jueves, 23 de junio de 2016

LA CAMPAÑA EN LAS CLOACAS



                        Unas filtraciones grabadas de unas conversaciones hace dos años en el despacho ministerial entre el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el Director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, lleva la campaña electoral a las mismísimas entrañas de las cloacas del Estado, ya que, como era de esperar, todos los partidos, incluidos los independentistas catalanes, se han lanzado al acoso y derribo del citado ministro (y, de paso, del Presidente del Gobierno), en vez de exigir una investigación profunda sobre quién o quiénes han grabado y filtrado ilegalmente dichas conversaciones dentro del Ministerio, la única actividad claramente delictiva de momento, lo que, como principio para la insistente regeneración democrática, que proponen algunos con buen criterio, no hubiera estado nada mal. Además, filtradas y publicadas cuando quedan pocos días de campaña electoral, después de dos años (una casualidad como otra cualquiera, dirán algunos), apunta a una cierta intencionalidad electoralista por parte de algunos, lo que aumenta la gravedad del asunto. Ante la petición de dimisión del Ministro por parte de todos menos del PP por las conversaciones sobre CDC y ERC, Fernández Díaz denuncia una trampa electoral y dice sobre las mismas “estoy absolutamente tranquilo; no hay ninguna ilegalidad” y “no les voy a dar a los soberanistas el gusto de dimitir”, mientras los independentistas utilizan el caso para cuestionar los escándalos de corrupción y exigen, ¡faltaría más!, archivar la causa, presuntamente delictiva, del 9-N. Añade el Ministro que su conversación con el Director de la Oficina Antifraude, nombrado por el Parlament de Catalunya, forma parte de la lucha contra la corrupción y coincide con Rajoy en que la filtración de las conversaciones de hace dos años busca simplemente dañar al PP ante el 26-J, es decir “perjudicarme a mí y a mi partido” ya que no cree en las casualidades. Ya se ha iniciado una investigación al respecto en la que la agenda del Ministro será clave para saber quién hizo o pudo hacer las escuchas ilegales en su despacho, mientras Sánchez, Rivera e Iglesias se unen para pedir la dimisión del Ministro junto con los independentistas. Algunos destacan que las filtraciones destapan la “policía patriótica” que actúa desde Interior, donde un grupo de policías trabaja para desprestigiar a políticos de partidos soberanistas y frenar el secesionismo en Cataluña; otros que las grabaciones acreditan que presionó al Director de Antifraude para investigar a líderes soberanistas…. olvidando todos ellos, que lo que estaba en juego entonces era un “procés” totalitario, totalmente antidemocrático, dirigido por los propios dirigentes de la Generalitat que pretendían saltarse la legalidad a la torera… En fin si este tipo de asuntos no han de tratarse, con mayor o menor fortuna, entre el Ministerio de Interior y la Oficina Antifraude, ¿dónde y cómo habrá que hacerlo? ¿No sería más correcto exigir una investigación para desenmascarar a los delincuentes que grabaron las conversaciones y limpiar las cloacas del Estado en vez de llevar la campaña a dichas cloacas con la intención de rentabilidad electoral? En fin, cada uno sabrá lo que hace.
            Y hablando de campaña electoral cabe destacar hoy las declaraciones de Pedro Sánchez al respecto ya que asegura que “no va a haber sorpasso ni en escaños ni en votos”, lo que, a mi juicio, sería lo mejor que podría suceder (y no lo digo guiado por mi corazón y mi ideología socialista, sino intentando ser lo más objetivo posible, como cuando hago críticas, con todo el dolor de mi corazón, a conductas dentro del PSOE que considero erradas), y añade Sánchez que “el acuerdo con Podemos será muy complicado si los resultados refuerzan el ala dura de Iglesias y Monedero”, lo que, a mi juicio, es un grave error (distinguir entre alas duras y blandas dentro de un proyecto radical comunista, diametralmente opuesto al proyecto socialdemócrata es marear la perdiz y dar alas a la confusión ideológica, pues con los totalitarismos hay que ser totalmente contundentes y rechazarlos), añadiendo “estoy convencido de que Iglesias no aparcará el derecho a decidir, aunque diga una cosa en Cataluña y otra en Madrid”, lo que, pongo en duda, ya que si le conviene lo aparcará por razones tácticas (por lo que hay que arremeter contra ese doble o triple discurso de los líderes populistas-comunistas según les conviene), y finalizando con que “Rajoy ya está asumiendo su fracaso cuando dice que no irá a la investidura; todo el mundo le da la espalda”, lo que considero una salida de tono ya que, de momento y según las encuestas, más de siete millones de votos no le dan la espalda y es un error de bulto en democracia descartar tan frívolamente al partido más votado en las elecciones.
            En cuanto a otros asuntos cabe citar que expedientan a nueve colegios de abogados por pactar las costas en Bankia; que en un bufete de Madrid se ha producido un triple asesinato, encontrando los servicios de emergencia a una de las mujeres degollada y a un hombre con un hachazo en la cabeza; y que el Real Madrid de Baloncesto gana el doblete por segundo año consecutivo al proclamarse campeón de la ACB tras derrotar al Barça en el cuarto partido por 91-82
            Y en el exterior, mientras Dilma Rousseff, suspendida como Presidenta de Brasil, dice que “han entrado en el Gobierno como una horda de hunos”, y en Colombia el Gobierno y las FARC sellan definitivamente la paz, poniendo fin a 50 años de guerra firmando hoy en La Habana un alto el fuego, en Reino Unido se celebra el referéndum del Brexit, con lo que los británicos deciden su futuro y, de alguna forma, el de toda Europa, estando los sondeos muy igualados aunque hay un alto número de votantes indecisos, y mientras Bruselas avisa sobre el Brexit de que “fuera es fuera” (con todas las consecuencias) el nieto de Churchill manifiesta que su abuelo “votaría por la permanencia”….. en fin, la suerte está echada.
Jorge Cremades Sena