viernes, 1 de abril de 2016

EL GALLINERO INSTITUCIONAL



                        Se acaba de conocer el exceso de déficit en España lo que obligará al futuro gobierno, si es que somos capaces de tenerlo, a duros ajustes en el futuro inmediato. La desviación del objetivo marcado por la UE se da en CCAA y en la Seguridad Social, por lo que Montoro anuncia que congelará el gasto autonómico, mientras PSOE y Ciudadanos revisarán su pacto. Mientras Montoro culpa al despilfarro autonómico de semejante desvío y anuncia sanciones, Bruselas aplaude los nuevos controles, aunque muestra “preocupación” por unos números rojos que superan en 10.000 millones el objetivo europeo, frustrando una vez más las expectativas de que simplemente ajustemos los gastos a nuestras posibilidades de crecimiento y cosamos nuestros bolsillos rotos, al margen de qué instituciones sean quienes se encarguen de gastar y gastar como si el dinero cayera por la chimenea. En la desviación al alza, en un punto, hasta el 5´15% del PIB, catorce de las Comunidades Autónomas incumplen el objetivo que tenían marcado del 0´7% del PIB en 2015, lideradas, ¡cómo no!, por Cataluña que registra un “agujero” del 2´7% y concentra casi un tercio del desvío regional total. Bruselas, no en vano, recuerda que ya alertó al Gobierno en octubre del incumplimiento que se avecinaba y es que en esta especie de gallinero institucional, como lo es también el gallinero institucional europeo, se hace muy complicado, cuando cada uno hace lo que le da la gana, cumplir cualquier decisión o medida que vayan tomando las diferentes instituciones desde arriba, pues ni las europeas, ni las nacionales en el caso de España, tienen el poder necesario para exigirlas a instituciones territoriales menores, con lo que cada quien va haciendo en cada momento lo que les viene en gana y, al final, pasa lo que pasa. Una especie de quiero y no puedo que cada vez hace menos iguales a los españoles cuando el objetivo es justo todo lo contrario según nuestra Constitución y, obviamente, según los tratados de la Unión. Pero en este gallinero institucional en el que entre todos la mataron y ella sola se murió, no escarmentaremos nunca: culpable del incumplimiento de ajuste del déficit, el gobierno nacional de turno; responsable del desbarajuste, cada gobierno autonómico. Si el gobierno, en este caso Montoro, sanciona e interviene, el malo de la película; si practica el “laissez faire, laissez passer” y mira a otro lado, la ruina garantizada. Es la consecuencia inevitable de ese bodrio institucional en que nosotros solos nos hemos metido: ni estado centralizado, ni estado federal… un híbrido llamado autonómico, cada vez más megalómano y costoso que pagamos todos los españoles para, en vez de que arreglen nuestros problemas, nos los compliquen más aún. ¿No les parece del género tonto? A mí sí.
            Y en este gallinero institucional, en estos momentos además descabezado y con un gobierno en funciones, cuando algunos esperaban que la reunión de Sánchez con Iglesias iba a ser la panacea de la gobernabilidad, Ciudadanos y Podemos, los dos teóricos socios del líder socialista para arreglar España, intercambian ataques antes del hipotético diálogo a tres que pretende Pedro para hacer la cuadratura del círculo, que, aunque lo llegara a conseguir, sería lo más indeseable para España por su precariedad e incapacidad de afrontar los retos que nuestro país tiene en estos momentos tal como vaticinan los doctos en la materia. En efecto, mientras Iglesias culpa de impedir formar gobierno a Rivera (apoya sin más un gobierno PSOE-Podemos y todo arreglado, sería la receta), éste le acusa de actuar según las encuestas (de enseñar el rostro agresivo a Sánchez e imponerle su gobierno para ser apoyado a rebajar las dosis al extremo de desprenderse personalmente de una Vicepresidencia que él mismo se autoadjudicó y de la que abdica hoy sin tenerla), en tanto que Sánchez contempla un escenario cuyo calendario sería recibir el encargo del Rey (el segundo encargo tras el fracaso del primero) antes del 23 de abril, ya que cree que Iglesias se abstendrá (es decir, lo que Iglesias propone a Rivera es lo que Sánchez pretende con Iglesias) porque en su reunión (en la pública y mediática, ya que los socialistas mantuvieron contactos secretos con Podemos en Semana Santa al margen de Ciudadanos) le trasladó que “hay que evitar elecciones”, propuesta que todos avalan, al menos públicamente (lo contrario supone un fracaso y una incapacidad política considerable), pero que el propio Sánchez sólo está dispuesto a conseguirlo si es él el Presidente del Gobierno, olvidando que los españoles le otorgaron el peor resultado electoral de toda la historia del PSOE que dirige y que en su circunscripción, Madrid, de los cuatro partidos mayoritarios él quedó nada menos que como el cuarto.
            En cuanto al capítulo de corruptelas y políticas pintorescas, cabe citar que mientras Cifuentes aprueba un código ético por el que Aguirre estaría expulsada del PP al castigar la falta de ejemplaridad, su “número 3” ocultó su vínculo con la empresa clave de la “Púnica”, en tanto que Moncloa arremete contra los portavoces más jóvenes del PP, reprochando fuentes del Gobierno que “cuestionan el trato del partido a Rita Barberá; si Maroto o Casado fuesen imputados injustamente, querrían que se respetase su presunción de inocencia”. Por otro lado Fiscalía pide imputar al Consejero de Economía de Susana Díaz (¿será también injustamente?, cabe preguntarse) y, entretanto, una ocurrencia de Carmena (de lo de su marido ya hablamos ayer) que quiere que el Valle de los Caídos se llame el “Valle de la Paz”, esperemos que si la repulsa a “los Caídos” (supongo que refiriéndose hoy a todos los que cayeron en la trágica guerra civil) es por la connotación inicial a uno de los bandos en la contienda, la propuesta de Carmena de sustituirlo por “la Paz” no se contamine con la referencia a la paz impuesta por los vencedores de la misma; al final, para bien o para mal, la Historia es la Historia, los hechos son los hechos y simplemente con cambiar el nombre se me antoja mera propaganda política o, como dicen en mi pueblo, coger el rábano por las hojas.
            Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que nueve universidades públicas están entre las diez mejores de España (Pompeu de Barcelona es la primera y San Jorge de Zaragoza la última), siendo las de Cataluña las mejores de España; y que entre los 326 regalos que se han hecho a la Familia Real figuran un rifle, una silla de montar y una baraja, además de la serie “Juego de tronos” que Pablo Iglesias regalara al Rey, que entrega a Patrimonio Nacional, quien cobrará este año 256.544 euros, 2.340 más que el pasado año por la subida salarial del 1% que se aprobó para los funcionarios.
            Y en el exterior destacar que Francia se rebela contra la reforma laboral de Hollande y lo expresa en la calle con 260 manifestaciones convocadas por sindicatos y organizaciones estudiantiles, en algunas con incidentes entre manifestantes y policías; que Bélgica aprueba extraditar a Francia a Abdeslam; y que Obama trata con China el rearme nuclear, reuniéndose con sus homólogos chino, japonés y surcoreano para tratar la amenaza nuclear de Corea del Norte.
Jorge Cremades Sena