miércoles, 7 de septiembre de 2016

TOTAL DESPRECIO A LA LEY



                        Durante la solemne apertura del año judicial y en presencia del Rey Felipe VI, la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, ha prometido mano dura contra el independentismo, advirtiendo que usará todas las vías, incluida la penal, si los secesionistas mantienen su hoja de ruta ilegal. Ha querido dejar claro que en un Estado de Derecho la ley está por encima de todo, pues “usar la palabra libertad para incumplir las leyes puede poner en peligro la democracia” y que “en un escenario político y social incierto como el que vivimos y ante el desafío al Estado de Derecho que con total desprecio al ordenamiento constitucional se plantea desde sectores independentistas, conviene mantener la integridad de la conciencia intelectual, tal y como ha hecho el Constitucional” pues, ya ven, quienes incumplen la ley “ponen en peligro la democracia”. Sabias palabras de la Fiscalía y mal asunto que se tengan que expresar de forma tan solemne siendo tan obvias, mientras todavía resuenan en nuestros oídos los estridentes y totalitarios discursos de Tardá, Rufián y Homs en el Congreso de los Diputados con motivo de la fallida investidura de Rajoy, personajes con los que insólitamente algunos parecen no tener reparos para entenderse sobre la futura gobernabilidad de España a pesar de sus preocupantes amenazas totalitarias. Que la Fiscalía General actuará contra el desafío secesionista, que habrá de aplicarse la ley con todas sus consecuencias, debieran ser asuntos meridianamente claros en la mente de cualquier demócrata, con lo que la promesa de mano dura contra el independentismo y la advertencia de usar todas las vías, incluida la penal, si los secesionistas mantienen su hoja de ruta ilegal, no debieran requerir solemnidad alguna, pues simplemente debieran aplicarse y punto. Ante el “total desprecio a la ley” de los independentista sólo cabe la aplicación estricta de la Ley pues, como dice Madrigal, no hay más legitimidad “que la fundada en la Constitución”, marco esencial de nuestras libertades que algunos pretenden arrebatárnoslas. Pues bien, mientras el Constitucional rechaza el recurso de Otegi, que queda sin opción de ser candidato a lehendakari por EH Bildu pues “de iure” no podrá presentarse en sus listas (ya veremos que sucede “de facto”), en Cataluña Puigdemont da otro paso más hacia la desconexión y el Parlament tramita la creación de la Hacienda catalana, en tanto que se nombran nuevas “embajadas catalanas” en el exterior, con lo que Forcadell, ya ven, reincide en su proceder antidemocrático y, de momento, no pasa nada, salvo las solemnes advertencias citadas en el solemne acto de apertura del año judicial. ¿Cuándo se pasará de las advertencias a los hechos concretos en defensa de nuestra democracia y nuestra convivencia pacífica? Esta es la cuestión.
            Pero ya ven, cuando la amenaza totalitaria independentista debiera tenernos a todos los españoles en alerta y movilizados frente a tan grave amenaza, nuestros políticos se empeñan en convertir lo anecdótico en categórico y viceversa, por lo que la anécdota, convertida en categoría, finalmente se resuelve a causa de la presión de los mismos mientras la categoría queda pendiente “sine díe”. El mundo al revés. Es lo sucedido con la propuesta de nombramiento de Soria para un alto cargo en el Banco Mundial, que finalmente se ha abortado ante el revuelo político provocado como si se tratara del apocalipsis político, cuando, en el peor de los casos sólo era un garrafal error de oportunidad política. En efecto, Rajoy sacrifica a Soria ante el escándalo de su pretendida elección y el ex ministro anuncia que no optará al puesto “a petición del Gobierno” tras recibir dos llamadas del Presidente esta semana, pues el PP considera que es “la única solución” tras la metedura de pata del Ministerio de Economía; pero la oposición no da por zanjado el asunto y mantiene su exigencia de explicaciones, manteniendo un debate político público sobre si el Gobierno mintió sobre el procedimiento para elegir al ex ministro, sobre si la decisión última obedece al miedo a perder la mayoría absoluta en Galicia o hacer peligrar el pacto con Ciudadanos, sobre por qué no mantiene la propuesta o por qué la retira, y, en definitiva, sobre el sexo de los ángeles con tal de mantener una oportuna hojarasca que recubra en parte la incompetencia política de mantener un Gobierno en funciones durante tantos meses. ¿No sería procedente que nuestros políticos destinaran su tiempo y sus energías de una vez por todas a afrontar los verdaderos problemas categóricos que atraviesa España y situar las anécdotas en su debida dimensión? En fin, ya ven, parece que no. De momento Pedro Sánchez, en una breve llamada telefónica a Rajoy, que algunos califican de simulacro, le reitera su “no” y rechaza de nuevo formar una coalición con el PP y mantiene otra con Iglesias, el doble de larga, mientras Echenique reitera que Unidos Podemos espera que Sánchez dé el paso adelante para apoyarle, esta vez sí, en una hipotética investidura “frankenstein”. ¿Con Tardá, Rufian, Homs y compañía? Ciudadanos mantiene que con ellos, incluido Unidos Podemos, ni a la puerta de la esquina…. ¡Y no es para menos!.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe destacar que el Estado sólo ha recuperado el 5% del rescate bancario; que el País Vasco gasta en Sanidad un 50% más por habitante que Andalucía; que, según la Policía, hay un repunte de llamadas pidiendo dinero por secuestros virtuales en Madrid; que París abrirá un gran albergue de refugiados; y que Villar retira su candidatura para presidir la UEFA por falta de apoyos. 
Jorge Cremades Sena