miércoles, 10 de mayo de 2017

MARTA, LA MADRE SUPERIORA



                        Esto de la corrupción no deja de sorprendernos día a día. El esperpéntico ingenio de los presuntos chorizos para llevárselo calentito cuándo, cómo y dónde pueden no tiene límites y, conscientes de las fechorías que cometen, las formas de disimular e intentar ocultar sus prácticas delictivas para que no les cojan, tampoco. A veces, si no fuera tan dramático, resultarían incluso cómicos sus métodos para disimular su abominable proceder, como es el caso de Marta Ferrusola, la ex primera dama de Cataluña, esposa del ex Molt Honorable Jordi Pujol, que, mientras su marido andaba en el Parlament con la sesión de investidura y hacía gala de honorabilidad suprema, se dedicaba a camuflar el presunto botín en Andorra con un lenguaje cifrado que no tiene desperdicio. Y, para darle más solemnidad, utiliza términos religiosos al efecto, haciendo gala del profundo sentimiento católico de la familia. En efecto, la dama en cuestión envía por escrito y firmado a su asesor bancario la siguiente nota: “Reverendo Mosen, soy la madre superiora de la Congregación, desearía que traspase dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia, él ya le dirá dónde se han de colocar”. Pintoresca y repugnante forma de ordenar con este lenguaje encriptado a su asesor, “el reverendo Mosén”, como dueña y señora de la presunta trama corrupta del clan familiar, “la madre superiora de la Congregación”, el traspaso de dos millones, “dos misales”, de su cuenta, “biblioteca”, a la de su hijo, “el capellán de la parroquia”, hasta que él le diga su destino definitivo. Entre otras prácticas, ya ven, así se desarrollaba la farsa criminal de los Pujol y se movía el dinero ilícito, que la policía cifra en 69 millones sin justificar ocultado por la familia en Andorra y “jurisdicciones offshore” con un plan “preconcebido e ilícito”, mientras Marta era la “primera dama” y su marido el Molt Honorable President. En definitiva, un clan organizado que presuntamente llegó a mover 3.000 millones en paraísos fiscales para ocultar el dinero y que en algunos momentos contó con el 40% de su fortuna disponible en metálico, cifrando la UDEF en 70 millones la cantidad de “origen ilícito” de la “organización criminal”. Entretanto los miembros de la familia Pujol, que está siendo investigada al completo, manifiestan sentirse “perplejos” y consideran un montaje fotográfico el documento en que Marta se presenta como “madre superiora”, mientras Fiscalía anuncia que actuará contra altos cargos de la Generalitat, dirigida por los herederos de Pujol, por comprar las urnas y gastarse el dinero público para materializar el ilegal referéndum. Seguramente, convencidos del éxito obtenido con el famoso eslogan de “España nos roba” para conseguir adeptos a su totalitario “procés”, los dirigentes independentistas catalanes, que para nada condenan ni critican al clan Pujol, confían en que el sentimiento ultranacionalista se ponga del lado de la perplejidad del clan y del montaje fotográfico… La patria, en este caso Cataluña, como España en el franquismo, está por encima de cualquier cosa y por tanto la bandera lo tapa todo, los culpables siempre son otros y perseguir a sus gobernantes, por indecentes que sean, es ir contra ella, en este caso contra Catalunya.
            Siguiendo con los casos de corrupción, mientras el juez desoye la petición de investigar el presunto chivatazo a Ignacio González, la Fiscalía sospecha que el “número dos” de Interior fue quien alertó al ex presidente de Madrid, alentando así las dudas sobre la connivencia del Ministerio con él, aunque, dicho sea de paso, la fiscal del “caso Lezo” se ve obligada a desdecirse tras aludir al Secretario de Estado de Seguridad en relación con el “chivatazo”, mientras, según el informe que rechaza la excarcelación solicitada por González, éste acudió a jueces, fiscales, policías y políticos “para lograr impunidad”; no obstante, aunque el fiscal sospecha que el “número dos” de Interior se “chivó” de que estaba siendo investigado, Anticorrupción precisa que no “imputa ningún delito” a Nieto, lo que ha generado una polémica, una más, sobre la aplicación de la Justicia en España, ya que no se entiende que desde instancias judiciales se ande con elucubraciones mentales sin fundamento alguno y si estas tienen visos de veracidad se entiende menos aún que no se imputen delitos a los sospechosos. ¿Cuándo se va a investigar a quienes filtran sumarios secretos?, ¿cuándo, a quienes desde las propias instancias judiciales se mueven entre el murmullo y la sospecha en vez de abrir investigaciones sobre los presuntos culpables? En fin, es lo que tenemos y así nos va. Entretanto, informes de la Fiscalía abogan por agravar la pena a Urdangarín, con lo que el Supremo dispone de un dictamen que recomienda multiplicar por diez la multa impuesta en primera instancia al marido de la Infanta Cristina y pedir que se amplíe la condena por el delito de malversación… y es que cuando se recurre una sentencia obviamente también puede salirte el tiro por la culata. ¿Será éste uno de los casos en que la medicina del recurso pueda ser peor que la enfermedad de cumplir la condena impuesta? Por su parte, según los peritos, el Banco de España avaló las “cuentas falsas” de Bankia, pues el informe pericial arremete contra los responsables del organismo y critica que consintiera a Rato el reparto de 112 millones de retribución variable entre directivos y personal, indicando al juez que Deloitte dio “opinión favorable” a la contabilidad ficticia del banco. La pregunta es clara: ¿quién controla a los controladores o supervisa a los supervisores? ¿quién les exige responsabilidades?
            Y mientras Podemos pregunta a sus bases si están de acuerdo con el “uso delictivo del Estado”, argumento de Iglesias para su anunciada moción de censura, el PP, obligado a someterse a la comisión de investigación en el Congreso sobre sus cuentas, que no las de los demás partidos, decide llevar al Senado los “agujeros” de todos los partidos (ya ven, las mayorías parlamentarias mandan), especulándose con que PDeCAT podría presidir la “comisión Bárcenas” que los grupos quieren alargar unos seis meses. En fin, la utilización de la corrupción como arma política arrojadiza es lo que en el fondo interesa a unos y otros en vez de ponerse todos de acuerdo y erradicarla de una vez por todas. Y entretanto, según el sondeo del CIS, en intención de voto en caso de elecciones generales el PP contaría con el 31´5% de apoyos, el PSOE con el 19´9%, Unidos Podemos con el 19´7% y Ciudadanos con el 14´9%, con lo que respecto al barómetro de enero el PP perdería 1´5 puntos y Unidos Podemos 2 puntos, mientras PSOE ganaría 1´3 puntos y Ciudadanos 2´5. Ante dichos resultados, aunque sólo se trata de encuestas, el PP, que seguiría siendo el vencedor de los comicios, pide a los ministros “más política” y hay barones que creen que “algunos están en clave de espera por si hay movimientos sucesorios”, mientras los demás interpretan los resultados según conviene a sus intereses como es lógico.
            Mientras tanto en el PSOE, enfrascado en sus primarias, la campaña de Pedro Sánchez tacha a sus rivales de “mafia” a las órdenes de Rajoy y alcaldes como el de Calasparra, en presencia del mismísimo ex secretario general socialista y candidato a volver a serlo, se permiten decir que Susana Díaz se ha arrodillado ante el PP y que la Gestora hace prácticas “mafiosas” apoyándola, por lo que la candidata denuncia al menos el “silencio cómplice“ de su contrincante que más bien parece un enemigo peligroso ante semejantes insultos, mientras Pilar Alegría, miembro del equipo de Susana, añade que “preocupa que esta sea su forma de dirigir el partido”. Mientras con semejantes descalificaciones e insultos personales se tensa la campaña socialista, según NCReport, la mayoría de votantes del PSOE prefiere que Díaz se imponga, y el PSOE se moviliza frente a las amenazas de ruptura, con lo que los dirigentes regionales intensifican su actividad en el arranque de la campaña para evitar una mayor división interna una vez proclamados oficialmente los tres candidatos, entre los que, el menos avalado, Patxi López, declara que “si seguimos haciendo mal las cosas, podemos desaparecer”, que sobre los socialistas “todos lo somos y todos queremos ganar, la cuestión es cómo”; que “estamos en una situación límite por la división interna”, que “el PP no se regenerará hasta que no esté fuera del Gobierno” y que le gustaría “que en el Parlamento hiciéramos otra oposición”.
            En cuanto a otros asuntos se refiere, cabe citar que López Madrid abandona OHL tras su presunta implicación en el “caso Lezo”; que una joven automovilista ebria y drogada mata a dos ciclistas y hiere a cuatro más en tierras valencianas; que un hombre mata a su hijo de once años durante una visita ordenada por el juez en tierras gallegas; que Rajoy admite que no puede llevar a cabo más reformas económicas; y que el PSOE vuelve a resucitar a Franco con una proposición no de ley, y por tanto no vinculante, para instar al Gobierno a exhumar el cadáver del dictador, lo que ha roto a la izquierda ya que IU-Podemos y ERC lo consideran “insuficiente”, mientras desde el PP se preguntan por qué no lo hizo el gobierno de Zapatero.
            Y en el exterior, sin lugar a dudas, Francia en primera plana tras derrotar los franceses al radicalismo. El liberal y europeísta Emmanuel Macron es el nuevo presidente electo al sacar unos treinta puntos de ventaja a la ultraderechista y eurófoba Le Pen que, obviamente, ha reconocido su derrota, 66% frente al 34%, con récord de abstención y voto en blanco por las consignas del radical izquierdista Melenchon. Un verdadero alivio no sólo para Francia sino para toda la UE. El presidente electo declara “defenderé a Europa, nuestra civilización está en juego” y se pone en marcha para consolidar su movimiento político, que no partido todavía, y afrontar las inminentes elecciones legislativas, mientras su rival en las presidenciales piensa reorganizar el Frente Nacional para hacer una dura oposición. Francia se pone así en manos de Macron, quien se compromete a “moralizar la vida pública” y a defender el proyecto europeo, convirtiéndose en el presidente más joven de la historia de la República francesa. No obstante, pasada la euforia en los primeros instantes, Alemania ya se resiste a cambiar la política europea y el Gobierno de Merkel anticipa tensiones en el plano económico con el flamante presidente electo, partidario de reformar el pacto de estabilidad y obligado a buscar políticos fuera de su incipiente partido para buscar la mayoría en la Asamblea Legislativa y llevar a cabo sus reformas, mientras ya se enfrenta, y esto no ha hecho más que empezar, a protestas callejeras, pues en realidad un 43% le votó simplemente para que no ganara Le Pen. Por otro lado el ex primer ministro, el socialista Manuel Valls, perdedor en las primarias del PSF frente al candidato socialista Hamon, más radical y más de izquierdas, que logró en la primera vuelta sólo un 6% de apoyos, dice que “este partido socialista está muerto” y desata una verdadera tormenta entre los socialistas franceses al anunciar que se va con Macron, también ministro con Hollande, hundiendo más, si cabe, al PSF, lo que puede servir como aviso a navegantes en las filas socialistas de otros países, como España, por ejemplo. Curiosamente el líder laborista, que también se ha dado el batacazo en Reino Unido, siendo el más izquierdista dentro del partido, advierte de que no dimitirá aunque pierda las elecciones.
            En cuanto a otros asuntos del exterior cabe citar que Trump destituye por sorpresa al Jefe del FBI por mentir al Senado, mientras la oposición le acusa de tratar de obstruir la investigación sobre sus vínculos con Rusia; y que las niñas secuestradas por Boko Haram descubren por fin sus rostros en libertad, pues 82 de las estudiantes nigerianas han sido liberadas tres años después de ser secuestradas por el grupo terrorista.
            Y en cuanto a los deportes se refiere, mientras Pedrosa, Márquez y Lorenzo copan el podio en Jerez, demostrando el alto nivel del motociclismo en España, en lo que respecta al futbol la Juventus y el Real Madrid se jugarán la final de Champions tras eliminar respectivamente al Mónaco, venciéndole en Italia por 2-1, y haciendo valer el 3-0 del partido de ida en el Bernabeu, al perder sólo por 2-1 en el partido de vuelta contra el Atlético de Madrid en el Calderón.
                                                Jorge Cremades Sena