miércoles, 16 de agosto de 2017

MACHADO, ESPAÑOLISTA Y ANTICATALÁN



                        Mientras la CUP se hace con el control del proceso soberanista, efectuando los anuncios relevantes sobre el referéndum y exigiendo ceses en el Govern, pone la guinda el Ayuntamiento de Sabadell planteándose quitar una plaza a Antonio Machado, por ser, según un informe de un historiador impresentable, “españolista y anticatalán”, incluyendo además a otras relevantes personalidades, entre ellos Goya y Calderón, por ser propios de “un modelo pseudocultural franquista”… Menos mal que el alcalde, en un ataque inesperado de cordura, rectifica e “indulta” a Machado, evitando así la consolidación de semejante esperpento que, sólo por plantearlo en el citado informe, ya es impresentable. Entretanto el Parlament inicia un periodo de sesiones decisivo para el pulso soberanista al Estado de Derecho, poniendo Forcadell en marcha los trámites para la “desconexión” de Cataluña pero manteniendo oculta la ilegal ley del referéndum, mientras la CUP quiere aprobar una ley de ruptura antes incluso de que se celebre la consulta, y mientras el PP y el gobierno de Rajoy descartan aplicar el artículo 155 de la Constitución para evitar la consulta, alegando que no hay tiempo para emplear ese recurso constitucional, aunque el portavoz popular advierte de que se aplicarán “medidas más oportunas”. Esperemos, en todo caso, que al Gobierno, con apoyo o sin él de la oposición, no le tiemble el pulso para atajar este intolerable desafío totalitario. Y todo ello cuando, según NCReport, la mayoría de catalanes, el 56´5%, cree que el TC frenará a Puigdemont, el 48´6% se opone a que Cataluña se convierta en un estado independiente y los partidarios del secesionismo, descendiendo 3´5 puntos en el último mes, se quedan en el 41´5%, y el 57% considera que el President ha descuidado la gestión político-administrativa por la deriva independentista. Además, según la encuesta, Junqueras rentabiliza el “procés” en las urnas, ya que ERC se convertiría en la primera fuerza política del Parlament logrando el 50´8% de los votos de Junts pel Sí frente al 31´9% que obtendría el PDeCAT; en efecto, según la encuesta, en caso de celebrarse elecciones autonómicas, los resultados serían: ERC 23´9% y 40 escaños frente al 13´9% y 19 escaños del PDeCAT (actualmente Junts pel Sí, que engloba a ambos, tiene el 39´6% y 62 diputados); Ciudadanos 17´5% y 24 escaños (actualmente, 17´9% y 25); PSC 13´9% y 17 (actualmente 12´7% y 16); CSQP o la melé populista, 12´1% y 16 (actualmente 8´9% y 11); PP 9´5% y 12 (actualmente 8´5% y 11); y CUP 6´5% y 7 (actualmente 8´2% y 10). Basta echar un vistazo a los resultados para constatar que el soberanismo pasaría de los actuales 72 escaños (62 de Junts pel Sí y 10 de la CUP) a 66 (40 de ERC, 19 de PDeCAT y 7 de CUP), perdiendo por tanto la actual mayoría en el Parlament ya que el ascenso de ERC no compensa el hundimiento de PDeCAT y CUP, aunque siempre, teniendo presente lo que decidan los populistas de Cataluña Sí que se Puede, quienes son los más beneficiados hasta el momento pasando de sus actuales 11 escaños a 16 ( 5 escaños más, probablemente a costa de CUP, que pierde 3 y de Junts pel Sí que pierde otros 3), mientras el PSC ganaría un escaño (el que sobra del cálculo anterior) y el PP otro (el que pierde Ciudadanos). En fin, así sería el nuevo Parlament ingobernable, aunque sólo se trate de encuestas, salvo que en la realidad los catalanes lo remedien con sus votos y paren definitivamente el actual caos.
            Mientras tanto el contingente de refuerzo de guardias civiles enviado por Rajoy, que acelera el trámite para acabar con la huelga de El Prat (convocando un Consejo de Ministros extraordinario, aunque los vigilantes están decididos a recurrir el arbitraje obligatorio), restablece la normalidad en el Aeropuerto de Barcelona. Pero tanto los sindicatos, que anuncian paros en toda España, como la oposición política, critican duramente las medidas del Gobierno precisamente cuando El Prat vive su primer día de normalidad y acaba con la crisis de seguridad, gracias a los veinte agentes por turno que evitan las colas en el primer día de huelga indefinida por parte de los trabajadores de Eulen (la empresa contratada para la seguridad del Aeropuerto, aunque la responsabilidad la tenga siempre la Guardia Civil), dándose la paradoja de que a dichas críticas se sumen los socialistas, tildando de “esquirolaje” el despliegue de agentes del Instituto Armado en El Prat, cuando el gobierno socialista de Zapatero recurrió en su momento a la Guardia Civil para zanjar dos huelgas en los aeropuertos… Ya ven, incoherencias supinas, como en el caso de la corrupción en España, mientras el Gobierno, restablecida la normalidad, celebra el Consejo de Ministros extraordinario para acelerar un laudo. Si tanto los sindicatos como la oposición consideran “ilegal” el despliegue de la Guardia Civil, a quienes consideran esquiroles, los juzgados de guardia permanecen abiertos y es dónde debieran recurrir, sobre todo si, como el PSOE cuando gobernaba, utilizó exactamente la misma medida para garantizar la seguridad ciudadana y restablecer la normalidad… Todo lo demás suena a demagogia o despropósitos.
            Sin embargo, no sé a qué suenan otras declaraciones de líderes socialistas, probablemente enmarcadas en su nueva estrategia de acercamiento a IU-Podemos, como las de José Manuel Franco, candidato a liderar el PSOE-M, afirmando que “Madrid sería una nación en el Estado plurinacional del PSOE”, o como las del nuevo portavoz del Partido y otros socialistas considerando que en España se exagera la represión de Maduro y culpando a “todos los venezolanos” de la crisis. Dos despropósitos mayúsculos o sin sentidos, sin paliativo alguno. El primero nos conduciría a una España absurda y compuesta de diecisiete naciones inventadas desde cualquier prisma histórico que se mire, la mayoría de ellas inviables, con naciones pintorescas como La Rioja, Murcia, Cantabria o Extremadura, por ejemplo, ignorando que la Historia sirve para algo. El segundo nos llevaría a la esquizofrenia de no distinguir un Estado Democrático de un Estado Totalitario, que tanto interesa a Podemos, pues, que venga Dios y lo vea, si es exagerar la represión de Maduro en una Venezuela donde, con más de cuatro meses de violencia, deja de momento 126 muertos y 2.000 heridos, 5.326 detenidos, 676 presos políticos y torturas sistemáticas. Cierto que los venezolanos fueron culpables de haber votado en su día al chavismo totalitario con apariencia demócrata, que tanto gusta a Podemos, pero no señalar nítidamente que los únicos culpables son los chavistas es vergonzoso, pues los demás venezolanos hoy no son culpables sino víctimas de un régimen totalitario, por más que algunos, como Podemos, no quieran denunciarlo. Por cierto un Podemos, nacido del chavismo con el que colaboraron bastantes de sus dirigentes, que hoy está en plena rebelión tras imponer un nuevo régimen disciplinario, ya que, mientras su dirección maniobra para purgar a la Presidenta del Comité de Garantías por denunciar los Estatutos, su jefe Pablo Iglesias establece duras sanciones para los militantes que hablen con la prensa. En fin, sin más comentarios.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que víctimas de ETA piden imputar al “número dos” de Rubalcaba, Antonio Camacho, en el “caso Faisán”; que la subida de las pensiones es inviable salvo que el PIB crezca a un ritmo récord; que ninguna de las universidades españolas entra en la lista de las 200 mejores del mundo, pues en el ránking Shanghay, la de Barcelona y la Autónoma de Madrid retroceden y dejan de estar entre ellas; y que en catorce ciudades hay concentraciones a favor de Juana, huida de la Justicia con sus hijos, quien en un escrito leído en su nombre pide al juez que se ponga en su lugar, manifiesta “estoy huida pero no hago nada fuera de la ley” y afirma “mi hijo recibió algún golpe y me decía ¡mamá, escapa!”, pero en dichas concentraciones, especialmente en la de Granada, aparece cierta tensión entre partidarios y detractores de la madre de Maracena con pancartas de “amor de padre”, recordando al otro progenitor y su derecho de estar asimismo con sus hijos….la Justicia tendrá la última palabra.
            Por lo que respecta a asuntos del exterior, cabe destacar que Trump se ve forzado a denunciar la violencia racista en Virginia, rectificando y condenando la violencia racista, porque “es el mal”; que el norcoreano Kim silencia los tambores de guerra, ordenando suspender el lanzamiento de un misil en la costa de la isla de Guam; que Reino Unido pide ahora a Europa un acuerdo de aduanas tras el “brexit” al proponer May a Bruselas continuar dos años más sin aduanas, lo que los negociadores de la Unión califican de “fantasía”; y que Alemania llevará al tribunal de la UE la compra de deuda de BCE, con lo que casi treinta meses después y tras destinar 1´7 billones a estimular la economía de la UE, el TC alemán cree que el plan excede de sus competencias (¡a buena hora, mangas verdes!).
            Y en cuanto al futbol se refiere destacar que Cristiano Ronaldo es “crucificado” por el leve empujón que dio al árbitro tras expulsarle injustamente en el partido de ida de la Supercopa de España en el Nou Camp, siendo por ello suspendido por cinco partidos, con lo que hoy en el partido de vuelta en el Bernabeu no podrá ser alineado, mientras el madridismo trina porque el Real Madrid, que mantiene la calma, pierde a su goleador justo cuando se inicia la Liga; lo cierto es que, al margen del error de Cristiano empujando al árbitro, éste con su descarada miopía perjudicó gravemente al equipo visitante, el Real Madrid, ya que pitó un penalti a favor del Barça, cuando debería haber amonestado a Suárez por simular un derribo inexistente ya que Navas ni siquiera le rozó, mientras que con un claro forcejeo entre el defensa catalán y Cristiano, que pedía penalti, no sólo no pitó la pena máxima sino que encima consideró piscinazo de Cristiano, le sacó la segunda amarilla (la anterior, muy justa, por quitarse la camiseta tras su magistral golazo) y le expulsó muy injustamente. Hoy el desenlace final de la Supercopa con el partido de vuelta en Madrid, que gane el mejor.
                                                Jorge Cremades Sena