lunes, 27 de febrero de 2017

EL FIN DEL ESTADO ESPAÑOL



                        Mientras Artur Mas prepara su vuelta acorralado por las “mordidas” del 3% de CDC en plena escalada soberanista por el juicio del 9-N, el Rey Felipe, ante Puigdemont y en la inauguración en Barcelona del Congreso Mundial de Móviles, llama a la colaboración “leal y generosa” entre las administraciones del Estado, calificando el evento como “un ejemplo del éxito del trabajo conjunto de las instituciones”. Por su parte Homs, que, como Mas, utiliza Cataluña para tapar la corrupción, invoca “el fin del Estado Español” si hay condenas por el 9-N, mientras Mas pone “la mano en el fuego” por el extesorero convergente Viloca y niega lo del 3%, convirtiendo cualquier intento de aplicar la justicia a las autoridades independentistas totalitarias de la Generalitat en un ataque a Cataluña y a los catalanes, cuando, como en el resto del Estado, se trata simplemente de garantizar que la legalidad establecida se cumple. Me temo que ese “fin del Estado español”, invocado por Homs, es la expresión de un deseo que les permitiría irse de rositas a todos estos adalides del independentismo totalitario, haciendo borrón y cuenta nueva sobre sus fechorías tanto políticas como económicas. Entretanto, un informe revela otra vía irregular de financiación de Convergencia, mediante un sistema que consistía en la venta sin control de talonarios en efectivo y se constata que Mas dio un “poder especial” a Viloca para “los negocios” de CDC (ahora camuflado con el nombre de PDCat… los mismos perros pero con distintos collares para disimular) firmando ante notario un documento que convertía al extesorero en el director de todas las operaciones económicas, quien tenía en su despacho medio centenar de pliegos de concursos y pedía las mordidas del 3% más “bonus” por adelantado y por escrito, detallando a las empresas que si la obra no se realizaba devolvería el dinero (¡menos mal, sólo faltaría que tras cobrar las mordidas la obra no se hiciese y aquí paz y allá gloria!). Por su parte Rajoy está dispuesto a un nuevo encuentro con Puigdemont en Moncloa para ofrecerle ayuda para que no dependa de la CUP y para que impulse elecciones en lugar de la ilegal consulta, mientras Europa, con toda razón y como se esperaba, da la espalda al plan soberanista de la Generalitat, al extremo de que Romeva, después de un año como insólito Consejero de Exteriores (con el objetivo de relanzar el ilegal proyecto independentista a nivel mundial), sólo ha posado junto a un ministro de Camboya… ¡no está nada mal!.
            Respecto a lo que se refiere a los partidos políticos de ámbito nacional, el PP pide que el tiempo en funciones de Rajoy no cuente para la limitación de mandatos con lo que la cláusula le permitiría ser candidato aunque agote la legislatura, retomando esta semana la negociación con C´s que se incluía en el pacto de Gobierno. Por su parte el PSOE presenta un plan económico socialdemócrata “sin milagros”, presentado por la Gestora y que se discutirá en el próximo congreso del que saldrá un nuevo líder y una nueva estrategia, por lo que, con vocación de ser alternativa de gobierno, el plan huye de las “recetas milagrosas” y elude comprometerse a derogar la reforma laboral, mientras hasta el propio asesor económico de Pedro Sánchez, Manuel Escudero, dice que “ni rojos ni radicales, nosotros somos reformistas”, lo que supone un jarro de agua fría para los fieles a Sánchez más radicales, quienes alardean en las redes sociales de su rojerío para descalificar a otros compañeros socialistas a quienes, dentro del partido, consideran de derechas por no declararse específicamente “rojos (los comunistas también son rojos en la terminología de la guerra civil) en sintonía con la mayoría de partidos que integran la Internacional Socialista de clara tendencia socialdemócrata; y entretanto Susana Díaz sin decir nada todavía sobre su candidatura, lo que desespera a muchos socialistas.
            Y, mientras las empresas negocian con Marsella, Génova y Portugal ante la guerra de los estibadores, prosigue la polémica mediática sobre la Justicia y especialmente sobre los fiscales. Se publica que la Fiscal Consuelo Madrigal no siguió al frente de la Fiscalía General del Estado por rechazar las presiones de Catalá ya que el ministro se reunión varias veces con ella para imponerle los nombramientos de los jefes de Anticorrupción y de la Audiencia Nacional, que la ex Fiscal General del Estado se negó a este último y por ello fue relevada. Por su parte fuentes oficiales del Ministerio de Justicia niegan las presiones e incluso que Catalá llegara a tratar siquiera los nombramientos con la Fiscal, pues en realidad no se la cesó ni se la relevó pues lo que sucedió fue simplemente su no renovación en el cargo con el nuevo gobierno, como es normal cuando esto sucede. En todo caso un asunto que debiera quedar meridianamente claro para evitar especulaciones que para nada favorece la credibilidad en nuestra Justicia.
            Por su parte los Reyes devuelven la solemnidad a la Monarquía con la cena de gala en el Palacio Real con motivo de la visita oficial de Macri, una ceremonia de Estado con siglos de tradición en la Corona al servicio de la mejor imagen de España; así Felipe, tras el fallo del “caso Nóos”, utiliza en esta visita del Presidente argentino un protocolo que devuelve la solemnidad y pretende dar un mensaje renovado de fortaleza y continuidad de la institución.
            Por lo que respecta a asuntos del exterior cabe citar que el colapso del bolívar dispara la emigración de Venezuela; que Alemania registró diez ataques diarios contra refugiados en 2016; y que en el estado de Borno, en Nigeria, región donde nació el grupo terrorista Boko Haram, 1´5 millones de personas se refugian en las ciudades de la guerra y los secuestros, mientras pueblos y aldeas, arrasadas por el grupo terrorista, huyen al desierto, mientras miles de refugiados están desnutridos…es el infierno que Boko Haram ha creado en el Sahel.
            Y en futbol, el Madrid sigue líder tras vencer al Villarreal, 2-3, mientras el Barça le sigue a un punto tras vencer en el Calderón al Atlético de Madrid, 1-2.
                           Jorge Cremades Sena