miércoles, 5 de abril de 2017

CAOS CATALÁN, ESPERPENTO MURCIANO



                        Justo cuando se inicia en el Congreso la tramitación del proyecto de Ley de los Presupuestos para 2017 en un marzo histórico en cuanto a reducción del paro en España se refiere (baja en 48.559 personas, creación de empleo record desde 2001), destaca el ya crónico caos catalán, al que se suma el esperpento murciano con el asunto de la moción de censura. En efecto, el TC avisa con toda razón a Puigdemont de las consecuencias penales de financiar el ilegal referéndum y advierte a la Generalitat en pleno mientras se dispone a bloquear la partida presupuestaria destinada a la ilegal consulta, ampliando a los altos cargos la responsabilidad penal en que pueden incurrir y, entretanto, la fiscalía investiga las empresas utilizadas en la secesión catalana, por lo que la Guardia Civil pide todos los datos a una veintena de consultoras y tecnológicas, que se enfrentarían a un delito de desobediencia si no responden en ocho días, y además también investiga a Romeva por el ilegal registro de votantes catalanes en el extranjero, en tanto que el President ya adelanta hasta las posibles preguntas que plantearía a los catalanes sobre si quieren seguir formando parte de España, en pleno desarrollo de las ilegales estructuras diseñadas por la Generalitat para la independencia que desde el Estado se indagan ahora (un caos político-institucional de primera magnitud sin lugar a dudas). Por otro lado, el órdago de Rivera en Murcia, amenazando con apoyar la moción de censura y un gobierno del PSOE apoyado por Podemos, aunque no hubiera elecciones, dobla finalmente el pulso al PP murciano y Génova sacrifica a Pedro Antonio Sánchez para retener el gobierno autonómico, mientras Ciudadanos celebra como un triunfo la dimisión, forzada por el PP, y, envalentonado, no descarta incluso vincular ahora su apoyo al nuevo presidente, propuesto por el PP, que sustituye a Sánchez, a que el cesado entregue también el acta de diputado y se replantea la dimisión generalizada por imputación tras lograr esta “pieza de caza mayor” como es la renuncia del Presidente murciano para evitar que en Murcia gobierne un tripartito PSOE-Podemos-Ciudadanos; atrás queda, con el traslado de Villegas a Maíllo a última hora del lunes de que respaldarían la moción sin elecciones, contra lo que solicitaba en principio Ciudadanos, este esperpento político murciano, iniciado por Ciudadanos con el anuncio de una moción de censura para provocar nuevas elecciones, al que el PSOE se anticipa proponiendo una moción en toda regla para sustituir el gobierno del PP con apoyo de Podemos, y atrás quedan, como acicate definitivo para forzar a Pedro Antonio a dimitir, las nuevas y oportunas acusaciones judiciales contra él por el “caso Púnica”, curiosamente desestimadas ya hasta por cuatro fiscales, y atrás quedará probablemente la “auditoría a fondo” en Murcia impulsada por PSOE y Ciudadanos, pues el objetivo de acabar con Pedro Antonio Sánchez ya se ha conseguido al margen de lo que los tribunales decidan en el ámbito jurídico sobre él, quien, obviamente erró claramente cuando afirmó y firmó con Ciudadanos que si era investigado por corrupción dimitiría de su cargo…y, guste o no guste, con más o menos argumentos, Pedro Antonio está siendo investigado en estos momentos, única razón meridiana en este esperpento político que avalaría su dimisión ya que a cualquier gobernante hay que exigirle siempre que cumpla su palabra y apechugue con las consecuencias.
            Y coincidiendo con este caos catalán y con este esperpento murciano el Congreso de los Diputados inicia la tramitación del Proyecto de Ley de Presupuestos para 2017 sin que el Gobierno de Rajoy tenga asegurada una mayoría clara para ser aprobados. Unos presupuestos en los que el Gobierno recorta inversiones para ajustarlos, en los que las pensiones suponen ya más del 40% del gasto del Estado, en los que el 56% del mismo se dedica en definitiva a gasto social, en los que el Gobierno pide un crédito de 10.192 millones para las pensiones suponiendo 4.000 millones más, y en los que la inversión cae en la mayoría de las CCAA, aunque Cataluña salga comparativamente beneficiada, como sucede a Canarias, cuyo Presidente Fernando Clavijo, afirma que los apoya “porque son más de 1.300 millones para mi comunidad”. Esperemos que los argumentos de los diversos grupos parlamentarios, bien para apoyar los Presupuestos bien para rechazarlos, sean convincentes no vaya a ser que el debate sobre los mismos se convierta en un espectáculo circense caótico y esperpéntico. 
            Por otro lado, la CEIM confirma la financiación irregular del PP de Madrid, ya que en la campaña electoral del 2007 se pagaron al menos 100.000 euros a través de facturas falsas a Fundesem, ya que la documentación localizada por la patronal ratifica las pruebas halladas por la Guardia Civil en el domicilio de Beltrán Gutiérrez, con lo que la organización empresarial madrileña entregará los documentos a la Audiencia Nacional en los próximos días y está dispuesta a actuar contra ex directivos de la misma por financiar al PP madrileño. Y entretanto un grupo reducido de etarras dirige el desarme desde España, pues sólo cuatro miembros de la banda, algunos de ellos residentes en el País Vasco, toman las decisiones al respecto, mientras la Guardia Civil pide a la Audiencia reclamar las armas que entregue ETA, remitiendo a Fiscalía un informe en el que insta a que dichas pistolas se envíen a España por si se usaron en atentados aún sin resolver, ya que los verificadores quieren entregar a la Justicia francesa el listado de los zulos para oficializar el presunto “desarme”; y, por su parte, PNV y PSE se suman a un manifiesto con Otegi por el fin de ETA que excluye al PP, un iniciativa de los autodenominados “artesanos de la paz” que está impulsada por el sindicato ELA.
            En cuanto a otros asunto cabe citar que Colau, entre un abanico de datos de carácter personal, crea un fichero con la ideología, vida sexual y religión de los policías urbanos; que Carmena gasta 9´4 millones en publicidad, tras veces más que Ana Botella; que los intereses de la deuda cuestan ya 250.000 millones a España desde el inicio de la crisis y eso que últimamente los pagamos más baratos; y que la patronal y los sindicatos cierran un pacto para subir los salarios en torno al 2%. 
            Y, por si no tuviéramos bastante, el asunto del Brexit reaviva las polémicas sobre Gibraltar, cuya soberanía se compromete Londres a defender y May le garantiza el mejor Brexit posible, mientras un ex líder “tory” afirma que Londres iría a la guerra por Gibraltar si fuera necesario, como ya sucediera con las Malvinas, pues Reino Unido defenderá el Peñón “hasta las últimas consecuencias” en la negociación del Brexit, que, curiosamente, la UE no contempla sin la aquiescencia de España. Además, los habitantes del Peñón esperan conservar su estatus tras activarse el Brexit y no quieren ser moneda de cambio, en tanto que May y Dastis, el ministro español de AAEE, intentan rebajar la tensión sobre Gibraltar, que votó casi por unanimidad contra el Brexit…pero Picardo, más papista que el Papa, activa el conflicto y denuncia la incursión de un buque español en “sus aguas”, que curiosamente no se contemplan en ningún acuerdo internacional.
            En cuanto a asuntos del exterior cabe destacar que el terrorismo vuelve a Rusia, donde una bomba causa una masacre en el metro de San Petersburgo dejando once muertos y decenas de heridos, mientras Vladimir Putin se encontraba en la ciudad y la policía busca a dos sospechosos y sigue la pista islámica para desenmascarar el atentado. Además destaca que Assad masacra a la población civil con armas químicas mediante un ataque salvaje contra niños y civiles en Siria, causando casi un centenar de muertos y desatando un clamor internacional contra esta barbarie. Citar también que la crisis política en Venezuela revela fisuras en el mismísimo chavismo; que los ecuatorianos votan pero no ponen fin a diez años de bolivarismo de Correa ya que su candidato gana las elecciones entre acusaciones de fraude; y que en Colombia la tragedia de Mocoa se ceba, como siempre, con los más pobres, mientras se busca a centenares de desaparecidos en una verdadera lucha contra reloj para localizar supervivientes tras las riadas que ya han provocado más de doscientos muertos.
                                                Jorge Cremades Sena