jueves, 5 de mayo de 2016

LA FACTURA ELECTORAL



                        Empezamos bien la precampaña electoral. Nuestros partidos discrepan hasta en la factura electoral, convirtiéndola en la primera batalla partidista del 26-J: Podemos propone gastar más en su campaña y que el resto reduzca hasta un 75% al proponer en la reunión de hoy con todas las formaciones que el tope de gasto sea de tres millones, más de lo que invirtió en el 20-D, mientras PP y PSOE quieren recortar un 30% el presupuesto pero no renunciar al “mailing” de cada partido como reclama Ciudadanos, que defiende un ajuste del 50%, lo que obviamente beneficiaría a las siglas con menos escaños. Como ven, ya desde el inicio y en asuntos organizativos, que no programáticos, cada partido va a lo suyo, aunque esperamos que, al menos en esto, sean capaces de llegar a un consenso que satisfaga a todos. Entretanto, Podemos y PSOE inician la lucha por la hegemonía de la izquierda; los socialistas sitúan a los emergentes en el comunismo (ya era hora en vez de soñar con pactar con ellos y rebatirlos) e Iglesias ignorará a Sánchez, aunque sostiene que si le gana en las elecciones y puede formar gobierno con el apoyo socialista propondría a Sánchez como su vicepresidente de gobierno (¡que los dioses nos cojan confesados!). Por su parte el PP empuja a Rajoy a no esquivar el debate a cuatro, por lo que altos cargos del partido intentan vencer sus reticencias, aunque como alternativa se plantean encuentros cara a cara con los otros candidatos (el debate a cuatro, tras como tienen planteado el cordón sanitario todos los partidos pondría a Rajoy en clara desventaja y se convertiría en una especie de todos contra uno). Así andan nuestros ilustres candidatos en este arranque electoral, mientras condenan a los votantes a una ausencia de propuestas programáticas concretas que, contrastadas y razonadas, puedan ilustrarles a la hora de emitir su voto. Esperemos que durante la campaña al menos sean capaces de exponer con claridad sus recetas mágicas, razonables y razonadas, para sacar definitivamente a España de la crisis y desatascar los grandes retos que nuestro país tiene planteados no sólo en el terreno económico y social, sino también en el terreno político-estructural, con graves amenazas como el independentismo o los populismos radicales antisistema, así como el terrorismo yihadista, que amenazan seriamente nuestra convivencia futura en paz, libertad y progreso dentro de nuestro sistema democrático. Graves asuntos que de entrada requieren un gobierno sólido y con amplio respaldo ciudadano, fruto de un imprescindible consenso, en vez del enfermizo y pernicioso disenso a que últimamente nos tienen acostumbrados los líderes partidarios, poniendo por delante sus particulares intereses frente a los intereses generales de todos los españoles.
            Entretanto, mientras el BCE eliminará paulatinamente los billetes de 500 euros (intocables para muchos mortales) para evitar su uso en actividades ilícitas, y mientras los jóvenes españoles prefieren hoy en día ser emprendedores antes que funcionarios, la buena noticia es que en el mes de abril disminuye el desempleo, cayendo a su nivel más bajp desde agosto de 2010, aunque cuatro de cada diez contratos que se han firmado han sido de camareros, con lo que de los 157.481 ocupados nuevos 62.113 son en este sector de actividad económica.
            En cuanto a noticias del exterior se refiere cabe destacar que Chanel exhibe ya su lujo en Cuba con un desfile de alta costura; que Trump lleva su populismo a un pasito de la Casa Blanca, pues el polémico millonario fuerza la retirada de sus rivales republicanos y será sin duda el contrincante de Clinton, haciendo realidad la “pesadilla” populista para los republicanos de cara a las próximas presidenciales; que la aldea iraquí Al Qosh resiste a los ataques yihadistas, siendo el último bastión cristiano frente al IS entre rezos y AK-47; y que Holanda fichará a niños de 9 años por vínculos con el yihadismo en registros ad hoc.  
            Y en futbol la ciudad de Madrid ya ha ganado la Champions en semifinales, pues el equipo de Zidane, tras vencer en el Bernabeu al Manchester City por 1-0, con un golazo increíble de Bale, se ha proclamado finalista, junto al Atlético de Madrid, con el que se enfrentará de nuevo por la Copa Europea, en esta ocasión en Milán, donde se reeditará la final de Lisboa entre dichos equipos. Suerte a ambos y que gane el mejor.

Jorge Cremades Sena