martes, 8 de agosto de 2017

SOBERANISMO Y TURISMOFOBIA



                        El reto soberanista y la turismofobia son dos fenómenos confluyentes en el tiempo que inciden muy negativamente en la imagen de España y, por tanto, en su futuro económico, social y político. Dos fenómenos interrelacionados que, promovidos por radicalismos totalitarios desde Cataluña, pretenden extenderse a otras zonas de España. No en vano, aunque, según NCReport, el 84% de españoles apoya al sector turístico y la mayoría condena los ataques de los radicales y cree que perjudica a la economía, aunque admita que el sector turístico se ha deteriorado, Ada Colau minimiza semejante violencia manifestando que los ataques de Arran (los cachorros de la CUP) son hechos aislados y que “no hay que magnificar”. Todo lo contrario que Rajoy, quien, tras reunirse con el Rey en Marivent, recomienda “mimar a los turistas” y “no tratarlos a patadas” ya que hacerlo “es un disparate”, añadiendo además sobre el problema huelguístico de El Prat (otra coincidente confluencia, curiosamente) que “nadie debería utilizar este asunto por razones meramente políticas” y sobre el desafío soberanista que “los radicales no marcarán el rumbo”, mientras Cristina Narbona, presidenta del PSOE, dice que “hay que reordenar el turismo y establecer límites cuantitativos” y que “el Gobierno debe utilizar todos los medios a su alcance para impedir el referéndum desde la mesura”. Lo cierto es que el soberanismo usa las colas en El Prat para su campaña del 1-O, mientras la Generalitat acusa al Gobierno (¡cómo no!) de mirar el conflicto “desde lejos” y la ANC reparte panfletos entre los cabreados pasajeros a favor del “sí” en el anunciado referéndum, por más que Rajoy sostenga que no se va a celebrar y les pida que “no sean mezquinos”. Mientras tanto se mantiene el colapso en el aeropuerto con posturas de negociación laboral muy encontradas entre empresa y trabajadores y, por su lado, la CUP radicaliza su “turismofobia” reclamando expropiar Port Anentura, en tanto que PSOE y Podemos denuncian una “posible prevaricación de Vargas” por hacer que España pierda 8.000 millones, reclamando investigar la privatización de AENA en pleno caos aéreo, mientras el independentismo saca partido del colapso y los sindicatos amenazan con una huelga general. Siniestro y preocupante panorama en plena eclosión del pretendido golpe de Estado diseñado, al mejor estilo de Maduro, desde el Govern de Cataluña, cuando desde el más puro sentido común y desde los más profundos principios democráticos, todos los partidos no contaminados por trasnochados totalitarismos debieran ponerse firmemente contra tamañas pretensiones antidemocráticas de forma clara y contundente, sin matices, sin reservas y sin ambigüedades calculadas, priorizando su rechazo generalizado a cualquier otro asunto por importante que sea.
            Lamentablemente no es así y este soberanísmo turismofóbico sigue caminando como si nada, mientras el PSOE está decidido a abrir el debate sobre la reforma de la Constitución, asunto delicado y peliagudo, antes de la celebración del referéndum, sobre el que Rajoy asegura al Rey Felipe que no se celebrará, mientras los violentos “cachorros” de la CUP aseguran que reaccionarán con violencia (añadida a la que ya ejercen sobre el turismo) si no hay referéndum ilegal. En efecto, un informe policial define a las juventudes de la izquierda radical independentista como una “amenaza real” con “estructura, organización y determinación para atacar”, mientras Puigdemont decide finalmente no hacer coincidir las elecciones autonómicas con la consulta ilegal y deja pasar el plazo previsto para convocarlas el 1-O tal como algunos especulaban, mientras el Rey despeja su agenda exterior para dicha semana de materialización del desafío independentista y tiene previsto estar esos días en Zarzuela, como ya hizo durante el esperpéntico 9-N, y entretanto despacha con absoluta normalidad con Rajoy en Marivent, donde pasa sus vacaciones. El Presidente, que garantiza públicamente que el ilegal referéndum no se celebrará, pide al PSOE el máximo consenso hasta la fecha anunciada para celebrarlo por parte de los independentistas, planteando como una “prioridad inexcusable” el acuerdo sobre Cataluña pero abogando por no hacer nada antes de dicha fecha y que la reforma de la Constitución, que requiere una mayoría muy cualificada, espere hasta después del desenlace sobre el desafío en octubre.
            Mientras tanto, según las cuentas hechas públicas por los partidos, Podemos gana casi 12 millones y es ya el partido más rentable al elevar su beneficio un 421% por el aumento de su presencia en las instituciones, el PSOE ganó 11 millones en 2016 gracias a una drástica reducción de sus gastos y el PP perdió más de 600.000 euros. Por otra parte Mariano Rajoy dice estar en “plena forma” para ganar las próximas elecciones generales y que en su partido están trabajando para ello; Cristina Narbona manifiesta que “es sólo una cuestión de tiempo que las corridas de toros en España desaparezcan”, que “a Díaz no se le ha pasado el arroz, tiene que llegar al postre” y que no ha “traicionado a Zapatero”, en tanto que Sánchez anula la oposición interna para controlar al PSOE de Madrid; y Echenique llama mentiroso a Albano Dante Fachin, secretario general de Podem, por haber dicho que “Pablo Iglesias me ha pedido que dimita, pero no lo voy a hacer” en tanto que, de un análisis pormenorizado del CIS se desprende que un 9% de los electores de Podemos no volverá a votarles en futuros comicios.
            En cuanto a asuntos del exterior se refiere cabe citar que las mafias duplican el precio de los viajes en patera hacia España, que cuatro voluntarios españoles mueren en un accidente de autobús en India, y que Corea del Norte critica a China, su único aliado, por apoyar las sanciones de la ONU. Por su parte el chavismo toma todo el poder en Venezuela y echa a la Fiscal General, mientras Mercosur expulsa al país “por ruptura del orden democrático” y pide la restauración de la legalidad; en efecto, el madurismo chavista asalta la Justicia venezolana al decidir la ilegítima Asamblea Constituyente destituir a la Fiscal General del Estado, que ordenó investigar el pucherazo en las elecciones, mientras el caos se apodera del país en medio de rumores de golpe, al extremo de que el asalto fallido a una base militar termina con un muerto y varios detenidos, mientras la oposición se reúne públicamente con una facción disidente del chavismo; y, mientras el opositor Henrique Capriles dice que “queremos reemplazar a Zapatero como mediador”, Maduro sofoca la primera sublevación militar tras la Constituyente, cuyo arranque consagra la trágica división de Venezuela, al extremo de que el órgano impuesto por el chavismo se reúne al lado de la legítima y legal Asamblea Legislativa de mayoría opositora, y Maduro desata una “cacería” contra los militares contrarios al régimen… lamentablemente Venezuela ha dejado de ser de momento un Estado democrático.
            Y en los deportes cabe destacar la amarga despedida de Usain Bolt, el mejor “sprinter” de todos los tiempos, al no lograr el triunfo en su última carrera; el homenaje a Ángel Nieto en el podio de Brno con triplete español en Moto-GP (Márquez, Pedrosa y Viñales) apuntando con sus dedos al cielo; y el anuncio de Contador de su próxima retirada.
                                                Jorge Cremades Sena