viernes, 9 de marzo de 2018

JORNADA HISTÓRICA POR LA IGUALDAD



                        De éxito histórico cabe calificar la movilización por la igualdad en este 8 de marzo, día internacional de la mujer, en el que España ha sido un indiscutible protagonista sin lugar a dudas, poniendo de manifiesto que una nueva generación de mujeres revitaliza, con toda la razón del mundo, la lucha por la igualdad y, por tanto, por una sociedad más justa, pues nada justifica que, salvando las diferencias naturales por razones de sexo entre hombres y mujeres, se mantengan históricas discriminaciones de cualquier tipo heredadas del pasado y, en todo caso, pertenecientes a estructuras socio-económicas que nada tienen que ver con las actuales. Es plausible pues que las mujeres de todo el mundo quieran romper la brecha histórica en busca de esa anhelada sociedad más justa, ya que es intolerable, entre otras cosas, que en España (y no es de los países que está en peor situación), por ejemplo, las mujeres cobren, según un informe de Fedea, un 13% menos que los hombres por tareas similares, una brecha salarial decreciente pero todavía relevante que hay que erradicar urgentemente; o que el 36% de los hombres deje las tareas del hogar al vivir en pareja, dejando a las mujeres dichas labores. Razones históricas, culturales y económicas que es necesario laminar de cara al futuro para romper la desigualdad injustificada e intolerable entre hombres y mujeres, y que sólo es posible superar mediante una lucha por la igualdad, que ha de arrancar desde la infancia, y que es tarea de todos, ya que debe ser un reto conjunto de toda la sociedad más allá de géneros e ideologías, aunque lamentablemente algunos grupos o entidades quieran autoproclamarse exclusivos defensores de la lucha por la igualdad que, en definitiva, nos beneficia a todos. Por ello el peor enemigo de esta lucha por la igualdad es el fariseísmo populista que, arrogándose en exclusiva la defensa por la igualdad, sostiene manifiestas desigualdades salariales o de otro tipo por razones de sexo en el seno de sus organizaciones políticas, sindicales o asociativas, mientras pretenden dar lecciones de lucha por la igualdad públicamente; rechazo pues, por ejemplo, a quienes, intentando politizar las manifestaciones en Madrid gritan contra Ciudadanos por la presencia de Villacís; o a quienes critican a Rajoy cuando pide “máximo respeto” a la huelga y desautoriza la “huelga a la japonesa” de algunas de las mujeres relevantes del PP, quienes, en todo caso, tienen todo el derecho de luchar por la igualdad (nadie, que yo sepa, apuesta por el anacronismo y la injusticia de mantener las desigualdades) como lo consideren oportuno, pues, como sostiene la Presidenta del Congreso, “las mujeres sabemos que vivimos en una cultura machista"…. ¿Acaso sobra Villacís, Rajoy o cualquier otra persona en esta lucha por la igualdad? Cuando en esta lucha por la igualdad es imprescindible el concurso de todos, cuando nadie sobra y todos debieran ser recibidos con entusiasmo, es patético que algunos, por meros intereses electoralistas, se arroguen el derecho de decidir quiénes están legitimados o no para luchar contra las desigualdades. Quienes, por razones de edad, hemos vivido épocas de absoluta desigualdad en las que las mujeres eran legalmente discriminadas indecentemente (siendo tuteladas por hombres), sabemos perfectamente todo lo que aún falta por hacer, pero también somos conscientes de todo lo que se ha logrado en estos años de democracia y libertad, como para no caer en interesadas distorsiones de la realidad que algunos utilizan para ennegrecer nuestro actual sistema de convivencia en libertad y en democracia.
            Así pues, para abordar el problema en sus justos términos y sin que ello nos lleve a la autocomplacencia (pero tampoco al catastrofismo interesado), conviene saber que España, pionera hace poco de una de las mayores cotas de desigualdad por razón de género en Europa, ocupa hoy el quinto puesto del ranking mundial de Igualdad, que lidera Islandia y cierra Siria, lo que evidencia que no son pocos los logros conseguidos al respecto en tan poco tiempo, cuando, según expertos, haría falta un siglo de lucha permanente y constante para conseguir la equidad total en el Planeta. Pues bien, en esta España, quinta en el citado ranking de Igualdad, los datos reflejan que la población femenina es de 23.739.271, representa el 51´59% del censo electoral y por tanto decide quien gobierna; que Iglesias es el líder político que menos valoran las mujeres con 2´44 puntos frente a 2´65 que le otorgan los hombres; que el 17% de las españolas renuncia al empleo remunerado para dedicarse a las tareas del hogar; que las mujeres cobran 450 euros menos de media de pensión que los hombres; que entre los universitarios el 54´3% es mujer aunque sólo hay cuatro rectoras; que sólo el 35% de mujeres está al frente de las concejalías; que las deportistas españolas han logrado 19 medallas de las 35 ganadas en los dos últimos Juegos Olímpicos; que la esperanza de vida de las españolas es de 86 años, frente a los 80 años de los hombres; que de 350 escaños en el Congreso sólo 138 están ocupados por mujeres….y así sucesivamente. Datos que reflejan la situación actual de desigualdad y lo mucho que hay que hacer para erradicarla, pero que algunos de ellos, dichos así sin perspectiva histórica, distorsionan la realidad actual, como sucede por ejemplo con las pensiones, calculadas obviamente según lo cotizado durante la vida laboral de las personas, por lo que la razón esencial del desajuste actual en la media de las pensiones entre hombres y mujeres se debe esencialmente a que los actuales pensionistas proceden de épocas de mucha mayor desigualdad en la que las mujeres quedaban bastante más relegadas del mundo del trabajo y, por tanto, su historial de cotizaciones es mucho menor, dándose la circunstancia de que incluso muchas de las pensionistas lo son por viudedad, circunstancias históricas de desigualdad que no se darán en las futuras pensiones dentro de algunos años. Por todo ello y en sus justos términos hay que valorar que en España, aunque con un seguimiento irregular de la huelga (relevante en colegios e imperceptible en comercios), miles y miles de mujeres hayan tomado las calles en esta jornada histórica, convirtiendo nuestro país en referente mundial de las protestas contra la discriminación, el acoso y la violencia machista.
            Entretanto prosigue el espectáculo bochornoso secesionista en Cataluña con un nuevo pacto entre JxC y ERC para celebrar otra consulta, para conseguir un poder en el exilio y una constituyente, que ofrecen como moneda de cambio a la CUP para que ésta se sume al “procés”, mientras los empresarios alemanes afincados en Cataluña abroncan a Torrent reprochándole en Barcelona las “mentiras” y los desastrosos efectos del ilegal “procés” y advirtiéndole de que los golpistas “deberían estar todos presos" y de que sus empresas se irán de Cataluña si siguen saltándose la Constitución. Por su parte Hacienda investiga pagos del “procés” a Mediapro y otras cincuenta empresas afines, mientras los empresarios investigados por pagar el ilegal 1-O dicen ser “perseguidos políticos” (ya ven, los presuntos delincuentes ahora se consolidan como presos o perseguidos políticos). Menos mal que, al menos, Santi Villa, ex Consejero de Empresa de la Generalitat, sostiene que “hemos de ser honestos” y que “2018 ha de ser el año de rectificar”, en tanto que Albert Peters, líder de los empresarios alemanes en Cataluña, asegura que “eligieron mal el camino y deben pagar las consecuencias”; pero ya ven, los golpistas secesionistas ni reconocen errores ni tienen la honestidad de rectificar. Y mientras, para colmo de los despropósitos, se conoce que los Mossos, al servicio del ilegal secesionismo y no al de todo el pueblo catalán, manipularon actas del 1-O para engañar a Fscalía, y también se sabe que, Concepció Ferrer, la “número dos” del Defensor del Pueblo visitó a Junqueras y habló en secreto con el líder independentista y con Forn en la cárcel el 28 de febrero…. ¡y no pasa nada! Luego nos quejamos de lo que nos pasa, cuando, visto lo visto, lo que nos pasa es poco. Y mientras Interior plantea cambiar la ley para controlar a los Mossos (respetando las competencias del Estatut, el Gobierno quiere modificar la Ley de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para evitar que la Generalitat politice a los agentes como ocurre en el “procés”), un alto cargo de la Generalitat explica ante el juez por primera vez cómo el “número dos” de Artur Mas amañaba concursos para beneficiar a donantes de CDC, el camuflado partido de Puigdemont, declarando: “Gordó me llamó y me dijo: te diré a qué empresas adjudicas” (más claro, el agua; y ERC y la CUP apoyando a la antigua CDC de Pujol y Mas).  
            En otro orden de cosas cabe destacar que Sánchez se readicaliza y decide romper en solitario el pacto educativo, esgrimiendo el PSOE una falta de acuerdo en la financiación para reventar las negociaciones, mientras PP, C´s y Podemos, así como la comunidad educativa, continúan en la mesa y le piden que rectifique; que Rajoy baja el perfil político del Gobierno y, desoyendo al PP, limita la renovación del Ejecutivo al sustituir a De Guindos por Román Escolano, un técnico sin carnet que era Vicepresidente del BEI; que la preocupación por el futuro de las pensiones se dispara en el CIS; que PSOE, C´s y Podemos pactan imponer primarias con cargo al contribuyente, aprobando un dictamen en el Congreso sin contar con el resto de partidos políticos, lo que el PP califica de “atropello”; y que el Gobierno oferta subir un 8% el sueldo a los funcionarios en tres años, once días al año para conciliar la vida laboral y recuperar la jornada de 35 horas semanales.
            Y del exterior cabe citar que la Corea del Norte de Kim se muestra dispuesta a negociar un desarme nuclear si EEUU respeta el régimen coreano; y que, según Alexei Navalni, líder opositor en Rusia, “Putin ha decidido ser un monarca con poder absoluto”.
            En cuanto se refiere al futbol cabe destacar que el Real Madrid se exhibe en París y elimina al PSG, el “nuevo rico” de Europa, no sólo haciendo valer su ventaja de 3-1 en el partido de ida en el Bernabeu, sino ganándole además 1-2 en el Parque de los Príncipes, donde nunca había ganado, con goles de Cristiano Ronaldo y Casemiro y con Lucas Vázquez y Asensio como indiscutibles protagonistas, pasando así los blancos a cuartos de final de Champions.  
Jorge Cremades Sena