viernes, 29 de abril de 2016

MISMAS CARAS, VOLVER A EMPEZAR



                        Aunque, no sin razón, el Círculo de Empresarios, que reúne a las grandes compañías, carga contra los principales partidos por la repetición de elecciones, manifestando que “en la empresa privada estos líderes políticos serían relevados tras el fracaso”, los partidos políticos no sólo mantienen a sus líderes como candidatos a presidir el Gobierno sino al resto de candidatos a diputados y senadores, seguramente por lo bien que lo han hecho. Así, con las mismas caras, pero con carteles nuevos, hay que volver a empezar una nueva campaña electoral, aunque con ciertos reciclajes de los candidatos y con alguna que otra sorpresa, según se publica. En el PP, que vuelve a confiar en Moragas y sólo prevé sustituir las bajas como las de Soria y De la Serna, los jóvenes reclaman nuevas fórmulas para elegir a sus líderes, por lo que dirigentes nacionales y territoriales solicitan un debate, eso sí, tras el 26-J. En el PSOE los barones, por si se da otro estrepitoso fracaso electoral, preparan la “era post-Sánchez”, mientras Chacón renuncia a liderar la lista por Barcelona y Díaz quiere quitar a Cantera y Lozano. En Podemos Iglesias abre el debate sobre Errejón en caso de alianzas con IU y mantiene a la jueza Rosell a pesar de estar imputada, desafiando el Código Ético del partido, mientras la diputada, investigada por tres delitos por el TSJ, renuncia a su aforamiento para que la causa se instruya en un tribunal canario. En Ciudadanos Rivera, tras soltar amarras con el PSOE, busca encontrar la fórmula para redefinirse políticamente en pleno escándalo por el asunto de las subvenciones municipales. Por tanto los cuatro candidatos, protagonistas del fiasco postelectoral del 20-D se reciclan de alguna forma con determinados matices para suavizar las aristas abruptas que se han quedado en la mente de buena parte de los votantes: Rajoy y Sánchez rebajan el tono de su áspero enfrentamiento, Iglesias busca ganar espacio a la izquierda y Rivera intenta volver al centro-derecha. Cada uno de ellos tendrá que dar cuentas de los errores cometidos y de las promesas electorales incumplidas en materia de pactos de gobierno, por lo que, para tranquilidad de los ciudadanos, debieran iniciar la campaña con el compromiso público previo de su política de vetos, pactos y líneas rojas en caso de que no obtuvieran mayorías absolutas…. por mera higiene democrática sería de agradecer para que cada votante supiera a qué atenerse, en vez de votar con la incertidumbre de las interpretaciones de su intención de voto que tanto se ha prodigado desde el 20-D cuando, en realidad, cada uno vota, sin más, por el partido que quiere que gobierne y todo lo demás son meras especulaciones interesadas.
            Dejando a un lado las cuestiones electorales, conviene destacar un asunto importante, cual es en qué consistirá la nueva Selectividad, que será obligatorio aprobar para obtener el título de Bachillerato. En efecto, se paraliza el “plan Wert” y en 2017 habrá problemas y comentarios de textos, no se implantará el examen tipo test, no se hará la misma prueba el mismo día en todas las CCAA, la nota que obtenga el alumno le servirá para acceder a estudiar en cualquier campus de España y las universidades pactarán en los próximos días no realizar pruebas propias a los estudiantes.
            En cuanto a otros asuntos cabe citar que el fiscal de Nòos quiere expulsar a Manos Limpias del juicio, con lo que Horrach usará las causas contra el sindicato para librar a la Infanta; que el Gobierno y la Generalitat pactan en cinco asuntos conflictivos para no ir al TC, por lo que Santamaría y Junqueras se reúnen al respecto; y que el Gobierno sólo ha puesto en marcha 600 de los 1.000 kmts, de AVE previstos.
            Y en asuntos del exterior, mientras el Pleno del Parlamento Europeo grita “asesino” a Otegi, ex líder de Batasuna, cuya presencia provoca una bronca de consideración, Tsipras vuelve a pedir auxilio a Europa para desbloquear el rescate. Y mientras las familias venezolanas no tienen ya ni para comer en condiciones a causa del colapso económico del régimen chavista, Trump apela a una política exterior de mano dura y aislacionismo.
            ¡Ah! Y el Atlético de Madrid, con un golazo de Saúl, se impone, 1-0, al Bayern en un gran partido de Champions en el Calderón.
Jorge Cremades Sena