sábado, 17 de septiembre de 2016

MENUDO ESPECTÁCULO



                        Por si los ciudadanos españoles no tuviéramos bastante ya con la manifiesta incompetencia de nuestros líderes políticos para acometer su más elemental labor, que es acordar la investidura de un presidente de Gobierno tras unas elecciones (en este caso, tras dos), la confluencia de flagrantes casos de corrupción en las filas socialistas y populares en plenas campañas electorales en Galicia y País Vasco añaden a dicha incompetencia la incapacidad de los partidos políticos para hilvanar un mínimo discurso político coherente frente a otro de los graves problemas que padece la sociedad española, cual es la repugnante corrupción política. ¡Menudo espectáculo están dando unos y otros al respecto! De un lado, Mariano Rajoy, pese al clamor en el PP en sentido contrario, rehúye pedir el escaño a Rita Barberá, alegando que “ya no es militante del PP” y que, por tanto, ya no tiene “autoridad sobre ella”, lo cual es cierto (como es cierto que aunque se lo pidiera sólo de ella depende dejar o no el escaño incluso si siguiera siendo militante), pero no se trata de la eficacia de la petición, sino del gesto político que supone frente a la corrupción por parte del máximo dirigente del partido, máxime cuando la corrupción es el arma electoral arrojadiza principal de sus contrincantes políticos. De otro lado Susana Díaz impone silencio en el PSOE en torno a Griñan y Chaves, cortando en seco la poderosa federación andaluza el discurso anticorrupción de Ferraz y neutralizando toda crítica socialista a los dos ex presidentes de la Junta tras el duro informe de acusación, con lo que la presidenta socialista se sale por la tangente manifestando que está convencida de la “honradez” de sus predecesores en la Junta, pero no se trata de lo que ella y sus seguidores más fieles crean, sino del gesto político, ante la grave imputación, de posicionarse políticamente y caiga quien caiga contra la corrupción, máxime cuando a renglón seguido arremete, en este caso, contra Barberá, cuya investigación está en menor grado procesal y no hay aun imputaciones concretas, simplemente porque en este caso Susana y compañía no están convencidos de su “honradez”. En fin, un incoherente despropósito tras otro que aumenta el descrédito de los ciudadanos hacia los dirigentes políticos, quienes, con sus propios partidos divididos internamente al respecto, prefieren tapar y minimizar los trapos sucios propios y exhibir y magnificar los ajenos en vez de abanderar claramente una estrategia conjunta de limpieza política global y generalizada que de entrada pasa por sanear tu propia casa para exigir a los demás que limpien la suya. Ya ven, entre unos y otros, la basura política sin barrer, con la ayuda de tertulianos de piñón fijo posicionándose descaradamente, como hacen determinados medios, a favor de esta maléfica estrategia, según la cual de la basura política se puede vivir si se hace buen uso de ella y, por tanto, no vale la pena pasar la escoba ni por mera higiene democrática.
            Y en medio de este putrefacto hedor la gobernabilidad de España cada vez más en el aire, eso sí, a la espera de lo que resulte en las elecciones vascas y gallegas. No extraña que, como dice Rajoy, en la UE haya “sorpresa” por la falta de Gobierno en España, lo más grave es que hay pocas expectativas de que se resuelva el asunto. En el PSOE, clave para la solución de la gobernabilidad porque así lo han decidido los españoles, las divisiones internas al respecto se acrecientan a pasos agigantados y, según se especula y se publica, los críticos a Sánchez se preparan para frenar sus pactos con Unidos Podemos y con los soberanistas, incluso si por cuestiones estratégicas interesadas se queda momentáneamente al margen “el derecho a decidir”. Pero, de momento, Sánchez ignora a Susana Díaz y, al parecer, llamará a Podemos y Ciudadanos (que reiteradamente le ha dicho que no), pese a las advertencias de la presidenta andaluza y los barones regionales, empeñado en liderar ese imposible e inexistente “gobierno del cambio” (para muchos de "cambio a peor"en caso de que sea posible hilvanarlo), en tanto que los críticos le exigirán responsabilidades tras el 25-S si el resultado electoral es malo, Susana da por “seguro” un Comité Federal tras dichos comicios y algunos socialistas clásicos (los del PSOE clásico de toda la vida y no de este desfigurado PSOE de Sánchez) anuncian incluso que en caso de producirse el famoso “gobierno frankenstein” se darán de baja del partido después de decenas de años de militancia activa y relevante, lo que no deja de ser preocupante, aunque a la actual cúpula dirigente todo ello le importe bien poco… un militante crítico menos.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que un instituto de Valencia impide entrar a una alumna con velo y que bandas organizadas ocupan casas y exigen dinero a sus dueños para irse de ellas. Dos asuntos que nos deberían hacer reflexionar profundamente al respecto. En el caso del instituto, la alumna afectada se queja de que “te dicen que sea libre, pero no te dejan serlo” al impedirle que lleve velo dentro del recinto, en tanto que el centro, acogiéndose a la normativa de que por diversas razones está prohibido a los alumnos llevar cubierta la cabeza, avala dicha medida, lo que para empezar a despejar confusiones podría llevarnos a las siguientes preguntas: ¿se coarta la libertad si se impide a los alumnos llevar sombrero o pasamontañas en las clases? ¿es razonable que en un sistema educativo laico se eviten signos religiosos católicos y se reivindiquen los de otras religiones? ¿ser libre no pasa por respetar y cumplir las leyes y normas democráticamente establecidas? ¿se permitiría en el país de la citada alumna entrar en una escuela o en una mezquita en minifalda?.... Y en el caso de las viviendas ocupadas por estos secuestradores de viviendas organizados el problema es que, consumada la ocupación, al propietario le es más conveniente pagar que entrar en un largo y costoso proceso judicial, lo que nos llevaría a preguntarnos: ¿no existe el derecho a la propiedad de inmuebles y a la protección de dicho derecho? ¿debe pagar el propietario las consecuencias de que otro se meta en su vivienda ilegalmente? ¿no está la ley para proteger a quien la cumple frente a quien la usurpa?... En fin, así andan algunos asuntos en nuestro país sin que nadie ponga remedio.
            Y mientras en Reino Unido el éxito del “Brexit” desinfla a los impulsores del nefasto referéndum, el eje franco-alemán intenta relanzar la UE y al efecto, tras la cumbre de Bratislava, Merkel y Hollande comparecen juntos para escenificar que están decididos a llenar el vacío de Reino Unido al frente de la Unión y la alemana anuncia un cambio de rumbo en la UE porque está en “situación crítica”…. Y España en la inopia.
Jorge Cremades Sena