lunes, 5 de septiembre de 2016

Y SORIA DE POR MEDIO



                        En pleno periodo de búsqueda de culpables del bloqueo  político tras la investidura fallida de Rajoy el PSOE, principal acusado del mismo en estos momentos, intenta adjudicar torticeramente dicha culpabilidad a que Ciudadanos y Podemos no se ponen de acuerdo para apoyar a Sánchez para que sea investido cuando éste sabe de sobra que ambos partidos han dejado claro que son incompatibles, sobrando razones convincentes para demostrar dicha incompatibilidad. Y en semejante coyuntura aparece la propuesta por parte del gobierno para que el ex ministro Soria ocupe un alto cargo en el Banco Mundial, lo que, al margen de las razones a favor o en contra que haya al respecto, es de entrada una torpeza política mayúscula, una baza más a esgrimir por parte de quienes están dispuestos a no dejar gobernar a Rajoy por más 170 votos que haya conseguido y siguen empeñados en que así sea en caso de que de nuevo lo intente tal como dice. Que Soria ande de por medio en esta difícil etapa de inestabilidad política no es una buena noticia, por más que el Gobierno mantenga que no acceder a la petición promocional del ex ministro hubiera sido una ilegalidad ya que se trata de una especie de ascenso dentro de su carrera funcionarial y no de un nombramiento político sino técnico y por otras tantas razones, fiables o discutibles, que pueda alegar De Guindos en su comparecencia en el Congreso de Diputados, entre ellas la de que el propio Banco Mundial en su código ético exige que sus directivos “no le avergüencen con sus negocios” o que se apoya al ex ministro porque “sería ilegal negárselo”. Sólo faltaría además al PP que Soria fuera rechazado por el Banco Mundial por no encajar en su código ético, sería el colmo de la torpeza política de los populares, que deberían saber que, con razón o sin ella, el asunto Soria es una baza electoral argumental para los otros partidos gratuita e innecesariamente entregada, una torpeza política por parte del PP en estos delicados e inciertos momentos. No en vano la promoción de Soria ha irritado a muchos dirigentes populares que, lamentan el daño político que supone enviar a Soria al Banco Mundial, y, de alguna forma, fortalece argumentalmente a Sánchez a la hora de reafirmar ante sus críticos el rechazo a Rajoy diciéndoles “Veis como no tiene remedio” aunque el líder socialista no necesite demasiados argumentos para mantener su congénito rechazo no ya a Rajoy sino al resto del PP mientras coquetea con Unidos Podemos y compañía aceptándoles como buenos compañeros de viaje para su hipotética investidura. No en vano Rivera se lamenta del asunto Soria y se pregunta si no había otro posible candidato entre los militantes cualificados del PP para ser propuesto al cargo directivo en el Banco Mundial.
            En todo caso, tras la resaca política por el debate de investidura fallida de Rajoy, dando la sensación de mera revancha por parte de Sánchez (ya estamos empatados y no soy el único candidato fracasado), ni uno ni otro dan su brazo a torcer y no se rinden. El PP respalda a Rajoy y le da luz verde para volver a intentar formar Gobierno y Sánchez buscará una investidura tras las elecciones vascas y gallegas y, asumiendo que no sentará a Podemos y C´s, que se oponen al pacto “con las fuerzas del cambio” que resucita Sánchez, quiere evitar a toda costa que le culpen de provocar terceras elecciones. Y mientras se resuelve la cuadratura del círculo el Gobierno, por si acaso, ya planea un cambio de la ley en 20 días para evitar elecciones generales, las terceras, el Día de Navidad. Entretanto, según NCReport, si hoy se celebraran elecciones, todos los partidos perderían en número de votos a causa de la alta abstención como respuesta al asqueo político, aunque las volvería a ganar el PP con el 34´8% de votos y entre 142-146 escaños, seguido del PSOE con el 22´4% y entre 82-85, Unidos Podemos con el 20´7% y entre 67-70, cerrando el cuarteto Ciudadanos con el 12´1% y entre 30-31 escaños; un panorama no demasiado diferente al actual, aunque, de confirmarse, casi se podría conseguir mayoría absoluta en caso de reeditarse el pacto PP-Ciudadanos…. pero, en fin, como siempre digo, sólo se trata de encuestas.
            En cuanto a otros asuntos cabe destacar que las agendas de los tesoreros de Artur Mas y de los constructores revelan las reuniones para pactar mordidas por las que la cúpula de CDC amañaba los contratos y cobraba el 3%; que la Guardia Civil interrumpe las batidas para encontrar a Diana Quer, mientras los conflictos familiares salpican las pesquisas dirigidas a localizar a la joven y su búsqueda se extiende a Italia y Portugal ante la falta de pistas; que más de 700.000 alumnos inician el curso sin saber si deberán pasar la reválida y el Gobierno asume que deberá modificar este examen ante su enorme rechazo y cambiará la “ley Wert”; y que en Valladolid se celebra una emotiva corrida de toros como homenaje al fallecido torero Víctor Barrio en la que han participado las figuras del toreo más relevantes como Manzanares, El Juli, Morante, Talavante, José Tomás y Juan José Padilla.   
            Y en el exterior cabe citar que el futuro de Siria se convierte en el eje de la cumbre del G-20; que el Estado Islámico pierde su última salida al exterior en la frontera de Turquía; que el Papa canoniza a Teresa de Calcuta, “la santa de los pobres”, ante 120.000 peregrinos llegados al Vaticano; que tras el acuerdo de paz  en Colombia el Presidente Santos dice que “hacer justicia sobre 52 años de guerra es imposible”, mientras la mayoría de colombianos se opone a que los líderes guerrilleros tengan un escaño; y que la ultraderecha supera al partido de Merkel en Macklemburgo Pomerania Occidental, donde han ganado los socialdemócratas  con el 30´2% de votos, seguido de Alternativa para Alemania con el 21´9% y de los conservadores con el 19%, un verdadero descalabro electoral, con lo que en unas regionales los radicales ultraderechistas superan por primera vez al partido de Merkel con el trasfondo de la crisis migratoria como argumento recurrente….. ¡Menos mal que en Alemania no hay problema alguno para que socialdemócratas y conservadores pacten lo que más conviene al país tras los resultados electorales!  
Jorge Cremades Sena