domingo, 3 de julio de 2016

¿DÓNDE ESTÁN LOS LÍDERES POLÍTICOS?



                        Mientras España no puede esperar más y, según NCReport, la gran mayoría de los ciudadanos demanda un nuevo Gobierno lo antes posible (el 67% confía en que no haya nuevas elecciones y el 86´3% ve urgente la formación de un gobierno), para que gestione con eficacia los recursos públicos para garantizar las pensiones, el empleo, la seguridad y los servicios públicos, los líderes de los partidos, especialmente los que perdieron el 26-J, andan desaparecidos en los medios de comunicación, especialmente en los audiovisuales, donde era habitual verlos hace cuatro días. ¿Dónde están los líderes perdedores? En fin, menos dando la cara, vaya usted a saber dónde, pero, al parecer, dedicados a sus problemas de liderazgo interno en vez de a los problemas generales de los españoles. Por tanto las especulaciones sobre la formación de Gobierno son para todos los gustos y son los segundones de los partidos quienes de una u otra forma las alientan ante la desaparición de sus líderes. Mientras la mayoría de la gente cree que el PSOE debería de abstenerse para que gobierne Rajoy (único ganador en las elecciones pero con mayoría insuficiente), quien cree que la presión externa a PSOE y C´s dará finalmente paso a su gobierno, por lo que no hará ninguna oferta a dichos partidos si no quieren negociar, se especula con que el PSOE insta a Rajoy a que abra la reforma constitucional y le llama a buscar el apoyo nacionalista a la investidura (recurso tradicional de Felipe González y Aznar cuando no tuvieron mayoría absoluta y que tanto desastre competencial causó ya que obviamente dichos apoyos no son gratuitos), olvidando que hoy los nacionalistas ya se han quitado la máscara que ocultaba su independentismo, aunque también se especula con que al final el PSOE contempla ceder diputados para dejar gobernar a Rajoy. También se especula con que Sánchez se ocultó tras las elecciones para eludir un choque frontal con los barones socialistas y que a Rivera, cuyo protagonismo ha caído en picado al no ser matemáticamente decisivo para la investidura, los empresarios que le auparon le reprochan hoy el veto al Presidente en funciones, un error garrafal que, antes o después habrá que enmendar. En fin, como nadie quiere, hoy por hoy, aparecer ante la opinión pública como responsable directo de la ingobernabilidad del Estado y, por tanto, de la convocatoria de unas terceras elecciones en las que probablemente saldrían más derrotados aún, antes o después los líderes de los partidos constitucionalistas habrán de salir de su escondite, dar la cara y asumir las responsabilidades que les correspondan.
            ¿Y qué pasa con Unidos Podemos cuyo líder es el más escondido de todos, cuando era un fenómeno televisivo de primera magnitud? Pues bien, tras el reconocido fracaso electoral inicial por parte de Iglesias sobre sus expectativas, casi ha desaparecido del mapa mediático que tanto apoyo le ha dado, como él mismo reconocía, para la consolidación indiscutible de su éxito anterior. Al parecer anda intentando levantar un cortafuego para blindar su liderazgo y evitar a los críticos de Podemos (él mismo dijo, haciendo gala de su prepotencia, que si no ganaba las elecciones se iba… pero no se va), pues ya se alzan voces que le señalan como el gran responsable de haber perdido 1´1 millones de votos, por lo que intenta cerrar filas con sus barones y en la cúpula podemita hasta el mismo Errejón niega las evidentes disputas por el liderazgo de la coalición comunista, que le permite a Iglesias afirmar que Podemos está ahora “más cohesionado” y se prepara para ganar, mientras Monedero dice que "es muy probable que Iglesias sea presidente en la próxima elección” y que “a Unidos Podemos le ha faltado calle y le ha sobrado mercadotecnia”, añadiendo que son varios factores los que explican el fracaso electoral de Podemos y que la gran coalición del miedo es el factor central, asunto éste que concuerda con la explicación de Iglesias, quien, evitando la autocrítica, va incluso más allá y señala el miedo a que gobierne Podemos como el único factor que explica la pérdida de más de un millón de votos lo que implícitamente supondría que los propios votantes temen también a Podemos como gobernante.
            Entretanto PSOE, Podemos y los sindicatos, critican el nuevo “hachazo” por parte del Gobierno a la hucha de las pensiones, que ya sólo tiene dinero para tres pagas más, pues se encontró con 66.000 millones en el fondo en 2011 y con la retirada anunciada para pagar la extra de junio ya ha gastado 54.000 millones, justificando el asunto como que para eso se creó el fondo, para usarlo en época de vacas flacas, pero el problema es que, siendo cierto el argumento, vale de forma puntual y excepcional pero no de forma sistemática como es obvio. En fin, lo que se pone de relieve es la necesidad de un gran pacto político, como para otros tantos asuntos, que, en este caso, resuelva y garantice el futuro de las pensiones.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que Tráfico investiga amaño en la concesión de los cursos para recuperar puntos; que Kichi paga en Cádiz cursos de verano con afines a Podemos; que las tentaciones soberanistas del PSC son un lastre para Sánchez; que el Rey Felipe pide en Cataluña ante Puigdemont “aprender a convivir” y “a entenderse y respetarse en sociedades cada vez más diversas”; y que Susana Díaz remodelará su gobierno a la espera del futuro en Ferraz, sopesando introducir cambios para relanzar la legislatura en Andalucía, mientras Madina se recoloca y cuestiona el liderazgo de Sánchez tras “el peor resultado” del PSOE.  
            Y en temas del exterior los problemas en la UE no cesan, pues, tras el Brexit en Reino Unido, ahora es Austria el principal motivo de preocupación. En efecto, Austria repite las elecciones por errores en el recuento ya que el Constitucional ordena repetir la votación en segunda vuelta que la ultraderecha perdió por seis décimas ante el aspirante verde ecologista, con lo que el populismo de derechas vuelve a tener opciones de llegar al poder, quedando reforzado por la decisión, por lo que el FPO, que impugnó las elecciones por el mal control del proceso de recuento de votos, dejando en evidencia al Gobierno austriaco, puede ahora alzarse con la victoria, asunto preocupante ya que es un partido antiinmigración y euroescéptico, que no tiene problema tras lo ocurrido en Reino Unido en plantear algo similar en Austria. Mientras tanto, curiosamente, decenas de miles de británicos marchan por las calles de Londres contra el Brexit y reclaman un Regrexit manifestando su deseo de permanecer en La UE, con lemas en la manifestación como “parad esta locura”, y exigiendo otro referéndum nuevo que pueda enderezar el entuerto; y, mientras España se dispone a pujar por traerse los bancos de la City, en Reino Unido se envalentonan los xenófobos animados por el éxito del Brexit, al extremo de que las ofensas a extranjeros, según la Policía, crecieron un 500% con el referéndum, por lo que tanto la ONU como diversas ONGs ya han mostrado al Gobierno británico su preocupación: baste el siguiente ejemplo, en la puerta del colegio español de Notting Hill aparece una pintada amenazante, “manada de extranjeros” mientras sus empleados y empleadas reciben insultos, diciéndole a una de ellas “jodida española, vuélvete a tu casa”. En fin, es el irrespirable ambiente que provocan las ideologías basadas en el odio, en culpar a los demás de tus propios problemas, que provocaron el siglo pasado el trágico desencuentro entre los diversos Estados europeos y en cada uno de ellos el enfrentamiento fratricida entre sus respectivas sociedades… y ahora que con la UE, a pesar de sus dificultades, la convivencia es posible, algunos se empeñan en volver al siniestro pasado, mientras otros pican en el anzuelo apoyando tan indecentes planteamientos políticos. Los viejos fantasmas del odio y la tragedia andan ya por todas partes, incluida, por supuesto, España, para mayor desgracia de los pueblos y mayor gloria de los liberticidas.
            Y, para terminar, mientras el FBI interroga a Clinton por los correos clasificados, declarando la candidata norteamericana a petición propia durante tres horas, en Venezuela el 80% de los venezolanos quiere que Maduro deje el poder…. es la cara y la cruz de cómo se entiende la democracia y el respeto a la voluntad de los pueblos soberanos. Sin más comentarios.
Jorge Cremades Sena