jueves, 9 de febrero de 2017

EL MAYORDOMO RAJOY



                        Mientras en EEUU un grupo de abogados decide asistir gratis a los afectados por los vetos de Trump y mientras medios próximos a Putin difunden que Macron, el candidato centrista a la presidencia de Francia, es homosexual, aunque él lo niega, se produce una conversación telefónica en tono “cordial” de más de quince minutos entre Trump y Rajoy sobre seguridad, defensa, el Brexit y el empuje económico español. Hasta aquí todo normal entre dos gobernantes (democráticamente elegidos) de dos países amigos y con no pocos intereses comunes de por medio, que lógicamente buscan intercambiar impresiones y estrechar lazos, muy especialmente tras las salidas de tono del norteamericano y sus propuestas de corte populista, que preocupan no sólo a España y a la UE sino al resto del mundo. Todo normal pues hasta que, en dicha conversación, Rajoy se ofrece a Trump como “interlocutor de EEUU” con Europa, América Latina y la UE, lo que provoca una insólita y exagerada reacción en la Gestora del PSOE que ve en la actitud de Rajoy con Trump la foto de las Azores al extremo de que, según su portavoz, “los españoles comprueban con vergüenza que su presidente se ofrece como un mayordomo”; sin duda, una reacción electoralista del PSOE que no viene a cuento ya que ni el contexto, ni la situación, ni las circunstancias, ni el hecho en sí mismo es comparable a la famosa foto de las Azores y, obviamente, la oferta de intermediar del español para nada supone ningún tipo de sometimiento salvo que se quiera rizar el rizo y sacar las cosas de quicio demagógicamente y más aún cuando PP y PSOE andan comprometidos de forma responsable para sacar a España del atasco de gobernabilidad reciente, al extremo de que Rajoy ralentiza los Presupuestos para que el PSOE pueda justificar su abstención y presentará el proyecto el mes que viene con el fin de demorar su tramitación hasta que los socialistas concluyan su congreso en junio y tengan una dirección definitiva con la que poder consensuar de forma sólida los asuntos que preocupan a los españoles; mientras tanto, Susana Díaz retrasa a marzo el anuncio de su candidatura. En fin, es obvio que la conversión de Rajoy en mayordomo de Trump por parte de los socialistas hay que leerla, entre otras cosas, en clave electoral interna, pues, salvo sorpresa mayúscula indeseable, las discrepancias sobre política exterior entre socialistas y populares (no sólo españoles sino europeos) es mínima y a lo sumo se reduce a matices en las formas, que no en el fondo.
            Mas preocupante es el asunto del independentismo catalán cuyo ilegal “procés” acreditan a diario los líderes secesionistas con sus actos, tan graves como delirantes, y con su desprecio a la ley y a los catalanes en definitiva, que, como señala algún medio, abarca desde el senador de ERC ininteligible en su promesa en la toma de su cargo a una Generalitat demandada por los registradores, pasando por el banquillo de buena parte de los gobernantes con claros comportamientos totalitarios. Y entretanto, mientras los testigos revelan que Artur Mas ignoró el veto legal del 9-N y que montó la consulta tras suspenderla el Tribunal Constitucional, manteniendo la Generalitat el reparto de ordenadores y urnas y contratando el servicio para atender a la prensa, y mientras la única directora de IES que se negó a ceder el centro como local de votación declara en el juicio que sufrió presiones, Homs declara que siendo consejero de Presidencia informó a Mas que la orden del TC era incorrecta y, por tanto, que no cometían ninguna ilegalidad. Ya ven, como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como, y entretanto semejantes gobernantes totalitarios plantean recaudar el IRPF a través de las empresas, cuando parece obvio que una condena del Supremo a Homs llevaría a inhabilitar a Mas, pues el alto Tribunal, que juzgará al actual diputado del PDeCat el día 27, fijará el criterio jurídico, con lo que el ex president vería frustradas sus expectativas de volver a ser candidato; y, de momento, el fiscal acorrala a Homs por ascender a funcionarios que ayudaron en el ilegal 9-N.
            Pues bien, en semejante coyuntura política en España, el barómetro del CIS desvela que el PSOE mejora ligeramente con su política responsable en la oposición ya que es el único partido que asciende a pesar de la abstención ante Rajoy, tan criticada por algunos militantes, desmintiendo así el vaticinio de un desplome tras ella, cuando el desplome de venía dando mientras Sánchez se emperraba en el inexplicable “no es no” a la gobernabilidad. En efecto, según este barómetro el PP obtendría el 33% de los votos (frente al 34´5% del barómetro de octubre), Podemos el 21% (frente al 21´8% de entonces) pese a la pugna entre Iglesias y Errejón, PSOE el 18´6% (frente al 17%) y Ciudadanos el 12´4% (frente al 12´8%).
            Por su parte, Eugenio Pino, el último Jefe Operativo de la Policía Nacional, habla sin pelos en la lengua sosteniendo en una entrevista lo siguiente: “pedí detener a los Pujol, pero los jueces son muy garantistas”; “en el caso de los Pujol a algún colaborador se le paga, para eso están los fondos reservados; la Policía, el CNI, la Guardia Civil tienen fondos reservados para esas cosas”; “sigo manteniendo que Trías tiene una cuenta en Suiza, fuimos allí y fotografiamos los pantallazos, si la Fiscalía no lo considera suficiente…”; “en Interior hay salas donde se graba todo para que conste la postura de cada cual; ahí el problema es el custodio, se filtró para perjudicar a Fernández Díaz”; “Villarejo nunca me dijo que tenía información sobre Corinna, yo la conozco por las revistas del corazón, en los archivos policiales no aparece”; “la Policía ha sufrido un daño irreparable, hemos bajado la delincuencia y lo que ha quedado es que hay una mafia, una cloaca que no existe”; “Podemos se financió con dinero de Irán y Venezuela”; “encargué un informe que aclara las nebulosas del 11-M” y pide a Interior que lo difunda, junto a otro de Marta del Castillo. Ya ven, sus declaraciones no tienen desperdicio. Entretanto, Hacienda acusa a Rato de defraudar 6´8 millones entre 2004-2015 y de ocultar otros 14 entre 2001-2015, y se conoce que subvencionó el hotel de Toledo que usaba para blanquear; por su parte De la Mata investiga la legalidad de las pruebas contra Pujol y cita a Pino, al comisario Martín Blas y a detectives de Método3 para que aclaren si “hackearon” documentos… En fin, con un poco de suerte, los Pujol se van de rositas.
            En cuanto a otros asuntos cabe citar que la CNMV suaviza el impacto del cambio en el impuesto sobre sociedades; que el PP acepta que su logo es un charrán y no una gaviota; que los ciberataques a objetivos españoles estratégicos se multiplicaron por 26 en tres años; que las pensiones necesitan una inyección de 15.000 millones de euros al año; que en algunos whatssaps de los agresores de Alsasua se puede leer literalmente “los guardias están en el bar de Arkangoa; los ijos de putaa”;  que el Consejo de Seguridad Nuclear avala que la central de Garoña vuelva a operar hasta 2031 y el Gobierno estudiará si lo autoriza; y que todo apunta a que en la fratricida pugna podemita sólo puede quedar uno en medio de la espiral de rivalidad por el poder entre Errejón e Iglesias, quien reconoce que la división interna es un “espectáculo que no puede repetirse” y afirma que “si la lista de Errejón gana no seré secretario general”.
            Y en cuanto se refiere al fútbol el Barça se mete en la final de la Copa del Rey al empatar, 1-1, en el Camp Nou con el Atlético de Madrid, mientras el Alavés hace lo propio al eliminar al Celta, 1-0, en Vitoria, por lo que jugará su primera final de Copa del Rey en toda su historia.
                                       Jorge Cremades Sena