martes, 7 de febrero de 2017

LO VOLVERÍAMOS A HACER



                        Artur Mas intenta usar su juicio para impulsar el independentismo, encarando desafiante la vista por la consulta ilegal del 9-N y esperando que se traduzca en una “aceleración del soberanismo”. Al efecto, lidera un esperpéntico recorrido hacia la sede judicial, mientras el Govern moviliza a decenas de miles de independentistas con Puigdemont a la cabeza para presionar a los jueces que han de juzgarle, y, presentándose como un “defensor de la democracia, que es una causa universal” manifiesta sobre el ilegal referéndum del 9-N y retando al Tribunal que “lo volveríamos a hacer”, mientras Fiscalía pide inhabilitarlo por desobedecer al TC el citado 9-N y cree que miente al decir que dejó el proceso en manos de voluntarios, cuando, en todo caso, su obligación como gobernante era impedirlo al ser ilegal. Con su “lo volveríamos a hacer” encara Mas el inicio del juicio y eleva el reto ante el mismo, defendiéndose ante el juez, como es su derecho, mientras el soberanismo presiona en la calle, y, para intentar conseguir su objetivo, el ex president, junto a Irene Rigau y Joana Ortega, llega a la sala media hora tarde entre el clamor de miles de independentistas, pues autobuses de jubilados fletados desde todos los puntos de Cataluña, junto a otros voluntarios barceloneses, llenan la marcha en la que los Mossos despliegan hasta un helicóptero. Pero ante semejante esperpento, nada más iniciarse el juicio, el Tribunal corta el intento de Mas de politizarlo reprochándole que “usted viene aquí como acusado”, en boca del juez Barrientos, cuando el ex president trata de justificar políticamente el ilegal 9-N y dice que la consulta fue una iniciativa suya y que el Constitucional no le advirtió del delito, de tal guisa que el desafiante y ególatra Mas en el momento de declarar ante el Tribunal se transforma en el President que no sabía que la ley ha de cumplirse y, haciéndose pasar por idiota o pensando que los idiotas somos los demás, alega ante el juez que “nadie” le “advirtió” de las consecuencias de desobedecer la suspensión de la consulta del 9-N ordenada por el TC ya que “sólo recibimos una comunicación”. En fin, ¿qué les parece el colega Mas y su transformación de sabiondo a ignorante o de arrogante a humilde? Al final, los votos del presidente y del juez propuesto por el Parlament, ambos críticos con el “procés” ilegal como es razonable, serán claves para una sentencia sin discrepancias y por unanimidad, mientras el Gobierno pide que no se pare la vida ciudadana y exige respeto a la Justicia, manifestando Rajoy ante este desafío a los tribunales de la Generalitat que “si todos hiciéramos lo mismo no se podría vivir en este país”; en efecto no se podría vivir ni convivir ya que cada uno, como pretende Mas, haría lo que le viniese en gana al margen de la ley, y si, como hace él, semejante privilegio se reservara al gobernante, se podría vivir pero no en democracia.
            Entretanto, se conoce que un testaferro de Pujol cobró de Zandi por la operación de Sudán del Sur y que una empresa del 3% multiplicó por 81 su facturación en la etapa de Mas con lo que Oproler, cuyo presidente fue detenido, subió 239 puestos en el ranking de adjudicaciones, mientras otras siete entidades investigadas por la financiación de CDC se beneficiaron; además el juez rastrea nueve millones que Pujol Jr. y sus socios blanquearon en Croacia y que la UDEF vincula a dos sociedades con su cuenta en Andorra. Y hablando de financiaciones ilegales de los partidos, el fiscal pide hasta cinco años de cárcel para Matas por la del PP en Baleares, considerando la Fiscalía que pagó parte de sus campañas electorales “con dinero opaco o negro” y considerándole culpable de malversación y fraude. Con semejantes comportamientos también se hace difícil convivir, salvo que semejantes sujetos paguen severamente por sus indecentes fechorías, caiga quien caiga y sean quienes sean.
            Y mientras PP y C´s preparan un balance de los cien días de Gobierno, Génova asume ya que Rajoy mantendrá al frente a Cospedal pues la gestión del Yak afianza la convicción de que seguirá como secretaria general, con Maíllo de coordinador, en tanto que Núñez Feijóo, uno de los pesos pesado del PP, dice “mi opinión sobre la Secretaría General es accesoria; no influyo en Rajoy”, a quien nadie discute como líder del partido. No sucede lo mismo en Podemos donde se presume que Iglesias dimitirá si no controla el partido por completo y, a tal efecto, ha ofrecido a Errejón ser el candidato en Madrid para evitar la pugna, bien en la Comunidad, bien en la ciudad sustituyendo a Carmena…. ¡para que luego diga que no luchan por los cargos!.
            Por lo que respecta a otros asuntos, cabe citar que el Tribunal de Cuentas denuncia el despilfarro en el tranvía de Belloch; que la pensión de los nuevos jubilados sufre su primera caída desde 2005; que mueren cinco jóvenes en un choque frontal de tráfico en Torrepacheco; y que el FMI pone el foco sobre el derroche autonómico, criticando a los gobierno regionales por disparar el déficit en elecciones y pidiendo al Ejecutivo que aplique la Ley de Estabilidad con mayor rigor… ¿qué pensarán Mas y Puigdemont, entre otros, sobre el asunto, acostumbrados a saltarse las leyes a la torera?  ¡Imagínenselo!
            Y en asuntos del exterior prosigue la disputa por el veto migratorio de Trump, que se encamina al Supremo tras el rechazo por un tribunal del recurso del Presidente para volver a aplicarlo, mientras los gigantes tecnológicos (como Google, Facebook, Twitter y Snap) se movilizan para frenar el veto por lo que un centenar de empresas tecnológicas le denuncian. En cuanto al asunto del famoso “muro” con México, cabe recordar, como hace algún medio, que el muro comienza mucho más al sur, en la frontera entre Méjico y Guatemala, convertida en una trampa para los migrantes, pues a la altura de Tecún Umán es un río que durante el estiaje se puede cruzar caminando, sin preguntas ni papeles, al extremo de que Méjico deportó en 2016 a 147.000 personas, demostrando que los muros, físicos o imaginarios, no resuelven el problema migratorio en ningún lugar del mundo y, salvo que a nivel internacional se ponga remedio para paliar sus causas en origen, el grave problema migratorio irá in crescendo sin lugar a dudas.
            Además cabe citar que Canadá se reafirma como paraíso de acogida; que Rumania se levanta por el fin de la corrupción con protestas durante una semana contra el decreto que despenaliza los sobornos; que Asad ahorcó en secreto hasta 13.000 prisioneros en cinco años; y que El Vaticano, haciendo gala de las reformas del Papa Francisco, avala congelar tejido ovárico en casos de cáncer. Y en Francia Le Pen entra en campaña hacia el Elíseo con la promesa de un impuesto a los extranjeros con un discurso proteccionista y antieuropeo, abogando por el “patriotismo económico”, que pondrá más difícil la situación de los extranjeros que trabajen en territorio francés, e incluso invocando el “Frexit”, al estilo británico, y afirmando que será un baluarte contra la globalización y el islamismo “que quieren poner a Francia de rodillas”, mientras Fillón, el candidato republicano, pide perdón pero no retira su candidatura, admitiendo el error de haber contratado a su mujer… me temo que la candidata ultraderechista se sentirá feliz, pues, salvo que los franceses lo corrijan en las urnas, se lo están poniendo relativamente fácil de momento entre unos y otros.
                                       Jorge Cremades Sena