sábado, 6 de enero de 2018

RIESGO DE REITERACIÓN DELICTIVA



                        La prisión preventiva de un presunto delincuente se sustenta en el riesgo de que pueda destrozar pruebas del delito que se le imputa, de que pueda huir para eludir la Justicia o de que peligre su reiteración delictiva si queda en libertad. Son las causas por las que decenas y decenas de presuntos delincuentes investigados judicialmente están encarcelados preventivamente, como, entre otros, sucede en el caso más reciente del presunto asesino de Diana Quer, de quien nadie en su sano juicio pediría su libertad. Pues bien, salvando las distancias y la diferente naturaleza de los presuntos delitos, es lo que sucede con Junqueras y compañía, con la agravante además de que el ex vicepresident catalán no está dispuesto a renunciar a la ilegal “vía unilateral”, tal como se desprende de su reciente declaración ante el Supremo, quien, obviamente, ha decidido mantenerle preso para evitar que pueda seguir delinquiendo mientras se desarrolla la investigación judicial. ¿Se imaginan que el juez pusiera en libertad a “El Chicle” si además el presunto asesino y violador dijera que sigue apostando por reiterar los delitos por los que se le está investigando? Seguro que ni se lo imaginan. Esta es pues la razón, y no otra, por la que el Supremo ha decidido por unanimidad rechazar el recurso de Junqueras, pidiendo su excarcelación con el argumento de que “soy un hombre de paz, le ruego mi libertad”, pero sin estar dispuesto expresamente a renunciar a la “vía unilateral” ni a respetar y acatar las decisiones de los tribunales de Justicia. ¿Se puede ser hombre de paz actuando al margen de la Ley y alardear de ello?. Si todos hiciéramos igual, reinaría el caos y la violencia por doquier. Ya horas antes de saber si sería excarcelado o no, el ex vicepresident utilizaba un tono poético en una carta desde la cárcel, apelando al “estoicismo” y diciendo “me clavo en el pecho la espada que ya no me servirá para combatir”, mientras defensores de su libertad argumentaban que ha de dejársele libre para que pueda ejercer como político en su condición de diputado. ¿Acaso ser político y electo para un cargo es argumento razonable para eludir la Justicia? ¿Se entendería esto como argumento para cualquier otra profesión? Seguro que no. Por ello, no sin razón, Fiscalía sostiene que aspirar a ser Presidente no sirve de “salvoconducto” para librarle de la prisión provisional o de las responsabilidades penales y, no sin razón, el Supremo cree que Junqueras reincidirá y, para evitarlo, lo deja en la cárcel ya que “no se trata de impedir que defienda la independencia, sino que lo haga de la misma manera” que lo ha venido haciendo hasta ahora, es decir, al margen de la Ley y, por tanto, delinquiendo, mientras él, como líder de ERC pide a sus bases que se mantengan unidas: “persistid, porque yo persistiré” (es decir, mantenerse firmes y constantes en la manera de ser y obrar, en definitiva, en seguir delinquiendo). ¡Menos mal que Junqueras se autoconsidera un “hombre de paz”! ¿Qué haría si no se considerase como tal? Imagínenselo.
            Junqueras, dispuesto a suplir a Puigdemont si éste no regresa de su fuga de la Justicia, asunto que se antoja cada vez más imposible, seguirá de momento en prisión, mientras los huidos de la Justicia, que piden garantías para renunciar a sus escaños, no quieren entregar el acta, lo que dejaría en manos de los Comunes de Ada Colau la conformación de la Mesa del Parlament y la posterior investidura de un President. Así las cosas, el separatismo perdería su mayoría parlamentaria si alguno de los cuatro exconsejeros en Bélgica se negase definitivamente a entregar su acta de diputado, lo que haría más confuso aún el futuro inmediato de la gobernabilidad de Cataluña, mientras el prófugo Puigdemont pide boicotear el Parlament si Rajoy no retira el artículo 155 y para ello solicita a los diputados soberanistas no ir a la apertura de la Cámara, buscando así provocar al Gobierno de España y presionar a ERC para que no exija su vuelta. La prisión de Junqueras obliga ahora a tomar la iniciativa a Puigdemont, quien, desde Bruselas, pretende sostener su esperpéntica candidatura a distancia, mientras asegura que el ex vicepresidente es un “rehén” del Estado. Rajoy por su parte sostiene que Cataluña es “el único freno de la economía” y, salvo que reine la cordura democrática, no está exento de razón, mientras en la Cabalgata de TV3 el Rey Mago Baltasar lamenta que haya “niños separados de su familia por la prisión o el exilio”, pero no lamenta que haya gobernantes visionarios y totalitarios que delinquiendo están llevando a Cataluña a la ruina y al descrédito absoluto. Más claro lo debe tener Messi al imponer una cláusula al Barça en caso de independencia, incluyendo en su multimillonario contrato las condiciones en las que dejaría el club si hubiera secesión ya que sólo seguiría vinculado al equipo y no huiría de la quema si pudiera competir en las ligas española, inglesa, alemana o francesa; y por su parte el Barça, difusor del independentismo más recalcitrante, asume que su estrella quedaría libre y, paradójicamente interpreta este acuerdo como un gesto de compromiso del delantero, aunque Javier Bordas, un directivo culé, tiene más claro lo de la “cláusula antisecesión” ya que, según él, “ni habrá independencia ni Messi se irá del Barça” y el club subraya que “lo importante es que siga aquí”, en tanto que el padre del argentino, que negoció la cláusula, admite que ésta existe….sin duda los Messi habrán pensado que una cosa es que se hunda Cataluña y el Barça y otra bien distinta es que se hundan ellos.
            Entretanto en el conjunto de España se planta cara al paro, cerrando en  18.460.201 trabajadores el 2017, la mayor creación de empleo en ocho años, mientras la afiliación a la Seguridad Social se acerca al objetivo del Gobierno para 2019, cifrado en veinte millones de ocupados. En efecto, en 2017 se da la mayor creación de empleo desde 2005 y el empleo sube en 611.146 personas, en tanto que la Seguridad Social suma 611.000 cotizantes más en su mayor alza desde la regularización de inmigrantes, a pesar de que Cataluña multiplica por siete el paro desde el esperpéntico y nefasto 1-O, lo que avala, según Rajoy, que, de cara al futuro, “la incertidumbre es Cataluña”. No obstante, no es oro todo lo que reluce, ya que esta innegable subida del empleo en España queda lastrada por la alta precariedad del trabajo ya que más del 90% de los contratos de 2017 han sido temporales, mientras los salarios en España crecen cuatro veces menos que en Europa. Una Europa que, por cierto, exige que los jueces elijan al CGPJ y no los políticos, según se desprende de un informe del Grupo de Estados contra la Corrupción, dependiente del Consejo de Europa, en el que se pide más reformas contra la corrupción y reclama que ni el Gobierno ni el Parlamento nombren a los órganos judiciales.
            Por otro lado Ciudadanos condiciona los Presupuestos a la dimisión de la senadora Barreiro, mientras Montoro retiene más de 4.000 millones a las CCAA, ya que Hacienda se niega a entregar el dinero prometido hasta que los Presupuestos no se hayan aprobado; además la pugna PP-PSOE deja sin paga de 430 euros a 800.000 jóvenes, pues problemas de tramitación en el Parlamento impiden gastar 500 millones del Presupuesto en las ayudas para menores de 30 años que obtengan empleo, mientras además la falta de Presupuestos paraliza la rebaja fiscal. La cuestión es ¿relegarán los políticos españoles alguna vez sus legítimos intereses partidarios para resolver los sacrosantos intereses generales?
            Y en plena Pascua Militar, coincidente con el 80 cumpleaños de Don Juan Carlos, celebrado con una comida familiar en el Palacio de La Zarzuela, con la ausencia de la Infanta Cristina, se reivindica al Rey Emérito con su participación junto a su hijo en dicha Pascua Militar tras sonadas ausencias como en la celebración de los 40 años de democracia. Por su parte María Dolores de Cospedal, Ministra de Defensa, ante la necesidad de nuevos buques, helicópteros y blindados para la Defensa Nacional sostiene que “necesitamos actualizar nuestros medios” y que “los españoles tienen derecho a ser defendidos”, afirma sobre Cataluña que “estábamos preparados para cualquier eventualidad porque es nuestra obligación” y sobre viejos prejuicios que “va siendo hora de que apartemos los colores políticos de los Ejércitos y de la Armada”, instituciones imprescindibles al servicio de todos los ciudadanos.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que el abogado de la niña denunciante de los jugadores de la Arandina dice que “tenían la costumbre de llevar a casa a menores”; que la muerte de un patriarca desata el temor a una guerra de clanes en el pueblo de Coín; que la DGT creará un nuevo examen tras el aumento de las muertes en carretera; que Cifuentes niega a la Asamblea información “clave” sobre el Canal; y que la Carroza de Orgullo vallecano defiende que su mensaje en la Cabalgata “es la pluralidad” en plena apoteosis “drag” para recibir a los Reyes Magos. Además, sigue la polémica sobre la prisión permanente revisable, tras la comparecencia de “El Chicle”, que no ha querido declarar ante el juez por si la autopsia del cadáver de Diana no demuestra que fue agredida sexualmente antes del presunto asesinato y que ha sido enviado a prisión preventiva incondicional por el juez, quien ve indicios de delito sexual, mientras la Guardia Civil investiga ya cinco casos sin resolver por si tuvieran la firma del presunto asesino, buscando su rastro en 70 intentos de secuestro por si hubiera estado implicado en alguno de los 400 delitos sexuales ocurridos en esa zona de La Coruña en los últimos trece años; y, mientras la madre de Diana, dice a los políticos que “no sólo hay que mantener la prisión permanente revisable, sino endurecerla”, la mujer del único condenado hasta ahora con dicha pena, sostiene que “cuando no te toca una cosa así, todo el mundo es bueno” y pide al Congreso que no suavice la legislación, tras haber perdido a sus dos hijas, asesinadas por su marido en Moraña en 2015, dejando claro tajantemente “no peco de venganza”…..es sencillamente, Justicia….y ¡por qué no!, mayor grado de seguridad y tranquilidad para la inmensa mayoría de las gentes que son decentes y se sienten indefensas, como ella por ejemplo, ante semejantes monstruos.
            Por lo que respecta al exterior cabe citar que caen un 60% las entradas irregulares de inmigrantes en Europa mientras crecen en España; que Macron lanza una ley para combatir las noticias falsas en Internet y pide a Erdogan respeto al Estado de Derecho; que regresa el “teléfono rojo” entre las dos Coreas reactivando el diálogo, en tanto que Trump, como el norcoreano, alardea del botón nuclear; que Marruecos aplaza la visita de los Reyes de España prevista para la semana próxima; que Irán despliega a la “Guardia revolucionaria” para neutraliza la “sedición” y el ayatolá de Teherán pide que el Estado controle Internet; que la bomba ciclónica paraliza y causa estragos humanos y materiales en EEUU; y que Fujimori vuelve a casa once días después de su discutido indulto.   
Jorge Cremades Sena