miércoles, 15 de junio de 2016

INCERTIDUMBRES EN LA UE



                        Mientras la justicia de EEUU falla a favor de la neutralidad en Internet, considerando la sentencia que la banda ancha es un servicio básico, como la electricidad o el agua, la UE, y especialmente Reino Unido y Francia, padece de serios nubarrones que generan serias incertidumbres de cara al futuro. En Reino Unido todas las encuestas dan una amplia ventaja a los partidarios del “Brexit”, por lo que el temor a la salida británica de la UE, que ha hecho perder a las Bolsas nada menos que 400.000 millones de euros en tres días (las empresas del Ibex, por ejemplo, han perdido 37.600 millones en sólo tres sesiones), provoca que Bruselas prepare una reacción urgente por el riesgo de que por primera vez uno de los estados miembros de la Unión decida abandonar el club y celebrará una cumbre extraordinaria tras la votación en Reino Unido; de momento y a expensas de lo que pueda suceder, los mercados hundidos y los inversores buscando refugio en Alemania, cuando las cosas, según los expertos, pueden ir a peor. Por otro lado en Francia un yihadista ataca en París en plena alerta antiterrorista, degollando a dos policías en nombre de Daesh en pleno estado de alerta y con 100.000 agentes en las calles, mientras además París trata de responder a violentas huelgas sindicales, lo que obliga a Francia a afrontar, en plena celebración de la Eurocopa de Fútbol, el mayor desafío a su seguridad y por ende a la de todos los europeos; el lobo solitario, que asesinó al policía y a la funcionaria y retransmitió su ataque por Facebook antes de ser abatido, tenía en el punto de mira a policías, periodistas y funcionarios del Estado. En fin, un tormentoso panorama que amenaza seriamente a aquella Europa unida surgida tras la terrible Segunda Guerra Mundial, en la que soñamos todos, y que, tras casi lograr hacer realidad el sueño, consiguiendo convertirse en el lugar del mundo donde mejor se vive, donde se disfruta de las mayores libertades y derechos humano, así como de los mejores servicios públicos como la sanidad, la educación y los servicios sociales más avanzados…. justo cuando se tiene todo esto y con perspectivas de ampliarlo y mejorarlo, algunos, desde dentro, quieren volver a los desencuentros del pasado, que tanto daño causaron, mientras otros, desde fuera, pretenden volar el proyecto mediante la violencia y el terror. Esta situación y el caldo de cultivo generado en los países europeos por posiciones políticas “in crescendo” de corte ultranacionalista, radical, populista y euroescéptica, tanto de extrema izquierda como de extrema derecha (según los distintos países y, en algunos, ambas), empeñados en que olvidemos todo lo que pasaron nuestros padres, abuelos y tatarabuelos, que todavía causa pavor en la memoria colectiva, y decididos a que de nuevo la trágica historia se repita.
                   Ya en España, donde como europeos no estamos exentos de la amenaza citada anteriormente, añadiéndole obviamente nuestra peculiar idiosincrasia, que lo empeora todo, seguimos con la resaca del debate a cuatro. Como siempre, en estos casos, hay versiones y análisis para todos los gustos. Si, según Metroscopia, el debate lo ganó Iglesias para el 22% de los encuestados (le seguiría Rajoy para el 18%, Rivera para el 14% y Sánchez para el 6%), según NCReport el más convincente fue Rajoy que lo ganó para el 25% de los encuestados, mientras que el 21´5% cree que lo hizo Iglesias, mientras sólo el 13´3% ve “presidenciable” a Rivera. Y si, para Metroscopia, el debate sólo valió para cambiar el voto al 5% de los electores, para NCReport hizo que lo cambiara el 13´7% de ellos. En fin, lo cierto es que, al margen de estas encuestas y valoraciones sobre el debate, pudo servir para polarizar más aún la campaña en una nada descartable situación de empate técnico entre quienes prefieren la opción de un gobierno PP-Ciudadanos y las que prefieren la de un gobierno PSOE-Unidos Podemos, consolidando así una especie de bipartidismo a cuatro por parejas para hacer más difícil todavía la gobernabilidad en el momento histórico más inoportuno. Y, mientras Rajoy toma cierto impulso, aunque sabe que Rivera no le dejará gobernar si el PP no sube en escaños, Iglesia sueña con el “sorpasso” al PSOE para obligar a Sánchez a optar entre un gobierno del PP, dejándole gobernar, o un gobierno de coalición Unidos Podemos-PSOE, cuando sabe que su primordial objetivo, al menos de momento, es hundir a los socialistas y hacerse con el liderazgo de la izquierda… más adelante, ya veremos, si ha fagocitado a IU ¿por qué no al PSOE?. En todo caso, la situación genera preocupación en Ferraz que programa de urgencia un acto no previsto para compensar el desánimo, aumentado tras el debate, al extremo de que mientras, con mayores o menores argumentos, todos los candidatos debatientes han hablado sobre el mismo, Pedro Sánchez, al ser preguntado en plena campaña, contesta “he venido a repartir folletos, no a hablar del debate”… ¡con todo lo que podría decir contra su real adversario Pablo Iglesias para atraer los votos socialistas que se le han fugado! Aunque claro, correría el riesgo de que el podemita le echara en cara que qué hace entonces apoyando y participando en gobiernos locales y autonómicos de claras tendencias ultra-radicales, independentistas y antisistema (incluidas la CUP) compartiendo con ellos el único objetivo político de desalojar al PP y a Rajoy al no ganar por mayoría absoluta… en fin, demasiadas incoherencias y escasos argumentos para salir airoso ante el electorado, especialmente ante el electorado socialista, a los demás les viene como anillo al dedo, y a España fatal.
                   En cuanto a otros asuntos, cabe destacar que Hacienda amonesta a la Generalitat Valenciana (uno de los gobiernos a trancazos de los citados anteriormente, al extremo de que es tan sustancioso para Podemos que su eslogan ahora en Valencia es “A la valenciana”) por no pagar a sus proveedores, por lo que el Ministerio limitará el gasto de la Comunidad hasta que ésta reduzca su periodo medio de pago por debajo de los 60 días si la región persiste en semejante demora, con lo que le obligaría a retener sus fondos como ya ha hecho con Aragón y Extremadura…. ¿tendrá todo esto algo que ver con el objetivo que tenía Tsipras de pagar las deudas tarde, mal y nunca?; no lo sé, pero se me antoja que es la única fórmula capaz de, como dice Unidos Podemos en el folleto de Ikea, incrementar el gasto público mastodónticamente. Así, cualquiera. Cabe citar además que la reapertura de Garoña provoca un desacuerdo entre Iberdrola y Endesa; que Mario Conde espera una garantía de 300.000 euros para salir hoy de prisión; y que, pase lo que pase en el resto de España, el PSOE tiene garantizada la victoria electoral sin paliativos en Almonte, verdadero santuario socialista, donde logra sus mejores resultados ya que hasta los más jóvenes les votan.
Jorge Cremades Sena