domingo, 24 de junio de 2018

TORRA DECLARA LA GUERRA AL REY


                        Es insólito que en un Estado democrático un gobernante cualquiera declare la guerra al Jefe del Estado, constitucionalmente investido; insólito en cualquier Estado, menos en España. En efecto, mientras el PSOE, que sustenta al actual Gobierno, ofrece a ERC un puesto en el Consejo de RTVE (de TV3, mejor ni hablemos), se hace un grosero boicot a Felipe VI, nuestro Jefe de Estado, ante su visita a Tarragona porque “la República catalana no tiene Rey”, dando por hecho que la inexistente República Catalana existe legalmente y, por tanto, se rige por sus propias normas al margen de la Constitución española y del propio Estatut de Catalunya. Inaceptable e inadmisible desde el punto de vista que se mire, pero así es. Así, tras escenificar la ruptura, Torra asiste al final con el Rey a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo, pero asegura que no le invitará a ningún acto (como si se tratara de un cualquiera) y lo hace después de participar en una protesta contra Felipe VI, como si sólo fuera president de los catalanes partidarios del secesionismo y no de todos los catalanes. Para colmo, todo ello, delante del Presidente del Gobierno, que obviamente también asistía al evento, quien se limita a mirar para otro lado, mientras Moncloa sostiene que a Torra (es decir, al President de la Generalitat) le “debemos tender la mano” y “evitar tensiones”. En fin, sin más comentarios; ya sabemos lo que hay que hacer ante los despropósitos gubernamentales antidemocráticos y anti-institucionales catalanes para tener la fiesta en paz….mirar para otro lado como si no existieran, no vaya a ser que les moleste en caso contrario. Por su parte Torra no se corta un pelo y sostiene que “Felipe VI no ha pedido perdón por aparecer en televisión para dar apoyo a la represión” (apoyar la Constitución, que es lo que hizo Felipe, es, por lo visto, represión), que “no ha expresado ni una palabra de consuelo o de apoyo a los heridos del 1-O ni a sus familias” (por cierto, ningún herido grave en las trifulcas y algunos hasta heridos de mentirijilla, para animar el cotarro), que, como catalanes, “no nos interesan las fotografías con aquellos que avalan y animan la persecución de ideas” (como si él mismo fuera perseguido por sus ideas, cuando ni siquiera lo es por sus repugnantes ideas xenófobas y de odio, intolerables al extremo de que el propio Sánchez, eso sí cuando estaba en la oposición, le apodara el “Le Pen español”) y que, por tanto, “no invitaremos al Rey de España a los actos que organice el Gobierno de Cataluña” (como si Felipe no fuera también Rey de Cataluña y la máxima autoridad del Estado Español y, por tanto, de todo el conjunto de sus territorios). Preocupante pues las graves ofensas de Quim Torra (President de la Generalitat catalana) al Jefe del Estado y, por tanto, a toda España y todos los ciudadanos españoles, así como la tibia contestación de Pedro Sánchez (Presidente del Gobierno), máxima autoridad Ejecutiva del Estado Español y, por tanto, garante del correcto funcionamiento institucional del Estado y del derecho y las libertades de todos los ciudadanos…. Moncloa ni puede ni debe eludir una dura respuesta ante semejantes desafíos argumentando que busca la “distensión” (que jamás ha de ser sinónimo de rendición ante los totalitarismos), mientras Torra “rompe” con la Corona, es decir, con la Jefatura del Estado y se une a una protesta en la calle como si fuera un mero manifestante más, cuando es el máximo representante del Estado en Cataluña y, por tanto, está obligado al respeto estricto de la normalidad institucional del mismo.
            Entretanto Pedro Sánchez, desechada la derogación de la “perversa” reforma laboral de Rajoy, así como la reforma de la financiación de las CCAA (no vaya a ser que con ello se perjudique la distensión con Cataluña), busca rellenar lo que queda de Legislatura diciendo, entre otras cosas, que “aprobaremos un plan contra la explotación laboral”, que “habrá eutanasia antes de que acabe la legislatura y en la sanidad pública”, que “la UE debe crear de una vez por todas el impuesto de transacciones financieras” y que “espero que la Generalitat no vuelva a la vía unilateral; es una crisis política” (no es cuestión de esperar, sino de atajar el intolerable comportamiento de los gobernantes secesionistas catalanes, de sus acosos a las instituciones del Estado y de su actuación como si gobernaran en un república independiente desde el famoso ilegal referéndum del 1-O que consideran totalmente válido). Por lo demás, Sánchez, enfriado el efecto mediático del “Aquarius”, justo en el día que se rescatan en aguas españolas 800 inmigrantes de 25 pateras (es el pan nuestro de cada día), comparte la “misma visión de Europa” y sobre inmigración que Macron, con quien se reunió ayer en París, coincidiendo en la necesidad de crear “centros cerrados de acogida” para acelerar la recepción de inmigrantes, mientras Italia redobla el pulso a la UE con nuevas amenazas a los barcos de rescate, pues tras capturar a uno de ellos, cargado de inmigrantes, y detener a su tripulación, el Ministro de Interior, Salvini, manifiesta “llevaros la carga a España, Francia o donde queráis” pues “este barco Italia lo va a ver sólo en postal”….”llevaos la carne humana a España”. En fin, sin más comentarios.
            Y en medio de todo esto, se desata una polémica de órdago porque los jueces dejan a “La Manada” en libertad provisional hasta que se resuelvan en instancias superiores los recursos y se haga firme la sentencia, que, de momento, les condena a nueve años de prisión, provocando que decenas de miles de personas protesten en las calles de casi todas las ciudades españolas; una ola de ira, estupor e indignación en toda España y, por supuesto, de confusión generalizada sobre el asunto. Ya ven, éramos pocos y parió la abuela. En definitiva, hasta el Gobierno queda dividido por semejante decisión, que a causa del cambio de criterio de una jueza permite la excarcelación de los condenados provisionalmente, pues el Gobierno dice estar “sorprendido” y acusa al tribunal de “romper la regla de oro” de la libertad provisional, mientras la Ministra Delgado ve “normalidad judicial” en el asunto y la secretaria de Igualdad lo ve como “alarma social”….y puede que ambas lleven razón, lo que evidencia que el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento, han de reformarse ya para adecuarlas a las demandas sociales y, por otro lado, dejar un menor margen a la arbitrariedad de los jueces a la hora de tomar decisiones. Entre los argumentos para la excarcelación provisional está que “viven a 500 kilómetro de la víctima”, justificando el auto que los condenados “no pueden huir del país porque no tienen dinero” y que al perder el “anonimato” no hay riesgo de fuga (razones más o menos acertadas o convincentes, que, en todo caso compete a los jueces valorar), mientras el presidente del tribunal se opone a la salida porque “es un delito gravísimo”…..una vez más, división judicial a la hora de valorar las razones del mantenimiento o no de la prisión preventiva, que es de lo que se trata, y otra vez más las contradicciones entre quienes, según los casos, critican o avalan el abuso de dicha prisión preventiva en España según les conviene. Y, por supuesto, una oportunidad más para quienes buscan sacar ventajas políticas confundiendo a la gente de buena fe….pues, como erróneamente se grita en la calle, ni los condenados han sido absueltos, ni los jueces han dejado de creer a la víctima, ni se ha dejado de hacer justicia, simplemente estamos ante una decisión de dejar o no en libertad provisional a unos condenados, que aún no lo son de forma definitiva, hasta que tribunales superiores resuelvan sobre los recursos presentados a la sentencia en primera instancia….Ya se verá al final en qué queda todo este asunto, mientras tanto el alboroto y la confusión por doquier. Por su parte el Gobierno pretende ejercer la acción popular en juicios similares a éste de La Manada.
            Por otro lado continúan las primarias en el PP, que fija una cuota “low cost” para que voten sus morosos, pudiendo participar si abonan 20 euros, en tanto que los precandidatos no harán debates para no “dividir” y mientras el rector declara que las convalidaciones del master de Casado son “irregulares”. De un lado, Cospedal dice “garantizo el futuro del PP como partido de Gobierno, referente del centro derecha, de la libertad y la unidad de España” y cuestiona a Rajoy y a Santamaría, manifestando que ella “habría aplicado antes el 155”. De otro lado, Casado, que invoca a Piqué, Pizarro y Lacalle para su propuesta económica, dice “el PP lleva 30 años liderado por la misma generación y pido paso; estoy en política para servir a España y para eso hay que preservarla”, “me encantaría contar con el respaldo de Aznar, pero acierta al ser neutral” y asegura que en su proyecto “no va a caber la corrupción” y que su candidatura es la que “más daña a Rivera”. Y por su parte Aznar, sale oportunamente a la palestra diciendo que “o el PP se renueva o dejará de ser partido de Gobierno”, que “el PP pierde respaldo al aceptar en 2008 los planteamientos que le hace la izquierda”, y que “si en vez de desarticular el golpe separatista, les das la opción de ganar las elecciones, te ganan”, añadiendo, “me cuesta aceptar lecciones de quienes han intentado enterrar 14 años de historia del PP”, en fin, ya ven, con amigos así es obvio que el PP no necesita enemigos.
            En lo que a otros asuntos se refiere cabe citar que sindicatos y patronal se disponen a cerrar una subida salarial mínima del 2%, incluyendo la revisión un punto más en función de beneficios y productividad; que las víctimas amenazan a Marlaska con movilizaciones si acerca a los presos de ETA; que la subida de pensiones supone el primer choque con Bruselas, admitiendo la Ministra de Trabajo que conseguir la estabilidad presupuestaria será intentar la “cuadratura del círculo”; que Ana Julia, la asesina de Gabriel, manifiesta que “sé que estaré toda mi vida en prisión”; que para 24.000 plazas de profesor en Secundaria, Artes Plásticas y Formación Profesional opositan 250.000 personas; que Jordi Pujol Jr propuso a un reo colombiano blanquear 100 millones de la familia, descubriéndole el juez también “haciendo uso de su capacidad de influencia” en instituciones de Cataluña tras salir de prisión; y que Sánchez releva a la cúpula de RTVE con su primer decreto para que el Parlamento elija un nuevo Consejo de Administración tras ocho meses de bloqueo y si no hay acuerdo el Ejecutivo nombrará un administrador único. Y del exterior cabe citar que, mientras Erdogan encara las elecciones más inciertas en Turquía desde 2002, la ONU denuncia a Venezuela por “graves violaciones de los derechos humanos”.  
            Prosigue mientras tanto el Mundial de Fútbol, con la finalización del resto de grupos de los partidos de la segunda jornada (ya sólo quedaría el tercer partido), con los siguientes resultados: Grupo C, Dinamarca 1, Australia 1 y Francia 1, Perú 0 (Perú ya queda eliminada); Grupo D, Argentina 0, Croacia 3 y Nigeria 2, Islandia 0; Grupo E, Brasil 2, Costa Rica 0 y Serbia 1, Suiza 2 (Costa Rica ya queda eliminada); Grupo F, Corea del Sur 1, Méjico 2 y Alemania 2, Suecia 1; Grupo G, Bélgica 5, Túnez 2 e Inglaterra 6, Panamá 1 (Panamá queda eliminada); y Grupo H, Japón 2, Senegal 2 y Polonia 0 Colombia 3 (Polonia queda eliminada). A la espera de lo que suceda en el tercer partido de los grupos, que comienza mañana, de la fase de este segundo partido cabe destacar, además de las selecciones que ya han quedado eliminadas, aunque habrán de jugar su tercer partido, que la Argentina de Messi está al borde de la eliminación, que Brasil venció a Costa Rica con los dos goles marcados en el descuento y que Alemania, gracias al gol de Kross en el minuto 95, derrota a Suecia y milagrosamente sale de una hecatombe deportiva, siendo la actual campeona.
Jorge Cremades Sena