sábado, 31 de diciembre de 2016

COLABORACIÓN HISTÓRICA



                        Mariano Rajoy, el más listo de la clase sin lugar a dudas tal como ha demostrado en este año que agoniza, despide 2016 proponiendo al PSOE una “colaboración histórica” y un gran acuerdo parlamentario para realizar las reformas necesarias que España necesita, llamando a los socialistas y a Ciudadanos para evitar que el Congreso de los Diputados (con más protagonismo político que nunca) se convierta en un “páramo estéril”, por lo que pide una legislatura de cuatro años creyendo que no hay “diferencias insalvables” en los Presupuestos. Así, coincidiendo con el PSOE en que será una legislatura larga y “fructífera”, Rajoy hace un balance positivo de los acuerdos suscritos hasta ahora con los socialistas mientras la Gestora justifica el buen resultado de la abstención, y, declarándose dispuesto a agotar la legislatura, cierra el año con nuevos guiños al PSOE para llegar a nuevos acuerdos, disponiéndose a negociar con los socialistas en el Congreso la revisión de las partidas presupuestarias, por más que el PSOE se venda caro y bloquee el proyecto para devolver las cláusulas suelo y anuncie que no respaldará los Presupuestos (buscando la clave en el PNV) y por más que Ciudadanos, buscando un protagonismo perdido, quiera que el Presidente comparezca en la comisión anticorrupción. Atrás queda, en todo caso, el bloqueo gubernamental del nefasto y estéril “no es no” de Pedro Sánchez, quien, por cierto, dice ahora “hablaré sobre mi candidatura cuando se convoque el Congreso” (su entorno cree que sería “un error” hacerlo antes de que se conozcan “el calendario y las reglas del juego”), en tanto que los barones evitan definirse a favor de ningún posible candidato porque “no es el momento”. En efecto, ahora es el momento de hacer política, de hacer propuestas viables y creíbles para mejorar la situación de los españoles y, entre otros asuntos, consolidar el proyecto España, puesto en entredicho por los independentistas totalitarios, por lo que Rajoy, el más listo de la clase hasta el momento, defiende el diálogo, que tanto le reclamaban cuando tenía mayoría absoluta, hasta la saciedad, incluido el diálogo en Cataluña con el mundo independentista, pero con la única raya roja de no negociar, porque no está facultado para ello, sobre “la unidad y la igualdad de los españoles”; así de fácil de entender y de explicar, a partir de ello que cada quien siga jugando a lo que considere oportuno pues los españoles sabrán valorar al final a lo que juega cada uno de ellos.
            Y, mientras Rajoy advierte de que no cabe referéndum secesionista entre los catalanes, Puigdemont asegura que se celebrará este año y promete que será “legal y vinculante” intentando así la cuadratura del círculo vicioso del independentismo totalitario con apariencia democrática. Si la soberanía reside en el pueblo español en su conjunto, salvo que el pueblo español en su conjunto decidiera lo contrario, ¿cómo puede ser legal un referéndum restringido a una parte del mismo, en este caso a los españoles de Cataluña y decidido por sus dirigentes autonómicos sin competencia democrática alguna para convocarlo? ¡Cómo es posible que una parte decida por el todo sin cometer un atropello de derechos fundamentales al resto e ilegalidades democráticas manifiestas! Ya ven, una entelequia más de los independentistas totalitarios cada vez más echados al monte. Sólo así se puede entender, entre otras cosas, que, mientras el Tribunal Supremo procesa al diputado Homs por desobediencia y prevaricación en la consulta del 9-N, la Generalitat responda a los jueces con otra ley secesionista ilegal pactada en secreto entre Junts pel Sí y la CUP con nocturnidad y alevosía, tal como actúan los delincuentes peligrosos. En efecto, Junts pel Sí y la CUP pactan en secreto el salto unilateral a la “república catalana”, mientras, según el propio “CIS” catalán, crece el rechazo en Cataluña al independentismo (aunque creciera el apoyo sería exactamente igual de ilegal y totalitario) y mientras el Supremo marca el camino para inhabilitar al presunto delincuente Homs tal como procede en cualquier Estado de Derecho democrático del mundo: aplicar la Ley y punto. ¿Vale la pena o no considerar la oferta de diálogo del Gobierno de esa “colaboración histórica” para realizar las reformas que España necesita? Júzguenlo ustedes mismos.
            En otro orden de cosas se da la curiosidad de que la polución subió en Madrid el día de la gran restricción de Carmena a la circulación de vehículos, demostrando así la inutilidad o ineficacia de la medida por más que la alcaldesa y su equipo quiera extremarla. Cancelada ya tan exigente e improvisada orden de que sólo circule la mitad de los coches dentro del perímetro de la M-30 (la concentración circulatoria y la mayor contaminación se traslada a los aledaños pero no se evita), atrás queda la caza por un día de las matrículas pares en la histórica jornada antipolución, atrás quedan los centenares de multas (probablemente ilegales), atrás quedan los enfermos que no pudieron llegar a su destino, los trabajadores a su trabajo y así sucesivamente, mientras el 71´8 % de los madrileños cree que el Ayuntamiento actúa con precipitación e improvisación. Ahora ya se permite el tráfico de coches y sólo se mantiene la restricción de no aparcar en el interior de la M-30 y la limitación de velocidad máxima a 70 kilómetros por hora en la vía de circunvalación, mientras algunos se preguntan para qué van a coger el coche si luego no pueden aparcarlo. En fin, sin más comentarios. En todo caso, la medida, ya descartada en otras ciudades europeas donde se ha practicado, pone de manifiesto que en el problema de la polución en las grandes ciudades la circulación de vehículos es sólo uno más de los factores que lo provocan pero no es el más importante y, en todo caso, limitarla sólo provoca más problemas y trasladar la contaminación a otras zonas de la misma ya que las medidas, en todo caso, debieran dirigirse a la renovación de la flota de vehículos por otros menos contaminantes y hacer lo propio con las calderas de calefacción, con las fábricas y otros elementos productores de contaminación atmosférica.
            Y en cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que las pensiones pierden poder de compra por la inflación ya que los precios suben el 1´5% en 2016, la mayor subida en 40 meses, y restan a los pensionistas en un año entre 8 y 32 euros mensuales de poder adquisitivo; que la presión del PNV fuerza al Gobierno a destituir a su Delegado en el País Vasco lo que justifica por la necesidad de contar con un “perfil más político” en el cargo; que José Amedo manifiesta que “el Estado debe asumir su responsabilidad por los GAL” y que “reniega” de su “pasado en este grupo parapolicial”; y que los jóvenes islamistas detenidos hace unos días en Madrid dejaron en un parque un kalashnikov por lo que la Policía Nacional busca al proveedor en esta primera operación contra yihadistas armados en España.
            Referente a asuntos del exterior cabe destacar que Putin logra cerrar una tregua entre el régimen de El Asad y los rebeldes sirios, siendo Rusia y Turquía los garantes de la misma; que EEUU sanciona a Rusia por los ciberataques en las elecciones presidenciales norteamericanas, expulsando Obama a 35 funcionarios rusos y cerrando dos centros del Gobierno de Putin en Nueva York y Maryland; y que, mientras EEUU prepara su despliegue en el Este de Europa, Obama eleva la tensión con Israel a menos de un mes de la investidura de Trump como nuevo Presidente.
            Así están las cosas en este último día de 2016 en el que Europa se blinda para despedir el año ante posibles ataques yihadistas, con lo que las grandes ciudades y capitales europeas refuerzan las medidas de seguridad para prevenirlos, especialmente en las grandes concentraciones de la celebración de una Nochevieja de excepción. En Madrid, por ejemplo, las campanadas quedan blindadas en la Puerta del Sol con la colocación de grandes maceteros que impidan atentados con camiones al estilo del de Berlín y, como el resto de capitales europeas, despliega miles de efectivos y eleva la alerta. En todo caso, sólo cabe desear una Feliz Nochevieja, que ningún desalmado lo impida, y que el próximo 2017, que ya pide paso, sea mucho mejor que el 2016 y traiga paz, prosperidad y felicidad a todos los lugares del mundo, especialmente a aquellos que son especialmente golpeados por la guerra, la escasez y la miseria. No es mal deseo para comenzar el nuevo año, de todos nosotros depende poner nuestro granito de arena para lograrlo…. O, al menos, para intentarlo.
                                       Jorge Cremades Sena