jueves, 31 de marzo de 2016

GOBERNABILIDAD, MISIÓN IMPOSIBLE



                        Descartada por parte de Sánchez desde el minuto uno tras el 20-D la única fórmula de gobernabilidad para España, la de la gran coalición PP-PSOE, propuesta desde el minuto uno por Rajoy (por cierto, única fórmula matemática parlamentaria sólida y deseable capaz de afrontar los retos que España tiene planteados), descartada pues dicha fórmula porque Sánchez no quiere ni hablar con el PP, el más votado en las elecciones, la gobernabilidad de España se ha convertido en una misión imposible tal como demuestra el encuentro de ayer entre Pedro y Pablo, después de que el intento de investidura de Sánchez con el apoyo de Rivera fuera rechazado estrepitosamente por el Congreso de los Diputados. En efecto, el líder socialista pide fe en una misión imposible, salvo que reconozcamos que los líderes políticos mienten adrede descaradamente al pueblo, considerándolo idiota, o que los idiotas de remate son ellos mismos. Misión imposible la de Sánchez que pretende ahora sumar a su fracasado e insuficiente proyecto con Rivera el apoyo de Iglesias, cuando tanto Rivera como Iglesias se han declarado incompatibles por activa y pasiva. Pero Sánchez, erre que erre, pretende gobernar con Podemos y Ciudadanos a toda costa, con lo que, por más que intente vender lo contrario, la cita con Iglesias concluye sin progreso alguno, por más que representantes de los tres partidos decidan hablar en los próximos días, cuando el mismísimo Rivera dice que prefiere volver a las urnas antes de que Iglesias, es decir, Podemos, llegue al poder, y el líder podemita manifiesta que con Rivera, es decir, Ciudadanos, en el gobierno ni a la vuelta de la esquina. Un jarro de agua fría de Rivera, que a pesar del pacto con Sánchez no le acompaña a la reunión con Iglesias cuando se dijo que negociarían juntos, al optimismo congénito de Sánchez, que se ve desbordado ante la “renuncia” de Iglesias a ser Vicepresidente en su hipotético gobierno, ofertando que lo sea en vez de él Bescansa, Errejón o Echenique, esquivando así el veto del PSOE con el órdago de que sin él se decida Sánchez a romper con Rivera y materializar el tan renombrado gobierno de izquierdas con el concurso por activa o pasiva de PSOE, Podemos, Compromís, Mareas, PNV, IU, CC e independentistas… lo que ya se conoce como el gobierno de la “sopa de letras”. No sé si Sánchez aprovecha la debilidad de Iglesias para activar el pacto, sé que, salvo que estén mintiendo (como ya se hizo en Cataluña entre Junts pel Sí y la CUP), el pacto de gobernabilidad sigue desactivado. ¿Alguien piensa en su sano juicio que Podemos avale un gobierno PSOE-C´s sin nada a cambio? No me extraña que muchos piensen ya que se trata de un postureo para, en caso de elecciones, culpar al contrario. Entretanto Rajoy espera que “acabe el postureo” para llamar al líder socialista….
            Entretanto se conoce que el déficit público español se desvía 9.000 millones y supera el 5% del PIB, alejándose de las exigencias de la UE, por lo que Montoro tomará medidas coercitivas para contener el gasto excesivo de las CCAA, que es lo que explica principalmente semejante desvío. Por cierto, sólo Madrid y Baleares han salido ya de la crisis. Y es que eso de gastar y gastar, de rebasar toda previsión, para después no apechugar con las responsabilidades es muy fácil de hacer, por lo que cada CA gasta a su aire y luego le echamos la culpa al muerto. Y sin un gobierno sólido, la tendencia obviamente es a empeorar. En este panorama el lehendakari se aleja de Cataluña, manteniendo que los vascos “somos distintos” ya que “tenemos una historia y una realidad diferentes”; pero no se engañen, no es que, frente a los catalanes, desista del independentismo antidemocrático, pues Urkullu añade que “proponemos una consulta legal y pactada”; es obvio que se le olvida que para ello se requiere cambiar la Constitución, lo que supone mayoría absoluta cualificada en el Congreso de los Diputados, salvo que piense que apoyando el gobierno de izquierdas y de cambio de la “sopa de letras” que pretende Sánchez existan los milagros.
            En cuanto a otros asuntos cabe citar que mientras Bódalo, el concejal pegón de Podemos, ingresa en prisión para afrontar la sentencia del Supremo, en medio de las protestas de sus camaradas, en Madrid el fiscal pide imputar al marido de Carmena por un delito contra los trabajadores, pues cree que pudo aprovecharse de la crisis para perjudicar a sus empleados, lo que, siendo su esposa tan defensora de las clases humildes y trabajadoras como activa militante de izquierdas no se acaba de entender que no haya convencido a su marido de que eso no se hace, y siendo jueza ni le haya advertido que semejante comportamiento puede ser constitutivo de delito.
            Y mientras Uber declara la guerra a los taxistas, volviendo a España con conductores profesionales, en el exterior cabe destacar que Maduro bloqueará la Ley de Amnistía aprobada en la Asamblea Nacional (su honda convicción democrática que tanto gusta a Podemos tiene estas cosas); que si Europa acogiera el mismo porcentaje de refugiados que Líbano tendría que recibir a 100 millones (un gran compromiso incumplido sin lugar a dudas); y que Hollande retira la reforma constitucional antiterrorista por falta de apoyos, por lo que no incluirá medidas de excepción ni la pérdida de la nacionalidad a los terroristas, renunciando así a su polémico plan antiterrorista (¡menos mal que Bélgica ha decidido permitir que incluso de noche se pueda detener a los terroristas!, un gran avance, sin duda), en fin, sin más comentarios.
Jorge Cremades Sena