza (lo traduzco al castellano): “libertad a presos políticos y exiliados”, cuando lo que hay son políticos presos por sus actuaciones delictivas y fugados de la Justicia en busca y captura. El xenófobo y supremacista Quim Torra, según Sánchez el “Le Pen español”, cuyos consellers tomaron su posesión evitando prometer la Constitución casi al mismo tiempo que Sánchez comparecía al efecto en Zarzuela ante el Rey, advierte a éste de que caminará hacia la independencia y la republica catalana y le exige bilateralidad en el diálogo entre la Generalitat y el Gobierno de la Nación (vamos, de igual a igual; de Estado a Estado), al que le exige negociación para implantar la República, pues su objetivo es no dar “ni un paso atrás” en el procés secesionista, mientras las bases del PSC, con toda la razón del mundo, apoyan masivamente unirse al PP para quitar la Alcaldía de Badalona a la CUP. Esperemos que la respuesta de Sánchez, como venía haciendo en la oposición, a Quim Torra sea contundente, clara y concisa, exigiéndole en todo caso el estricto acatamiento a la Constitución y a la Legalidad vigente emanada de ella (Quim Torra, como ciudadano puede defender lo que le venga en gana siempre que no delinca, pero como President de todos los catalanes no sólo no puede delinquir sino que además está obligado a ajustarse estrictamente a las competencias que su cargo le otorga)….ya en su día, la errada oferta de Zapatero de que apoyaría en las Cortes todo lo que aprobara el Parlament de Catalunya trajo lo que trajo…esperemos que la historia no se repita en esta ocasión. Y esperemos que, como sucedía antes de la moción de censura, ahora, con los papeles cambiados, los partidos constitucionalistas hagan piña en temas de Estado, que trasciende cualquier planteamiento ideológico. Ya hay bastantes experimentos como para jugar con experimentos aún más peligrosos, cuyas consecuencias pueden incluso ser irreversibles.
            Por lo que se refiere a otros asuntos, que también los hay, cabe destacar que los empresarios y la banca piden que no se revierta la reforma laboral; que surgen las primeras fricciones en el PP tras la caída del Gobierno y Cospedal avisa de que ahora manda el Partido; que la Audiencia ve odio en los agresores de Alsasua pero no “finalidad terrorista” imponiéndoles penas que van de los dos a los trece años de prisión; que en Pamplona hay una multitudinaria manifestación contra la imposición del euskera en Navarra; que la Fiscalía alemana apoya la extradición de Puigdemont por rebelión ya que “no hay duda” de la misma; que el Estatuto vasco pretende distinguir a nacionales y ciudadanos y que PNV y Bildu proponen que en Euskadi no pueda aplicarse el 155; que la esposa de Bárcenas, tras entrar en prisión, consigue reunir los 200.000 euros de fianza, al igual que el alcalde de Pozuelo, quedando en libertad con cargos a la espera de sentencia firme; que los testigos acreditan la trama de facturas falsas en el “caso PSPV”, pues empleados de la agencia Crespo Gomar niegan haber hecho campañas que constan como pagadas, apuntando a la financiación ilegal del PSPV; que el Ayuntamiento de Madrid compró Bicimad sin el preceptivo informe jurídico; que muere Álvaro Lapuerta, clave en la caja b del PP; que la OCDE mejora el PIB de España pero alerta de las pensiones; que Ucrania simula la muerte de un periodista para que “no le asesine Rusia”; que Trump cumple su amenaza y desata la guerra comercial con la UE imponiéndole aranceles y Bruselas responde con restricciones a productos norteamericanos; que Zidane deja el Real Madrid tras ganar tres copas de Europa consecutivas; y que Italia finalmente será gobernada por dos vicepresidentes tras el pacto de la Liga y el M5E de un nuevo Gobierno con Conte como primer ministro que gestionará controlado por Di Maio y Salvani.  
Jorge Cremades Sena

miércoles, 30 de mayo de 2018

DE VUELTA A LAS ANDADAS


                        No cabe duda, cuando, tras la aprobación de los Presupuestos para 2018, todo apuntaba a un final de Legislatura medianamente tranquilo en España la incertidumbre e ingobernabilidad vuelven a las andadas, como si no hubiéramos tenido bastante al iniciarse la misma y como si ya hubiéramos olvidado el nefasto periodo en el que apenas conseguíamos financiarnos, con primas de riesgo desorbitadas y con una alarmante caída del empleo insoportable. La moción de censura presentada por Sánchez, como la anterior y la de Iglesias, trastoca de momento cualquier esperanza de estabilidad gubernamental, dado que, en caso de fracasar el enrarecimiento del ambiente político se agravaría y, en caso de prosperar, hasta sería peor el remedio que la enfermedad con un gobierno surgido del antinatural concurso de fuerzas radicales populistas, nacionalistas y secesionistas, sin programa ni proyecto alguno, a las que sólo une el objetivo de desalojar a Rajoy del Gobierno… ¿y luego, qué?. Luego, el caos. De un lado, Albert Rivera sostiene que “mejor elecciones a que decidan Iglesias, Rufián y Puigdemont”, añadiendo que “la legislatura está liquidada por la condena por corrupción” y que “la única opción sensata es que los españoles decidan el futuro de nuestra nación” y “garantizada la estabilidad, debe ser Rajoy quien convoque elecciones…primero hay que pactar la extensión del 155 y asegurar Presupuestos” y, en caso contrario, pide que sea otro candidato distinto a Sánchez y una fecha concreta de elecciones. De otro lado Sánchez, que anda loco por ser Presidente del Gobierno aunque sea por un solo día, mientras su partido con él al frente es incapaz de remontar las expectativas de voto, reúne a un Comité sin líneas rojas al que le dice que su prioridad es desplazar a Rajoy, no hace referencia a unas futuras elecciones ni al voto independentista, mientras sus barones le recuerdan que no se puede “depender” de los secesionistas, con lo que el líder socialista inicia contactos “de cortesía” sin revelar detalle alguno. Y entretanto Rajoy quiere que la moción se debata pronto, con un PP que apuesta por un final rápido de la crisis para seguir con su Gobierno, siendo el Presidente el único que cree que la moción de censura “puede salir”, mientras el partido tranquiliza a sus barones con el argumento de que “la moción es muy improbable”. Por tanto, de los partidos y líderes no nacionalistas, sólo Podemos e Iglesias se decantan abiertamente por apoyar la moción de Sánchez, aunque Pablo le recuerda incluso que, si fracasa, el líder socialista debería dejar la política (él perdió una moción y no se fue, aunque ya se sabe que los patrones de comportamiento suyos no han de ajustarse al resto de políticos, en él son comprensibles y en los demás no).
            Con este panorama incierto, la moción de censura se celebrará mañana y pasado (jueves y viernes) dando lugar a un debate “exprés” para salir lo antes posible de la incertidumbre. De momento los vetos cruzados de unos y otros hacen difícil el éxito de la moción, que muchos consideran irresponsable e inoportuna; una peligrosa apuesta de Sánchez, seguramente para ganar cierto protagonismo (la ocasión la pintan calva), ya que, para apoyarle con un “sí”, Rivera le exige que él no sea el candidato; Iglesias, que dimita si fracasa; los barones socialistas, que no se apoye en los secesionistas; Torra, que apoye a los presos y asuma el inexistente derecho de autodeterminación; y el PNV, que mantendrá la incógnita hasta el final (se juega todo lo conseguido con Rajoy en la negociación de los Presupuestos), que qué propone para el País Vasco, cuando acaba de pactar con Bildu su derecho a la autodeterminación. Ya ven, difícil éxito de la moción “a priori” aunque cuando se ponen los carros delante de los mulos todo es posible. De momento, y tras los contactos “de cortesía” de Sánchez (no sabemos si a consecuencia de los mismos), Torra, 48 horas antes de celebrarse la moción de censura, rectifica su tozudez y nombra un Govern legal, prescindiendo de presos y huidos, para salir del 155 y condicionar obviamente la moción; Rivera hasta sopesa apoyar a Sánchez si pone fecha inmediata a las elecciones y el apoyo independentista a Sánchez enciende todas las alarmas por un hipotético “sí” del PNV. Entretanto, la inestabilidad política (tanto en Italia, otro país que tal balila, como en España) provoca un aumento sustancial de la prima de riesgo (un 64% al inicio y un 46% desde el viernes, nada menos que 42 puntos más), y caídas sustanciosas en la Bolsa (pérdidas de 24.460 millones), siendo intolerable que, mientras el caos político castiga a los mercados de forma tan alarmante, PSOE, Ciudadanos y Podemos compitan para liderar el frente contra Rajoy, que es de lo que se trata, mirando de reojo a unos comicios cada vez más cercanos. Por cierto, según NCReport, el PP volvería a ganar las elecciones pese al fuerte castigo por la sentencia de Gürtel y ante la moción de censura de Sánchez, aunque se dejarían entre 28 y 32 escaños respecto a las últimas elecciones (5 en el último mes); el PSOE rentabiliza la moción y sumaría dos más, los mismos que perdería Podemos tras el efecto chaletazo de Iglesias-Montero; por su parte Ciudadanos ralentiza su subida y subiría dos escaños; en definitiva, los resultados serían: PP 25´6% y entre 105-109 escaños, Ciudadanos 24´4% y 78-81, PSOE 23´6% y 90-93, e IUPodemos 15´8% y 47-51.
            Y mientras tanto, la Justicia manda a Luis Bárcenas a prisión por riesgo de fuga (al igual que a Ortega y a López Viejo), mientras Génova queda pendiente de la venganza de su ex tesorero, temiendo que inicie una campaña de descrédito por la probable encarcelación de su mujer. De momento Bárcenas dice que “es una sentencia política”, “no he sido condenado por ningún delito de corrupción política; y subrayo, por ninguno”, “con los SMS, Rajoy me trasladaba ánimo por los ataques que recibía por mi cuenta en Suiza”, “algunos compañeros de partido, desoyendo su opinión, echaban más leña al fuego con ese tema” y “yo no tengo grabado al Presidente del Gobierno; matizaré mis acusaciones en su momento”; añade además: “llamé delincuente a Aguirre porque intuía lo que iba a pasar”, “el asalto a mi casa no fue obra de un loco, fue una operación para robar documentos y amedrentarme”, “llamé policías de Rubalcaba a unos mandos y dieron órdenes de investigarme de forma especial”. Esperemos que no hagan como los secesionistas catalanes diciendo que son presos políticos y no delincuentes.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que Carmena propone que “sin papeles” cubran la falta de obreros en Madrid, mientras la construcción responde que “son obreros cualificados lo que necesitamos”; que La Manada dice que los jueces se inventaron una “realidad imaginaria” y sus abogados acusan al tribunal de dejarse influir por la presión mediática; que el Gobierno propone como Gobernador del Banco de España a Hernández de Cos, un técnico como relevo a Linde; que la ex asesora de la Dirección General de Trabajo, como testigo clave, pone a Chaves y Griñán contra las cuerdas al declarar que ambos tenían “información puntual” sobre los ERE; que la fuga de empresas de Cataluña supera ya las 4.200 con la llegada de Torra, mientras los empresarios catalanistas proponen un “Estatut” sin pasar por las Cortes (vamos, más dictatorial imposible); que Fiscalía añadirá los gastos de los colegios del 1-O a la malversación, por lo que pide la tasación de 2.259 centros para calcular el precio del alquiler; que fallece a los 93 años de edad María Dolores Pradera la elegante intérprete de voz aterciopelada  y última diva de la escena española; y que Pablo Iglesias y su compañera Irene Montero salvan, como era de esperar, la consulta sobre la compra del chaletazo, pero con un fuerte rechazo al recibir sólo el 68% de apoyo, 21 puntos menos del conseguido en el último Congreso, aunque no dimitirán y Pablo “toma nota” del rechazo, mientras lo que queda claro es, una vez más, la distinta vara de medir del líder populista a la hora de aplicar los criterios cuando afectan a él y a los suyos y cuando afectan a los demás (no hay que extrañarse, es costumbre en el cínico populismo lo de haz lo que yo diga pero no lo que yo haga).
            Por lo que respecta al exterior cabe citar que Bruselas plantea subir un 5% los fondos para España, pues la aplicación de un nuevo método de cálculo beneficia a los países del sur respecto a los del este; que Italia, aquejada de una grave crisis política como España, está abocada a nuevas elecciones tras el rechazo de Mattarella a un ministro euroescéptico y nombrar al técnico Cottarelli como solución de transición, pues el veto al Gobierno euroescéptico de Conte, que rechaza formar gobierno con semejantes corsés, le hace saltar por los aires; que Bélgica investiga como atentado la muerte a tiros de dos policías y un estudiante en Lieja al grito de “Alá es grande”; que la guerra del diésel paraliza Brasil pues, pese a las concesiones del Gobierno, los camioneros prosiguen sus protestas; y que Colombia decide el futuro de la paz en la primera vuelta de las presidenciales.
            Por lo que respecta al fútbol citar que el Rayo Vallecano vuelve a primera dos años después de bajar, y lo hace en plena celebración del Real Madrid por la decimotercera Champions, que ofrece a sus aficionados en una gran celebración a la que se sumó Cristiano Ronaldo tras aguar la fiesta en Kiev con su desafortunada e inoportuna frase “ha sido bonito jugar en el Madrid”, rectificando ahora al despedirse públicamente con “hasta el próximo año”, mientras su compañero Bale se lo piensa.
Jorge Cremades Sena

domingo, 27 de mayo de 2018

CONVULSIÓN POLÍTICA DE NUEVO


                        La tan esperada sentencia del “caso Gürtel” ha llegado: una contundente condena por gravísimos hechos probados que suma 351 años de cárcel para 29 acusados (entre los principales condenados figura Correa con 51 años de cárcel, el ex alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega con 38 años, Pablo Crespo con 37, Bárcenas con 33, López Viejo con 31,  José Luis Izquierdo con 17, la esposa de Bárcenas Rosalía Iglesias con 15, el exmarido de Ana Mato y ex alcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda con 14….y suma y sigue), llamando la atención que, entre los no condenados, figure “El Bigotes”, muy popular en aquellos lamentables tiempos de vino y rosas. Una sentencia, tardía e inoportuna, que, al menos, desmiente a aquellos que luego acusan a la Justicia de estar politizada y actuar al dictado del Ejecutivo pues, como otras tantas sentencias, de ser así el asunto habría que concluir que el Gobierno de Rajoy es tonto de remate ya que más devastadora para él, imposible. La Justicia en definitiva es demasiado lenta y, por tanto, finalmente injusta pues, con semejante tardanza, puede afectar políticamente a instituciones y gobernantes actuales, muchos de los cuales ni siquiera eran responsables de los hechos que hoy se han probado o simplemente tenían un papel muy secundario en los mismos, generando en la ciudadanía una perversa confusión sobre quién es quién en cada caso. En todo caso, la sentencia de la Audiencia, recurrible todavía, contra la financiación ilegal del PP de Aznar condena al partido por lucrarse en la Gürtel, pone en duda la propia “credibilidad” del Presidente Rajoy como testigo en el juicio, da por probada una financiación del PP de entonces paralela a la contabilidad oficial (acreditando la famosa caja B desde 1989 y, en definitiva, “un sistema de corrupción institucional”), lo que, evidentemente, anticipa una grave crisis política en España. No en vano Juan Ignacio Zoido, el Ministro de Interior, dice que “en seis años el Gobierno de Rajoy no tiene ningún caso de corrupción”…… pero la pesada losa que arrastra el PP, hoy por hoy, le impide al actual Gobierno popular salir adelante de forma airosa, por más que, tras la herencia heredada de Zapatero haya conseguido mejorar sustancialmente la economía y librar a España de una dura intervención por parte de la UE (es, de alguna forma, algo parecido a lo que sucede con el PSOE, que sigue sin levantar cabeza, por la mochila de corrupción que también arrastra en sus filas y que también se está juzgando ahora). Consecuencia inevitable, que España de nuevo se sumerge en una indeseable convulsión política, justo cuando Rajoy había conseguido un complicado acuerdo presupuestario que le permitía agotar la legislatura sin demasiados obstáculos de estabilidad gubernamental.
            En efecto, que la oposición desaproveche una ocasión así para menoscabar la credibilidad del Gobierno es algo así como creer en brujas, pues todos los partidos, incluido el gubernamental, ante semejante bicoca se lanzaría al acoso y derribo, sin reparar en las consecuencias inmediatas. Es lo esperable en un contexto demoscópico en el que el PP está en caída libre, con Ciudadanos pisándole los talones y con un PSOE y Podemos incapaces de remontar sustancialmente en las expectativas de voto. La guerra sin cuartel está servida, precisamente cuando PP, PSOE y Ciudadanos hacen piña con el Gobierno contra el grave desafío de los secesionistas catalanes, únicos beneficiarios al final de la convulsión política que se acaba de desatar. El PSOE de Sánchez presenta una moción de censura contra Rajoy y Podemos anuncia que la respaldará sin contrapartida alguna, mientras Ciudadanos, que desde la oposición apuntala al Gobierno, aplaza su decisión pero asegura que “esto lo cambia todo” viendo Rivera “un antes y un después”, como si se sorprendiera de una sentencia que a nivel de calle estaba cantada (dejando en ridículo a quienes decían que jamás se condenaría a los responsables) y era mucho más que un mero rumor malintencionado. Y, activada la moción de censura socialista y desatada la contienda de todos contra todos, la crisis política está servida: Rajoy rechaza las elecciones anticipadas, mientras el PP evita el choque con Rivera y centra su ataque contra Sánchez, quien persigue retratar a Rivera y gobernar en solitario, para lo que requiere, si Ciudadanos no le apoya, el concurso de todos los nacionalistas y secesionistas habidos y por haber; en definitiva, el caos.
            Así las cosas, se presume una moción de censura inviable (como inviable era en su día la formación de un gobierno alternativo al del PP), pues las exigencias soberanistas son inaceptables (el PNV reclamaría cambios en el modelo territorial y el PDeCat impondría al PSOE un “alto precio” incluyendo apoyar a “presos y exiliados”), salvo que Sánchez, volviendo a las andadas, quiera suicidarse definitivamente cediendo a las mismas; por su parte Ciudadanos, que pide un adelanto electoral, exigiría, en el mejor de los casos, que ni Rivera ni Sánchez fueran el Presidente a elegir, por más que los socialistas aseguren que, de ganar la moción, se iría a las urnas en unos meses después de un gobierno transitorio que no trataría de agotar la legislatura ni de aprobar otros Presupuestos (regalarle el Gobierno transitorio supondría dar un balón de oxígeno a Sánchez, y, para los intereses de Rivera, sería mejor apuntalar a Rajoy para acabar de matarlo políticamente), mientras el PP ya ha perdido el presente y alberga serias dudas sobre su futuro, pues altos cargos populares ya dan la legislatura por muerta y por nulas sus expectativas electorales, mientras se preguntan por el futuro de Rajoy. Ya ven, el que se equivoque de estrategia lo puede pagar muy, pero que muy caro. De momento esta nueva convulsión política y la temeraria moción de censura de Sánchez (que, en el mejor de los casos conduce a un bloqueo innecesario y, en el peor, a un absurdo gobierno inviable y nefasto) ya dispara la prima de riesgo un 15% y la caída de la Bolsa un 1´7%, mientras un acosado Rajoy le acusa de querer llegar a La Moncloa aunque sea a cambio de dinamitar la estabilidad del país y comparece con un duro ataque al socialista por “usar la sentencia del caso Gürtel y debilitar España” y aunque no puede disolver las Cortes hasta que se vote la moción, muestra su intención de agotar la legislatura y poner en marcha las ventajas contempladas en los recién aprobados Presupuestos Generales del Estado…..y que cada quien apechugue con sus responsabilidades.
            Por otro lado, aunque queda eclipsado mediáticamente por lo anterior, la juez cifra en 6´4 millones el soborno de Cotino a Zaplana, a quien envía a prisión incondicional, acusándole de blanqueo de capitales y delito fiscal; al parecer, Zaplana escondió el dinero en Andorra, Uruguy y Paraguay; la sobrina de Paesa gestionó las mordidas del “caso Zaplana” al ser la administradora de la empresa de Luxemburgo que, según el juez, acumuló dichos millones pagados en comisiones por la familia Cotino; y un alto cargo espió datos del caso seis días antes de que la UCO interviniera. Y respecto a otros asuntos cabe citar que dos alcaldes no ejecutaron la demolición de la pirotecnia ilegal de Tuy; y que el “procés” se financió con ayudas públicas a ONGs de cooperación internacional y han sido detenidos 29 vinculados a la Diputación de Barcelona.
            En lo que se refiere al exterior cabe citar que Trump cancela finalmente la cumbre con Kim Jong-un en Singapur pese a destruir Corea su base nuclear; que Europa vuelve su mirada al Este, Macron se reúne con Putin y Merkel con Xi, para compensar la ausencia de EEUU; que Bruselas teme el contagio en Europa de la crisis italiana; que Holanda prueba que el ejército ruso derribó en Ucrania el avión con 298 personas a bordo; y que Irlanda da un “sí” rotundo a la legalización del aborto, pues un 66´4% de irlandeses apoya una nueva ley de interrupción del embarazo, exhibiendo así su “revolución” en el pertinente referéndum.
            Y por lo que respecta al futbol cabe destacar que el Real Madrid gana su decimotercera Copa de Europa al derrotar en Kiev al Liverpool, 3-1, con un gol de Benzema y dos de Bale; la lesión de Salah por parte de los ingleses y la de Carvajal por parte de los españoles, condicionaron de alguna forma el encuentro, así como los garrafales errores del portero británico; en todo caso, el Madrid agranda su leyenda europea y sigue haciendo historia con esta decimotercera Champions, la tercera consecutiva, por lo que ya tiene más copas europeas en color que en blanco y negro (aquellas cinco primeras consecutivas pertenecientes a otras épocas), mientras un inoportuno Cristiano Ronaldo insinúa su marcha manifestando “ha sido bonito jugar en el Madrid”; en fin, enhorabuena a los blancos.
Jorge Cremades Sena

jueves, 24 de mayo de 2018

PRESUPUESTOS Y 155, PERO…..


                        En efecto, a pesar de que el PNV había dicho por activa y por pasiva que mientras no se levantase el artículo 155 en Cataluña no apoyaría los Presupuestos Generales del Estado, diseñados por Montoro, ha decidido apoyarlos “in extremis”, a pesar de que el citado artículo constitucional sigue vigente, justificando su voto y su manifiesta incoherencia por responsabilidad y por “los intereses de los ciudadanos del País Vasco” (los intereses del resto de españoles se ve que les importa un pito), ya que, según su portavoz parlamentario, tienen la certeza de que en breve se levantará el 155 en Cataluña, aunque Torra, curiosamente, sigue provocando al Estado de Derecho y sigue dilatando la formación de un Govern viable, única fórmula que automáticamente haría volver de momento a Cataluña a la normalidad institucional autonómica. Pero a su vez el PNV, dando una de cal y otra de arena, tras cerrar la crisis de los Presupuestos, acuerda con Bildu reclamar la “nación vasca” (no sabemos si también lo hace apelando a la responsabilidad), pactando con los herederos de ETA la “nacionalidad vasca” y el inexistente derecho a decidir (ya estamos como en Cataluña), según el borrador del nuevo Estatuto en que se incluye el desarrollo de su plan soberanista. Así las cosas, atada la Legislatura por Rajoy, su Gobierno pasará a la ofensiva contra Ciudadanos, su gran contrincante político, en tanto que el Presidente anuncia que el debate del Estado de la Nación se celebrará en junio, evitando por su parte pronunciarse “sin datos” sobre Zaplana, cuyo arresto ensombrece el momento en que, no sin dificultades, se consigue salvar el escollo presupuestario que amenazaba incluso con no poder agotar la legislatura el Gobierno de Rajoy. Pero, ya ven, se cierra la crisis de los Presupuestos y se abre la del soberanismo vasco; negros nubarrones se ciernen sobre el futuro horizonte político de España si al ciclón tormentoso catalán se suma abiertamente el vasco mientras otros territorios como Baleares, Navarra, Comunidad Valenciana, Galicia… y vaya usted a saber quién más, se preparan para un ejercicio de nacionalismo insolidario que obviamente haría inviable, con la ingenua comprensión de algunos países de Europa, el Estado Español y, quién sabe, si la consolidación definitiva de la UE, generando un ambiente hostil de desconfianza mutua entre sus propios estados-miembros. No extraña pues que, con semejantes mimbres, hasta el rapero Valtonyc, que debía ingresar en prisión tras ser condenado a tres años y medio por delitos de odio, haya huido a Bélgica, convertida al parecer en un verdadero paraíso para todo tipo de delincuentes….y eso que en su capital, Bruselas, tienen la sede importantes instituciones de la Unión; Valtonyc se fuga para “ridiculizar” a España y eludir la cárcel, en medio del regocijo de los golpistas catalanes del “procés” y, al igual que ellos, miente afirmando que se le condena por cantar y ejercer la libertad de expresión (los secesionistas dicen que por pensar difeente), cuando como ellos le persigue la justica por haber cometido graves delitos penales.
            Y todo lo anterior, adobado con la ristra de casos de corrupción que hace irrespirable el ambiente, por más que casi todos ellos se hayan producido hace ya bastante tiempo. En efecto, mientras una prejubilada da un giro radical al “caso de los ERE” declarando como testigo que Griñán “lo sabía todo” y mientras, por otro lado, se envía al juez la lista de 85 enchufados socialistas en una Agencia de la Junta, mientras esto sucede en el PSOE, al PP le crecen los enanos por todas partes, pues, mientras investigan por cohecho al número dos de Montoro en Hacienda (presunto delito cometido cuando era alcalde de Jaén), es arrestado Eduardo Zaplana, ex alcalde de Benidorm, ex Presidente de la Generalitat Valenciana, ex Ministro de Trabajo con Aznar y Portavoz Popular parlamentario…lo que, al menos (no hay mal que por bien no venga) desautoriza a quienes van diciendo que la Justicia en España no es independiente y está al servicio del Gobierno de turno. Al parecer, Zaplana blanqueó más de diez millones de euros de cobros ilegales por lo que, junto a otros colaboradores suyos, ha sido apresado como consecuencia de una larga investigación por esta ocultación de dinero durante años en paraísos fiscales y que ahora pretendía aflorarlos en España; Anticorrupción le acusa de cobrar dichos millones en sobornos durante su etapa de Presidente Valenciano y el PP lo suspende “ipso facto” de militancia, desmarcándose de su ex alto cargo en la época de Aznar (cuando España iba bien…..ya se sabe para quienes) y ahora se le juzga por blanqueo y cohecho; habría cobrado comisiones por las adjudicaciones de las ITV y los parques eólicos, mientras ahora Génova señala al “cocedero de caos de la etapa de Aznar” alegando que Zaplana ya lleva muchos años apartado del partido aunque seguía militando; al parecer usó una red de amigos como testaferros para llevar a cabo sus presuntas fechorías y, al parecer, la investigación se inicia de forma rocambolesca tras encontrar un dosier manuscrito en el altillo de una de las casas de Zaplana que había vendido y el nuevo dueño, un ciudadano sirio, lo encontró y se lo entregó al arrepentido Marcos Benavent quien lo haría llegar a la Justicia….de ser cierta esta versión, contrasta el garrafal descuido de Zaplana olvidando documentación tan valiosa. En fin, otro más que va hacia donde debe estar.
            Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que la Complutense y la Rey Juan Carlos investigan las dos carreras de Pablo Casado; que Kichi abandera el divorcio de la izquierda de Podemos con Palo Iglesias; que es detenido el dueño de una pirotecnia en Tuy (al parecer ilegal) que tras una explosión ha causado un par de muertes, decenas de heridos y destrozos en varias decenas de viviendas; que Bruselas duda de que España quiera reformar las pensiones; que se derrumba un edificio en obras en Chamberí y deja dos desaparecidos sepultados entre los escombros; y que Carmena sólo ha construido uno de los doce parkings disuasorios que había prometido.
            Y del exterior, destacar que Zuckerberg pide perdón a Europa en la Eurocámara por el daño causado por Facebook y promete que evitará la manipulación en las elecciones europeas; que los europeos, según un eurobarómetro, confían en los nuevos partidos más que en los tradicionales; que Trum enfría la reunión con el líder de Corea del Norte; y que el aspirante a presidir el Gobierno de Italia, Giuseppe Conte, propuesto por el M5E, gobernará a los italianos a pesar de todas las dudas y especulaciones sobre el falseamiento que hizo de su currículo, después de que el Presidente de Italia haya cedido y aceptado al candidato de la coalición populista. Pero la noticia que más directamente afecta a España y a todos los españoles es sin duda alguna que el tribunal regional alemán siga sin observar delito de rebelión por parte de Puigdemont y sus colaboradores secesionistas, mostrándose inflexible en defensa del ex President fugado en contra de la propia fiscalía alemana que, no obstante, prepara una ofensiva para lograr su entrega por rebelión….no extraña que Torra, envalentonado por todo este desmadre jurídico europeo, siga desafiando la intervención de Montoro afirmando que pagará los viajes a Berlín con dinero público, mientras mantiene la toma de posesión del Govern, aunque no se atree a materializarla, pese a que el Tribunal Supremo rechazó la salida de prisión de Turull y Rull…..cabe preguntarse ¿actuaría de igual forma el tribunal regional alemán si los afectados fueran los gobernantes de uno de sus landers, como Baviera o Sajonia, por ejemplo? ¿les permitirían impunemente saltarse la Constitución Federal alemana y actuar en contra de las resoluciones de los tribunales superiores de Justicia germanos?.... En fin, me temo que no.
Jorge Cremades Sena

martes, 22 de mayo de 2018

ESTRATEGIA DE CONFRONTACIÓN


                        Cuando un Estado democrático se muestra pusilánime ante los desafíos totalitarios la estrategia de confrontación por parte de los golpistas funciona a las mil maravillas, pues, lamentablemente, si el Estado en cuestión es incapaz de defender las libertades y derechos de sus ciudadanos, que así lo han establecido en su marco legal, se convierte en un enfermo crónico susceptible de ser sometido impunemente a los caprichos e intereses de unos pocos en perjuicio de los intereses generales del pueblo que lo conforma. Es lo que inexplicablemente viene sucediendo en España desde hace demasiados años; y es lo que tiene bien claro el secesionismo unilateral catalán, pretendiendo, con Torra al frente (por delegación de Puigdemont), mantener “la provocación” a la democracia con el nombramiento de un Govern con dos consejeros presos y otros dos huidos de la Justicia, lo que repugna no ya a las mínimas reglas básicas de la decencia política y del pensamiento democrático, sino incluso al sentido común y a la propia viabilidad de la gobernabilidad por parte del mismo. De entrada, ni los presos Rull y Turull ni los fugados Puig y Comín, podrían tomar posesión de sus cargos por razones obvias; pero es que, aunque pudieran hacerlo, les sería imposible luego ejercer sus competencias gubernamentales, salvo que sus respectivos despachos institucionales (consellería, direcciones generales, secretarías….) se instalaran en la prisión y en el país receptor de los prófugos respectivamente, dándose la paradoja de que los primeros carecerían de libertad de movimientos por tener restringidos sus derechos de libertad y los segundos ni siquiera podrían visitar el país que gobiernan ya que inmediatamente pasarían a la situación de los primeros para afrontar como ellos los graves presuntos delitos que se les imputa. Ya ven, un despropósito, se mire como se mire. Obviamente, ante tal “provocación”, coherente con la “estrategia de confrontación” que los golpistas practican, el Gobierno español, con el respaldo de los partidos constitucionalistas (PP, PSOE y Ciudadanos) veta a este Govern inviable y mantiene la vigencia del artículo 155 de la Constitución (mecanismo de defensa de la democracia), planteándose incluso, si fuera necesario, el endurecimiento y ampliación del mismo a ámbitos ahora no contemplados. Por tanto, si Torra, con permiso de Puigdemont, no rectifica, será el único responsable de que Cataluña retrase la recuperación de la normalidad democrática institucional, pues el Estado tiene la obligación de defender, con los mecanismos de que le dota la Constitución, el marco legal que todos los españoles, incluidos los catalanes, le han dado, entre ellos mantener excepcionalmente la vigencia del artículo 155 e incluir en su ámbito a TV3 si es necesario para ampliar el control democrático sobre la Generalitat, impidiendo un Govern inviable diseñado no para gobernar sino para menoscabar al Estado de Derecho establecido. El xenófobo Torra y sus seguidores secesionistas tienen la última palabra al respecto.
            Pero Torra, el kamikaze de Puigdemont, no está dispuesto, al menos de momento, a nombrar un Govern viable y efectivo en Cataluña y prefiere mantener el pulso al Gobierno español con el objetivo de seguir engañando a la ciudadanía. Y al efecto, tras haber visitado a su Jefe Puigdemont para recibir instrucciones, visita ahora a los políticos presos, que no “presos políticos”, en tanto que el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no le recibirá a él hasta que rectifique. Para levantar el 155 se requiere pues que Torra prescinda de Turull y Rull, así como de los prófugos, pero él, aunque Junqueras le pide que nombre a consellers viables (lo tendría más fácil y sería más efectivo si ERC retirara su apoyo al xenófobo Torra), tras su visita carcelaria a Estremera y Soto del Real, sostiene que los presuntos delincuentes presos, Turull y Rull, le han transmitido su voluntad de formar parte de su insólito Govern, reafirmándose en contar con ellos y manteniendo así su imposible toma de posesión y, por tanto, la proclamación efectiva de la gobernabilidad normalizada de Cataluña. Entretanto, el “procés” ahuyenta al alto funcionariado del Estado (el 40% de los técnicos de Hacienda pidió dejar Cataluña en 2017 y los abogados del Estado buscan otros destinos), mientras Rivera lanza su plataforma “España Ciudadana” con Marta Sánchez como “fichaje” y la xenofobia de Torra desenmascara su ilegal “procés” en la Unión Europea, al extremo de que la diplomacia española comprueba que los textos del xenófobo president empiezan a cambiar la visión de Bruselas (ya era hora). Por su parte el PNV votará hoy “sí” a los Presupuestos Generales del Estado de Rajoy, aunque se guarda la baza de tumbarlos en caso de que no haya Govern y se prolongue el 155, pero el PP cree que mantendrá su apoyo a las cuentas del Estado, mientras Arran, la organización independentista juvenil y afín a la CUP, quema pancartas con los rostros de Rajoy, Rivera y Sánchez a las puertas del PP catalán en Barcelona, donde tres enmascarados secesionistas protagonizan este deplorable espectáculo, homologable con la “kale borroka”, bajo el lema de “tumbemos el régimen; tumbemos el 155” (en román paladino, tumbemos la democracia), poniendo la guinda a la sinrazón una pugna ciudadana a punto de llegar a las manos en un playa gerundense, plagada de cruces amarillas a modo de cementerio, entre quienes pretendían quitarlas y quienes se empeñaban en mantenerlas.
            En otro orden de cosas crecen las discrepancias y críticas internas y externas ante la incoherente compra del chalet-mansión de la pareja Iglesias-Montoro, pero ellos, para curarse de espanto, deciden preguntar a las bases si deben seguir o no en sus respectivos cargos, lo que ha agravado más aún el asunto, que deja de ser un problema de incoherencia personal para convertirse en un problema de incoherencia política de primera magnitud. Con semejante plebiscito, que algunos de sus colegas califican de “huida hacia delante” o “legitimación de un capricho” y otros, de un acto de “valentía” por parte de la pareja, Iglesias intenta frenar las lógicas críticas a su incoherencia, mientras junto a su compañera Montero, denuncia cínicamente una campaña de los medios en su contra. Sin embargo, con semejante estratagema, Pablo no logra de momento frenar las críticas con su plebiscito “irresponsable” sobre su chalet, mientras Garzón, su aliado de la vapuleada IU, aprovecha para anunciar que él comprará una casa dos tercios más barata que la de su ahora Jefe, mientras el errejonismo busca castigar a la pareja en la esperpéntica consulta, mientras el sector anticapitalista de Podemos se muestra muy hostil al comportamiento de Iglesias-Montoro, y mientras muchos dirigentes podemitas les reprochan su “ceguera” manifiesta. No en vano Iglesias basó su estrategia política, que le ha llevado dónde ahora está, en arremeter contra lo que él llama “casta”, criticándola por residir en chalets y mansiones alejadas del pueblo, llegando a poner en duda, refiriéndose a De Guindos, la conveniencia de poner la economía del Estado en manos de quien se compra un ático de 600.000 euros….lo que, según su propia teoría, le invalidaría a él mismo como aspirante a ser Presidente del Gobierno. ¿Seguirán creyendo tantos ingenuos como hasta ahora sus cínicas propuestas demagógicas cuando él mismo practica las contrarias? Ese es el temor de IU-Podemos de cara a las próximas elecciones…. Bueno, si consiguen convencerles de que lo que para otros eran escraches adecuados (que le pregunten entre otros a Sáenz de Santamaría) y críticas lógicas para él son necesidades de preservar una cierta intimidad familiar, y de que lo que eran críticas adecuadas contra los demás son ahora campañas de persecución para él….y, en definitiva, de que aunque él se comporte y actúe como “casta” no forma parte de ella, por más que lo parezca, el nivel de ingenuidad de sus votantes podrá mantenerse al menos a niveles que le permitan a él y a los suyos seguir vendiendo humo para mantenerlos en la inopia.  
            En lo que respecta a otros asuntos cabe destacar que Interior declara la guerra a los narcos y enviará más medios al Estrecho; que Pedro Sánchez, quien se ve en Moncloa a pesar de los preocupantes resultados de las encuestas, manifiesta que “Rivera debilita la respuesta frente al soberanismo” y que al líder de Podemos le juzgarán sus votantes; y que Mercedes Alaya, la juez de lor ERE, rompe su silencio afirmando: “claro que sufrí presiones de Susana Díaz”, “la Presidenta de la junta contactó con el CGPJ para protestar en relación al caso ERE”, “el PSOE y el PP me quitaron para que no investigase los cursos de formación” y “en muchos casos la corrupción sale gratis en España”…..dicho está.
            Y del exterior cabe destacar que Juan Manuel Santos reivindica el acuerdo con las FARC argumentando que “exterminar hasta el último guerrillero era imposible, militarmente absurdo”; que la boda de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle rompe moldes en el Palacio de Windsor, donde se dicen el pertinente “sí” en una de las bodas reales con menos boato, con la novia evitando jurar obediencia a su marido ante los 600 invitados, sin representación de otras casas reales pero sí con estrellas de Hollywood; y que un desconocido profesor Giuseppe Conte, inexperto y ajeno a la política, es el elegido por los radicales de la Liga Norte y del Movimiento 5 Estrellas como primer ministro italiano para aplicar en Italia su receta eurófoba y populista con lo que la prima de riesgo se dispara inevitablemente. Por su parte Maduro, otro que tal baila, se reelige como Presidente de Venezuela en una farsa sin rivales; un pucherazo en toda regla este plebiscito con una baja participación, denuncias de fraude y nuevas condenas internacionales, al extremo de que se incrementa el aislamiento internacional al régimen chavista (catorce países americanos estudian retirar a sus embajadores y EEUU y el G-20 anuncian más sanciones), sin que nadie entienda el papel desempeñado por el socialista Zapatero en semejante farsa como mediador, anunciando el Gobierno español sobre él que “ha perdido toda credibilidad”, mientras Exteriores recalca ante su protagonismo que “no nos representa” renegando del papel “inexplicable” que desempeña el ex líder socialista en semejante farsa electoral de Maduro.
            Por lo que respecta a los deportes citar que en la última jornada de la Liga de Fútbol en España de máxima categoría, con todo ya previamente decidido, cabe resaltar las despedidas de Torres e Iniesta de sus respectivos clubes, el Atlético y el Barça, así como el ascenso del Huesca a dicha categoría; que Nadal vuelve a ser el número uno del mundo en tenis tras su octava victoria en Roma; que Marc Márquez suma y sigue al triunfar en Le Mans afianzándole más aún en el liderato de MotoGP; y que el Real Madrid gana su décima Euroliga de Baloncesto.
Jorge Cremades Sena