miércoles, 21 de junio de 2017

EL NUEVO PSOE ECHA A ANDAR



                        Este nuevo PSOE de Sánchez, el PSOE de los militantes, echa a andar con Margarita Robles, que precisamente no es militante, como portavoz parlamentario, por lo que, de entrada, muchos se preguntan si no había ningún militante capacitado para asumir semejante responsabilidad. En todo caso, ella defenderá en el Congreso a un Sánchez que declara la guerra total al PP pero sin concretar todavía su proyecto, manifestando que “nuestro enemigo es este Gobierno, que vulnera y corrompe la Constitución”, mientras busca alianzas para “desmantelar” en la Cámara Baja la obra de Rajoy, pide a Ciudadanos y Podemos que dejen de vetarse mutuamente, reivindica el 15-M y un cordón sanitario contra el PP, busca el viejo y fracasado pacto Podemos-Ciudadanos contra Rajoy y su portavoz de la Ejecutiva reitera que “no va a desactivar nunca las iniciativas que surjan de las bases”. Así este “nuevo” Sánchez busca el viejo pacto imposible Podemos-Ciudadanos, una vez conformada su Ejecutiva con el respaldo del 70% del Congreso, el menor apoyo de la historia de los Congresos socialistas, mientras Susana Díaz y Javier Fernández se ausentaban de la proclamación final del nuevo liderazgo socialista, que, desde ya, inicia la sustitución de los liderazgos locales críticos. Entretanto, la nueva Vicesecretaria General, Adriana Lastra, se estrena y nos ilustra sobre el peculiar Estado Plurinacional de Sánchez, poniendo como ejemplos del mismo a Bolivia y a Baviera, al manifestar que “Bolivia es una nación de naciones, es un Estado Plurinacional” y que Baviera “es un Estado libre asociado en Alemania” y que “nadie dice que los bávaros no sean alemanes”, aunque, menos mal, que destaca que cada país “es un mundo” y que cada Constitución es “distinta”. Debiera haber añadido que cada historia de cada estado es también distinta y primordial en la actual conformación del modelo del mismo, para entender que ni Bolivia, ni Baviera, tienen nada que ver con España o Cataluña. Por su parte Rivera pide a Sánchez que no insista en el fracaso de 2016 mientras Ciudadanos frena en seco los planes del nuevo PSOE, asegurando “no vamos a entrar en su bucle ni volver al pasado”, mientras Rajoy ve inviable acuerdos con un Sánchez “podemizado” y su Ejecutivo cree que el líder socialista está mostrando “su peor cara” y que sólo “compite por el espacio electoral” de Iglesias, descartando cualquier negociación sobre la “plurinacionalidad”, aunque Margarita Robles, la nueva portavoz no militante del partido de los militantes, sostiene que “la victoria de Sánchez pone nervioso al Gobierno”. Lo cierto es que, tal como está el patio, la suma de 176 escaños en torno a Sánchez, como ya le sucediera antes, sólo es posible si en ella están nacionalistas e independentistas (de izquierdas y de derechas)… a favor del nuevo líder socialista, que ahora lidera un partido presidencialista sin órganos de control que puedan ponerle freno como ya sucediera anteriormente. ¿No sería más comprensible que comenzara a pensar que para gobernar hay que ganar unas elecciones? Supongo que sí.
            Y en pleno proyecto utópico de ese Estado plurinacional, los totalitarios independentistas catalanes siguen a lo suyo por si acaso nunca llegara, pues su objetivo es dejar de ser españoles, al extremo de que Puigdemont tiene la desfachatez de equiparar la lucha contra ETA con el “procés”, diciendo, con motivo del aniversario del terrible atentado de Hipercor, que el pueblo catalán será tan “persistente” en el camino hacia la independencia como se fue en acabar con la banda, mientras Cospedal le replica con toda razón que fue la “legalidad” la que terminó con ETA, en tanto que Bildu sigue sin condenar el atentado de Hipercor en Barcelona hace ya 30 años. Puigdemont, abucheado en dicho homenaje tras vincular el ilegal “procés” a ETA tras comparar la lucha antiterrorista con el soberanismo, se reúne con Urkullu en Barcelona antes del homenaje a las víctimas, para emitir un comunicado conjunto por el que deciden “cambiar la legalidad”, defendiendo que “la legalidad no es inmutable” y que, “si no sirve, es preciso cambiarla y adaptarla”. Se les olvida que, estando de acuerdo con el comunicado, pues tienen todo el derecho de intentar cambiar la legalidad, que obviamente no es inmutable, para lograrlo hay que empezar por intentar convencer a la mayoría cualificada del pueblo español, que es quien habrá de decidir si la legalidad vigente les sirve o no, y sobre todo a Puigdemont se le olvida que, mientras tanto, la legalidad vigente, democráticamente establecida, hay que acatarla y respetarla, sí o sí, pues lo contrario supondría un simple golpe de Estado. Por lo demás, sobre este desafío soberanista totalitario añadir que dos empresas rechazan ayudar a Puigdemont en el ilegal referéndum; que Lérida pide que la Selección vuelva a jugar en Cataluña trece años después; que las víctimas de Hipercor denuncian el “ninguneo” treinta años después de la masacre; y que, mientras una consejera es investigada por la compra de urnas para la ilegal consulta, la Generalitat anuncia a los inversores cambios políticos y, aunque la información oficial sobre la deuda pública catalana evita mencionar el referéndum, contempla un nuevo marco legal.
            En cuanto a noticias sobre corrupción se refiere, la Audiencia de Madrid absuelve por la “mala fe” de la Guardia Civil a 30 empresarios y funcionarios del Ayuntamiento, acusados en el “caso guateque” de organizar una trama para agilizar licencias por sobornos, lo que debiera llevarnos a reflexionar sobre el revuelo interesado y precipitado que se forma cada vez que aparece públicamente un presunto caso de corrupción y hacer valer entretanto la presunción de inocencia. Por otro lado la cúpula del PP de Aznar, época de la que provienen muchos casos que hoy andan en los juzgados, exculpa a Bárcenas, ya que Acebes, Mayor, Rato y Arenas testifican en el caso Gürtel a petición del extesorero sosteniendo que era un simple burócrata, negando ante el juez el cobro de sobresueldos y la “caja B”, y atribuyendo la financiación del partido a Álvaro Lapuerta, excluido del banquillo por su salud…y entretanto, el PP pedirá al TC paralizar la comisión sobre su financiación, cuando estaba previsto que el próximo lunes Bárcenas abriera las comparecencias en el Congreso. Pero lo más llamativo hoy es la distinta vara de medir la corrupción que tiene Podemos, en este caso, ya que, contraviniendo su propio código ético, dos ediles de Ahora Madrid imputados (o investigados como se dice ahora) deciden no dimitir (¡qué dirían si fueran concejales de otros partidos políticos!), se trata de Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato, investigados por malversar por su cuenta 100.000 euros públicos para encargar estudios contra el PP por lo que el juez les imputa tres delitos en el “ caso Open de Tenis”; y, no conformes con contravenir su código ético, que les exige dimitir si son imputados (tal como exigen ellos a todos los demás de forma vehemente y descalificadora), incluso arremeten contra quienes se lo piden justificando su apego al sillón y su presunto delito “para que haya transparencia”, autoproclaman su comportamiento de “honesto” y, mientras tanto Podemos se siente “orgulloso” de dichos imputados, a los que considera “arietes contra la corrupción” frente a “una maquinaria de jueces y medios”; ya ven, hagan lo que hagan, ellos siempre serán los buenos y los demás los malos, sobre todo si este “nuevo PSOE” de Sánchez no les exige que dimitan, tal como han hecho en otros casos y con toda razón.
En cuanto al mundo del futbol se refiere, inmerso también en asuntos de corrupción, mientras el fiscal acusa por fraude a Mourinho con los datos de Football Leaks, Florentino Pérez, confirmado de nuevo en el cargo de Presidente, sostiene que “no es admisible que se trate a Cristiano como a un delincuente”, manifiesta que tiene “plena confianza” en el jugador investigado por el fisco, espera que el caso “se resuelva bien” y afirma que renovará a Zidane “hasta que él quiera”.
Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que el PP convoca a 25 banqueros a la comisión sobre la crisis financiera; que el BCE insta a investigar la fuga de depósitos del Banco Popular; que Montoro bajará los impuestos para la campaña electoral de 2019; y que la etarra que causó la masacre de Hipercor, María Josefa Ernaga, que ya sale de prisión, manifestaba por carta a la banda tras su interrogatorio, sencillamente: “no me arrepiento” (sin comentarios).
En cuanto a noticias del exterior destaca la tragedia que vive Portugal, donde un infierno de fuego atrapa en la carretera a decenas de personas, pues un incendio forestal arrasa montes y aldeas, provocando más de 60 muertos y varias decenas de heridos, mientras se desata la polémica en el país vecino por su vulnerabilidad al fuego y arrecian las críticas contra el Gobierno por los fallos en el operativo antiincendios, entre ellos no cortar la carretera al tráfico mientras por ella trataban de huir en sus coches muchas personas, quedando calcinadas en el intento. En cuanto a otros lugares cabe destacar también que Macron logra una rotunda mayoría en la Asamblea Nacional Francesa, mientras el líder del Partido Socialista Francés dimite tras cosechar una derrota histórica; así Macron se corona como el Presidente francés más poderoso desde De Gaulle con su histórica mayoría absoluta en unas elecciones con una abstención record, lo que le permitirá acometer sus reformas, aunque su “plan moralizador” choca con la salida de dos ministros, los titulares de Defensa y Cohesión Territorial, quienes renuncian a figurar en el nuevo Gobierno.
Y mientras comienza la histórica negociación del Brexit, en que inicialmente Reino Unido se pliega a las exigencias de la UE para negociarlo, el terrorismo sigue golpeando suelo europeo. Por un lado, precisamente en Reino Unido, un galés arrolla con una furgoneta a un grupo de personas que salían de rezar en una mezquita, un deplorable ataque de venganza contra personas musulmanas inocentes, que Theresa May, con toda razón, califica de atentado islamófobo. Por otro lado, mientras en Francia hay un intento de atentado contra un furgón policial en los Campos Elíseos, en Bélgica el Ejército abate a un terrorista en la Estación Central de Bruselas, el sospechoso, antes de ser abatido, hizo detonar explosivos al grito de “Alá es grande” pero, afortunadamente, no causó ningún herido.
                                                Jorge Cremades Sena