miércoles, 8 de junio de 2016

SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD POLÍTICA



                        El afán de Pablo Iglesias de apropiarse en beneficio de Podemos de la etiqueta “socialdemócrata” de cara a la inminente campaña electoral provoca no pocos conflictos internos y con el PSOE, genuino representante del socialismo democrático e integrado por tanto en la Internacional Socialista. En efecto, la diarrea mental ideológica que conforma Podemos al integrar tan diversas ideologías en su seno con el afán de diluirlas en un populismo radical de izquierdas ha llevado al PCE, alma mater de IU, recientemente integrada en Unidos Podemos, a iniciar un boicot al “maquillaje” socialdemócrata de Iglesias, mediante una campaña en las redes sociales bajo el eslogan “somos comunistas” para reivindicarse como lo que siempre han sido y, por tanto, desafiando al líder podemita, aunque hay que decir que en dicha campaña ni Garzón, ni IU participan, evidenciando su disgusto por la misma. Asimismo el intento de Iglesias de apropiarse de la etiqueta del socialismo democrático en la campaña electoral con el único afán de robarle votos, suplantando así la identidad ideológica del PSOE, provoca que figuras históricas y actuales del partido respondan a Pablo para defender su identidad socialdemócrata ante Podemos, que, por otro lado no tiene reparo alguno en mostrar sus dientes de lobo comunistas bajo la apariencia de piel de cordero socialdemócrata cuando se trata de oponerse a la oposición venezolana, volviendo sus afines a boicotear un acto suyo en la Puerta del Sol, organizado por la Asociación Civil de Venezolanos en España, al grito desafiante de “¡Viva Chávez!” u oponiéndose a pedir la libertad del preso político Leopoldo López (cuyo partido pertenece a la Internacional Socialista) al rechazar, junto a IU, pactar una resolución de la Eurocámara, que hoy exigirá también a Maduro respetar el legal referéndum recovatorio que pide la Asamblea de Venezuela, mayoritariamente opositora tras haber ganado las elecciones, con el cínico y demagógico argumento de que la UE “sólo busca desestabilizar a un país hermano”, cuando de lo que se trata es de que en dicho “país hermano” se recupere la libertad y la dignidad de su pueblo. Resulta patético Alberto Garzón cuando, en consonancia interesada con Iglesias, sostiene que en Venezuela no hay dictadura y que “Leopoldo López es un golpista”, aunque no debiera sorprendernos su postura, que está en genuina consonancia con el comunismo más rancio, lo que sorprende es que no reaccione, como hace el PCE, ante el intento de Iglesias de suplantar la identidad socialdemócrata, y se someta dócilmente a los postulados populistas de los líderes podemitas, entre ellos diluir en la nada no ya al clásico PCE, sino también a Izquierda Unida.
                   Entretanto Sánchez advierte a los barones del PSOE de que él controlará los pactos y los someterá a la consulta de las bases, avisando a Díaz de que “los pactos los decide la militancia”, deriva asamblearia a semejanza de lo que hace Podemos que no parece el camino más sensato para defenderse de la pretendida usurpación de la ideología socialdemócrata que busca Iglesias, pues no es una de sus genuinas señas de identidad el asamblearismo en el socialismo democrático. Por su parte el PP asume que el Gobierno depende del relevo de Sánchez, pues cree que el actual líder del PSOE nunca apoyará a Rajoy y confía en que su salida tras un mal resultado el 26-J fuerce “al menos una abstención”; además en Génova, sede del PP, se desconfía de Rivera y se da por hecho que no firmará un pato de Gobierno, sino que sólo podrán contar, en el mejor de los casos, con un apoyo de investidura. Panorama inquietante pues de cara a la gobernabilidad solvente de España tras el 26-J, salvo que los ciudadanos lo remediemos a última hora, ya que, según las encuestas, más bien vamos hacia una legislatura de inestabilidad e incertidumbre, como sucede en Cataluña, donde el Gobierno de la Generalitat, cogido con pinzas, hace aguas por todas partes, pues los anticapitalistas de la CUP vetan los presupuestos, manteniendo su enmienda a la totalidad de las cuentas presentadas por Junts pel Sí, y dejan en el aire la legislatura, obligando probablemente a la convocatoria de otras elecciones catalanas; la CUP, genuina representante del asamblearismo, así lo ha decidido por tres votos de diferencia, aunque, cínicamente, afirma que para nada paran el proceso soberanista, único nexo de unión entre quienes decidieron conformar un multiforme gobierno ideológico tras una investidura cogida por pelos y a última hora en otra consulta asamblearia de la CUP. Y en estas circunstancias el Tribunal Constitucional anula la declaración soberanista del Parlamento Catalán… pero ya sabemos que los independentistas totalitarios catalanes se pasan estas decisiones por el arco del triunfo: ¡y así va Catalunya!
                   En cuanto a otros asuntos se refiere, mientras el BBVA se convierte en la primera gran empresa en sumarse a la causa contra Ausbanc, el Ministerio de Educación apercibe a ocho CCAA por la Lomce, en tanto que los alumnos cántabros tendrán una semana de vacaciones cada dos meses, tras decidirlo así las autoridades de Cantabria, cuando los padres dicen “no vemos ni las razones ni las ventajas”; y es que ni hay razones, ni ventajas, en este caótico sistema educativo español, inexistente de hecho desde el momento en que se decidió traspasar todas las competencias (como sucede en Sanidad) a las CCAA, cuando lo razonable hubiese sido simplemente traspasar a lo sumo la gestión educativa (y sanitaria) a los entes territoriales pero, en ningún caso, las competencias decisorias de índole programático-ideológico que sólo han servido para desigualar a los españoles ante derechos tan fundamentales, contraviniendo en parte, lo estipulado en la Constitución, sobre todo si, como es el caso, cada Comunidad Autónoma decide por su cuenta y transgrede las directrices e incluso lo estipulado en la legislación nacional educativa o sanitaria.
                   Y en el exterior, mientras otro atentado en el centro de Estambul provoca once muertos, Hillary Clinton se convierte en la primera mujer en conseguir la candidatura a la Casa Blanca, al alcanzar el número de delegados suficientes frente a su contrincante en el Partido Demócrata Sanders a quien ya aventaja en tres millones de votos, aunque él se considera con más posibilidades de enfrentarse al republicano Trump.
                   ¡Ah, y la Selección Española de Fútbol pierde 0-1 contra Georgia en el último partido de preparación para la Eurocopa que se celebra en Francia, donde España envía a policías y tedax para acompañar a los aficionados.
Jorge Cremades Sena