jueves, 14 de julio de 2016

A DÍA DE HOY, NO



                        Como se esperaba, tal como lo venía anunciando, Pedro Sánchez en su entrevista con Rajoy dice “no” al PP y a la investidura del Presidente en funciones, con lo que de los famosos tres “noes” ya sólo le queda al líder socialista decidir a cuál de los dos restantes (no a presentarse él a la investidura y no a terceras elecciones) dirá “sí” de forma directa o indirecta. No obstante, el “no” matizado de Sánchez con la coletilla del “a día de hoy”, que le diferencia de la contundente, errada y rotunda respuesta anterior “no es no”, alberga cierta esperanza a que, antes o después, a día de mañana, opte por dejar simplemente que gobierne el partido más votado, el PP, que le saca nada menos que 52 diputados, lo que no supone apoyar sin más a un futuro gobierno popular, sino impedir que vayamos a unos terceros comicios, que nadie desea, al no haber alternativa, pues sería una irresponsabilidad manifiesta pretender gobernar con 85 escaños socialistas, más toda la heterogénea sopa de letras que se le sumaran sin ninguna afinidad política o incluso con ideologías opuestas (los convergentes independentistas de Artur Mas y los populistas marxistas-leninistas de Iglesias ya han anunciado su respaldo a Sánchez por si comete de nuevo el error de picar el anzuelo, tal como hizo, estando en mejores condiciones de credibilidad que hoy, tras el 20-D con su errado y fracasado intento). Y ante semejante posibilidad, Rajoy, dispuesto a ir a la investidura a primeros de agosto si el PSOE se abstiene, anuncia su intención de solicitar la confianza del Congreso el próximo 2 de agosto, aunque, si al final del plazo no ha logrado suficientes apoyos, llamará a los partidos para buscar un acuerdo, abriendo así un “periodo de reflexión” colectivo, o definitivamente ir de nuevo a las urnas el 27 de noviembre, mientras Moncloa cree que tanto Sánchez con su “no a día de hoy” como Rivera con su voto contrario en primera votación y su abstención en la segunda, lo que buscan es una investidura fallida del líder popular. Y en este juego de acertijos del “no a día de hoy” de Sánchez para facilitar la investidura, aunque añade además que su partido “siempre estará en la solución” (sin especificar cómo), aparece Emiliano García-Page, importante barón socialista, diciendo que “el volante sólo lo puede llevar uno y tiene que ser Rajoy”, asegurando que “no va a haber terceras elecciones” y que el PSOE tendrá “la habilidad para encontrar una solución” ante el peligro de bloqueo…. En fin, veremos pues qué conejo piensan sacar los socialistas de la chistera y entenderemos donde está el truco para que Sánchez permanezca fiel a los tres “noes” del Comité Federal y a su vez haya una investidura presidencial. Y, si es así, si no es un truco, ¡para qué tener oculto el conejo y hacer perder el tiempo y los nervios a los españoles! Desde el sentido común y la racionalidad no se entienden estos juegos malabares cuando lo urgente es hacer política con mayúsculas.
            En cuanto se refiere a otros asuntos cabe destacar, si es que hay algo más destacable que la incertidumbre política, que la UE avala que los bancos devuelvan sólo una parte de las cláusulas suelo, limitando las devoluciones a partir del 9 de mayo de 2013 para evitar una quiebra del sector y provocando cierta frustración en los afectados; que la izquierda “abertzale” se suma por vez primera al homenaje en Ermua a Miguel Ángel Blanco con la presencia en el mismo de representantes de EH Bildu; que el socio de Jordi Pujol Jr. financiaba a CiU a cambio de contratos de basuras, acusando así la Guardia Civil a Buesa de “compensar debidamente” al partido por recibir “trato de favor” en licitaciones públicas; y que el profesor que, entre otros energúmenos, se mofó indecentemente de la muerte del torero Víctor Barrio, es un político frustrado y seguidor de Mónica Oltra, mientras Vicent Belenguer, que así se llama el sujeto, denuncia que le “piratearon” su Facebook… en fin, sin más comentarios.
            Y en el exterior, mientras Trump en EEUU incluye en su programa electoral el muro con Méjico, la nueva Primera Ministra de Reino Unido, Theresa May, nombra Ministro de Asuntos Exteriores británico a Boris Johnson, ex alcalde de Londres y uno de los artífices del Brexit, desafiando así a la UE con la que tendrá que lidiar el proceso de salida de Reino Unido de la misma.
Jorge Cremades Sena