viernes, 4 de mayo de 2018

ETA Y SUS ALEDAÑOS

                         Al final, tal como había anunciado, ETA, derrotada por la democracia y sin capacidad operativa, desaparece entre el rechazo masivo y la admisión de su estrepitoso fracaso; la banda terrorista dice disolverse después de casi sesenta años de existencia y tras 854 asesinatos, y lo hace con un comunicado leído por el asesino y prófugo de la justicia Josu Ternera, quien asegura que ya han sido desmanteladas todas sus estructuras. Sin embargo la banda ennegrece más aún su tétrica historia al ignorar a las víctimas y culpar a España y Francia de sus asesinatos mientras anuncia que a partir de ahora sus patéticos pistoleros pasarán a hacer política dentro de las estructuras democráticas del Estado, mientras los sanguinarios “Ternera” y “Anboto”, encargados de anunciar la “disolución” de la banda y su “final”, ensalzan su “honestidad” y su siniestro “trabajo”, planteando a su vez la unión de las fuerzas nacionalistas y la “activación popular” para poner en marcha un “proceso” independentista, que, salvando las distancias operativas, recuerda al totalitario “procés” secesionista catalán. El objetivo es idéntico. ETA, que, según Urkullu, “tiene pavor a que se piense que no valió para nada”, desaparece formalmente y da por finalizado el “conflicto” (lenguaje similar al de los secesionistas catalanes) sin pedir perdón ni colaborar con la Justicia (hay más de 300 asesinatos sin resolver judicialmente) y el PNV dice en tono poético que “la sociedad vasca se quita el plomo de las alas para volar en libertad” (tan poético como cuando el líder peneuvista Arzallus en plena actividad macabra de la banda manifestaba que “unos zarandean el árbol y otros recogen las nueces”), en tanto que Bildu, al estilo de los secesionistas catalanes, pide el inexistente “derecho a decidir” (es decir, el derecho de autodeterminación) y Ternera, en su vergonzosa aparición, advierte de que los ex militantes etarras continuaran la lucha para la “constitución del Estado vasco”, en tanto que un grupo de terroristas cuidarán en secreto del “legado de ETA”, pues Pla pretende liderar desde prisión un grupo clandestino que “preserve su buen nombre” y quiere impulsar una Comisión de la Verdad en el País Vasco que imponga (al igual que sucede en Cataluña) su versión de la Historia, mientras otro etarra limpia las armas pendientes de entrega para que no ayuden a escalrecer los crímenes. Por su parte todos los partidos vascos constitucionalistas y del resto de España recuerdan el daño irreparable perpetrado por ETA, mientras sus aledaños, ya ven, gozan de buena salud aunque las circunstancias le obliguen en estos momentos a aparentar una ideología democrática que no está en el ADN del nacionalismo radical totalitario.
            Entretanto, el feminismo toma la voz en los actos sindicales del Día del Trabajo, protagonizando las mujeres todas las manifestaciones en una jornada en la que también se reclamó la subida de sueldos y pensiones, pues UGT y CCOO eluden su incomprensible papel en Cataluña con una marcha genuinamente feminista, pasando así por arte de magia del separatismo al feminismo y olvidando en un Uno de Mayo morado su papel reivindicativo de defensa de los trabajadores. Por su parte, al día siguiente y en plena Fiesta madrileña del Dos de Mayo, el PP (partido que sustenta al Gobierno de la Comunidad de Madrid y al de España) no da tregua a su guerra interna, mientras Rajoy aplaza la decisión de los candidatos del partido a la Comunidad y al Ayuntamiento y la cúpula del partido, sin Rajoy, toma la Comunidad madrileña tras la escandalosa dimisión de Cifuentes y los malos resultados demoscópicos; pero Santamaría y Cospedal escenifican sin reparos su rivalidad en la Fiesta de la Puerta del Sol, en tanto que Rajoy no está dispuesto a desmantelar Moncloa para las listas autonómicas, queriendo evitar así una imagen de “fin de ciclo” con una desbandada de ministros en el último año de su mandato. Y es que, según todos los sondeos, el PP, y especialmente el PP madrileño, anda a la deriva y desnortado, pues todas las encuestas vaticinan el triunfo de Ciudadanos: según SigmaDos el PP pierde ya la mitad de sus votantes en Madrid y sólo el 47% de su electorado en 2015 volvería a respaldarles, cayendo por tanto en 16 escaños, mientras Ciudadanos vencería con holgura, el PSOE no despega y Podemos se estanca (ganaría Ciudadanos con el 30´4% de votos y entre 42-43 escaños, seguido de PP con el 22´6% y 31-32, PSOE con el 22´2% y 31-32, y Podemos con el 16´8% y 23-24), y, según NCReport, Ciudadanos vencería en Madrid, con dos escaños más que PP, que perderían 12, mientras los socialistas se dejarían 6 y Podemos 3 (ganaría Ciudadanos con el 25´4% y 38 escaños, seguido de PP con el 23´9% y 36, PSOE con el 20´9% y 31, y Podemos con el 16´2% y 24)……Ciudadanos, podría gobernar bien con PP o con PSOE.
            Por lo que respecta a las consecuencias de la sentencia sobre “La Manada”, el Gobierno deja solo al ministro Catalá en su enfrentamiento con jueces y fiscales, mientras Sánchez retira ahora el apoyo del PSOE al ministro en contra del juez discrepante, en tanto que Lesmes y Catalá no han hablado desde la polémica sentencia. Ya ven, la lógica ira contra “La Manada” y su manifestación callejera pone a prueba a partidos e instituciones, mientras mil ochocientos psiquiatras y psicólogos protestan contra la sentencia y avalan que la víctima se paraliza ante el miedo, mientras la Eurocámara debate sobre el caso con la oposición del PP y mientras la ONU dice que el fallo “subestima” la violación. Es obvio que si la sentencia sobre La Manada se ajusta a Derecho, es urgente la reforma del Código Penal y, en caso de no ajustarse, es necesario actuar contra quienes hayan actuado de forma irregular….lo inaceptable es no esperar a que la sentencia sea firme y entretanto erigirse en justicieros callejeros políticamente utilizados.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que la política de euskaldunización, imitando el modelo catalán, convierte a Navarra en el próximo botín nacionalista; que la “tasa Google” pagará más de la mitad del alza de las pensiones; que Carmena dio 42.000 euros a la empresa del ex coordinador de Ahora Madrid; que el PSOE propone regular la eutanasia como un derecho; que Fomento multa con 1.200 euros a Abertis por el caos de tráfico en la AP-6; que el “sheriff” de Coslada queda absuelto al quedar las pruebas anuladas; que Torrent reta al TC e impulsa la ley para investir a Puigdemont; que la CUP promueve una campaña de amenazas contra un periodista; que Bruselas prevé más crecimiento de la economía española, critica la subida de las pensiones que impulsa Rajoy y no se cree el déficit de España tras el acuerdo con el PNV; y que en la trama de financiación irregular del PSPV y el Bloc en las elecciones de 2007 son imputadas tres personas por los contratos del gobierno de Zapatero.
            Y del exterior cabe destacar que Bruselas dará 55.000 millones a dos fondos para reformas e inversiones, ligando el Presupuesto de la UE los pagos al respeto al Estado de Derecho; que sólo Trump respalda a Israel en sus acusaciones a Irán; que Tajani asegura que “hay que reducir los fondos de la UE a quien está contra la solidaridad”; y que Trump admite que pagó para comprar el silencio de una actriz porno, pues su nuevo asesor legal revela que entregó 130.000 dólares.
            Por lo que respecta al futbol, el Real Madrid sobrevive al asedio del Bayern en el Bernabeu y con un sufrido empate, 2-2, con goles de Benzema, hace valer su ventaja, 1-2, del partido de ida y se clasifica para jugar la final de Champions (su tercera final consecutiva) contra el Líverpool, que elimina a La Roma y se gana así su pase a la final de Kiev. Por su parte el Atlético de Madrid elimina al Ársenal y jugará la final de la Europa League que se jugará en Lyon.
Jorge Cremades Sena