lunes, 18 de abril de 2016

CONSULTA DE PODEMOS



                        Con el más que previsible resultado de la consulta de Podemos a sus bases, rechazando de forma casi unánime (para que no haya dudas) el acuerdo de gobierno PSOE-Ciudadanos y respaldando un gobierno PSOE-Sopa de Letras (Podemos, Mareas, Compromís, independentistas y todos los –istas que se pueda), que el Comité Federal socialista rechaza, al igual que hace con la gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos, que ofrecen los populares, estamos abocados ya de forma casi definitiva a la antesala de la repetición de las elecciones generales en las que, ante la falta de reflexión y de responsabilidad de nuestros líderes políticos, tendremos que ser los ciudadanos quienes hagamos un plus de reflexión antes de acudir a las urnas, exigiendo previamente que durante la campaña electoral cada partido nos diga clara y contundentemente cuál será su estrategia de pactos en caso de no obtener la mayoría absoluta para gobernar. Ya que no tenemos la posibilidad de una segunda vuelta (en este caso entre Rajoy y Sánchez, los más votados en las elecciones) para elegir directa y democráticamente a nuestro futuro Gobierno y sufrimos la incapacidad de nuestros políticos para ponerse de acuerdo en los despachos (¡y mira que caben chanchullos!) lo menos indecente que pueden hacer es decirnos previamente con qué fuerzas pactarán tras la repetición de elecciones para que los españoles sepamos a qué atenernos, no vaya a ser que, en caso de resultados similares, nada improbables, sigamos sumidos en la farsa de la incompetencia y del engaño como han hecho ahora. Ya de entrada es curioso que en la citada consulta de Podemos se permita votar a militantes ficticios, como algún medio de comunicación ha demostrado validando una identidad falsa, con esa moda de la inscripción en las redes sociales. Entretanto, los partidos desoyen al Rey y se resignan a la repetición de las elecciones sin más y en plena precampaña, como es el caso, García Margallo dice, y con razón, que “abrir la sucesión de Rajoy pondría en riesgo el futuro del PP”; Podemos seguirá intentando el “sorpasso” para liderar la izquierda; y el PSOE busca ya recuperar el voto de izquierda tras su pacto con Ciudadanos, que no sabemos si prometerá de nuevo apoyar a la lista más votada para después incumplirlo y sumarse al veto a dicha lista de su socio socialista. Esta es la situación cuando algunos recuerdan que, según los Estatutos del PSOE, Sánchez podría ser expulsado si pacta “in extremis” con los independentistas ya que el Comité Federal vetaría dicho acuerdo en contra de su declaración y los estatutos contemplan echar a quienes contravengan las decisiones del partido; se olvidan quienes así dicen que eso era cuando el PSOE era un partido serio y organizado en vez de este PSOE de Sánchez con tendencias al asamblearismo político, pues también el Comité Federal prohibió negociar con quienes mantuviesen el “derecho a decidir” y los referéndums ilegales, mientras que, haciendo caso omiso, se han sentado con todo quisque sin que pase absolutamente nada. Por tanto, elecciones a la vista, aunque todo es susceptible de empeorar con un gobierno de Sopa de Letras que no valdría para nada.
            En lo que se refiere a otros asuntos cabe destacar que Caixa Bank lanza una OPA sobre el portugués BPI para asegurarse el control de su capital; que la salida de Soria sigue alimentando la polémica (si no dimites, malo; si dimites, peor…. en fin, lo de siempre, la doble vara de medir) sobre si agudiza o no el descontrol dentro del gobierno, aunque Núñez Feijóo lo tenga claro: “Soria dio la sensación de que ocultó información; su renuncia es correcta”; y que Otegi arropa a los etarras más sanguinarios no arrepentidos, secundando el líder “abertzale” una marcha de presos que suman cientos de muertos y 20.000 años de cárcel, en la que leen una carta de “Kantauri” pidiendo amnistía pero sin colaborar con la Justicia.
            Pero la noticia más importante a nivel internacional es sin duda el terrible terremoto que ha asolado la costa norte de Ecuador, su zona turística por excelencia; un seísmo de 7´8 grados de magnitud que ha causado varios centenares de muertos y miles de heridos, devastando la zona y causando desorbitados daños materiales, al extremo de que su presidente, Correa, ha decretado el estado de emergencia y excepción, mientras los equipos de rescate siguen buscando entre los escombros a los desaparecidos en la zona turística de Pedernales, epicentro del devastador seísmo, donde comienza a llegar la ayuda internacional, incluida la española. Hoy sólo cabe mostrar la mayor solidaridad con el pueblo hermano de Ecuador, el más numeroso de los que viven en España, y dar el más sentido pésame a las familias y amigos de las víctimas.
            Y en los deportes, mientras en tenis Nadal cierra su mala racha y resurge en Montecarlo, en fútbol el Barça también se hunde en Liga al caer también ante el Valencia, 1-2, y quedar ya empatado en la cabeza con el Atlético de Madrid y sólo con un punto de ventaja sobre el real Madrid, cuando hace bien poco tenía un colchón de doce puntos, pero es que los de Luis Enrique han sumado sólo un punto en cuatro partidos; en todo caso, siguen en cabeza.
Jorge Cremades Sena