lunes, 1 de mayo de 2017

EL PP SALE INDEMNE



                        Según NCReport, en caso de nuevas elecciones en Madrid, el PP podría gobernar el Ayuntamiento de la capital con el apoyo de Ciudadanos ya que lograría un edil más a costa de Ahora Madrid mientras PSOE y Ciudadanos se mantendrían con los que tienen. De darse los resultados de la encuesta en la realidad es obvio que la corrupción, probablemente ya amortizada, no desgasta al PP en plena semana de dimisión de Esperanza Aguirre, que, según la encuesta, la mayoría aplaude aunque le hubiera gustado que se hubiera producido antes. Sondeos o realidades, lo cierto es que algo debe estar haciendo mal, muy mal, la oposición en su conjunto para no subir como la espuma en los sondeos con la que está cayendo en las filas populares, dando la sensación de que los españoles se aferran al dicho “virgencita de mi vida, que me quede como estoy” pues los datos económicos demuestran que se está saliendo de la crisis y Guindos, entre otros, prevé más empleo y crecimiento hasta 2020, calculando el Plan de Estabilidad del Gobierno que el paro bajará al 11´2% al comienzo de la próxima década. Datos y previsiones que, teniendo en cuenta la caótica situación anterior, al borde de la quiebra, se entienden más fiables que la ausencia seria, real y concreta de una alternativa hilvanada entre una oposición atomizada y mal avenida, avalada, entre otras cosas, por ocurrencias como la de IU-Podemos de una pintoresca moción de censura con el único objetivo de sacar ventaja partidaria desde la utilización demagógica de la corrupción como arma política arrojadiza. Por su parte, ante esta absurda estrategia opositora, sin aportar una sola alternativa a los problemas reales, Rajoy sigue a lo suyo, es decir, a intentar gobernar, y culmina el acuerdo con el PNV para aprobar los Presupuestos, encauzando la legislatura hasta 2018 tras el apoyo peneuvista tras implicarse personalmente en la negociación desde Brasil para sacar las cuentas adelante y alejar así, de momento, un adelanto electoral que, según las encuestas, incluso ganaría. Guste o no guste, esta es la realidad política con un PP ganador, que asume incluso que Rivera pasará a la ofensiva para desgastar a Rajoy tras aprobar los PGA, pragmático y con los pies en la tierra para afrontar la cruda realidad, frente a un conjunto de partidos mal avenidos en la oposición a la gresca entre ellos y enfrascados en luchas internas, siendo incapaces de hilvanar una alternativa fiable y creíble que saque definitivamente a España de la grave crisis económica, mientras los españoles ya están hartos de demagogias y polémicas teóricas que no conducen a nada positivo, pues “una cosa es predicar y otra dar trigo”.
            Entretanto prosigue el revuelo por el “caso Lezo”, en que las grabaciones muestran que González pedía aún más dinero pues en ellas su testaferro, Edmundo Rodríguez Sobrino, dice a la exdirectora financiera del Canal María Fernanda Richmond: “él quiere tener ingresos, tener ingresos, tener ingresos” y yo le digo “tranquilízate, pasa desapercibido”. Y por este goteo de filtraciones en plena situación de secreto de sumarios a las que ya nos tienen habituados los tribunales de justicia, sin que nadie pida responsabilidades a nadie, se desarrolla el juicio político, en paralelo al juicio penal, que será quien ponga a cada uno en su sitio, mientras Rajoy confía en que el paso del tiempo despeje la situación de un PP acorralado una vez más por la corrupción, su problema principal, precipitándolo todo la arriesgada denuncia de Cifuentes. Y mientras el partido crea una oficina interna de lucha contra la corrupción ya que el “caso Lezo” le fuerza a vigilar a sus cargos públicos, el número dos de Interior dice que sufre una “cacería” y el PSOE pide su dimisión. Por su parte Maíllo asegura que “Rajoy irá a la comisión sobre la financiación del PP” y ve la “operación Lezo” como un “problema del PP de Aguirre” aunque preocupa a todos, en tanto que el juez afirma que PwC obtuvo contrato inflado por financiar al PP de Madrid. Y Adrián de la Joya, el empresario que desveló la comisión de OHL para Ignacio González, remata diciendo: “López Madrid me dio 1´4 millones y dijo, dos tercios son para el Canal”, afirmando que el consejero de OHL le ofreció quedarse con un tercio y entregar el resto a Ildefonso de Miguel, testaferro de González, pero “le contesté que no, que yo no e comía el marrón de pagar a políticos, que se lo diera él; se cabreó y me dejó de hablar” por lo que “al final me lo quedé todo porque OHL me debía 4 millones de un negocio en África y aproveché para cubrir gastos”. Sin comentarios, salvo que este es el ambiente en que se mueven los golfos.
            Hablando de golfos, mientras Moix ordena investigar a los fiscales del 3% por coacciones, pues el fiscal Jefe Anticorrupción cree que hay indicios de que sus subordinados presionaron a un imputado y obstruyeron la acción de la Justicia durante la investigación a los Pujol en Andorra, Pujol Jr dice ante el juez: “Yo le decía a mis hermanos: voy a repartir X y se los daba”, “soy como Saza en la Escopeta Nacional, el que paga la fiesta”. Todo ello adobado con otra fiesta que acaba de empezar ya que los fiscales se rebelan contra las injerencias del Gobierno, pues miembros de la Fiscalía creen que el Ejecutivo intenta controlar casos sensibles a través de Moix, por lo que el Consejo Fiscal aborda esta semana la pugna entre el Jefe de Anticorrupción y sus subordinados… ¿Hasta cuándo vamos a seguir polemizando sobre el funcionamiento del Ministerio Fiscal? Si el actual sistema no funciona, cámbiese. Lo que no puede ser es seguir deteriorando el funcionamiento de la Justicia en España con un trasfondo político evidente que, aunque pueda beneficiar a algunos momentáneamente, perjudica a todos a medio y largo plazo.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que Susana Díaz espera derrotar a Sánchez por unos 21.000 votos, fiando su victoria a lograr tres de cada cuatro sufragios en Andalucía y suficiente ventaja en Madrid, Extremadura y Castilla-La Mancha; y que se celebra la Fiesta del 1 de mayo que ha dejado de ser lo que era, pues desprestigiados los sindicatos UGT y CCOO, que viven sus horas más bajas desde la Transición, con una sangría de afiliados que asciende a 500.000 desde 2011, carecen de capacidad suficiente de movilización para retomar el diálogo con la patronal cuando es más necesaria.
            En el exterior destaca la polémica entre la UE y Reino Unido a causa del Brexit pues los 27, reunidos en Bruselas para aprobar las líneas rojas del plan de negociación del divorcio británico, desafían a Gran Bretaña y abren la puerta a una Irlanda unificada, lo que, tras el asunto de Gibraltar, supone un nuevo punto de fricción indiscutible si se reconoce la pertenencia de Irlanda del Norte a la UE en caso de una potencial “unificación” de la isla. Europa aprueba pues endurecer las condiciones del Brexit, siendo los presupuestos una de las prioridades, ya que Reino Unido, antes de negociar la futura relación bilateral, deberá pagar las facturas pendientes y garantizar los derechos de los ciudadanos europeos que viven en las islas. Por su parte los conservadores británicos denuncian la “injerencia” de Bruselas en Irlanda del Norte y May, inflexible con la UE, sostiene que “es mejor no tener acuerdo que un mal acuerdo”. Mal asunto, aunque supongo que, con acuerdo o sin él, habrá que pagar, si te vas del club, las factura pendientes y asumir las pertinentes consecuencias. Entretanto España se compromete ante la UE a subir más los impuestos si crece el déficit, mientras el optimismo económico se afianza en la zona euro.
            Además cabe citar que una huelga general paraliza en Brasil las grandes ciudades; que la UE está pendiente del liderazgo de Matteo Renzi, mientras militantes y simpatizantes del PD italiano votan para decidir quién llevará las riendas; que Le Pen, ante el silencio de Mèlenchon, busca romper el pacto que aísla al Frente Nacional mientras crece en los sondeos y pasa a la ofensiva con aliados en la derecha gaullista y la extrema izquierda (todo vale en el populismo radical); y que Trump fracasa en su promesa electoral de gran expansión económica al crecer la economía estadounidense sólo un 0`7% en los primeros 100 días de gobierno frente al 4% prometido, aunque desvía la atención de su política interior volviendo a amenazar a Corea del Norte sin descartar acciones militares… y mientras califica a los periodistas de “personas incompetentes y falsas”, dices “pensé que sería más fácil ser Presidente” (en efecto, una cosa es predicar y otra dar trigo). Entretanto el Papa Francisco finaliza su visita a Egipto, siendo el primer líder que visita al dictador Al Sisi, y se despide con una misa ante 10.000 cristianos coptos en El Cairo, atrás queda su visita a la Universidad de Al Azhar, donde los maestros del Islam aplauden la condena de Francisco a “cualquier forma de odio en nombre de la religión” ya que “la violencia y la fe son incompatibles”, dispuesto así a “desenmascarar la violencia disfrazada de religión” pidiendo por tanto “un no fuerte” a la violencia en nombre de Dios; sin duda un valiente mensaje de paz en estos turbulentos tiempos de violencia y en el escenario adecuado.
            Por lo que al deporte se refiere, mientras en automovilismo Alonso ya ni corre, pues el McLaren se rompe en la vuelta de calentamiento, en tenis Nadal logra su décimo torneo Godó y ya es favorito para Roland Garros.
                                                Jorge Cremades Sena