domingo, 23 de octubre de 2016

EL PSOE DECIDE



                    Llegó la hora de la verdad, hoy al PSOE le toca decidir “sí o sí” aclararse y aclararle a la ciudadanía la entelequia planteada por Pedro Sánchez con su ya famoso “no es no” a todo (a la investidura de Rajoy, a nuevas elecciones, a postularse ya que los ciudadanos le habían enviado a la oposición, a pactos con los independentistas… y casi a la existencia misma). Despejados ya algunos noes, como la pretendida alternativa y el pacto con independentistas, que le ha costado el puesto al mismísimo Sánchez que pretendía quebrar sus noes por ahí, ya la entelequia queda reducida a la investidura de Rajoy o a nuevas elecciones y es el dilema que el Comité Federal del PSOE tiene que resolver hoy. Es así de fácil de entender y, al parecer, todo hace pensar que se decantará por una abstención que permitirá la investidura y, por tanto, la gobernabilidad de España. Algo que para nada debiera ser traumático si la ya cesada Ejecutiva sanchista y demasiados barones y líderes intermedios no hubieran calentado a la militancia defendiendo la entelequia en vez de explicarles la cruda realidad desde el principio: que los españoles mayoritariamente quieren que siga gobernando el PP y que encima no se puede ir con Unidos Podemos y los independentistas ni a recoger un regalo. Ahora, desgraciadamente, un PSOE, innecesariamente quebrado en dos, se encuentra en esta encrucijada por la que las principales fuerzas defenderán una abstención en bloque (como debiera ser si deciden abstenerse), otros una “abstención técnica” de sólo once diputados (el colmo para seguir desacreditándose como partido político) y algunos defenderán el “no es no” a Rajoy (y el sí a terceras elecciones). Pero lo más trágico de todo es que los socialistas del PSC y algunos otros sanchistas recalcitrantes, que están en el bando de rechazar la abstención, amenazan con rebelarse contra el PSOE, y se niegan a acatar la decisión de abstenerse en la investidura aunque lo decida el Comité Federal, máximo órgano de dirección socialista, cuando se refugiaban para defender el “no” en la decisión de otro Comité Federal anterior. Son el grupo o bando de entender la democracia si las decisiones que se tomen son favorables y, en caso contrario, a romper la baraja. No extraña pues que, en semejantes circunstancias, la Gestora tenga cierto malestar por la ambigüedad de Page o Puig, que genera más incertidumbres, con la opinión contraria de la militancia a la previsible decisión de ordenar la abstención a los 84 diputados que forman el Grupo Socialista, lo que para algunos supone un viraje histórico cuando en realidad se trata simplemente de recomponer la cordura perdida con la desnortada estrategia cortoplacista y absurda de la cesada dirección sanchista. El PSOE decide hoy pues, tras haberse autolesionado innecesariamente de forma grave si ya desde el 20-D no se hubiera comprometido con ese “no es no” a la gobernabilidad, cuyo incumplimiento se veía venir especialmente tras el 26-J, y a la vez con el “no es no” a terceras elecciones. El imposible “no” a todo de Sánchez llega a su fin y habrá de convertirse en “sí” a algo, a algo viable obviamente.
          Y entretanto, de cara a una investidura que ya se da por hecha, Zarzuela quiere que sea el día 30 para que el Rey esté en España, pues si es así ya habrá vuelto Felipe VI de la Cumbre Iberoamericana, pero los partidos se inclinan por adelantarla al 29. Por otro lado la pugna Santamaría-Cospedal complica a Rajoy formar su previsible nuevo Gobierno, ya que la Secretaria General del PP, que rivaliza con la Vicepresidenta, aspira a un puesto clave en el Gabinete, mientras De Guindos puede continuar con poderes reforzados para negociar con Bruselas y, curiosamente, los ministros que tras el 20-D querían irse piden ahora quedarse. Por su parte, el Rey con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias hace en su discurso un alegato en contra del pesimismo y el desencanto, aboga por la cultura y la unidad para afianzar una España “alejada de pesimismos y orgullosa de lo que somos”.
           Mientras tanto, los jueces de Cataluña temen una campaña soberanista para restarles legitimidad y por otro lado en el pueblo navarro de Alsasua las víctimas del terrorismo de ETA son insultadas por los abertzales cuando hacían frente a una manifestación convocada por éstos contra la Guardia Civil; dice el sargento agredido la semana pasada que “no es Alsasua: son cincuenta descerebrados movidos por el odio” pero la realidad es que en algunos pueblos vascos y navarros los abertzales dominan aun la vida cotidiana y después de cinco años ya sin ETA los agentes relatan la violencia que sufren pese al alto el fuego.
          En cuanto a otros asuntos cabe citar que Ciudadanos revela un pacto con el PP para el aplazamiento de las reválidas en tanto que Educación lo niega y señala que el Ministro está en funciones; que la Agencia Tributaria no revisará la “amnistía fiscal”; y que Pedro Horrach, fiscal del “caso Noos”, pendiente de la sentencia y con un pie fuera de la Fiscalía, asegura que nunca recibió presiones y que “ser Infanta ha jugado en contra de Doña Cristina” añadiendo que “ni voy a ser marqués ni me voy a La Haya”. Por otro lado, el sospechoso de Pioz confiesa el cuádruple crimen de su familia y su relato pone los pelos de punta: “maté primero a Janaina y los niños, quería que Marcos sintiese un dolor profundo”, “los embalé a todos”, “cuando acabé me di una ducha y me eché a dormir un rato”, “no tenía fuerzas para cargar los cuerpos y se me ocurrió usar el carrito del bebé”…. espeluznante ¿verdad?, espeluznante.
          Y en el exterior cabe citar que un ciberataque a gran escala pone en jaque durante horas grandes sitios de web de EEUU e inutilizan las de las grandes compañías; que el ISIS contraataca en Irak, concretamente en Kirkuk en una ofensiva yihadista contra el centro de la llamada “pequeña Irak” dejando al menos 18 muertos; y que Maduro suspende el referéndum en Venezuela para revocar su mandato y el régimen impide salir del país a ocho líderes opositores, por lo que la oposición venezolana pasa a la ofensiva saliendo a la calle y califica el asunto como Golpe de Estado mientras la decisión de Maduro es condenada internacionalmente…. ¡vaya con los populismos, como para dejarse engañar cuando ponen su cara más amable! después toca soportar “sine díe” su cara más trágica.
Jorge Cremades Sena