miércoles, 29 de marzo de 2017

LA PRESENTACIÓN DE SUSANA DÍAZ



                        La espectacular puesta en escena en la presentación de la candidatura de Susana Díaz para dirigir el PSOE recuerda los mejores tiempos del partido, con una multitudinaria asistencia en la que no faltaron los expresidentes del Gobierno, González y Zapatero, once exministros, cuatro presidentes autonómicos actuales, muchísimos alcaldes socialistas y la gran mayoría de líderes provinciales, dejando bien claro el apoyo de la vieja guardia socialista a la candidatura de la andaluza, capaz de aglutinar la presencia de dirigentes socialistas, enfrentados a veces, como Rubalcaba, Guerra, Bono, Madina…entre tantos otros. Por su parte Sánchez y López, anunciadas ya sus candidaturas, celebraban simultáneamente actos paralelos para promocionarse y mientras Susana Díaz apelaba al “PSOE de siempre”, reivindicando un “PSOE ganador”, capaz de ganar de nuevo al PP y volver a gobernar, lanzando su candidatura “por el PSOE y por España”, frente al “márketing” de sus adversarios, Pedro Sánchez, como si no hubiera sido ya un fracasado Secretario General o como si Felipe o Zapatero no fueran militantes, defendía su candidatura como la de la militancia, es decir, como si los miles de asistentes a la presentación de Susana no fuesen militantes y fuesen extraterrestres, como si renegara del PSOE victorioso tradicional y como si, a diferencia de Susana que afirma “me presento para ganar”, su objetivo fuera presentarse para que no gobierne el PP, aunque gane las elecciones, a costa, si es necesario, de editar cualquier pacto de gobierno con cualquiera como ya intentó con podemitas e independentistas en su momento, hasta que el “PSOE de siempre”, ese al que apela Susana, democráticamente y con arreglo a sus Estatutos, le puso el freno en sintonía con los españoles que en cada elección le retiraban más y más su apoyo en las urnas, dejando al partido en situación calamitosa. Entretanto, mientras Rajoy da por hecho que los socialistas no le darán estabilidad gubernamental gane quien gane las primarias y los populares advierten de que al PSOE no le interesa ir ahora a otros comicios, la Gestora fija un único debate entre los tres candidatos antes de celebrar las primarias, probablemente el 21 de mayo, y recuerda que la norma de financiación es obligatoria, asunto que, respaldado finalmente por el Tribunal de Cuentas al dar la razón a la Gestora, obliga a Pedro Sánchez a cambiar su “crowdfunding” ya que deberá informar de los donantes y del destino de los 95.000 euros de su cuenta tras el conflicto por este asunto con la actual dirección del partido. Veremos pues como queda todo este embrollo interno que entre unos y otros han montado en el PSOE. 
            Pero, siendo noticia de primera magnitud la marcha de las primarias socialistas, destaca sobre todo, como ya viene siendo habitual, el peliagudo asunto del desafío totalitario independentista en Cataluña, pues, mientras Colau se dispone a dar datos fiscales de los barceloneses a la ilegal Hacienda catalana (¡faltaría más!), los socios de Puigdemont y verdaderos amos de las decisiones que toma la Generalitat, los radicales antisistema de la CUP, dan un paso más y asaltan la sede del PP catalán para exigir un referéndum “sí o sí”, por lo que el Gobierno de Rajoy pide urgentemente a la Generalitat que rompa “de una vez por todas” con semejantes personajes, cuya portavoz en el Parlament también participó en la ocupación de la sede popular catalana, aunque, eso sí, supervisando a corta distancia los totalitarios comportamientos de sus compañeros más jóvenes y sus violentas e intransigentes demandas. En efecto, al más puro estilo fascista, un grupo de radicales cupistas asaltan, bajo la mirada de su jefa Anna Gabriel y su colega David Fernández (el que amenazara en su día a Rato con una zapatilla), la sede del PP en Barcelona, irrumpiendo en el edificio y llenando la fachada de pintadas y carteles, por lo que el líder del PP catalán, Albiol, con toda la razón del mundo, declara que “esto demuestra que el Govern está en manos de una formación de estilo fascista” y tacha a la CUP de “una banda de fascistas”, teniendo en cuenta que sin el apoyo de los cupistas el gobierno de Puigdemont caería inmediatamente. Por su parte, Rajoy, no obstante, anuncia un plan de infraestructuras en Cataluña y responde a tan intolerables desafíos del soberanismo con unos 4.200 millones de euros de inversión, que anuncia ante medio millar de empresarios catalanes, a quienes pide sentido común y solicita ayuda para ganar “la batalla de la moderación y la sensatez” ya que es tiempo de “sellar grietas y reconstruir puentes”; sin embargo Puigdemont se va de gira por EEUU, boicoteando la propuesta y preguntándose demagógicamente “¿qué diferencia esta promesa de otras incumplidas?”, mientras la Generalitat que preside desprecia el plan que Rajoy negocia con la sociedad civil catalana, invita “gratis total” a europarlamentarios para dar a conocer el ilegal “procés” aunque la diplomacia da por amortizado el desafío que “ni ocupa ni preocupa en las embajadas occidentales”, en tanto que Homs queda pendiente de la notificación del Supremo para dejar el escaño en cumplimiento de su condena por desobedecer las leyes, al mejor estilo fascista, y no, como dice él, por poner unas urnas para que los ciudadanos voten.
            Entretanto prosigue el espectáculo político en Murcia y se especula con que la decisión judicial sobre Pedro Antonio Sánchez coincidirá con la moción de censura interpuesta por el PSOE y que Ciudadanos forzará que sea la próxima semana, mientras el PP advierte de que no hay plan B y Ciudadanos se resiste a apoyarla si no es para que haya nuevos comicios autonómicos. Es tal el enredo organizado que, a estas alturas de la película, parece ser que hasta el PSOE dejará gobernar al PP en Murcia si el presidente murciano dimite y los populares proponen a otro, especulándose con que Pedro Antonio Sánchez podría incluso cesar in extremis el mismo día de la moción de censura y forzar la elección de otro candidato popular si Ciudadanos decidiera apoyar al PSOE para echarle, mientras en Génova preocupa que el juez Velasco pida otra investigación contra el dirigente popular por el “caso Púnica”. Y todo porque nadie quiere quedar con el culo al aire en este embrollo. ¿No sería más lógico y decente ponerse de acuerdo todos en qué momento ha de dejar su cargo cualquier investigado y plasmarlo legalmente para que nadie se lleve a engaño? Ya ven, parece ser que no, que les gusta más este lío para cansar cada vez más a los ciudadanos.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que el Gobierno hace una histórica oferta de empleo público con 130.000 plazas para sanitario, 98.000 para docentes y sube el 1% el sueldo de los funcionarios; que Defensa toma medidas frente a la amenaza de los drones del IS en Irak y protegerá la base de Besmayah con un “escudo electrónico”; que Educación ofrece a las CCAA un sistema educativo “flexible”; que Acciona es investigada en Colombia y Ecuador por sus lazos con Odebrecht; que el 60% de los senadores guarda silencio sobre su patrimonio personal, detectándose cientos de errores, omisiones e imprecisiones en sus declaraciones de bienes; que la recaudación de Hacienda se dispara en los primeros meses, pues crece un 7% en enero y febrero y, de mantenerse la tendencia, el Estado ingresaría casi 13.000 millones adicionales, considerando Montoro “factible” cumplir con el déficit del 3% previsto para este año; que Podemos pide que no sea delito el enaltecimiento del terrorismo e Iglesias quiere proteger el “humor negro” en las redes sociales; que Fomento no cambiará la Ley que protege a los taxistas frente a la competencia de Uber; que el gerente de Aguirre tenía cientos de facturas de Bárcenas y la Guardia Civil halló los documentos en la vivienda de Gutiérrez; y que el PP se suma al pacto para que el presidente de RTVE se elija por dos tercios del Congreso.
            En lo que respecta al exterior cabe destacar que Schulz sufre un duro revés electoral en su primer pulso con Merkel, pues el SPD con el 30% de los votos es derrotado ampliamente en el land de Sarre por CDU que obtiene un 40%, mientras la izquierda suma un 13% y la ultraderecha un 6% de apoyos. Asimismo destaca que los republicanos amenazan con bloquear la reforma fiscal de Trump tras el varapalo del “Obamacare” y que Trump liquida la política de Obama contra el cambio climático, mientras la investigación de la trama rusa llega al yerno del Presidente y, por tanto, Jared Kushner, su asesor y marido de su hija Ivanka, declarará ante un comité del Senado norteamericano por reunirse con altos funcionarios del Kremlin. Por cierto, hablando del Kremlin, el hartazgo de los rusos con la corrupción desafía al gobierno de Putin y en una protesta contra dicha corrupción en Rusia, Navalni, el líder opositor, ha sido detenido junto a centenares de manifestantes. Por su parte Londres pone definitivamente en marcha el proceso que marcará el futuro de Europa, pues Theresa May firma y envía a la UE la carta que activa la salida del Reino Unido de la Unión y, apelando al artículo 50 de los Tratados, comienza así a contar el plazo de dos años para las pertinentes negociaciones del Brexit, mientras Escocia, redoblando su desafío, aprueba otro referéndum y negociarlo, dado que muy mayoritariamente se manifestó contra la salida de Reino Unido de la UE y cuando decidieron en el anterior referéndum separatista seguir formando parte del mismo el Brexit no estaba planteado.
            Y en lo que se refiere a los deportes, destacar que el alemán Vettel gana en Australia, augurando por fin un campeonato de F-1 abierto, mientras Alonso no pudo acabar la carrera en el estreno del campeonato.
                                                Jorge Cremades Sena