sábado, 8 de octubre de 2016

PODEMOS ATACA



                        Cuando de forma irresponsable los partidos democráticos moderados hacen una oposición radical e irracional al gobierno democrático elegido o pretenden prostituir los resultados electorales con demagógicas propuestas de gobernabilidad para no reconocer democráticamente su propia derrota electoral, sólo se puede esperar, además de la inestabilidad política y la ingobernabilidad, el declive de quien tan irresponsablemente procede y el ascenso de los partidos radicales, populistas o antidemocráticos, cuyas irresponsabilidades ya se dan por hechas y ya están amortizadas y, por tanto, siempre van a ganar el pulso si se compite con ellos a irresponsabilidad en vez de oponerse rotundamente a ella. Es lo que ha sucedido con el PSOE de Sánchez frente a Unidos Podemos, independentistas y radicales, con los que ha intentado negociar un gobierno (y con los que gobierna ayuntamientos y autonomías) pretendiendo liderar un frentismo anti PP, ganador de las elecciones y virtual merecedor de gobernar, para impedirle gobernar en vez de, asumiendo los resultados electorales, desenmascarar sus demagógicas e inconvenientes propuestas irresponsables, demostrando que, frente a ellos, cabe una oposición moderada de izquierdas con verdadera aspiración de gobernabilidad democrática pero cuando los ciudadanos así lo consideren y no mediante aventurerismos irresponsables con ribetes antidemocráticos. Ahora, tras la pretensión de volver a la moderación y la cordura, la Gestora del PSOE, que negocia la celebración del Comité Federal para decidir la razonable abstención que posibilite la gobernabilidad (a celebrar seguramente el día 16 y evitar así que la ronda de consultas del Rey y el Pleno de investidura sea en la misma semana), se encuentra casi con el 40% de los diputados del Grupo Socialista, que prefieren mantenerse en el podemismo irresponsable, mientas Podemos, que aún debe los 2´8 millones en microcréditos que recibió para el 20-D (ya se sabe que ellos no deben nada), se convierte en el principal azote del PSOE ante los ciudadanos, manifestando demagógicamente Pablo Iglesias que “el PSOE ha renunciado y nos ha entregado la oposición”, como si abstenerse para permitir la gobernabilidad de quien ganó por dos veces las elecciones, supusiera someterse e impidiera ejercer después una oposición responsable frente a la oposición destructiva, caiga quien caiga, que ellos pretenden. Podemos ataca al ver como finalmente llega la cordura al PSOE, a punto de ser destrozado, quebrando su pretensión de conformar un gobierno títere, de todo menos socialista y, por supuesto, de todo menos de izquierdas, que los españoles no eligieron.
            Y mientras Podemos intenta dirimir sus diferencias, aprovechando Iglesias una reunión con los círculos para convertir el diálogo en un mitin y ser reivindicado como su único líder, por más que pierda apoyos entre los aliados ya que Valencia y País Vasco, por ejemplo, se inclinan por Errejón, su supuesto rival, todo apunta a que se trata simplemente de una pose (el malo y el bueno) y que, visualizado su liderazgo interno, lo que hace en realidad es preparar a Podemos para ser la única oposición, aprovechando la debilidad y casi ruptura de los socialistas para ahondar en la herida con guiños a los diputados socialistas podemizados que tanto beneficio le comportan. Entretanto el Parlament de Catalunya promueve un plan de desobediencia civil generalizado, por lo que varias mociones instan a la rebeldía a instituciones y organizaciones sociales e incluyen llamamientos a apoyar a los “perseguidos” por la Justicia española. En fin, como para andarse con tonterías o medias tintas con estos personajes independentistas totalitarios del PDC, ERC y la  CUP, con cuyo apoyo Iglesias se hubiera sentido más que satisfecho para conformar un gobierno presidido por Pedro Sánchez, mientras no pocos especulan que ha sido el detonante interno definitivo para defenestrarle y evitar que se echara en brazos de Podemos definitivamente.
            Por lo que se refiere a otros asuntos, destaca sobremanera la noticia de que una niña de ocho años ha sido hospitalizada tras recibir una paliza en el colegio por parte de un grupo de niños de entre 12 y 14 años que está siendo ahora investigado por la policía de Palma, mientras, según Metroscopia, en pleno debate público sobre los deberes escolares para casa, una mayoría los apoya pero considera que son excesivos. En fin, es obvio que algo estamos haciendo mal en Educación, pues cada vez, entre otros asuntos, es más frecuente y habitual el acoso escolar en las aulas… Y el pacto educativo, tan necesario y urgente, durmiendo el sueño de los justos.
            Y en este día de cierto descanso mediático en asuntos de corrupción que se están viendo en los tribunales, aparece la noticia de que el socio de Paesa en el saqueo de Defex se oculta en Angola. En efecto, Guilherme Taveira Pinto, prófugo de la Interpol desde hace más de dos años, ha sido localizado en las calles de Luanda, cuando ya casi habíamos olvidado que, junto a la sobrina del famoso ex espía, defalcó uno 60 millones de euros a través de la empresa pública de venta de armas, desviando a Luxemburgo mediante sobornos a funcionarios angoleños la mitad del dinero que se destinaba a comprar material policial.
            En cuanto a asuntos del exterior cabe destacar que ya son casi 900 los muertos en Haití por el devastador huracán Matthew, una tierra ya devastada por los desastres y  bastante olvidada por el resto del mundo; que el miedo a los efectos del “Brexit” agita la libra esterlina; que los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo ganan de nuevo las elecciones legislativas en Marruecos; que EEUU reclama investigar a Rusia y Siria por crímenes de guerra, mientras Kerry denuncia otro bombardeo sobre un hospital en Alepo;  que EEUU acusa a Rusia de organizar ciberataques para favorecer a Trump en plena campaña presidencial norteamericana; y que Santos, el Presidente de Colombia, gana el Nobel de la Paz 2016, siendo galardonado cinco días después de que los colombiano dijeran “no” al acuerdo de paz que negoció con las FARC y que, en definitiva, acentúa la división en el país, generando polémica sobre si es merecedor o no de tan alto honor.
Jorge Cremades Sena