martes, 5 de abril de 2016

CAMBIOS POLÍTICOS



                        Mientras, según Metroscopia, la repetición de elecciones favorecería la abstención y al PP, gracias al cansancio generalizado de los electores y a la mayor movilización de sus votantes, lo que podría afectarle muy positivamente a la hora de establecer el reparto de escaños, pues, hoy por hoy, es el partido con más fidelidad de voto ya decidido, Pablo Iglesias negocia para Sánchez desde enero la abstención de los independentistas para hacer posible la gobernabilidad con Podemos, en tanto que Rivera sólo aceptará que los morados voten “sí” al acuerdo PSOE-C´s que con su anterior voto en contra fuera ya rechazado en doble instancia por el Congreso de los Diputados. Así están las cosas cuando se publica, con pelos y señales, que Venezuela pagó siete millones para impulsar “cambios políticos” en España. En efecto, Hugo Chávez autorizó con su puño y letra los desembolsos a la fundación de Pablo Iglesias para “crear fuerzas y movimientos sociales afines al Gobierno bolivariano”, pues, según los documentos que acreditan los pagos, rubricados por Chávez en 2008, a la citada fundación que dará origen a Podemos “el consiguiente apoyo económico que significará para la Fundación CEPS esta contratación, permitirá estrechar lazos y compromisos con reconocidos representantes de las escuelas de pensamiento de izquierdas, fundamentalmente anticapitalista, que en España pueden crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano”. Fin de la cita, que diría Rajoy, y prueba definitiva, aunque ya se intuía, de que Chávez ayudó a crear Podemos entre 2004 y 2011, justo durante el periodo de los Gobiernos de Zapatero, surgido en medio de los traumáticos y trágicos atentados del 11-M. Sin duda, los gobiernos socialistas de izquierda, por nefastos que fueran los de ZP, no eran del agrado del chavismo y lo que pretendían, tal como dicen los documentos, era fomentar opciones anticapitalistas, es decir, antisistema para finiquitar lo que los líderes podemitas llaman el “régimen del 78” en España, es decir, la democracia homologable con el resto de democracias occidentales de los países desarrollados. Hoy, reconvertidos a la democracia al menos de fachada, semejantes personajes negocian con PSOE y Ciudadanos impedir acceder al Gobierno al gobernante partido desde 2011 y ganador de las elecciones, a quien acorralan con una especie de “todos contra uno” en alianza con el partido principal de la oposición, durante cuyos mandatos, recibían semejantes ayudas del régimen populista bolivariano.
            Y mientras se consolidan definitivamente los citados “cambios políticos” el motor soberanista catalán, al que Iglesias pretende incorporar a la viabilidad de un gobierno PSOE-Podemos, se queda sin fondos, pues la Asamblea Nacional Catalana, la famosa ANC, congela sus campañas tras tener que pagar a Hacienda 176.000 euros al sufrir una inspección fiscal y abonar 83.000 euros para cumplir con una sanción impuesta por la Agencia de Protección de Datos.
No extraña que la confianza del consumidor caiga por esta catastrófica situación política que vivimos en España, donde la brecha generacional se reduce en Internet al crecer el 61´4% el uso de la Red en la franja de los 55 a los 64 años, superando ya el móvil al ordenador para navegar por ella.
En cuanto a otros asuntos cabe destacar el fallecimiento de Manolo Tena, la voz rota de la Movida, y el de Chus Lampreave, la chica Almodóvar más insólita. Descansen en paz.
Entretanto, España y otros países abren investigaciones sobre Panamá por lo que tanto Hacienda como la Audiencia Nacional verán si los famosos “papeles” revelan delitos cometidos por los españoles, que, obviamente, desmienten los afectados. Ahora resulta que, mientras España pide ayuda a Panamá para perseguir a los evasores, investigando Fiscalía por blanqueo al despacho de abogados Mossaack Fonseca y solicitando todos los datos sobre testaferros de clientes españoles, mientras la Casa Real se desmarca de la Infanta Pilar, hermana de Juan Carlos I, otros intentan justificar como pueden su presencia en las listas de afectados, manteniendo que para nada se trata de actuaciones delictivas. Es sintomático por ejemplo el caso de Messi, al que le cae otro nuevo chaparrón fiscal, pues siendo Leo titular de una sociedad que aparece en los “papeles de Panamá”, asegura que esa compañía “jamás tuvo fondos ni cuentas corrientes”. La pregunta es inmediata: ¿para qué se creó pues? Otros manifiestan, al no poder negar la existencia de las mismas, que ya dejaron de operar desde hacía mucho tiempo, que figuraban en ellas pero no eran ellos quienes las controlaban…. En fin excusas de mal perdedor por doquier, mientras, al margen de prescripciones y cosas por el estilo, algunos doctos en la materia ya dejan caer que si los famosos papeles se han obtenido de forma ilegal no pueden servir de prueba en un supuesto contencioso. Ya ven, lo de siempre. Y la buchaca, llena.
Por lo que respecta a asuntos del exterior mientras Europa deporta a 200 refugiados en un día pero entran otros 340, lo que supone de forma meridiana que llegan a suelo europeo más refugiados de los que salen, al menos de momento, se conocen nuevos datos de Setmarian, el “español” que ha tomado el poder militar en el Estado Islámico. En efecto, “Abu Musad” que estaba desaparecido y dado por muerto, abandona las filas de Al Qaeda y se integra en Daesh, sustituyendo al reclutador Abdelmahid Abaaoud, abatido por la policía francesa en Sain Denís tras los atentados de París; Abu fue quien fraguó la primera célula yihadista en España y se refirió al 11-M como ejemplo de “disuasión” para derrocar a un Gobierno (que le pregunten al PP), había llegado a España en 1987, se había casado con una española, tiene DNI español y cuatro hijos, todos ellos de nacionalidad española. En fin, no está nada mal conocer al personaje para entender de qué estamos hablando.
Jorge Cremades Sena