domingo, 24 de abril de 2016

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE



                        Cuando se avecina el final de las fechas para ir o no a la repetición de las elecciones generales, sin novedad en el frente político, pues todo sigue igual o peor que el día después del 20-D. Todo igual, incluidas las encuestas que no dibujan un panorama diferente en caso de que, como es lo más probable, tengamos un 26-J, que, salvo reflexiones de los ciudadanos a última hora, sería poco esperanzador, pues, según varios sondeos los resultados variarían poco de los actuales. En efecto, según NCReport, el PP obtendría 130 escaños (frente a los 123 que tiene); el PSOE, 83 (frente a los 90); Podemos, 81 (frente a los 69); y Ciudadanos, 45 (frente a los 40), lo que supondría que Podemos-IU quedarían a muy corta distancia del “sorpasso” al PSOE, que sigue a la baja, a quien ganarían en votos pero no en escaños, mientras que el tándem PP-Ciudadanos quedaría rozando la mayoría absoluta. Pero, según SigmaDos, el PP con el 29´5% de votos obtendría 126 escaños; el PSOE 22´2% y 91; Podemos 18´6% y 58; y Ciudadanos 14´7% y 45; aunque los datos podrían variar si hay una coalición Podemos-IU, pues en tal caso el PP obtendría el 29´8% de votos pero 123 escaños, el PSOE 22´9% pero 90, Podemos-IU 21´5% pero 70, y Ciudadanos 15´2% pero 44. En cualquiera de los casos, como ven, ligeras mejorías o empeoramientos respecto a la situación actual lo que supone que de seguir con la actual actitud de los respectivos líderes, que serán los mismos que se presenten a las candidaturas, se nos avecina un verano caliente y ocioso (políticamente hablando) como lo ha sido el invierno y los inicios de la primavera, dando la sensación de que los españoles, ante tanta irresponsabilidad política, nos hemos enrocado en la incertidumbre, poniendo en riesgo nuestro futuro de forma absurda. Pero, en fin, sólo son sondeos, aunque casi todos ellos coinciden en algunas tendencias, como que el PSOE sigue a la baja a pesar de estar ya tan bajo, que el PP mejora ligeramente pero de forma insuficiente, que Ciudadanos experimenta una ligera mejoría insuficiente para ser decisiva, y que Podemos sigue siendo una incógnita ya que depende de lo que decida IU y el resto de sopa de letras que lo conforman. En todo caso, cabe confiar que el pueblo esté a la altura de las circunstancias y, tras esta nueva campaña electoral que se avecina (a la que habrá que estar bien atentos), sepa elegir lo mejor o lo menos malo para su futuro.
            Entretanto los líderes de las diferentes formaciones políticas con el alma en vilo, conscientes de que cualquier error de bulto puede echar por tierra sus aspiraciones futuras, cuando ya todos los candidatos asumen que se celebrarán elecciones. Mientras PSOE y Podemos mantienen contactos de “baja intensidad” ante la ronda de contactos del Rey, éste constata el hielo entre Rajoy y Sánchez (Presidente de Gobierno y líder de la oposición), quienes apenas se saludan al coincidir con él en un evento (y dicen que la política en democracia es sobre todo diálogo y entendimiento); y mientras Iglesias se disculpa diciendo “nunca debí señalar a un periodista” (rectificar es de sabio, pero hacerlo como él reiteradamente es de necios), Rivera afirma que “Rajoy está fingiendo, no ha movido un dedo; él está en las elecciones”, ignorando que ante el veto del PSOE, su socio político, sólo cabe el inmovilismo o marear la perdiz (la matemática parlamentaria no falla) como en el fracasado pacto PSOE-Ciudadanos previamente anunciado por todos. Y todos éstos serán quienes tengan que hacer la cuadratura del círculo tras el más que probable 26-J. ¡Qué Dios nos pille confesados!
            Y, por si todo lo anterior no fuera suficiente, el capítulo de corruptelas, corrupciones y comportamientos indeseables sigue y sigue sin cesar. De un lado Cotino irá al banquillo por el fraude de la visita del Papa, mientras Granados, tras año y medio en la cárcel se queja de que “aún no sé de qué se me acusa” y reivindica su inocencia, enviando un mensaje al PP: “si fuera del PSOE mis compañeros me defenderían” (seguramente en referencia a los comportamientos de los socialistas frente a los asuntos de los ERES, facturas falsas y la trama de corrupción especialmente en Andalucía), como si en estos sucios asuntos no fuese sano ser imparcial. De otro lado el juez envía al Tribunal Supremo un informe demoledor contra Rosell, la candidata de Iglesias a ser Ministra de Justicia, pues su sustituto en el Juzgado ve “inexplicable” la actuación como instructora de la diputada de Podemos (la de los escándalos en los aeropuertos) en la causa que afectaba a su pareja. Y, como remate, Ciudadanos desvía las subvenciones de los ayuntamientos a cuentas que controla Villegas, pidiéndole a sus concejales que ingresen el dinero que se da para los gastos del grupo municipal en una oficina del Banco Popular en Madrid asignada al “dos” de Rivera y al tesorero, con lo que C´s pagaría sus campañas con las subvenciones municipales, obligando a los concejales a firmar una declaración por la que la asignación al grupo municipal se debe destinar a pagar créditos del partido; una garrafal irregularidad, como el escándalo de las facturas que dinamita a Ciudadanos en Murcia, por el que la dirección del partido destituye a Mario Gómez, delegado territorial y portavoz en el Ayuntamiento murciano y hombre fuerte de la organización, y expedienta a Luis Fernández, secretario de la Asamblea, por cargar al Parlamento gastos electorales, aunque, no obstante, la dirección estatal de C´s atribuye el asunto a un “error administrativo ya subsanado”. En fin, se ve que los profundos cambios de la “nueva política” respecto a la vieja política, consisten en las disculpas reiteradas por todos los errores que se cometen, mientras antes eran intolerables comportamientos; ya ven, mera cuestión terminológica.
            En cuanto a otros asuntos se refiere, destacar que con la marea baja sigue la entrada de inmigrantes en Ceuta; que el escritor mejicano Fernando del Paso, al recibir de manos del Rey el galardón que le acredita cómo Premio Príncipe de Asturias, dice “lloro, río, escribo y sueño en español” (¡y los independentistas catalanes intentando minusvalorarlo!); y que, precisamente en Cataluña, dimiten los abogados de Ausbanc, mientras se conocen nuevos datos del caso, como que extendió su trama de extorsión a América desde Miami (el alcalde de la ciudad reconoce que la asociación costeó “todo” su viaje en octubre de 2015), como que entidades Españolas denuncian que boicoteaba su implantación en el continente americano si se resistían al chantaje (o pasas por el aro o nada qué hacer), o como que creó un entramado empresarial para eludir impuestos (los negocios de Pineda iban del turismo al sector inmobiliario y facturaban más de 10 millones al año).  
            Y en el exterior, mencionar que, mientras Bruselas retiene a España 1.122 millones en subsidios (la Comisión Europea bloquea los fondos destinados al desarrollo regional tras detectar irregularidades en su gestión), Berlín detecta irregularidades en 16 marcas de vehículos (al extremo de que 630.000 automóviles alemanes serán revisados por las emisiones). Entretanto Obama alerta de que la salida del Reino Unido de la UE debilitaría Londres, asegurando que los resultados del referéndum al respecto “interesa a EEUU” porque afecta a su prosperidad, mientras que el alcalde de Londres, el líder de los euroescépticos Boris Johnson, se mofa de él llamándole “presidente medio keniano” por pedir en su visita a Cameron que el Reino Unido siga en la UE; en fin, exabruptos frente a argumentos razonados y razonables como respuesta a quienes la razón desampara.
Jorge Cremades Sena