viernes, 17 de marzo de 2017

UN GOBIERNO QUE NO GOBIERNA



                        Mientras se avecina un monumental bloqueo a los Presupuestos, el rechazo en el Congreso del Decreto-Ley para liberalizar la estiba tal como exige la UE pone de manifiesto que en España tenemos un Gobierno que no gobierna y, por tanto, es incapaz de gestionar cualquier asunto tanto a nivel interno como exterior. En efecto, el PP, que apoya el Presupuesto vasco con la intención de ganarse al PNV y obtener a cambio su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, ve como, a día de hoy, el Gobierno de Rajoy al que sostiene no cuenta con apoyos necesarios en el Congreso, cuyo bloqueo, anunciado por casi toda la oposición incluso sin conocer ni siquiera el texto, dejaría, entre otras cosas, al menos 19.000 plazas del Estado vacantes, pues aunque cabe lanzar por decreto las ofertas públicas de empleo, el Gobierno las condiciona a aprobar las cuentas, que prevén una reposición del 100% y bajar la interinidad del 25% al 10%, al margen de todos los problemas que conllevaría prorrogar los actuales Presupuestos. Y, en efecto, tras el rechazo por parte de los estibadores de las prejubilaciones a los 50 años, ofrecidas por el Gobierno, para sacar adelante las exigencias de la UE, Rajoy es derrotado en el Congreso, fracasando en su intento de convalidar el pertinente decreto-ley a pesar de que jamás, desde 1979, un Gobierno había fracasado en su intento de convalidar un decreto-ley en las Cortes. Lo más sorprendente además es que el citado decreto-ley pretende responder a lo estipulado por la UE para acabar con el monopolio de la estiba, un sector privilegiado y anacrónico, a lo que, salvo el eurófobo Unidos Podemos, ningún otro partido eurófilo de la oposición parlamentaria se opone, pues supondría no acatar las decisiones de la UE. Siendo comprensibles las reticencias de los estibadores a perder sus privilegios (la media salarial del sector, al margen de otras prebendas de acceso al mismo, rebasa con creces el sueldo del mismísimo Presidente del Gobierno), es incomprensible que especialmente PSOE y Ciudadanos dejen solo al PP con el problema, sabiendo que, entre otras consecuencias, España se arriesga, si no soluciona el problema, a tener que pagar una multa de 134.000 euros diarios que, obviamente saldrían del bolsillo de los españoles. En Europa o se está a las duras y las maduras, o no se está. El veto al decreto de la estiba pone en jaque la legislatura y, aunque Rajoy descarta elecciones pese a la “traición” de Rivera, que se abstuvo a última hora, y la falta de “sentido de Estado” del PSOE, más pendiente de su refriega interna que de los intereses generales, el Gobierno advierte de que “varios palos” como éste en temas cruciales pueden abocar a un inevitable adelanto electoral. Por su parte un grupo de estibadores desde la tribuna del Congreso de los Diputados celebraba y se felicitaba del resultado de la votación animando a los del boicot: “¡Habéis estado de categoría”! El Gobierno que tacha a Ciudadanos de desleal y a PSOE de irresponsable, reabrirá la negociación para presentar un nuevo texto y evitar la multa…pero el descrédito ante la UE de España y su Gobierno, que no gobierna o no le dejan gobernar, ya está conseguido. ¿Elecciones a la vista?
            Por otro lado el gallinero catalán sigue revuelto, aunque Mas dé un golpe de mano en TV3 para tapar la corrupción y, tras la polémica por las informaciones del “caso 3%”, recogidas por la cadena, Vicent  Sanchís, cercano a CDC, dirigirá la televisión pública de Cataluña, mientras el Gobierno de Rajoy dice sobre la consulta ilegal que “no hará falta ni aplicar el 155” y considera un golpe duro en la condena a Artur Mas, en tanto que Puigdemont reconoce en privado que no habrá desconexión exprés. Y mientras Pérez de los Cobos, el ya expresidente del TC pide, al dejar el Alto Tribunal, diálogo sobre Cataluña (se supone obviamente que dentro de la legalidad), ya que la institución no puede resolver el aspecto político del conflicto soberanista, Convergéncia, PDeCat o como decida llamarse, reconociendo una “total desorientación”, no descarta mantener a Puigdemont por falta de relevo, pues la inhabilitación de Mas es el golpe de gracia a un partido que en cinco años ha perdido sus siglas, otrora prestigiosas, el Ayuntamiento de Barcelona, la mitad de los diputados en el Parlament y la autonomía en el Gobierno Catalán, que depende no sólo ya de su socio ERC sino además de la CUP (las antípodas de la ideología política de los convergentes). Y es que Esquerra descarta repetir un pacto electoral con el PDeCat, pues la preparación del ilegal referéndum independentista ha elevado la tensión entre ambos partidos-socios, quienes competirán por la Generalitat, hoy por hoy, con gran ventaja para los republicanos de Esquerra.
            Entretanto el PSOE trata de reducir las tensiones ante las primarias, por lo que la Comisión Gestora convocará esta próxima semana a los equipos de Díaz, Sánchez y López para escuchar sus peticiones y quejas; Díaz exhibirá su poder en un macro-acto con 3.000 personas en su próxima presentación en Madrid…y es que en pleno fragor del combate fratricida socialista saltan reproches de unos y otros sobre las cuentas de los distintos candidatos, por lo que la dirección del PSOE quiere controlar las cuentas, asunto que Susana y Patxi aceptan pero Pedro lo condiciona a una reunión posterior, no a priori, mientras ya se publica que Susana Díaz ya usaba una cuenta del PSOE antes de que la Gestora lo autorizara. Y en Podemos, mientras Pablo Iglesias se enfrenta a dos crisis internas, en Andalucía y en Cataluña, las de más peso podemita, gobernadas ambas por los Anticapitalista, que buscan reafirmar su autonomía, Carmena en Madrid destituye por fin a su polémica concejal de Cultura, Celia Mayer, que pasa ahora a Igualdad, pretendiendo dejar atrás la crisis del Matadero, la de la Memoria Histórica, la de la Cabalgata de Reyes o la de los titiriteros…aunque, como ven, no la destituye del todo y, actuando con el mejor de los estilos de los partidos de “la casta”, le busca acomodo creando para ella la Concejalía de Igualdad.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que la policía exhibe las armas incautadas con un recuento que asciende a 10.000 armas de guerra, entre ellas 9.000 fusiles del modelo Cetme, acumuladas en Basauri; que Blázquez seguirá al frente de la Conferencia Episcopal y Cañizares asume la vicepresidencia; que la cúpula del Banco de España sabía que sacar Bankia a Bolsa era inviable, aunque Fernández Ordóñez declara que desconocía las cuentas de la entidad y niega haber visto los correos que alertaban de su inviabilidad; que Narcís Serra es imputado por su gestión al frente de Caixa Catalunya; que el FROB impulsa la fusión de Bankia y BMN al no haber más ofertas del sector; que los taxistas están en pie de guerra contra Uber y Cabify; que el Ejército completa el envío de cien blindados a Cataluña; y que Gas Natural reclama más de 700 millones a Colombia por liquidar su filial.
            Y mientras la justicia europea avala prohibir el velo en el trabajo, no apreciando el Tribunal de Luxemburgo en el veto al pañuelo musulmán una discriminación directa por motivos de religión y por tanto las empresas pueden prohibirlo, Holanda, tras una campaña de incertidumbres bajo la sombra de la sospecha de intromisión de las grandes potencias, celebra sus elecciones y derrota en las urnas al populismo y la xenofobia, ya que los liberales del Primer Ministro Mark Rutte se imponen con claridad al ultra antieuropeo Geert Wilders, quien, tras votar rodeado de periodistas y guardaespaldas, acepta los resultados aunque advierte que “Rutte todavía no se ha librado de mí” y que “el genio ya ha salido de la lámpara”. En definitiva, los holandeses, con una participación histórica, derrotan al populismo, en este caso de extrema derecha, y su líder Wilders se desinfla tras una campaña antieuropeísta, los socialdemócratas se hunden y el Primer Ministro conservador, Rutte, podrá seguir encabezando un gobierno de coalición, con lo que Europa ve los primeros brotes verdes para la esperanza, eso sí, siempre que los pueblos, mayoritariamente moderados y pacíficos, se movilicen a la hora de ir a las urnas, tal como han hecho los holandeses, para disipar los fantasmas totalitarios del signo que sean. Veremos a ver qué sucede en Francia, donde Fillon, el candidato de la derecha, continúa su campaña a pesar de la imputación por desvío de fondos y apropiación, mientras Macron está investigado por favoritismo y Le Pen por ocultar patrimonio… ¡Y luego hablamos de España! Entretanto Trump dispara el gasto militar a costa de todos los demás departamentos.
            Por lo que respecta al futbol, un irreconocible Sevilla cae eliminado de Champions ante el Leicester, 2-1, mientras el Atlético de Madrid pasa con el empate, 0-0, en el Calderón frente al Bayern Leverkusen… Por tanto tres españoles entre los ocho mejores de Europa: Real Madrid, Barça y Atlético de Madrid.
                                                Jorge Cremades Sena