jueves, 19 de mayo de 2016

LA VÍA CATALANA



                        El independentismo catalán jalea a Otegi, el líder de Sortu, recibido como un “héroe” por la CUP y Junts pel Sí en el Parlament catalán, mientras marginan a las víctimas del terrorismo, con las que, sin embargo, se reúnen PP y Ciudadanos, en tanto que Forcadell improvisa una cita con ellas para el lunes. Así, a bombo y platillo, el Parlament catalán agasaja al ex miembro de ETA con el entusiástico apoyo de la CUP, JxSí y Podemos, donde el líder “abertzale” manifiesta tener “una sana envidia” por el proceso independentista catalán del que quiere “aprender” y pide a Iglesias que se una al soberanismo y que lo exporte al País Vasco. De esta forma, y poniendo por ejemplo a la CUP y JxSí, Otegi sella con los independentistas “la vía catalana” que diseñó en la cárcel, ya que determinadas conversaciones en prisión revelan que el plan abertzale es ahora seguir los pasos de Artur Mas, que, según el ex etarra, lo ha “hecho de puta madre”. Desde luego, comparado con el siniestro plan del tiro en la nuca, Artur Mas y compañía, lo han hecho de puta madre al no haber ejercido la violencia física, aunque no disminuye un ápice el grave proceder irresponsable y totalitario de los dirigentes independentistas de la Generalitat al actuar al margen de la legalidad democrática vigente, que les ha investido como gobernantes, y saltarse las leyes a la torera para imponer así su proyecto independentista y el inexistente “derecho a decidir” por métodos antidemocráticos, cuando, como gobernantes de instituciones del Estado, que les legitima su autoridad, no sólo están obligados, como cualquier ciudadano, a cumplir la ley, sino además a hacerla cumplir, por lo que, obviamente, están siendo investigados. Ahora ya sabemos que Otegi, tras su macabro historial, se declara alumno de Artur Mas y compañía con el objetivo de imponer, antidemocráticamente y al margen de la Constitución como pretenden en Cataluña, el “derecho a decidir” en el País Vasco…. Y después en Galicia, en la Comunidad Valenciana, en Andalucía…y así sucesivamente hasta convertir nuestro territorio en un mosaico de pequeños estados, o aspirantes a serlo, a la gresca entre unos y otros, como ya sucediera en tiempos pretéritos. En fin, caso insólito en cualquier estado civilizado, desarrollado y democrático, que, obviamente, respondería contra semejantes amenazas a la democracia con todo el peso de la ley emanada de su respectiva Constitución, que siempre legitima al Estado Democrático, precisamente para defenderlo, a ejercer incluso la fuerza y la violencia si fuera necesario para que prevalezca la legalidad democrática. Pero, en fin, estamos en España.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe citar que la deuda pública española supera el 100% del PIB por primera vez en más de un siglo; que Bruselas aplaza la multa a España por el déficit hasta después de las elecciones y la Comisión Europea exige un ajuste de 8.000 millones en dos años; que el PSOE creará otro impuesto para poder pagar las pensiones, advirtiendo Jordi Sevilla de que el actual sistema de protección “está en riesgo”; que los vicesecretarios del PP piden un “toque de atención” a Rita Barberá; y que la Junta de Castilla La Mancha en 2013 y siendo presidida por Cospedal ya sabía que en Seseña se vulneraban siete leyes porque la Guardia Civil alertó a la Consejería de Agricultura al respecto.
            Y mientras tanto Podemos, intentando desmarcarse de Venezuela ante el 26-J, critica los ataques a España del líder chavista, aunque a Echenique para hacerlo se le ocurre comparar a Maduro con Rajoy, el líder del PP, “que es hablar de otro país para no hablar del suyo”. Nadie entiende semejante comparación sin fundamento alguno salvo su inmensa carga demagógica, pues Rajoy y Maduro se parecen como un huevo a una castaña e igual sucede entre la realidad política española y la venezolana. En fin, Echenique sabrá. Entretanto Maduro reprime en la calle la democracia que el mundo le exige y utiliza blindados y gases lacrimógenos para disolver a miles de manifestantes mientras EEUU le pide “escuchar la voz del pueblo” y crece la presión internacional, pues la oposición venezolana, mayoritaria en el Parlamento, desafía en las calles el estado de excepción impuesto por Maduro.
            En cuanto a otros asuntos del exterior cabe destacar que se ha desatado cierta tensión entre Facebook y los republicanos de EEUU por si la red está censurando o restando visibilidad a noticias del ámbito republicano; y que una aficionada iraní al futbol se salta la prohibición de que las mujeres entren en los estadios y de forma osada lo hace en el de Azadi de Teherán para ver a su equipo.
            Por cierto, mientras el Sevilla hace historia y consigue su quinta Europa League en una década tras vencer en Basilea al Liverpool por 3-1, se desata una polémica en España para la final de la Copa del Rey en el Calderón entre el Barça y el Sevilla, ya que el Gobierno prohíbe las “esteladas” en dicha final, tal como recomiendan las instituciones deportivas, y la respuesta de Puigdemont es no asistir al Calderón por ello. En fin, enhorabuena al Sevilla.
Jorge Cremades Sena