martes, 21 de febrero de 2017

NEGOCIAR SOBRE PROBLEMAS REALES



                        Sin duda alguna el embrollo catalán promovido por los gobernantes independentistas de la Generalitat, convertido en principio y fin de toda acción política en la Autonomía y, en buena medida, en el resto de España, trae de cabeza a tirios y troyanos, que derrochan energías mientras se olvidan de los problemas que realmente preocupan a los catalanes y al resto de españoles. Ahora resulta que la Generalitat acepta negociar la oferta de Rajoy para Cataluña, aunque Munté insiste en la necesidad de una consulta (ilegal, salvo que previamente se cambiase la Constitución), y que el Gobierno afirma que ya hay contactos “a todos los niveles” con la Generalitat, matizando que son contactos discretos para “gestionar el día a día”, aunque Puigdemont dice no haber recibido aún nada concreto. Y mientras la Generalitat pide fecha para la reunión con Rajoy, pues tanto Puigdemont como el Presidente del Gobierno se declaran dispuestos a hablar, aunque difieren en el alcance del discurso, parece ser que el Gobierno opta por Junqueras como interlocutor en Cataluña, tras constatar el Ejecutivo que el President Puigdemont no quiere negociar, mientras Rajoy descarta cualquier cambio de estrategia. Lo cierto es que se especula con que, tras los contactos con la vicepresidenta y tres ministros, Junqueras se perfila como el idóneo para llegar a acuerdos, ya que Moncloa trabaja con la hipótesis de que a ERC le conviene más unas elecciones catalanas anticipadas que convocar un ilegal referéndum a instancias y a remolque de lo que dice la CUP, siendo conscientes de que Moncloa no hará más ofertas a Puigdemont y que sólo negociará sobre “problemas reales”, tal como Rajoy ha dejado claro en varias ocasiones, pues, con toda razón, sostiene que, como Presidente del Gobierno, jamás puede llegar a acuerdo alguno sobre asuntos que, como el referéndum, están al margen de la ley, lo que supondría un fraude a la democracia y un atropello flagrante a los derechos de todos los españoles, incluidos los catalanes. Por tanto, negociar sobre problemas reales es la clave en las conversaciones entre el Gobierno Español y la Generalitat, pues cualquier otro asunto ficticio requiere una renuncia por parte de los gobernantes independentistas no a sus principios ideológicos (¡faltaría más!) sino a sus actos ilegales diseñados en el ilegal “procés” que ellos mismos han diseñado, cuando su deber, como gobernantes autonómicos democráticos, es velar por los intereses reales de todos los catalanes, en este caso, a quienes representan y no sólo a una parte de ellos frente al resto, máxime cuando a éstos les ampara la ley y a aquéllos no.
            Entretanto, se publica que Bono ocultó el informe clave sobre el siniestro de dos helicópteros Cougar que, con base en Herat, se estrellaron casi simultáneamente en 2005 y el entonces ministro Bono sólo entregó a los familiares de los 17 fallecidos una versión de 22 folios de los casi 200 que recogen la investigación de la Comisión de accidentes militares. Por otro lado la Policía admite fallos en la custodia de la mochila del 11-M y, según el informe secreto hallado por Interior, se achaca a “la confusión” ya que en el traslado a Vallecas no hubo “manipulación”, sosteniendo que la mochila “fue depositada en el tren por los terroristas” bajo un asiento y advirtiendo de que no se mostró su fotografía a un testigo que la había viso en el vagón. En fin, asuntos del pasado que dejan huellas. Por su parte, José Ramón Navarro, Presidente de la Audiencia Nacional, sostiene que “la Policía debe entregar sus informes a jueces y fiscales” en cualquier caso.
            Y mientras Pedro Sánchez presenta su proyecto “por una nueva socialdemocracia” ofreciendo una alianza con Podemos y los sindicatos, se desencadena un conflicto PP-C´s en la Comunidad de Murcia ya que los de Rivera piden el cese inmediato del Presidente murciano tras ser éste imputado, mientras Rajoy pone a prueba a Ciudadanos al respaldar a Pedro Antonio Sánchez, que así se llama el murciano, alegando que ya se han archivado nada menos que dieciséis causas contra él en los tribunales. En efecto, sobre esta crisis PP-Ciudadanos, que no afectaría al pacto a nivel nacional, Génova mantiene el apoyo a su presidente murciano, que no dimitirá tras ser imputado por el TSJM y, por ello, los de Rivera, que exigen su cese, amagan hasta con una moción de censura, que deberían pactar con Podemos, mientras Rajoy recuerda las denuncias archivadas, todas ellas, como ésta, interpuestas por los socialistas murcianos.
Respecto a asuntos de corrupción y conductas poco ejemplarizantes, mientras empresarios del 3% revelan que usaban dos alias para Gordó, se publica que Pujol Jr cobraba el 7% por obras de Isolux en Paraguay. Y, mientras el Tribunal del “caso Nóos” decidirá el jueves el futuro de Urdangarín y de Torres, confirmando el fiscal que valora pedir prisión con fianza, aunque en su día Horrach ya descartó riesgo de fuga en Urdangarín por su “arraigo personal, familiar y social”, Zarzuela debate la rehabilitación de la Infanta Cristina tras su absolución, conociéndose que en la Casa del Rey hay dos posturas: los que apuestan porque recupere presencia en la vida pública y los que aconsejan esperar a que haya una sentencia firme del Supremo. Por otro lado, mientras el FMI revisará el control a la banca en plena crisis del Banco de España, por lo que los inspectores del Fondo pondrán a prueba la supervisión del sistema, el Popular reserva 74 millones para las pensiones de Ron y su cúpula, pues sólo el ex presidente cobrará 24 millones de euros tras su salida (¡así cualquiera!).
En cuanto a otros asuntos se refiere destaca que España bate su propio record de exportaciones; que 350 subsaharianos logran acceder a Ceuta para cumplir su sueño europeo, con lo que el Ceti ceutí queda sobresaturado con otros 800 inmigrantes, pues sumando el anterior asalto a la valla apenas setenta y dos horas antes, ya se triplica su capacidad de acogida; y que hasta cuatro ex ministros españoles piden que la ideología no frene un Pacto de Estado por la Educación, ya que Pertierra, Aguirre, Del Castillo y Gabilondo creen que ahora sí se dan las circunstancias para conseguirlo (¡ojalá así sea!).
Y en asuntos del exterior, mientras en Francia la Policía registra la sede del partido de Le Pen por los empleos ficticios, Hollande quiere que España se sume a Francia, Alemania e Italia para liderar la UE tras la inminente salida de Reino Unido, buscando así en España el presidente francés saliente estabilidad para Europa y situando a Rajoy como aliado preferente en su proyecto de una UE fuerte y de dos velocidades, que combata la amenaza del populismo y los extremismos, para lo que Hollande emplaza a Rajoy a un encuentro con Merkel y su homólogo italiano para “rediseñar” la Unión tras el Brexit, siendo así España clave en la nueva UE. Entretanto EEUU da un ultimátum a Europa para que gaste más en defensa, advirtiendo Prence que “la paciencia del pueblo americano no durará eternamente”. Y mientras Ecuador vota el final de la “era Correa” para poner fin a una década de populismo, las tropas iraquíes lanzan el último asalto a Mosul.
En lo que se refiere al deporte cabe destacar que el Real Madrid consigue la Copa del Rey de Baloncesto por cuarta vez consecutiva.
                           Jorge Cremades Sena