lunes, 30 de mayo de 2016

DESCARTADA LA GRAN COALICIÓN



                        Mientras los partidos quieren acortar los plazos para formar Gobierno, por lo que los grupos se disponen a acelerar el proceso tras el 26-J para que el debate de investidura no se demore más allá de julio (ya tenemos bastantes demoras de ingobernabilidad), Maritxell Batet, “número uno” del PSC por Barcelona como sustituta de Carme Chacón, reafirma categóricamente: “Descarto de forma total la gran coalición”, con lo que ya sabemos que, aunque llegase a España el caos, el PSOE, según ella y su jefe, Pedro Sánchez, se negaría a un gobierno de salvación nacional por mera cuestión estética, en tanto que su sucursal en Cataluña, el PSC, no tiene problema alguno en que su jefe, Iceta, participe en una manifestación independentista contra el Tribunal Constitucional. Y luego se extrañan de que el PSOE ande buscando la forma de sobrevivir a lo que llaman la pinza entre PP y Podemos, cuando lo que le hace cada vez más difícil sobrevivir son sus incoherencias, su indefinición y ambigüedad calculada, sus ocurrencias y despropósitos, su carencia de liderazgo solvente y la ausencia de un discurso uniforme y aplicable en todos los territorios de España. Y ante semejante comportamiento de los líderes socialistas Rajoy se limita a ignorar a Sánchez, prefiriendo cargar contra Podemos y lo que significa, y, lanzando una ofensiva contra Colau y Carmena, presentarse ante el empresariado (todos los líderes han pasado por el Círculo de Empresarios) como el único bastión antipopulista, y advirtiendo de que no hará nada diferente tras el 26-J,  “no soy persona que cambie de opinión fácilmente” dice, como contraste con las mudanzas de opinión de otros. Por otro lado Javier Marías, escritor y académico de la Lengua, manifiesta que “Pablo Iglesias es una figura megalomaníaca”, mientras Cristina Cifuentes afirma que “Ciudadanos es la cara amable del PP”. Así transcurre la precampaña electoral en medio de nuevos enfrentamientos entre “okupas” y policía en Barcelona, mientras Junqueras impulsa la moneda catalana en pleno riesgo de quiebra económica, favorecido y propiciado por la quiebra política en Cataluña, ya que la Generalitat tiene incluso el informe para implantar el “eurocat”, que, en todo caso, ni serviría para pagar el petróleo, ni las deudas, ni casi nada, pero, ¡eso sí!, sería la inútil moneda de cambio con la que los líderes independentistas totalitarios dotarían a los catalanes una vez fueran excluidos del euro y de la UE en caso de conseguir finalmente una independencia de forma unilateral. ¿Cabría descartar un gobierno de concentración nacional, una gran coalición gubernamental, ante semejante amenaza real a nuestro sistema democrático? En todo caso, la mejor forma de dilatar en el tiempo semejante felonía, e incluso evitarla, es no participar, ni favorecer, ni apoyar gobiernos locales o territoriales dirigidos por independentistas radicales o populistas trasnochados, ni cogobernar con ellos, ni apoyarse en ellos para gobernar…. Son simplemente incompatibles con la democracia. Y, por supuesto, no participar en sus manifestaciones contra las instituciones del Estado, como es, por ejemplo, el Tribunal Constitucional.
                   Y mientras Competencia investiga a las grandes agencias de publicidad ya que, al parecer, cinco de las grandes han podido pactar precios en campañas de anuncios institucionales, sale a la palestra la noticia de que Felipe González pidió por carta, fechada el 2-11-2009, al genocida Omar Al-Bashir, presidente de Sudán, favores para su amigo Zandi lograra un yacimiento petrolífero y lo hizo sólo dos meses después de que La Haya ordenara detenerlo por crímenes de guerra, manifestando en dicha carta: “conozco personalmente al señor Zandi… es una persona honorable, seria, trabajadora y con relaciones internacionales al más alto nivel; lleva muchos años dirigiendo Star Petroleum y otras compañías con demostrada profesionalidad y eficiencia”.  
                   Y en el exterior, mientras la oposición a las reformas conduce a Francia hacia el caos, con lo que a pocos días de la Eurocopa el Gobierno hace frente al peor estallido de violencia en dos décadas, y la extrema derecha saca ventajas del conflicto, tanto Hollande como Merkel alertan del resurgimiento del nacionalismo que provocó dos guerras mundiales, concluyendo en el centenario de la batalla de Verdún en que “las fuerzas de la división de Europa están aquí de nuevo”. Y los europeos no escarmentamos. Entretanto el ISIS se expande a otras provincias y se descentraliza como Al Qaeda tras las derrotas sufridas en Siria.
                   En cuanto se refiere al fútbol el Real Madrid se alza en Milán con la undécima Copa de Champions frente al Atlético de Madrid, en un encuentro muy combatido y muy igualado imponiéndose en los penaltis tras una prórroga después de acabar los 90 minutos 1-1 con goles de Sergio Ramos y Carrasco, amén de un penalti fallado por Griezmann, por lo que los jugadores y seguidores madridistas celebran por todo lo alto su éxito, aunque, desgraciadamente, las fiestas habituales en estos casos hayan sido ensombrecidas por un atentado en Irak en la que al menos han muerto doce seguidores madridistas mientras veían la final en un café de la ciudad de Al Muqdadiya; descansen en paz.
Jorge Cremades Sena