domingo, 10 de abril de 2016

MAFIOCRACIA



                        Mientras Bruselas estrecha el cerco a las multinacionales por los “papeles de Panamá” un banquero panameño, que no quiere desvelar su identidad porque intentaron secuestrarlo, explica el negocio “offshore”, al que tantos y tan ilustres personalidades se han apuntado a lo largo de los años y hoy, tras descubrirse el pastel, andan en apuros. El citado banquero denuncia que Panamá es una “mafiocracia”, lo que etimológicamente significa un país en el que el poder reside en las mafias, porque, como dice el banquero, en Panamá “nadie cumple la ley” y añade que “la filtración viene de un insider”, un trabajador suizo que salió con dos maletas llenas de papeles, lo que ha dado lugar a tan escandaloso asunto. No estaría de más que, conocida la realidad de Panamá, un país hecho por y para los abogados en el que numerosos especialistas en fondos opacos ostentan altos cargos políticos, reflexionásemos, aunque sea por un instante, sobre nuestro propio país, en el que cada vez hay más gente que no cumple la ley y campa a sus anchas como si su proceder no fuese una grave amenaza para la convivencia, especialmente cuando semejante forma de actuar reside en las propias autoridades públicas como es el caso de los gobernantes autonómicos independentistas, lo que de cara al futuro, si es que ya no lo es, conduciría a una especie de “territoriocracia” en la que un poder territorial centrífugo de las diferentes regiones españolas apuntan directamente a la desaparición progresiva del Estado Español y del régimen democrático establecido en su Constitución mediante golpes de mano totalitarios. Y con los totalitarismos, ya se sabe, siempre vienen para quedarse, como sucede en Cuba o en Venezuela. Mientras Cuba, después de tantos años de totalitarismo, se resiste a la apertura económica por miedo al mercado tras sus tímidos gestos de apertura política por parte de los Castro, que siguen instalados en el poder, en Venezuela, en la más ruinosa situación, Maduro se resiste, una vez perdidas las elecciones legislativas, a respetar las leyes que emanan de la Asamblea, como la de amnistía de los presos políticos, resistiendo en el poder, aunque se conoce que llegó a tratar con Raúl Castro su renuncia a la Presidencia, ante la situación límite de Venezuela, pero, eso sí, con un plan que incluía que el general Rodríguez Torres asumiera el poder, mientras las fiestas y los lujos del clan del líder chavista contrastan con los sacrificios y la miseria que sufre su pueblo. Conviene que meditemos en España, el pueblo venezolano tampoco pensaba hace unos años que llegaría a esta insoportable situación.
            Y, siguiendo con asuntos del exterior, cabe destacar que el terrorista detenido en Bruselas confiesa que es el “hombre del sombrero”; que decenas de miles de personas salen a las calles en contra de la reforma laboral del Gobierno francés en una protesta que, aunque menos numerosa que la de días pasados, se extiende por todo el país, con lo que el movimiento de los indignados, al igual que en España, prende en Francia, donde el populismo de extrema derecha ya es casi hegemónico; y que un grupo de mujeres se ha organizado en Europa y América para combatir el reclutamiento yihadista entre los más jóvenes, son madres-coraje que se enfrentan al Estado Islámico con sus propias armas: el amor y una activa presencia en las redes sociales, las armas de verdad, ya ven, no pueden con ellos por lo visto.
            Entretanto en España, mientras el Gobierno en funciones de Rajoy pedirá un año extra para reducir el déficit público, por lo que Guindos negociará al respecto en la reunión del FMI con las autoridades europeas, prosigue el bloqueo sobre la futura gobernabilidad tras el fracaso de Sánchez: el PP insiste en que sólo aceptará que PSOE y Ciudadanos den su apoyo al actual presidente en funciones, los socialistas descartan esa posibilidad y mantienen el veto al PP, mientras Ciudadanos pide que el PP se sume al pacto con el PSOE pero vetando a Rajoy… ¡menudo cachondeo tras el cachondeo anterior! Para algunos Rajoy y Sánchez bloquean toda opción de dejar gobernar al otro; para otros es Sánchez el responsable al vetar al ganador de los comicios ya que, en caso de entenderse, es obvio que gobernaría Rajoy, que logró muchos más diputados que Sánchez.... Y en esta estrategia de intentar culpabilizar al contrario como responsable de que no haya gobierno, Rajoy acelera hacia el 26-J ante el manifiesto fiasco de Sánchez y se reivindica ante el PP, considerando que su estrategia de no negociar ha sido buena, al extremo de que en su entorno consideran que “no siempre acierta en los tiempos, esta vez sí”. En todo caso Rajoy, como hizo tras el 20-D, llamará a Sánchez después de que se celebre el referéndum de Podemos, pero sólo espera, de momento, a que se llegue a unas elecciones en las que se ve reforzado y, desde luego, no dejará que PSOE y Ciudadanos negocien su renuncia, aunque asume que boicotearan la gran coalición ya que quieren responsabilizarle de ir a las elecciones, mientras que, de momento, Sánchez no se reunirá personalmente con él.
            Es evidente que la izquierda lo ha hecho fatal y así lo corrobora hasta el actor José Sacristán, quien, como hombre de izquierdas, manifiesta “me duele que la izquierda haya hecho todo tan mal”, reprochando al PSOE que haya malversado su “depósito moral” y a Podemos “la impaciencia de los malos aprendices”, pues “vuelven a reproducir los vicios de la izquierda de siempre” y, refiriéndose a Iglesias, añade que “este muchacho ha echado a los que le molestaban”. En todo caso habría que matizar que moverse en las categorías de izquierda-derecha, sin previamente hacerlo en las de democracia-totalitarismo, como hace Sánchez, suele conducir a estos fiascos insoportables, pues integrar en cualquier categoría democrática de izquierda o derecha a los extremos totalitarios es tan indeseable como inconveniente, que es lo que ha pretendido hacer el líder socialista, descartando al PP pero no a Podemos y compañía, no entendiendo pues que el pueblo español jamás optó por ningún tipo de extremismos y sí por un proyecto moderado y democrático representado por PP, PSOE y Ciudadanos… y en ese orden, para que con dichas mimbres se permita la gobernabilidad del Estado.
            En todo caso, según NCReport, la ruptura del diálogo tripartito de izquierdas (luego de cambio) que pretendía Sánchez lanza a Podemos hacia el añorado “sorpasso” de los comunistas, pues, según el último sondeo, los de Iglesias suben 1´2 puntos frente a un PSOE que cede ocho décimas tras despedirse de La Moncloa, mientras el PP se mantiene al alza, aunque mínimamente, y Rivera se estanca, respecto al sondeo anterior; en caso de elecciones, hoy por hoy, los resultados serían: PP, con el 29´6% de votos obtendría entre 127-129 escaños; PSOE con el 21%, 84-86; Podemos con el 20´4%, 64-69; y Ciudadanos con el 15´5%, 43-48. Comparen con los resultados actuales, pero, en todo caso, como siempre, sólo se trata de sondeos.
            Y en lo que al fútbol se refiere, mientras el Barça pierde en Anoeta ante la Real Sociedad, 1-0, el Atlético de Madrid gana al Español, 1-3 y el Real Madrid al Eibar, 4-0, con lo que la Liga se vuelve a poner al rojo vivo ya que los perseguidores del Barça se ponen a tres y cuatro puntos del liderato respectivamente.
Jorge Cremades Sena