viernes, 6 de enero de 2017

LA REALIDAD SE IMPONE



                        En plena polémica por el deseo de la oposición de derogar la reforma laboral frente a la propuesta del Gobierno de, en todo caso, alcanzar un consenso para reformarla, que no derogarla, mejorando aquellos aspectos más negativos de la misma, la realidad se impone (o debiera imponerse) pues los datos objetivos no dejan lugar a dudas. Y los datos objetivos sobre la creación de empleo, principal objetivo según todos los partidos políticos, revelan que con la actual reforma laboral se ha dado la mayor subida de la afiliación a la Seguridad Social desde la crisis (siendo dicha subida a la SS la más importante en una década) y la mayor caída del paro en medio siglo, siendo el año 2016 un año histórico para el empleo ya que cada día se crearon cerca de 1.500 puestos de trabajo, lo que supone sacar del desempleo a un total de 390.534 personas. Por tanto, si la reforma laboral, que busca tumbar la oposición simplemente porque la decidió el PP cuando tenía mayoría absoluta, ha ocupado a más de un millón de ciudadanos en cuatro años, y si 2016 marca una histórica caída del paro concluyendo con el mayor descenso del mismo de la historia, es obvio que el Gobierno, cargado de razón, pese a que a algunos no les guste, enarbole los buenos datos objetivos para intentar apuntalar dicha reforma laboral, su reforma, dejando a la oposición en evidencia por su pretensión de derogarla. Cierto que la precariedad del empleo creado ensombrece el éxito de la reforma que, obviamente, es mejorable, por lo que la propuesta del Gobierno de buscar un consenso de cara a una mejor calidad del empleo generado cobra aún más fuerza ya que la flexibilidad gubernamental para modificar los aspectos negativos de la actual situación contrasta con el empecinamiento de la oposición de derogarla, sí o sí, a toda costa, haciendo caso omiso a una realidad indiscutible de la situación actual como es su potencial de creación de empleo que ni siquiera los propios sindicatos se atreven a negarlo. Si se derogase, como pretende la oposición con el PSOE a la cabeza, o se generaría un vacío normativo o se regresaría a la legislación anterior a la reforma hecha por el PP que desgraciadamente tiene el record de haber generado la mayor cantidad de paro de todos los tiempos. Así era la cruda realidad entonces (destrucción alarmante del empleo por mucha calidad que garantizara la normativa) y así es la realidad actual (generación histórica de empleo pero de peor calidad) lo que supone que, si el principal problema de España es el paro, el objetivo pasa por intentar elevar la calidad del mismo en la medida de lo posible haciendo reformas de la normativa laboral actual pero no regresando a un pasado nefasto pues la peor calidad del empleo es no tenerlo.
            Y mientras en el asunto de los soberanismos trasnochados la realidad se impone en Alemania, donde el Tribunal Constitucional alemán rechaza de pleno la pretensión de un referéndum separatista en Baviera propugnado por secesionistas bávaros, en España, a diferencia de Alemania por ejemplo, los secesionistas catalanes se pasan las decisiones del Tribunal Constitucional español y del resto de tribunales españoles de Justicia por el arco del triunfo, desafiando así al Estado de Derecho. Y luego, pasa lo que pasa. Incluso cuando aparentemente deciden acatar las sentencias porque no les queda otro remedio o porque le ven los dientes al lobo, lo hacen burlándose de la ley como acaba de hacer el alcalde de Torredembarra de ERC que cumpliendo finalmente y a su pesar la orden de izar la bandera española en el Consistorio lo hace con sorna, escenificando una derrota naval, al colocar el pabellón catalán por debajo del español (no al lado como procede) como si hubiese sido conquistado y sometido. Y entretanto todo, absolutamente todo, se utiliza para hacer propaganda del ilegal independentismo unilateral, con lo que Puigdemont no tiene reparo en usar a los Reyes Magos para adoctrinar en el soberanismo ya que la Generalitat se suma a la iniciativa de ANC y Omnium para inundar de esteladas la cabalgata de Vic que será retransmitida por TV3. Por su parte En Comú Podem quiere elecciones en lugar de un referéndum, pues Domènech cree que otra consulta unilateral “no aportaría nada”, mientras que Puigdemont no quiere ser candidato si hay adelanto electoral, pues ha trasladado a su equipo de confianza que se irá si no logra convocar un referéndum, colisionando así con Podemos que rechaza apoyar la consulta y pide convocar ya los comicios en Cataluña que, según los sondeos, serían nefastos para el PDC (antigua Convergencia), que no levanta cabeza desde su deriva desde el nacionalismo moderado hacia el independentismo radical totalitario.
            Entretanto prosigue la guerra interna tanto en el PSOE como en Podemos. Por si fuera poco lo acaecido en el seno de los socialistas surge una plataforma, denominada “RecuperaPSOE” integrada por críticos de la dirección que alquila una oficina en la mismísima calle Ferraz, a poca distancia de la sede socialista oficial, para promover la afiliación, por lo que la Gestora, que desoyendo a los críticos fijará con los barones la fecha del Congreso, estudia acciones “legales y estatutarias” contra estos sanchistas que ya se atreven a llevar la división interna a una evidente división externa abriendo esta especie de sede paralela por su cuenta y riesgo. Y en Podemos, mientras Errejón redobla el pulso y avisa de que Iglesias no es imprescindible, una grabación desvela que el Comité de Garantías de Baleares obliga a una consejera a desaparecer durante unos meses a cambio de no ser expulsada, ofreciéndole un empleo si se mantiene callada y reconoce públicamente que se había equivocado, buena forma de acallar a los críticos: “Si eres buena niña, te buscamos trabajo”. En fin, es lo que hay.
            Y mientras la Udef acusa a altos cargos del PP de presionar en Moncloa en favor de Pujol, señalando a Juan Costa, Secretario de Estado de Comercio, y a José Manuel Fernández Norniella de hacer gestiones en 2001 para que organismos públicos financiaran proyectos amañados en África de la familia del ex president, la decisión del Consejo de Estado de responsabilizar a Defensa por el accidente del Yak-42 en 2003 genera una polémica mediática y política sobre Trillo, entonces Ministro de Defensa y actual embajador en Londres. La oposición en pleno piden su cese como embajador mientras el Gobierno sostiene que ya estaba previsto junto a otros setenta embajadores que habrán de ser relevados o cesados ya que así “tocaba”, asunto que para la oposición significa proteger a Trillo por parte del Gobierno para no vincular su cese con la decisión del Consejo de Estado mientras Moncloa sostiene que ya cinco tribunales exculparon a Defensa del accidente, aunque, en todo caso, Cospedal, la actual Ministra de Defensa, anuncia que se reunirá con las víctimas y solicita comparecer en el Congreso.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe destacar que el 73% de los españoles considera que las pensiones están en riesgo ya que la Seguridad Social gasta 735 millones mensuales más de lo que ingresa; que Ciudadanos abre la puerta al tercer mandato de Rajoy, pues las democracias parlamentarias no limitan por ley el tiempo en el cargo como pretende Rivera; que las compañías telefónicas no podrán cobrar por liberar móviles; que las muertes en carretera rompen una etapa de 13 años a la baja con lo que el repunte de los accidentes fuerza una “profunda revisión” de la seguridad vial (se retocará el carnet por puntos y se estudiarán los límites de velocidad y los controles de alcohol, entre otras medidas); y que los yihadistas detenidos en Madrid iban a atentar con un AK-7 como en Estambul, al extremo de que la célula desarticulada tres días antes de la Nochevieja ya había comprado dos kalashnikov y diez bombas de mano.
            Y en el exterior mientras el francés Valls ajusta su discurso para unir a la izquierda, en EEUU se produce el primer choque entre Trump y los congresistas republicanos al imponerse a su partido en la defensa del Comité de Ética; además el Presidente electo obliga a Ford y General Motors a dejar Méjico amenazándoles con grandes impuestos si siguen allí, por lo que Ford cancela sus planes de inversión, mientras el mandatario mexicano Peña Nieto recupera al ministro Videgaray, que orquestó la visita de Trump, poniéndole al frente de Exteriores en busca de una relación “constructiva” con EEUU.
                                       Jorge Cremades Sena