jueves, 21 de julio de 2016

NEGOCIACIÓN ROCAMBOLESCA



                        Como ya es sabido, la Presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha sido elegida en la segunda votación gracias al pacto PP-Ciudadanos con 169 votos (137 del PP y 32 de C´s) frente a Patxi López con 155 votos (85 del PSOE y 70 de Unidos Podemos). Hasta aquí todo según lo previsto al no haber querido entrar Sánchez, como sucediera tras el 20-D, en las negociaciones para conformar la Mesa. Igualmente normal la elección de Ignacio Prendes de C´s como Vicepresidente Primero con 96 votos (32 de Ciudadanos y 64 del PP), la de Micaela Navarro del PSOE como Vicepresidenta Segunda con 85 votos (los socialistas) y la de Gloria Elizo de Podemos como Vicepresidenta Cuarta con 71 votos (los podemitas unidos); sin embargo la sorpresa salta cuando la popular Rosa Romero es elegida Vicepresidenta Tercera con 83 votos (los 73 que le quedan al PP tras prestar 64 a Prendes, que hubieran bastado para superar a la podemita Elizo, más 10 votos anónimos que sólo pueden surgir de los partidos nacionalistas o independentistas, aunque ellos lo nieguen). Curiosamente estos votos anónimos, sin los cuales todo hubiese quedado igual, han desatado la rabia de los dirigentes del PSOE y de Unidos Podemos, quienes, decepcionados, seguramente esperaban inesperados apoyos nacionalistas a sus candidaturas a la Mesa que no se han producido. Pero también les han servido para pedir explicaciones al PP sobre lo que ya consideran unos “pactos secretos” con vascos y catalanes de cara a la investidura de Rajoy, por lo que le piden que explique a cambio de qué, mientras que los populares, que ya recibieron cuatro votos de más en la Mesa de la anterior frustrada legislatura (misterios sin resolver), en sintonía con los dirigentes del PNV y el PDC, niegan dichos pactos e intentan calmar a Ciudadanos, cuyos dirigentes, incluso se replantean la abstención en segunda votación de investidura amenazando con el “no”, lo que haría la ya difícil negociación de gobernabilidad más rocambolesca todavía. Rocambolesca al extremo de tener que pasar de lograr un “sí” de Rivera para que Sánchez se abstenga (el “no” socialista a 169 o 170 votos sería inimaginable), a luchar por conseguir mantener la reticente abstención naranja y evitar el “no” que dejaría al PP con sus 137 votos mondos y lirondos, apuntando más si cabe a la convocatoria de nuevas elecciones.
            Y de cara a esta negociación rocambolesca, mientras Ciudadanos amenaza con votar en contra de la investidura de Rajoy (y eso que acaban de pactar la Mesa), los medios de comunicación adelantan que el PP profundiza su pacto con los independentistas catalanes (dándolo ya por hecho), que Convergència pospone el debate sobre los planes de sucesión en el Parlament, que el portavoz popular en el Congreso defiende un grupo para los nacionalistas, que Rajoy envía a Rivera datos económicos de previsión de gastos e ingresos del Gobierno para negociar los Presupuestos y le garantiza que no negocia con los nacionalistas mientras el PSOE busca reventar la negociación, que Rivera se opone a que Rajoy facilite a los nacionalistas un grupo parlamentario y que votará “no” si PDC (antigua CDC de Mas) se suma al pacto de investidura (justo lo que recomendaba Sánchez para hacer innecesaria la abstención socialista en la misma), y que, en todo caso, Felipe VI en esta ocasión evitará otra investidura fallida y aplazará la propuesta de un candidato hasta que éste cuente con los apoyos para ganar la votación. Así andan las cosas inmediatamente después de haberse puesto en marcha la legislatura. Ya ven, certidumbre, lo que se dice certidumbre, ninguna; sobresaltos, los que hagan falta. Y todo en función de los intereses particulares de unos u otros y contra el interés general de la mayoría de los españoles. Ya que se acaba de descubrir la existencia de 90 regiones oscuras del cerebro humano siempre cabe preguntarse por cuáles de ellas andarán deambulando nuestros políticos.
            En cuanto a otros asuntos cabe citar que Wanda deja a Madrid sin 30 millones para la reforma de la Plaza de España; que el Gobierno saca 1.000 millones más de la “hucha” de las pensiones; y que Hacienda acusa a De la Rosa de ocultar comisiones de los Pujol, afirmando que el financiero y sus hijos cometieron delito fiscal al utilizar paraísos para esconder los 2´6 millones que percibieron por facilitar a Oleguer Pujol la compra de oficinas del Santander.
            Y mientras España pide a Bruselas dos años extra para rebajar el déficit, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal denuncia al Gobierno por falta de rigor en el control del mismo y le responsabiliza de “el progresivo deterioro de las finanzas públicas” urgiéndole a que las administraciones “apliquen con rigor” las normas que regulan la disciplina presupuestaria, culpando así a la Administración Central de llevar el déficit a una desviación superior a los 11.000 millones en 2016 y excluyendo a las CCAA de la responsabilidad por el incumplimiento. ¡Otro gallo nos cantaría si en España se aplicaran en todas las materias todas las normas y leyes con todo rigor!
            En cuanto al exterior se refiere cabe destacar que el submarino nuclear “Ambush” choca en Gibraltar frente al Peñón contra un buque mercante durante unas obras militares, sufriendo “daños externos” según Londres, y las autoridades británicas no lo hacen público hasta ocho horas después; que la canciller alemana, Ángela Merkel, recibe en Berlín a la primera ministra británica, Theresa May, a quien ofrece tiempo para preparar la salida de Reino Unido de la UE, anunciando la británica que no iniciará el proceso de divorcio hasta 2017 para fijar sus objetivos en las negociaciones; y que hay un centenar de generales ente los 60.000 purgados en Turquía, cuyo mandatario, Erdogan, acusa de que “puede haber países extranjeros implicados en el golpe” y admite fallos en la inteligencia, reconociendo que se enteró del inicio de la rebelión por su cuñado (es paradójico que, estando en la inopia, tuviera tan presto la lista de los miles y miles de purgados hasta el momento).     
Jorge Cremades Sena