lunes, 9 de julio de 2018

REUNIÓN SÁNCHEZ-TORRA EN MONCLOA


                        Con la reunión de hoy en Moncloa de Torra con Sánchez llega la hora de la verdad, la hora de conocer si estamos en el terreno de la palabrería o de los hechos. Como no podría ser de otra forma, el Gobierno ha tenido que llevar previamente al Constitucional la moción del Parlament, con lo que Sánchez, al igual que Rajoy, reabre la batalla jurídica contra la vía unilateral del “procés” en vísperas de la cita con el President catalán. Sin embargo, apurando al límite los márgenes de lo tolerable o intentando una ilusoria rendición de los golpistas (los totalitarios no suelen rendirse y, a lo sumo, aparcan sus estrategias), el Gobierno de Sánchez, aclara antes de reunirse con el “Le Pen español” (así le calificaba hace bien poco cuando estaba en la oposición) que “la legalidad irá por un lado y la política, por otro”, lo que no se entiende muy bien, pues, entre gobernantes, como es el caso, la política ha de hacerse siempre dentro del marco legal. Bien pues la impugnación de la declaración del Parlament que reivindica la vigencia ilegal del 9-N, pero lo demás o es postureo innecesario o meras elucubraciones mentales inconvenientes. Menos mal que, al menos, Carmen Calvo, la Vicepresidenta del Gobierno deja claro lo siguiente: “con la Constitución no hay más margen que su cumplimiento”, “le diremos a Torra que Cataluña es una gran región con una altísima autonomía” y que sobre indultos “si hay condenas en el juicio por el procés las aceptaremos y punto”, añadiendo de paso que “la alternativa a este Gobierno es el PP” y que “Ciudadanos se ha escorado a la derecha”. Obviamente, impedir que el Parlament o que el Govern (al igual que el resto de Cámaras o gobiernos territoriales) se salten la legalidad democrática vigente no es, como algunos dicen, judicializar la política sino, sencillamente, aplicar justicia como se hace contra cualquier otro delincuente. Y, mientras Junqueras pide en la cárcel catalana “una Biblia en catalán” (en castellano sería repugnante, digo yo), Sánchez y Torra exploran los límites del diálogo en Cataluña que, como todo el mundo sabe, están en la Constitución, por más que cada uno quiera vender el asunto de la forma más rentable para sus intereses. En la Agenda de Torra, según el documento de folio y medio que previamente ha enviado a Moncloa para negociar, pide, entre otras cosas, “abordar la autodeterminación en los tratados internacionales”, “la actuación de jueces y fiscales” y la “existencia de exiliados”, aunque el punto más extenso se refiere al Valle de los Caídos, a los “privilegios” de la familia del dictador y a los “títulos nobiliarios”. Mientras tanto, para algunos, esta especie de distensión con Madrid abre fisuras en el independentismo, ya que solo la solidaridad con los políticos presos y el poder de la Generalitat cohesionan a un bloque dividido entre inmovilistas y pragmáticos; para otros, como Inés Arrimadas, “Sánchez nos ha entregado a los nacionalistas como un botín”, “el presidente es capaz de vender España a trozos por seguir unos meses en Moncloa”, “millones de catalanes nos sentimos olvidados y humillados por el Gobierno socialista” y “el problema de PP y PSOE no es el separatismo sino Ciudadanos porque saben que van a perder”….. Y otros especulan con que el Gobierno de Sánchez negociará retirar los recursos contra catorce leyes de la Generalitat.
            Entretanto prosigue en el PP la búsqueda de sucesor de Rajoy, sabiendo ya que será Santamaría o Casado, quien busca sumar apoyos de Cospedal para dar la vuelta a la votación de las bases en el Congreso del Partido. Nada mejor pues que conocer los argumentos de una y el otro para defender su postura de cara a los compromisarios. Soraya dice: “está en el ADN del PP que mande la lista más votada”, “soy heredera tanto de Mariano Rajoy como de José María Aznar, voy a tratar de unir al PP”, “el Secretario General no tiene por qué ser de mi equipo; hablé con Pablo y lo seguiré haciendo”, “cada uno debería aceptar la posición dada por los afiliados”, mientras partidarios de Cospedal piden que Casado se integre en una candidatura única. Casado manifiesta: “pido un debate con Soraya”, “mi voto ha sido el de la renovación y la ilusión”, “el ADN del PP es no negociar con separatistas”, reprochándole a Santamaría su gestión durante la crisis catalana, confiando en contar con el apoyo de Cospedal y esperando lograr 2.000 compromisarios de los 3.184, pues tanto Cospedal como Margallo le ofrecieron apoyarle la noche electoral…. La lucha entre ambos es evidente. Soraya acepta a regañadientes el debate que propone Casado, quien ha presentado una solicitud formal al partido para que se celebre un cara a cara entre ambos, aunque sostiene que “antes hay que hablar de lista de integración”, en tanto que Génova acepta un debate si los candidatos se ponen de acuerdo.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que PNV y Bildu pactan una consulta previa sobre el Estatuto; que dos ministros, Marlaska y Carmen Montón, van al frente de la masiva marcha del orgullo gay, a la que asistieron además políticos de todos los partidos; que los críticos abocan a Tezanos a dejar la Ejecutiva del PSOE para mantener el CIS; que el recorte de la desigualdad no llega a las rentas bajas, pues la precariedad de los contratos hace que los trabajadores con menos ingresos no noten la recuperación; que Podemos y PSOE pactan prorrogar la “interinidad” de RTVE hasta las elecciones; y que el Gobierno tendría que indemnizar a Billy el Niño si le quitan la medalla.
            Por lo que respecta al exterior, destacar que la UE gira a la derecha a lomos de xenofobia y nacionalismo, ya Polonia, Austria e Italia muestran cómo el poder asume un discurso ultra; que May acuerda con su gabinete un Brexit suave; que Trump activa los aranceles a China y pone en jaque el comercio global; que se desencadena un conflicto judicial en Brasil por la puesta en libertad del ex presidente Lula; que la subida de la edad de jubilación hunde la popularidad de Putin; y que, tras nuevos escollos en el rescate de doce niños y su entrenador, atrapados en la cueva tailandesa de Tham Luang desde hace dos semanas, por fin se ve algo de luz al problema tras conseguir de momento salvar a varios de ellos, gracias a un equipo de 90 buzos, prosiguiendo las labores de rescate de los restantes mientras las lluvias acechan y la preocupación del nivel de oxígeno se acrecienta, la inundación de determinados tramos obliga a que sean rescatados buceando….esperemos un final feliz en su totalidad.
            Y respecto al Mundial de Futbol, Bélgica pasa a semifinales tras fulminar a Brasil, 2-1 y reta a Francia, que derrotó a Uruguay, 2-0; y en el otro tramo, Croacia pasa a semifinales por penaltis, 4-3, tras empatar, 2-2, con Rusia y se medirá a Inglaterra que derrotó 2-0 a Suecia.
Jorge Cremades Sena