viernes, 15 de septiembre de 2017

CATALUÑA, HACIA EL CAOS FINAL



                        Sin lugar a dudas el golpe de Estado protagonizado por el Govern de Cataluña nos conduce inevitablemente hacia el caos final de forma vertiginosa, pues, pase lo que pase el 1-O, se celebre o no el ilegal referéndum, la fractura social en Cataluña ya es inevitable, lo que obviamente tiene sus repercusiones en el resto de España. A los independentistas catalanes, acostumbrados a saltarse impunemente la ley sin que nadie apechugue después con sus responsabilidades, poco les importa ahora que el Fiscal haya citado como imputados, para que respondan ante la Justicia, a 712 alcaldes, dispuestos a ceder locales municipales para la ilegal consulta, con la orden de detención si desobedecen, ni las querellas interpuestas contra Forcadell, Junqueras o Puigdemont y demás miembros de su gobierno, pues desde hace años nadie ha parado su progresiva deriva totalitaria y ahora consideran que nadie podrá parar su golpe definitivo al Estado de Derecho. De entrada la CUP, fiel a su permanente desafío al Estado de Derecho, advierte de que sus alcaldes, apoyados incomprensiblemente por otras fuerzas políticas supuestamente democráticas y no antisistema como son ellos (nadie entendería estos apoyos si se tratara de totalitarios de la extrema derecha), no acudirán a la cita del Fiscal, mientras pone en marcha su campaña electoral de la ilegal consulta animando a la gente a votar “con una sonrisa revolucionaria”. Por su parte Ada Colau, por si algunos tenían alguna duda, sale de su indefinición y decide finalmente que en Barcelona sí se pondrán recintos municipales al servicio de la ilegal consulta, permitiendo a la Generalitat el control de los colegios y diciendo que ella sí irá a votar; es más, lo hace eludiendo su propia responsabilidad y poniendo a buen recaudo su suculento sueldo como alcaldesa, pues, tras pactar con la Generalitat, la Consejera de Enseñanza comunica a la alcaldesa que asume el control de 296 centros escolares desde ahora autoproclamándose como presidenta del Consorcio que gestiona las escuelas e institutos públicos en Barcelona, participado al 60% por la Generalitat y al 40% por el Ayuntamiento, con lo que Colau, aceptando dicha treta no asumiría en principio ninguna responsabilidad y además tiene la desfachatez de afirmar que así evita la cesión de espacios municipales (donde sí se pondrán urnas) “para no poner en riesgo la institución”, desautorizando descaradamente al PSC que la apoya como alcaldesa. Y, rematando la faena, mientras hasta el mismísimo Rosell indigna a la CEOE, la patronal que preside, diciendo que “hay espacios entre sumisión total e independencia”, el Gobierno de Cataluña se instala descaradamente en la desobediencia al enviar Junqueras una carta a Rajoy negándose a rendir cuentas a Montoro, mientras que con Puigdemont, sin que el Gobierno de España lo impida, celebran en la Plaza de Toros de Tarragona un acto unitario independentista para abrir la ilegal campaña electoral, pese a la advertencia del Gobierno de que se incurriría en un delito, donde el President, ante miles de seguidores soberanistas (la plaza se llenó con creces), asegura que el prohibido referéndum ilegal se hará y entre un enfervorizado auditorio en defensa del “sí” se pregunta, retando una vez más al Estado de Derecho, “¿alguien cree sinceramente que en el 1-O no votaremos?”. En fin, como si, porque haya una multitud de ladrones, no hubiera que perseguir el robo y, como somos muchos totalitarios, hay que dejarles que actúen al margen de la ley.
            Y ante la gravedad del intolerable golpe de Estado liderado por el Govern de Cataluña, algo insólito en cualquier Estado de Derecho europeo, cada vez son más quienes albergan dudas de si el Estado de Derecho y el resto de sus instituciones (no hay que olvidar que la Generalitat y el Govern son instituciones del Estado de Derecho y están en inadmisible rebeldía contra él), podrán pararlo y con los menos daños posibles para su futuro, pues, de momento, las medidas adoptadas por el Gobierno y la Justicia parece que no hacen mella alguna entre los gobernantes independentistas totalitarios. De momento, ante la negativa de Junqueras a rendir cuentas a Montoro, Hacienda se encargará de hacer los pagos a proveedores y servicios públicos, respondiendo a la negativa del Vicepresident de remitir semanalmente a Hacienda el informe de los gastos del FLA con la asunción directa del control del pago a los proveedores y los servicios públicos, para que no se vean perjudicados por la manifiesta rebeldía de Junqueras y, por tanto, suprimiendo las transferencias corrientes al Govern y tomando así el control exhaustivo de las cuentas de la Generalitat; la decisión de Junqueras de no informar de cada partida de gastos acarrea desde multas a responsabilidades penales. Además Fiscalía cita a los alcaldes independentistas, ordenando Maza que se investigue a los que apoyan el referéndum ilegal, mandando interrogar a quienes lo respaldan y ordenando a los Mossos detener a los alcaldes que no comparezcan o se nieguen a declarar por el 1-O. Por su parte el Tribunal Constitucional prepara medidas contra los vocales de la Junta Electoral catalana y pide a la Sindicatura Electoral que explique por qué no frena sus actividades, invocando por primera vez los magistrados el artículo 92.4 de su ley reguladora al apercibir a los miembros de “la Junta electoral catalana”, mientras abre la vía para suspender a Puigdemont, poniendo en marcha el mecanismo que les faculta para multar o suspender temporalmente a cargos que desobedezcan. Asimismo Rajoy envía dos cartas (dos avisos en 24 horas a los funcionarios municipales) amparando a los interventores y exigiéndoles que cumplan la Ley, mientras la Guardia Civil por orden judicial clausura la web del referéndum y el Govern reabre en una hora nuevas réplicas….
            Pero ninguna de las medidas adoptadas hasta ahora hace cambiar un ápice la predisposición a consolidar el golpe de Estado a sus promotores, mientras, iniciada la ilegal campaña electoral, se puede ver publicidad en el metro de Barcelona, y ante la noticia de que el Gobierno de Rajoy está dispuesto a cortar la luz a los centros de votación ilegales y de que estudia pedir a los jueces permiso para bloquear los servidores informáticos, recibe la chulesca respuesta de Puigdemont de que así será una jornada “romántica”. Entretanto el Rey Felipe manifiesta que “la Constitución prevalecerá ante quienes quiebran la convivencia”, en tanto que Rajoy no se cierra a la reforma de la Carta Magna, pero cree que será pirotecnia política, mientras Juncker recuerda que en Europa el Estado de Derecho es obligatorio y no una opción, pues “Europa se basa en el Estado de Derecho y en el respeto a la Ley” e insta a la unidad de los 27 estados miembros de la UE para apuntalar el euro tras el Brexit y desmonta a los independentistas afirmando que “la Comisión acata lo que diga el Constitucional” (como ya han hecho otras autoridades europeas e internacionales)… y a todo ello se añade las asociaciones de jueces invitando a los ciudadanos a desobedecer al Govern y diciendo que la Generalitat “ha perdido el carácter de autoridad”, mientras hasta el mismísimo Urkullu pide ser honestos y reconocer que la consulta “no tiene las garantías debidas”, lo que ha provocado las furibundas críticas de Rufián, acusándole con su habitual estilo navajero de colaborar con el PP. Sin embargo, todo en vano, pues aunque el mundo mundial esté en contra del golpe de Estado que pretenden los Puigdemont, los Junqueras, los Anna Gabrieles o los Rufianes de turno, la única y soberana razón está de parte de sus visionarias formas de entender la convivencia, la paz y la libertad y, por tanto, el mundo mundial está equivocado y se convierte, como todo aquel que discrepe, en un enemigo público al que hay que menospreciar por su indignidad considerándolo como ciudadano de segunda, tal como hacen en Cataluña con quienes, sintiéndose catalanes y por tanto españoles, critican o no se suman a su orgía totalitaria independentista.
            En lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que la ruta española de las pateras alcanza ya cifras record similares a 2008; que el asesino de la maleta de Valencia escribía libros sobre crímenes con un asesino que conoció en la cárcel; que los planes de pensiones podrán retirarse a los diez años; que el “hombre fuerte” de Mas reconoce ante el juez reuniones en el “caso del 3%”; y que los funcionarios tendrán una subida fija y otra variable, según la oferta que les hace Hacienda, que pretende pactar una subida del 2%. 
            Y en asuntos del exterior, mientras Alemania y Francia quieren prolongar el control de las fronteras, justificando la propuesta por la amenaza del terrorismo en Europa, Rusia, junto a Bielorrusia, exhibe su poderío militar en las mismísimas puertas de la UE al iniciar una semana de impresionantes maniobras militares en la frontera de la Unión, que la OTAN calcula en más de 100.000 uniformados.
            En cuanto a los deportes se refiere, destacar que en futbol y en la fase de grupos de Champions el Real Madrid derrota, 3-0, al Apoel con dos goles de Ronaldo, y el Sevilla empata, 2-2, en Liverpool; y en semifinales del Eurobasket la gloriosa selección española es arrollada por la de Eslovenia, 72-92, y tendrá que luchar sólo por el bronce.
                                                Jorge Cremades Sena