martes, 24 de enero de 2017

NO ES NO Y EL VIEJO PP



                        Se tiene la sensación de que los partidos políticos españoles tradicionales andan desnortados y en plena reflexión interna con el objetivo de recuperar el rumbo. En el PSOE Susana Díaz, que busca el apoyo del socialismo del norte, es recibida en El Bierzo con el famoso “no es no” de Sánchez, mientras el valenciano Ximo Puig planea remodelar su Gobierno valenciano para deshacerse de la “pedrista” Montón y, entretanto, Patxi López, que a diferencia de Susana y Pedro sí es diputado, sigue a lo suyo teniendo en cuenta que Susana Díaz tendría que dejar la Junta si quiere ser senadora (la Ley le impide compatibilizar la presidencia andaluza con un escaño en el Congreso, y en el Senado podría tener “cara a cara” con Rajoy como líder de la oposición), un dilema importante de cara al futuro liderazgo socialista. Por su parte en el PP, que debatirá por primera vez legalizar la maternidad subrogada, mientras Aznar acusa al Gobierno de legar sólo “deuda y déficit” a los jóvenes”, Rajoy prepara un Consejo de Notables para, tras el portazo del expresidente, escenificar el apoyo de antiguos ministros y sintonizar con el “viejo PP” de Aznar, quien, junto a Mayor Oreja y San Gil, alerta de que “España se desvertebra”, olvidándose de cuándo hablaba catalán en la intimidad con Pujol. Asimismo los partidos emergentes, que apenas tienen historia, andan enredados en encontrar su rumbo sin saber exactamente qué quieren ser de mayores. Mientras Rivera quiere evitar líderes territoriales en Ciudadanos, ya se sabe lo que sucede con las “taifas”, Errejón impide que Iglesias fusiones a Podemos con IU (su propuesta cuenta con el respaldo del Secretario de Organización) y busca limitar el poder “monárquico” de Pablo, mientras éste intenta que su “número dos” no recorte poderes al Secretario General y acusa a los críticos de querer burocratizar Podemos. El ya viejo “no es no” a debate y el “viejo PP” metiéndole los dedos en el ojo al pretendido nuevo PP, por parte de algunos, trae a socialistas y populares respectivamente de cabeza, mientras morados y naranjas intentan consolidar un espacio político que les permita sobrevivir en el futuro y ser árbitros de la gobernabilidad en España… Y entretanto, unos y otros, enfangados en el quién y el cómo, se olvidan del qué, pues las propuestas programáticas brillan por su ausencia.
            En tales circunstancias, las Fuerzas de Seguridad detectan cada vez más presiones de los españoles del IS para golpear en la Península ya que cada vez hay más mensajes incitando a atentar como respuesta a la labor policial del tenor de “detienen a nuestras mujeres y no hacéis nada; nos humillan y no hacéis nada”, “¿qué tiene que pasar?”, “¡atacad, atacad!”, siendo el mayor riesgo la actuación de “lobos solitarios” ya que en España hay un centenar de fanáticos que podrían pasar a la acción. Por otro lado, respecto al grave problema del independentismo totalitario, mientras Rajoy fuerza la “operación diálogo” pese al bloqueo de Puigdemont y mantiene contactos discretos con políticos y empresarios, Bruselas garantiza a Moncloa, como era previsible, el aislamiento al President, al extremo de que la UE evitará el debate secesionista en plena crisis por el Brexit y los populismos ascendentes. Y entretanto, para que no falte de nada, se publica que Bono oculta que Trillo le facilitó todos los papeles del Yak-42, ya que el día del traspaso de carteras en el Ministerio de Defensa se le entregó un armario con 6.000 folios y el coronel que lo custodiaba desmiente que tuviera que forzarlo afirmando que “la capacidad de fabulación del ministro no tiene límites” pues, cuando Bono se lo pidió, “yo mismo lo abrí con mi propia llave”. En fin, sin comentarios.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe destacar que la luz subirá hasta 2028 por la deuda eléctrica de la gestión de Soria; que, según Dombrovskis, Vicepresidente de la CE, “España no debe derogar sus reformas como intentó Grecia”;  que PSOE y sindicatos pactan la renta mínima sin contar con Podemos (la iniciativa legislativa popular propone una paga de 426 euros para todos los desempleados sin ingresos) mientras PP y Ciudadanos se oponen a esta medida que exige saber cómo se financiaría; que la mujer de Bárcenas sostiene ante el juez que nada sabía de los negocios de su marido ni de los suyos pues “no hablábamos de temas de trabajo”; y que Oleguer Pujol dice sobre su sociedad en Guernsey que “lo podía haber hecho en Pamplona”.
            Respecto a noticias del exterior destaca sobremanera el proceder de Donald Trump que, por cierto, ante las masivas manifestaciones populares de protesta se pregunta por qué esta gente no votó, contestando a través de Twitter a la marcha de las mujeres y recrudeciendo la guerra contra los medios, mientras retira a EEUU del Pacto del Pacífico y revisa el de Méjico. Sin duda está dispuesto a llevar a rajatabla sus estrafalarias y radicales propuestas tanto a nivel interno como exterior. En efecto, su ofensiva contra la liberalización global afecta al Acuerdo Transpacífico de Cooperación y al Tratado Comercial entre EEUU, Méjico y Canadá, mientras la Casa Blanca elimina el español de su web, arrinconando así a la primera minoría del país con más de cincuenta millones de ciudadanos castellano-hablantes. Mientras España lamenta la desaparición de la web en castellano, la presión hispana en EEUU refrena el afán de Trump por censurar el español y la Casa Blanca alega que su web se ha suprimido porque “está en construcción” (algo es algo). Y mientras Trump inicia la guerra comercial en el Pacífico, cumpliendo su promesa electoral de retirar a EEUU del tratado de libre comercio, que agrupa a 12 países de Asía y América y representa al 40% de la economía mundial, anuncia una masiva bajada de impuestos, advirtiendo a los empresarios que deberán producir en EEUU para beneficiarse de las rebajas fiscales. No extraña que, ante esta entrada en política de Trump como un elefante en una cacharrería, su vecino mejicano Peña Nieto diga que “en los dos próximos años hay que redefinir la relación con Washington”. Por su parte Maduro expulsa al colaborador del Diario La Razón, un aviso a navegantes de lo que puede hacer Trump en el futuro, aunque, de momento, se conforme con no darles la palabra a quienes no le caen bien.
            Y mientras tropas africanas llegan entre vítores a la capital de Gambia (unos 4.000 soldados senegaleses entran en Banjul para facilitar el regreso del nuevo presidente Adama Barrow), el socialismo francés, al igual que el español, busca un líder que lo salve del desastre; en efecto, Hamon disputará a Valls la candidatura de la izquierda, viéndose el ex primer ministro francés superado en la primera ronda de las elecciones primarias socialistas por el representante del ala crítica, con lo que el domingo Manuel Valls disputará la segunda vuelta con el “radical” Benoît Hamon que, de momento, parte como favorito; la izquierda apoya al ex ministro rebelde Hamon y castiga a Valls en las primarias. Ya ven, los radicalismos están de moda… y Marine Le Pen, junto a otros líderes de la extrema derecha europea, esperando su oportunidad.
                                       Jorge Cremades Sena