sábado, 8 de abril de 2017

Y TRUMP ATACA A AL ASSAD



                        Tras la masacre de la población civil en Siria con armas químicas, atribuida al régimen de Al Assad, y el veto de Rusia para condenar en la ONU el salvaje ataque químico, prohibido en todos y cada uno de los tratados internacionales, se veía venir una respuesta por parte de EEUU, que también tiene derecho a veto en Naciones Unidas, poniendo en evidencia la escalada de violencia y tensión a nivel internacional así como, una vez más, la inoperancia de la ONU con este obsoleto, anacrónico y antidemocrático funcionamiento mediante los vetos. En efecto, nada más conocerse la masacre de la población civil siria, atacada con armas químicas, EEUU amenazó con actuar “por su cuenta” en Siria si la ONU no respondía a tamaña barbarie y Trump comenzó a evaluar una acción militar al respecto. La Rusia de Putin, haciendo oídos sordos a la advertencia, veta cualquier condena o sanción al régimen sanguinario de su aliado Assad una vez más (y ya van cinco o seis veces) y los EEUU de Trump, a diferencia de su antecesor Obama que dejó las advertencias en meras amenazas, ataca por primera vez a las fuerzas militares sirias arrasando con 59 misiles una base aérea como respuesta al bombardeo con armas químicas de Assad para que no quede impune y marcando así las nuevas líneas rojas estadounidenses. Trump, con su inesperado e inmediato ataque con misiles contra el régimen de Al Assad rompe los puentes con Rusia y señala los nuevos límites del “no intervencionismo”, dejando claro que, en caso contrario, sus advertencias no quedarán en meras amenazas, un aviso a navegantes como Irán o Corea del Norte. Europa, teniendo en cuenta que ha sido un ataque selectivo contra objetivos militares, una represalia de escarmiento a la barbarie, cierra filas con Trump, aunque no le guste su respuesta unilateral y prefieran acciones pactadas, mientras Rusia condena el ataque estadounidense, que, al parecer, causó siete muertos, y rompe el protocolo de cooperación con EEUU añadiendo que reforzará su “defensa” en territorio ruso. Es obvio que los EEUU de Trump, con el apoyo de la UE y de la OTAN, no tiene reparo alguno en subir la tensión entre Washington y Moscú, dando un giro a su política de “América primero” que anunciara su actual presidente en la campaña electoral. Sin duda, todo parece indicar que, al margen de si EEUU haya entrado o no en la guerra de Siria, tal como sostienen algunos, un nuevo tiempo se vislumbra en las relaciones internacionales y que se hace urgente la búsqueda de nuevas fórmulas político-institucionales en el marco de Naciones Unidas que no pueden seguir funcionando con los parámetros establecidos en un marco geopolítico internacional surgido tras el fin de la última guerra mundial y que en nada se parece a la situación actual.
            Y, mientras los Reyes Felipe y Leticia son recibidos con máximos honores y afecto por los Emperadores de Japón en Tokio, donde Felipe llama a defender “el orden internacional” y celebra que España y Japón “comparten su compromiso con el progreso, la justicia, los derechos humanos y el desarrollo sostenible”, el terror vuelve a golpear Europa, en esta ocasión en Suecia, donde los terroristas vuelven a usar un camión para provocar una matanza tras arrollar a la multitud en una céntrica calle peatonal de Estocolmo y empotrar el vehículo en un centro comercial dejando un balance de, al menos, cuatro muertos, y una decena de heridos. Menos mal que en esta nueva guerra, la del terrorismo, hay unanimidad a la hora de la condena internacional aunque, eso sí, con más o menos énfasis, pues todos los países, aunque unos más que otros, son susceptibles de ser atacados de forma tan salvaje. ¡Cómo para andar jugando con vincular las negociaciones del Brexit y su resultado, como apuntan algunos políticos británicos, con asuntos de seguridad y su mayor o menor intensidad en la colaboración al respecto! 
            Ya en nuestro país, y hablando de terrorismo, es noticia principal el famoso desarme de ETA, cuya última farsa, según algunos, se escenificará hoy mismo, pues la banda intenta convertir la entrega de armas en un acto de propaganda, como ya nos tiene acostumbrados. Parece ser que ETA está lista para disolverse poco después de este desarme y, por tanto, discutirá inmediatamente la fórmula de su desaparición, mientras el Gobierno exige la admisión pública de su final y el PP carga contra la “foto de la vergüenza” de Otegi con el PSE y el PNV, pues, al parecer, un verificador entregará al fiscal francés de Pau las armas de ETA, cuyo plan para el simulacro de desarme consiste en llevar la geolocalización de los zulos a los que irán los autodenominados “artesanos de la paz”, mientras la policía duda de la capacidad de la banda para organizar su propio desarme y las víctimas denuncian la condescendencia social y política con los restos de una banda terrorista vencida que, según la Inteligencia, ya no sabe siquiera dónde están todos sus zulos. Lo cierto es que ETA pide a Francia impunidad para los actores del desarme y quiere que no se persiga a los que desvelen los escondites, a quienes almacenaron las armas y a los que hagan apología de los zulos, pero Paris se niega a pactar con los representantes de la banda y dice que actuará contra los que no respeten la legalidad, mientras ETA anuncia en un comunicado en la BBC que es ya “una organización desarmada” y cita para hoy “a miles de personas en Bayona”, en tanto que Rajoy pacta con PSOE y PNV sacar a ETA de la agenda política y, al respecto, ha mantenido contactos con Ferraz para unificar el mensaje y ha trasladado a Urkullu, quien junto a Barcos se reunió hace tres días con los verificadores, que no se hablará sólo de presos. Por otro lado, la Audiencia pedirá a Francia el arsenal que entregue la banda para intentar esclarecer asesinatos sin resolver todavía, mientras los “artesanos de la paz” ya tienen grabado un video con armas para salvar el acto de Bayona. Entretanto un centenar de intelectuales y víctimas del terrorismo se manifiestan en San Sebastián para dejar bien claro que “no pueden cambiarse las armas de matar por las armas de mentir”.
            Y, mientras el separatismo catalán se alinea sin éxito con Reino Unido para incluir a Gibraltar en el Brexit, May reitera a Tusk que la soberanía de Gibraltar no se negocia, en tanto que Picardo, ministro principal de Gibraltar, dice que “Londres me asegura que sin Gibraltar no habrá pacto con la UE”, además, mientras las empresas se resisten a colaborar con la Generalitat, con lo que la presión de la Fiscalía sobre las sociedades encargadas de crear las estructuras del “Estado Catalán” altera los planes de Puigdemont, éste viaja en secreto a EEUU para “fichar” a Carter… Ya ven, en este país nuestro, cada loco con su tema. Es decir, a todo, menos a usar decentemente las instituciones democráticas, como el Congreso de los Diputados, cuya presidenta Ana Pastor, dice que “el trabajo del Parlamento lo eclipsan algunas payasadas” y defiende la democracia representativa frente a “la ola de populismo” que barre el continente, mientras pide a los grupos “reformar el reglamento de la Cámara porque está antiguo” y sostiene que “el PSOE debe formar parte de los grandes pactos de Estado”.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que las CCAA se rebelan contra el reparto de la inversión pública pues las gobernadas por el PSOE, el PP valenciano y Feijóo protestan por la asignación de los Presupuestos mientras Montoro intenta aplacar la revuelta con 5.000 millones adicionales; que Fernández Díaz niega en el Congreso que existiera una operación policial contra el proceso independentista y dice que le grabaron para conspirar contra el PP, admite que no vigilaba lo que hacían sus subordinados y concluye “no soy el Gran Hermano que controla todo”; que el TS no revisará las sentencias firmes sobre cláusulas suelo previas a 2016; que Catalá insiste en que los fiscales instruyan las causas penales y anuncia que presentará la reforma legal “en breve” y prohibirá dar órdenes verbales a los fiscales; que la preocupación por la corrupción sube cuatro puntos según el CIS; que Fomento añadirá un reglamento de decreto de la estiba con la propuesta del mediador; que el BCE exige a Banco Popular un saneamiento inmediato de su balance; que el socialista Fernández pide no cuestionar la legitimidad de las primarias; que el “caso Arrabal” intensifica el debate sobre la eutanasia y el suicidio grabado obliga a partidos políticos, profesionales y afectados a tomar posición sobre el problema; y que sociedades de Rato facturaron 82 millones a las privatizadas, pues un informe de la UCO revela que su entramado publicitario ingresó 30 millones mientas era vicepresidente del Gobierno y que nueve empresas privatizadas y una pública contrataron durante 15 años con firmas vinculadas al ex ministro.
                                                Jorge Cremades Sena