jueves, 12 de julio de 2018

NI TANTO, NI TAN CALVO


                Bien se podría aplicar el dicho “ni tanto, ni tan calvo” a la sorprendente propuesta de la Vicepresidenta Carmen Calvo de que sea delito cualquier acto sexual sin un “sí explícito” y expreso por parte de la mujer, desconcertando a los juristas con semejante propuesta para poder demostrar judicialmente el delito de violación con el objetivo de que los tipos penales en el Código Penal no dependan de la interpretación subjetiva de los jueces. Ni es la primera vez, ni será la última, en que muchos, entre ellos yo, apostamos por una mayor claridad y precisión a la hora de definir los delitos en el Código Penal para limitar, que no eliminar, el excesivo papel interpretativo de los jueces, pero concluir por ello que en las relaciones sexuales no baste decir “no” para considerarlo delito o abuso y haya que expresar además un “sí explícito” para no considerarlo como tal me parece una estupidez supina….ni tanto, como dejar las cosas como están, ni tan calvo, como pretende la Vicepresidenta, como exigir un plus absurdo de consentimiento, teniendo en cuenta además que al tratarse de actos practicados en la intimidad es prácticamente imposible demostrar ese “sí”, salvo que haya constancia por escrito o con testigos de tal extremo. Sería ridículo y estúpido que, iniciados los pertinentes prolegómenos amorosos (caricias, besos, tocamientos….) por parte de una pareja, el hombre, en este caso, tuviera que pedirle a su amante un previo “sí explícito” para no correr futuros riesgos de ser considerado un violador o un abusador sexual, cuando el “no” (muchas veces incluso difícil de demostrar en un tribunal al tratarse de un hecho íntimo) es suficiente para investigarlo como tal sin necesidad de expresar un previo “sí” para consumar el acto sexual, en su inmensa mayoría dado de forma natural. Ni tanto, ni tan calvo, pues que la ministra Calvo proponga que si no hay un “sí explícito” existe agresión sexual es una total “barbaridad”, tal como dicen los expertos y va en contra de la propia naturaleza de las personas. Pero no contento con esta absurda propuesta, el Gobierno de Sánchez, alineado con los movimientos feministas radicales, da un paso más y encarga a la RAE un informe para feminizar la Constitución pidiéndole un lenguaje inclusivo para que la Carta Magna sea de “españoles y españolas” y de “trabajadores y trabajadoras”, aunque la Academia, con buen criterio, rechaza este lenguaje inclusivo, pues las lenguas como resultado evolutivo de procesos seculares de las distintas comunidades humanas, ni pueden ni deben modificarse por decreto, pues iría en contra de la propia tendencia natural de las colectividades parlantes correspondientes. Ni tanto, ni tan calvo pues este ridículo proceso, iniciado con el famoso “miembros y miembras” de la inolvidable ministra Bibiana Aído, pues una cosa es defender la igualdad de género y otra las estupideces en torno a dicha defensa que, encima, no contentan a todos, pues ya los radicales movimientos de gays y lesbianas, no contentos con el “todos y todas”, “otros y otras”, etc etc, que califica el sexo masculino o femenino, reivindican el uso de “todes” y “otres” como una especie de calificativo para quienes no se consideran ni lo uno ni lo otro…. En fin, es lo que preocupa a nuestros políticos (habría que decir además a “nuestras políticas” y “nuestres polítiques” para ser correctos) con todos los problemas (habría que escribir “todos los problemos”, “todas las problemas” y “todes les problemes” para contentar a todos) que tienen para resolver. Ya ven, ni tanto, ni tan calvo.
            Y por si lo anterior no fuera poco, el Gobierno de Sánchez, con sólo 84 diputados y menos de dos años de mandato, anuncia, además de exigir el consentimiento expreso en las relaciones sexuales íntimas, una serie de medidas que más bien suenan a propuestas electorales de la oposición que concretos y viables proyectos de Gobierno, entre ellas, arrinconar a la enseñanza concertada, imponer su ideario ético como asignatura y devaluar la religión, debilitar la idea de España, acercar a presos etarras, impulsar una Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo, eliminar el diésel, suprimir las centrales nucleares e imponer nuevos impuestos a Sociedades, Banca y tecnológicas….cuando muchas de ellas es imposible conseguir por decreto. En efecto, al margen de aquellas propuestas de cara a la galería y de marcado carácter ideológico, que forman parte de la política de gestos, Sánchez propone una nueva reforma educativa sin pacto previo de Estado, como el sentido común requiere, cambiando la Lomce para que los centros no puedan dar más plazas aunque lo pidan las familias, planteando eliminar la concertada, defendiendo la inmersión lingüística y la enseñanza sólo en catalán y desconociendo, según la ministra del ramo, si hay o no adoctrinamiento en las escuelas, aunque el Gobierno a su vez rechaza invertir el 5% del PIB que el PSOE exigía en la oposición. Además la Ministra de Transición Ecológica sostiene que el diesel “tiene los días contados” provocando gran malestar en la Industria, mientras el hachazo fiscal provoca el enfrentamiento contra Sánchez de empresas y banca, al extremo de que CEOE y Cepyme le advierten de que la subida de impuestos puede “hacer fracasar” el acuerdo salarial y, al extremos de que el sector financiero descalifica el impuesto bancario por “injusto y perjudicial para toda la economía española”.
            Pero el grueso de todas las preocupaciones se centran en la política territorial de España, pues, al final, sin resolución concreta alguna Sánchez y Torra abren una etapa de diálogo pese a sus diferencias por lo que el Gobierno Central y el de la Generalitat acuerdan restablecer la comisión bilateral suspendida en 2011, mientras la incógnita es “para qué” si los soberanistas siguen sin dar su brazo a torcer en su empeño totalitario. De momento, Sánchez viajará a Barcelona para negociar más concesiones, prometiendo un próximo encuentro para proponer más transferencias a Cataluña (siendo ya la CA que más transferencias tiene junto a Euskadi) y “reconstruir lo destruido” y el golpismo queda descontento al no lograr Torra un calendario para la autodeterminación, aunque se enroca en el “procés” y le avisa de que sólo cabe la autodeterminación, dándole dos meses para que se pronuncie (no se entiende pues que Sánchez lo tilde de “constructivo”). Lo cierto es que el Presidente del Gobierno reconoce que Cataluña es una nación (por su parte el PSOE suma Aragón a su deriva nacionalista, ya que, apoyado por Podemos y los partidos regionalistas declara a la Autonomía un “país con identidad y espacio jurídico, político y cultural propios”), activa la comisión bilateral, resta peso al referéndum y retirará recursos ante el TC, mientras culpa a Rajoy de la crisis independentista y dice estar dispuesto a reconstruir “todo lo que el PP ha recortado”, en tanto que Torra veta al Rey en el aniversario del atentado yihadista de Barcelona, insiste en la autodeterminación como única vía y pide el fin “de la ofensiva policial y jurídica” contra el soberanismo. Ante semejantes realidades, Albert Rivera manifiesta que “el Señor Sánchez es un presidente chollo para los nacionalistas”, alertando sobre los dos grandes peligros para España: nacionalismo y populismo. Y, mientras el Rey seguirá viajando obviamente a Cataluña como garante de la “unidad de España”, el juez Llarena finaliza la instrucción del “procés” y suspende como diputados a Puigdemont y a Junqueras, junto a los otros cuatro diputados presos y procesados por rebelión, por lo que el Parlament se rebela contra el auto judicial y ya estudia cómo desobedecerle; la Fiscalía, por su parte, revisará la prisión de los políticos catalanes tras el final de la instrucción por parte de Llarena, haciendo que Segarra tenga que posicionarse, mientras las defensas solicitarán la libertad de los encausados y Torra pide para Cataluña una constitución propia. A pesar de todo en esta especie de oportuno deshielo entre Gobierno y Govern, parece ser que Torra aparcará la autodeterminación estratégicamente a cambio de 6.000 millones, para lo que el Vicepresidente Catalán se reúne con Calvo. En todo caso, más bien antes que después, los hechos dirán lo que hay en esta especie de distensión que más bien parece ficticia y oportunista que real.
            Entretanto el PP sigue inmerso en su batalla interna por el liderazgo; Génova se pone del lado de Santamaría y frena el debate, mientras Casado acepta una reunión para ratificar que no pactará y Cospedal estudia una oferta de una empresa privada para dejar la política (bien podría imitar a su Jefe, Rajoy, e irse al trabajo que tenía antes de entrar en ella); en todo caso, Casado  cierra un acuerdo con Cospedal para vencer a Santamaría mientras los apoyos más visibles de Cospedal se pasan a Casado sin tapujos, como es el caso, entre otros, de Catalá, Zoido, Dolors Montserrat y Tejerina, pero, a pesar de todo, Santamaría se atribuye 800 compromisarios más que Casado.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que los Pujol son acusados de blanquear 28 millones mientras eran investigados (la Policía Judicial atribuye a la familia el control de dichos fondos en Méjico en plenas pesquisas policiales); que el Gobierno dará al PNV la comisión sobre abusos policiales en el País Vasco, por lo que afines al nacionalismo decidirán quién cometió tortura; que Oriol Pujol acepta dos años y medio de cárcel para saldar cuentas con Hacienda; que el fiscal pide que el profesor del colegio Valdeluz, condenado a 50 años por abusos sexuales a doce alumnos, entre ya en prisión; que otro ex alto mando de la Policía ha sido detenido al estar implicado en la red corrupta de Villarejo; que Urdangarín pide la nulidad de su condena por no tener “base lógica”; que España es condenada por incumplir el pacto de refugiados de la UE, con lo que el Supremo insta al Gobierno a completar las casi 20.000 solicitudes de asilo a las que Rajoy se comprometió con sus socios europeos; y que Fomento promoverá 20.000 casas de alquiler a bajo precio en un plan que prevé medidas fiscales para incentivar las rentas asequibles.
            Y del exterior, destacar que Israel debate una polémica ley que permite ciudades sólo para judíos, mientras el presidente del país pide por carta que no se apruebe la norma; que Iván Duque, presidente electo de Colombia dice que “claramente, Uribe y yo somos dos personas distintas”; que la Audiencia de Munich condena a cadena perpetua a una neonazi alemana por siete asesinatos; que han sido rescatados con éxito los doce niños tailandeses y su entrenador de la cueva de Tailandia tras verdaderos momentos de angustia; que las discrepancias por el Brexit rompen finalmente el Gobierno británico, al dimitir dos ministros clave, David Davis y Boris Johnson, en protesta por la estrategia impulsada por Theresa May y sus concesiones a la UE, cerniéndose en consecuencia una moción de censura contra ella, mientras la libra cae por la incertidumbre política; y que en la cumbre de la OTAN Trump arremete contra Alemania, llama “morosos” a los aliados y redobla la exigencia pidiendo elevar del 2% al 4% el gasto en Defensa, por su parte Sánchez, que no invertirá ni la mitad, le muestra su mejor sonrisa y tras el encuentro dice “somos empáticos”…..pues bien, a empatizar pues.
            Por lo que se refiere al futbol cabe destacar que Luis Enrique ha sido elegido para resucitar a La Roja tras el fracaso en el Mundial, mientras Hierro deja la Selección; que Cristiano Ronaldo deja el real Madrid y se va a La Juve, que paga 105 millones a los blancos, firmando un contrato por cuatro temporadas; y que ya tenemos final del Mundial, Francia-Croacia, tras derrotar en semifinales los franceses a una buena Bélgica, 1-0, y hacer lo propio los croatas, derrotando, 2-1, a Inglaterra tras el 1-1 en que acabó el partido y remontar en la prórroga la ventaja inicial de los ingleses.
Jorge Cremades Sena