miércoles, 16 de mayo de 2018

DE MAL EN PEOR


                        Sin lugar a dudas la preocupante situación político-social de Cataluña va de mal en peor, pues, en pleno berenjenal provocado por el anterior Govern presidido por Puigdemont, que ha llevado a buena parte de sus miembros (todos imputados por la comisión de presuntos graves delitos) a la prisión preventiva o a la fuga de la Justicia, el prófugo ex President, ante la imposibilidad de ser investido a distancia, designa a distancia y a dedo (por encima de todo y de todos) como sucesor al peor de los candidatos posibles, es decir, a un personaje casi desconocido y oscuro, casi perdido en las listas electorales, pero con un historial de declaraciones antiespañolas preñadas de manifiesto odio y desprecio a los españoles, al extremo de que, entre otras barbaridades, califica al castellano-hablante de “bestia, hiena, víbora o carroñero” y hace gala de un supremacismo casi enfermizo, incluso de índole racista (habla de alteraciones de ADN; de no mirar al sur, sino al norte, donde la gente “es limpia, noble, libre y culta”; e incluso de que los catalanes son más blancos que los españoles….). Se trata de Quim Torra que, gracias a la colaboración de la CUP absteniéndose y al apoyo de ERC y PdeCAT, acaba de ser investido por el Parlament de Catalunya, aunque, en honor a la verdad (o para quedar bien con su electorado) los cupistas avisan que, tras ser investido, no facilitarán la gobernabilidad si no ven “hechos” para lograr la independencia ya que permiten su investidura para que “haga efectiva la república”, dando así luz verde a una legislatura más radical aún que la anterior y manejada a distancia por Puigdemont, a quien el mismísimo Torra sigue considerando el legítimo President de Catalunya y, como tal, nada más ser investido se apresura a viajar a Berlín a rendir obediencia y pleitesía al Gran Jefe, al Dictador, al Mandamás sin que ni ERC ni el PDeCat se inmuten, por lo que cabe preguntarse si sus militantes y votantes lo ven normal, pues cualquier demócrata de izquierdas o de derechas lo rechazaría tajantemente. Torra, si se lo ordena su jefe, activará un Parlament paralelo y un Govern en rebeldía, pues pondrá en marcha un “consejo de electos” que suplante a la Cámara y estudia incluir en el Govern a presos y huidos para poner en marcha un nuevo “procés”. La pretensión de Puigdemont y su marioneta Torra es convertir las instituciones catalanas, como el Parlament o el Govern autonómicos, en meras comparsas para llevar a cabo su totalitaria voluntad. Ni siquiera un escrito de Torra de 2012 de tintes nazis-fascistas sobre los castellanoparlantes, leído en la sesión de investidura por Arrimadas, hace mella en los parlamentarios de ERC o de PDeCat, entregados a la voluntad suprema de Puigdemont; el escrito nacionalsocialista, que no tiene desperdicio, dice “son bestias con forma humana que destilan odio; un odio perturbado nauseabundo….tienen nombre y apellidos las bestias; todos conocemos a alguna”. Este es el terrorífico personaje que en nombre de Puigdemont actuará de facto como President de Catalunya.
            Y ante semejante barbaridad (si a cualquier miembro del PP, PSOE o Ciudadanos candidato a semejante responsabilidad se le ocurriera decir la décima parte de lo que ha dicho Torra, se le descalificaría hasta para presidir la comunidad de vecinos en que vive) Rajoy decide apoyarse en Sánchez y Rivera y consensuar con ellos qué hacer para afrontar semejante afrenta a la democracia y, al efecto, ya se ha reunido con el líder del PSOE (mañana lo hará con el líder de Ciudadanos), pretendiendo que Torra quede bajo vigilancia desde ya y dispuesto a aplicar el 155 en el instante en que cometa una ilegalidad. De entrada, Gobierno y PSOE pactan un 155 “contundente” y más duro si es necesario al optar el Govern por la vía unilateral y, de momento, Rajoy y Sánchez acuerdan la intervención de las finanzas y su vigilancia, manteniéndose unidos frente al separatismo “xenófobo y supremacista”. Basta saber qué acordará Rajoy con Rivera, quien quiere arrancar en su cita medidas más radicales y, de momento, tanto el socialista como el popular, que comparten la estrategia de prudencia,  le critican de electoralismo y marcan distancias con el líder naranja, afeándole a Ciudadanos su petición de que prosiga el 155 y acusándole de que quiera “arañar votos” (Sánchez dice que Rivera se está “aznarizando” y Rajoy censura que se quiera “aprovechar” de la situación). En fin, sólo faltaría que Gobierno y PP, PSOE y Ciudadanos no fueran capaces de adoptar una estrategia común contra semejante golpe de Estado. Entretanto el nuevo President traslada al Gobierno su voluntad de tomar posesión del cargo y tras la reunión berlinesa con Puigdemont, ambos le exigen cínicamente diálogo (cabe preguntarse: ¿se puede hablar con las “bestias” castellanohablantes?) y el fin del control financiero, mientras quieren recuperar a Trapero…..y Rajoy les contesta que “hablar sí, pero dentro de la ley” y que si el nuevo President se lo pide lo hará, aunque él diga que el legítimo President es Puigdemont. Además cabe añadir que el TS no revisará la libertad de los presos tras el nuevo Govern asumiendo el ilegal “mandato del 1-O”, lo que, obviamente, perjudica a los procesados al prever Llarena mantenerlos en prisión hasta el juicio; que el servicio secreto alemán denuncia el apoyo de Rusia al independentismo catalán; y que el TS frenará que presos y huidos estén en el Govern de Torra (los exconsejeros de ERC, menos Comín, rechazan entrar en el Ejecutivo, y tanto los encarcelados Turull y Rull como los fugados en Bélgica Puig y Comín, no podrían ser consellers).
            Por otro lado, mientras el coordinador general del PP, Martínez-Maíllo, dice “el Gobierno puede volver a aplicar el 155 si Torra pasa de las palabras a los hechos” y “veo a Rajoy con ganas y disponibilidad de volver a ser candidato en las Generales”, el último sondeo electoral de Metroscopia sobre elecciones generales vaticina que ganaría Ciudadanos con el 29´1% de votos, seguido de Podemos con el 19´8%, de PP con el 19´5% y de PSOE con el 19%, lo que, si se produce, supondría una caída histórica de PP y PSOE por el auge de los nuevos partidos, destacando la gran ventaja de Ciudadanos sobre Podemos, que relegaría a populares y socialistas a la cola en un triple empate de perdedores. Además en el caso de Madrid, según Metroscopia, Ciudadanos y Podemos se distanciarían de sus rivales y sacarían 19 y 17-18 ediles respectivamente frente a los 11-12 del PP y los 9 del PSOE; según SigmaDos, ganaría Ahora-Madrid con el 30´4% de votos y 18-19 escaños, seguido de Ciudadanos con el 27´8% y 17-18, de PP con el 22´4% y 13-14, y de PSOE con el 12´6% y 7-8; y, según NCReport, ganaría el PP con el 24´4% de votos y 16 escaños, seguido de Ahora-Madrid con el 23´4% y 15, de Ciudadanos con el 22´7% y 15, y de PSOE con el 16´3% y 11. Que cada quién saque sus propias conclusiones, aunque sólo son sondeos.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que Tania Sánchez, la encargada en su día de cargarse a IU para ingresar en Podemos, dice “no tendremos dudas para gobernar con el PSOE, hemos aprendido”; que un informe de la Guardia Civil destapa la contratación de decenas de personas vinculadas a partidos y sindicatos en la fundación andaluza creada para la lucha contra el paro, al extremo de que un ex alcalde fichado como “técnico” cobraba por leer la prensa y dormir en el trabajo, una verdadera “agencia de colocación” en la Junta de Andalucía; que hay sombras en la licenciatura “exprés” de Pablo Casado al aprobar de golpe la mitad de la carrea el curso en que logró el escaño, pues varios profesores afirman que recibieron presiones del partido para que le licenciaran, pero el entorno de Casado asegura que no tuvo trato de favor y que estudió “a tope”; que nueve guardias civiles son agredidos en Algeciras por narcos y un ajuste de cuentas entre éstos provoca la muerte de un niño con una lancha que acababan de sacar del retén judicial, generando una verdadera guerra entre clanes; que se mantiene en España la desigualdad a pesar de la salida de la crisis; que Londres veta a la policía española en el aeropuerto del Peñón, mientras España propone la gestión común del mismo; y que la novia del teniente de la Guardia Civil agredido por los abertzales dice “tenemos que dejar Alsasua, gana el terror, gana el miedo”, “amenazaron a mi padre, le dijeron que tenía que callarme la puta boca en el juicio”, “perdí a todos mis amigos, han cedido a la presión”….en fin, pinceladas lamentables de la España que estamos construyendo o, mejor, destruyendo.
            Y del exterior cabe citar que Merkel apuesta por más gasto en defensa; que el último terrorista de París era de origen checheno y estaba fichado desde 2016, mientras la oposición critica a Macron su “inacción” contra el yihadismo; que China mantiene campos de reeducación y hasta un millón de personas de la etnia uigur están confinadas bajo vigilancia; que el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirma que “el próximo presidente no podrá retroceder en el proceso de paz”; y que Corea del Norte rompe las conversaciones con Corea del Sur, con lo que Kim (no lo confundan con el Quim catalán) amenaza la cumbre prevista con Trump. Pero la noticia más preocupante es la matanza provocada por Israel en la protesta palestina contra EEUU al trasladar su embajada a Jerusalén, que deja más de cincuenta muertos y miles de heridos, mientras EEUU cierra filas con los israelíes y justifica la represión en Gaza, donde los heridos desbordan los hospitales palestinos tras los duros enfrentamientos, en tanto que Israel y Palestina dan por sepultado el “proceso de paz”, y, en medio del luto y la ira en Gaza, la ONU y la UE denuncian su temor a que la situación se agrave más todavía.
            Por lo que respecta al fútbol el Barça cae ante el Levante, 5-4, tras 43 partidos sin conocer la derrota y, a falta de un partido, pierde la ocasión de acabar la Liga invicto; por su parte el Madrid golea al Celta, 6-0, mientas el Atlético gana al Getafe, 0-1, y el Valencia hace lo mismo ante el Girona.
Jorge Cremades Sena