sábado, 13 de enero de 2018

ANTÍDOTO CONTRA EL SECESIONISMO



                        Es obvio que el mejor antídoto secesionista es la aplicación de la Ley democrática por parte de los pertinentes tribunales de Justicia, garantes del funcionamiento del Estado de Derecho. Ha bastado que el Estado y sus instituciones hayan decidido afrontar el ilegal e ilegítimo golpismo independentista, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la puesta de sus promotores ante los tribunales, para que los líderes golpistas del “procés” totalitario se retracten de su maquiavélico proyecto y ante el Tribunal Supremo acepten públicamente la ley, que tanto y tantas veces habían atropellado progresivamente y de forma chulesca hasta llegar a la proclamación unilateral de independencia de Cataluña. En efecto, Forn, Sánchez y Cuixart abandonan al prófugo Puigdemont, que sigue instalado en su locura, y admiten por fin en el Alto Tribunal que se cometieron ilegalidades y que sólo es válida la vía constitucional, mientras Forcadell renuncia a presidir el Parlament y propone que el cargo lo ocupe alguien que esté libre de cargas judiciales. Una clara renuncia por parte de tan ilustres personajes a la vía unilateral y, en definitiva, por parte del golpismo secesionista, que en desbandada se apea del burro intentando cada uno de sus ex miembros no agravar aún más su situación judicial personal a causa de la comisión de presuntos graves delitos por los que se les está investigando. Forn, exconsejero de Interior, que abandona a Trapero y le culpa ahora de la pasividad de los Mossos el 1-O, asegura al juez que renunciará a su escaño si el futuro Govern mantiene la vía unilateral, pues “no hay otra vía” para la independencia que “la reforma de la Constitución”, que, obviamente, no depende sólo de los catalanes ni de una pírrica mayoría; Jordi Sánchez, exlíder de ANC y diputado electo de JxC, dice ahora que jamás fue partidario del enfrentamiento directo con el Estado y que dimitirá si su partido insiste en la vía unilateral, que ahora rechaza; Jordi Cuixart, líder de Omnium Cultural, reconoce que “el único referéndum válido” sería el que pudiera convocar España, es decir, el Estado y no la Comunidad Autónoma que simplemente es una parte del mismo; Carme Forcadell se niega a volver a presidir un Parlament que vuelva a vulnerar la Ley al servicio del prófugo Puigdemont y aboga por una presidencia “libre de procesos judiciales”; Marta Roviara traiciona a su encarcelado Jefe, Junqueras, para desbancarle en ERC; el exconseller Mundó deja su acta y la política; Artur Mas abandona la presidencia del PDeCat….. y así sucesivamente. ¡Quién los ha visto y quién los ve! Sólo Puigdemont y pocos más se mantienen claramente en la trinchera de la ilegalidad con su alucinante propuesta de ser President a distancia, mientras desde el PDeCat y ERC ya invocan a un “plan B” tras el informe que deniega el voto telemático, pues los dos partidos esperan con incertidumbre un “cambiazo” de última hora consistente en que el ex President renuncie y recurra al otro candidato de JxC ya que “Puigdemont es una investidura fallida, pero él no lo sabe”. Si la aplicación de la Ley por parte de los tribunales de Justicia no es un antídoto contra el golpismo político secesionista y contra la delincuencia en general, que venga Dios y lo vea. Ahora cabe preguntarse qué van a decir a sus engañados seguidores, que no son pocos, semejantes líderes políticos y gobernantes totalitarios después de tan incoherente y desvergonzada desbandada y tras sus declaraciones rechazando el esperpéntico proyecto que intencionadamente les habían vendido.
            Entretanto, mientras hasta el PSOE de Sánchez abandona por ahora su proyecto de España Plurinacional y mientras el Supremo rastrea si la Generalitat transfirió 140.000 euros para la fuga de Puigdemont, el juez Llarena niega a los líderes del “procés” presos su asistencia a la constitución del nuevo Parlament, aunque les deja votar desde la prisión por delegación del voto a otro parlamentario, pero excluye a Puigdemont y a los demás fugados de dicha posibilidad, pues no es lo mismo estar a disposición de la Justicia que ser prófugo, lanzando así un mensaje a los parlamentarios fugados sobre su agravante situación. No obstante rechaza que Junqueras, Forn y Sánchez tengan permisos para la sesión de investidura, pues sus traslados desde la cárcel podrían ser propicios para tumultos y conductas ciudadanas indeseables y perturbadoras del orden. La insólita investidura telemática de Puigdemont prorrogaría pues la aplicación del artículo 155 ya que el Constitucional suspendería el nombramiento mientras decide su posible nulidad, por lo que el Gobierno de Rajoy, que ya ha anunciado un recurso al TC si se produce cualquier anomalía legal, seguiría controlando Cataluña varios meses más. Pero el iluminado ex President fugado reúne a su grupo parlamentario en Bruselas y busca un “plan B” para seguir burlando a la Justicia, que es su especialidad, y ser reelegido. Y como todo este grave asunto es burlesco, de no ser por las graves consecuencias que está causando, el dramaturgo Boadella, parodiando a Puigdemont, se autoproclama presidente de Tabarnia en el exilio y anuncia que dará su discurso vía plasma la próxima semana, sin concretar día ni lugar, para presentar la plataforma que exige que el territorio comprendido entre Tarragona y Gerona se independice de Cataluña, para demostrar que el pueblo catalán no es sólo uno y uniforme tal como sostienen los secesionistas. Por su parte, tras su éxito electoral en los comicios catalanes, Ciudadanos rompe el tablero a nivel de España y, según Metroscopia, se dispara hacia el Gobierno, pues el partido de Rivera supera de golpe tanto a PP como a PSOE y se convierte en la primera fuerza política también a nivel nacional ya que los dos partidos tradicionales mayoritarios retroceden electoralmente y, en caso de elecciones generales en este momento, ganaría Ciudadanos con el 27´1% del voto, seguido del PP con el 23´2%, del PSOE con el 21´6% y de Podemos con el 15´1%.....aunque ya saben, de momento, sólo se trata de encuestas.
            Así las cosas y en plena polémica por la pretensión de derogar la prisión permanente revisable, se recogen sólo en una semana 350.000 firmas en apoyo de mantener la misma y, frente a determinados argumentos peregrinos por parte de sus detractores, los familiares directos de las víctimas de atroces crímenes, susceptibles de que a sus autores se les pudiera aplicar tan higiénica condena, argumentan para que se mantenga en el Código Penal, lo siguiente: “se debe mantener por respeto a los familiares de las víctimas” dice Juan José Cortés; “evitará que reincidan asesinos que salen en pocos años” dice Antonio del Castillo; “no hay años de cárcel para pagar el daño de quitarle la vida a alguien” dice Ruth Ortiz; “la sociedad está harta de violencia y de condenas que no se cumplen” dice Rocío Viéitez.  Todo ello mientras la autopsia confirma que Diana Quer, despedida por sus padres y hermana en el cementerio madrileño de La Paz, murió estrangulada y no atropellada como sostiene su asesino confeso, cuyo abogado ha decidido abandonar su defensa, aunque aún se desconoce si sufrió agresión sexual, lo que le haría merecedor de aplicarle la presión permanente revisable. Entretanto se conoce que sólo seis países del mundo registran menos asesinatos que España, donde la tasa de homicidios ha bajado un 30% en tres décadas, con excepción de la violencia machista que se mantiene estable, con lo que únicamente Irlanda, Holanda, Austria, Singapur, Andorra y Liechtenstein serían más seguros que nuestro país.
            En lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que el Fiscal del Estado ordena investigar el caos de tráfico en la AP-6 por la nevada y si hubo responsabilidades civiles; que Fiscalía de Granada pide cinco años de cárcel para Juana Rivas por “sustraer a sus hijos” de forma “consciente”; que la CNMV sospecha que el Popular ocultó pérdidas antes de su resolución; que la exministra Elena Salgado también se desentiende de Bankia y dice que evitó el rescate de España; que nueve de cada diez profesores sufren violencia en su trabajo; que Cifuentes elude su ley “antidedazo” al nombrar al gerente de Cruz Roja; que sólo el 25% de los nuevos convenios favorece la igualdad salarial; y que Hacienda investiga al Barça por presuntos pagos fraudulentos a Messi, sospechando que el club encubrió parte de su salario a través de donaciones a su fundación por las que se desgravaba el 35%, conociéndose que el club transfirió al futbolista 12 millones en 2016 para que regularizase su situación cuando estaba siendo juzgado por un delito anterior.
            Y mientras la UE pide a Trump no romper el pacto nuclear con Irán, en plena repulsa total a los peores insultos racistas del Presidente Estadounidense, condenando en todo el mundo su expresión de “países de mierda” al referirse a determinadas naciones, Merkel y el SPD negocian un pacto que dé estabilidad a Europa, tratando asi los dos grandes partidos alemanes evitar nuevas elecciones con una coalición de gobierno en Alemania, que genera un verdadero alivio en la UE al reeditar los alemanes la gran coalición.
Jorge Cremades Sena