martes, 19 de abril de 2016

PÁNICO AL SORPASSO



                        La consulta de Podemos a sus bases, que otorgan todo el poder a Pablo Iglesias como sucede en cualquier partido comunista marxista-leninista, contrasta en todo caso con lo que pasa en el PSOE y su más que discutible liderazgo de Pedro Sánchez, al extremo de que ya se vislumbra el verdadero pánico que hay en Ferraz al probable “sorpasso” de Podemos una vez acabada la farsa sobre la gobernabilidad protagonizada por el líder socialista con el estrepitoso fracaso más que anunciado desde el inicio. Como en esos noviazgos enfermizos en los que uno de los amantes se traga carros y carretas ante los abusos del otro y, por más que se le pretenda hacer ver, sigue erre que erre, una vez más Iglesias le mete un gol a Sánchez incitándole a que, dadas las aficiones del socialista al asamblearismo podemita refrendario, se atreva a consultar a sus bases su propuesta de gobierno “a la valenciana” tal como él ha hecho en Podemos con las del pacto PSOE-Ciudadanos. En efecto, el 88% de las bases podemitas rechaza el pacto Sánchez-Rivera y el 91% apoya la opción del líder de un Gobierno “a la valenciana” de Sopa de Letras sin Ciudadanos, lo que en otra vuelta de tuerca más refuerza internamente a Iglesias para ir a las elecciones retando a Sánchez a que haga lo propio con sus militantes y simpatizantes, pero a Sánchez y sus muchachos sólo se les ocurre decir que las bases de Podemos al 100% lo que quieren es echar a Rajoy del Gobierno, en vez de poner en cuestión los métodos de Podemos, incluso para hacer la consulta, y poner en evidencia la inviabilidad de sus propuestas y el desastre que, en caso de llevarse a la práctica, traerían a España y a los españoles. Pánico en Ferraz al “sorpasso” más que justificado ya que las falsas expectativas de gobierno, creadas, como sea y a costa de lo que sea, por Sánchez, desaniman a los socialistas, cuyo líder, suplicante todavía ante Iglesias, constata la muerte anunciada de su descabellado proyecto. Por su parte Rajoy decidirá si llama al líder del PSOE en caso de que renuncie a ser Presidente del Ejecutivo al no contar con los apoyos suficientes para ser investido, tal como hizo él mismo cuando el Rey se lo propuso y ante el veto del PSOE le era imposible conformar una mayoría. Si al final Sánchez asume la realidad cuatro meses después, como le sucediera a Zapatero con la crisis económica, medianamente hasta se podrá intentar arreglar este entuerto, pues como dice Feijóo (aunque lo debiera decir Sánchez) los populismos imponen “el tuit al razonamiento”, mientras pide “el voto útil de centro derecha” para que no gobierne la izquierda radical, ante el manifiesto despiste del centro izquierda que navega a la deriva. Y es que cuando se juega con fuego, antes o después, te quemas.
            Entretanto, mientras González declara que se compró el ático de 700.000 euros por “mail” tras ver “un anuncio” (¡hay que ver cuánto de sí dan las redes sociales!), dimite el alcalde popular de Granada y su concejala de Urbanismo, lo que, al parecer, no frena la moción de censura de PSOE-Ciudadanos, demostrando que no se trata de eliminar a un alcalde presuntamente corrupto sino de desalojar del gobierno local, como han hecho en otros lugares, al partido vencedor de las elecciones. Y es que el noviazgo PSOE-Ciudadanos es un idílico camino de rosas al margen de la realidad y nada tiene que ver con el turbulento y real amor-odio de PSOE-Podemos. Tampoco hay demasiado amor interno entre los populares ya que Aznar desafía a Montoro y abre otro frente en el PP, pidiendo al Fiscal que investigue a Hacienda por revelar datos tributarios y desatar una campaña de injurias, por lo que, según fuentes del PP, se teme que el trato de Moncloa al ex presidente y a Soria “pase factura”.
            Donde más que amor y altruismo había intereses, intereses y sólo intereses particulares, era en los dirigentes de Manos Limpias y Ausbanc, enviados a la cárcel sin fianza por el juez Pedraz, tras acreditar que ambas entidades pidieron tres millones para “plegar velas” contra la Infanta y por pertenecer a una “organización criminal” pues conformaban una trama de extorsión incluso con ramificaciones internacionales que llegaban a Venezuela, Colombia y EEUU entre otros países. Prisión incondicional y sin fianza pues para Bernad y Pineda, los dos cerebros de la trama, a quienes el juez imputa, entre otros delitos, pertenencia a organización criminal y extorsión, en la que no se andaban con chinitas: “o me das los 300.000 euros o te hundo el negocio”. Así de convincente. Ausbanc cobraba por hablar bien de los bancos en sus publicaciones lo que, de entrada, no supondría delito alguno (hay medios de comunicación que, no sé si cobrando o no, más bien parecen agencias de propaganda, incluso política, que medios de información), pero el testimonio de alguna víctima de la presunta extorsión es demoledor, como es el caso del presidente de CreditServices que explica el suplicio que padece desde que se negó a pagar el supuesto “chantaje” de Luis Pineda en los términos citados; al parecer Ausbanc financiaba a Manos Limpias a cambio de entrar en causas contra banqueros, y, en definitiva, el negocio resultaba redondo. En fin, de momento, ambos sujetos están a buen recaudo y donde tienen que estar si se confirman y demuestran definitivamente los delitos que se les imputan.
            Y en el exterior cabe destacar que Bruselas parece estar dispuesta a dar un año más a España para cumplir con el déficit, incluso ampliable a otro año en función de la situación económica; que un atentado con bomba reaviva el miedo a la Intifada en Jerusalén; y que el proceso a Dilma Rousseff deja a Brasil en un limbo político, ya que la votación favorable a su destitución en el Congreso pone el futuro de la presidenta al frente del país en manos del Senado, mientras ella, contra las cuerdas, se plantea la dimisión para allanar el camino al poder a Lula.
Jorge Cremades Sena