lunes, 31 de octubre de 2016

ESPECULACIONES POST-INVESTIDURA



                   Aprobada la investidura de Rajoy surgen todo tipo de especulaciones sobre su futuro Gobierno y sobre lo que el PSOE hará de cara a resolver sus problemas internos tras la responsable abstención para desbloquear una situación política insostenible por más tiempo. En efecto, los distintos medios se hacen eco de ellas. Sobre el primer asunto, que si el PP presiona para que Rajoy rejuvenezca el futuro Gobierno; que si varios dirigentes populares le aconsejan un relevo generacional en su equipo de cara a esta nueva etapa política; que si Rajoy descarta consultar con PSOE y Ciudadanos su gabinete; que si estudia una nueva estructura de Gobierno con marcado carácter político y social; que si todavía no ha hablado con ninguno de los futuros ministros y esperará hasta el último momento; que si buscará atar al PSOE con las cien medidas que comparte con Ciudadanos; que si arrancará la legislatura con las reformas que unen a los tres partidos; que si tiene línea abierta con la Gestora socialista; que si Ciudadanos quiere mantener la comisión negociadora creada en agosto; que si el PP cree que Hernando dejará la portavocía del Congreso; que si…. Y sobre el segundo asunto, que si la Gestora no tiene potestad para romper con el PSC pero un Comité Federal sí; que si el PSOE llevará al Comité Federal la revisión de su pacto con el PSC, que ha perdido ocho puntos más que la media del PSOE; que si Sánchez carga contra el Ibex y pide tratar a Podemos “de tú a tú”; que si Díaz retrasará el Congreso del PSOE para desactivar al ex secretario General; que si… Es la rumorología previa, con más o menos base de veracidad, sobre unos hechos próximos que nos habrán de sacar de dudas en próximas fechas. Lo cierto en realidad es que, tanto para la formación del nuevo Gabinete como para la necesaria recomposición del PSOE, unos y otros, con las herramientas que tienen en las manos, maniobran para presionar a quienes tienen el poder de decisión, el Presidente investido en el primer caso y la Gestora socialista en el segundo, para que sus respectivas decisiones se decanten hacia el lado que más conviene a estos augures o confidentes, supuestamente bien informados, que se mueven casi en la clandestinidad a la hora de abastecer de noticias a los distintos medios de comunicación y sus agentes, quienes, obviamente, conocen, además de su derecho y obligación informativa, su gran capacidad de presión para que los asuntos se resuelvan como mejor entiende cada uno de ellos que han de resolverse.
                   Dicho lo anterior y al margen de la veracidad que cada especulación o noticia “ad futurum” tenga, lo cierto es que no vendría nada mal para esta nueva etapa política una cierta renovación del nuevo Gabinete y que se hace imprescindible una regeneración cuánto antes del PSOE. Lo primero es una decisión inmediata, lo segundo requiere más tiempo. En todo caso, para que nadie se lleve a engaño, habría que tener claro algunos asuntos fundamentales, no vaya a ser que, a conveniencia de tirios y troyanos, la ciudadanía se vea atosigada y confundida por presiones tendenciosas que sólo se pueden evitar en el futuro con una labor pedagógico-política sin precedentes. Sobre el primer asunto, hay que dejar bien claro, que la responsabilidad de conformar un Gobierno es exclusiva del candidato investido y, en todo caso, del partido que lo propone y respalda inequívocamente, cuestión distinta sería si se hubiese llegado a una coalición de Gobierno, que no sólo a un acuerdo de investidura, con Ciudadanos o con PSOE, en cuyo caso no sólo debería consultarlos sino decidir con ellos la composición de dicho Gabinete. Y sobre el segundo asunto, hay que dejar claro, que la responsabilidad exclusiva de recomponer el destrozado PSOE compete exclusivamente a sus militantes y órganos de dirección, según los procedimientos y competencias recogidas en sus Estatutos, y son ellos quienes han de valorar si sancionan o no a los rebeldes, si rompen o no con el díscolo PSC, si deciden mantenerse en la democracia interna representativa o pasar a la asamblearia, etc etc pues sólo de ellos depende el futuro del partido como instrumento y cauce de representación política en nuestro país. Obviamente, ni uno ni otro asunto queda exento de la crítica que cada quien considere oportuno una vez tomadas las decisiones que tomen, ni, a su vez, nadie queda exento de poder opinar “a priori” o “a posteriori” sobre lo que a su juicio sería o hubiera sido la mejor opción. Atentos pues a los acontecimientos que se avecinan, que pueden ser muy interesantes. 
                   En cuanto a otros asuntos conviene destacar que por fin la transparencia llega a la contratación pública pues España dará prioridad a su compromiso de acabar con una ley que favorece la corrupción, compromiso adquirido con la Comisión Europea a cambio de librarse de la multa por incumplir el objetivo de déficit (y los populistas, radicales y compañía pasándose esto del “objetivo de déficit” por el arco del triunfo). Destacar además que el Tribunal Constitucional avala la reforma de tener competencia para poder suspender a políticos, lo que permitiría inhabilitar a Forcadell, por ejemplo. Entretanto el Presidente de Nuevas Generaciones del PP de Vizcaya ha sido agredido sin razón alguna, él manifiesta sobre el agresor: “me peguntó si era del PP y sin mediar palabra me golpeó” (buena forma de entender la democracia y la convivencia pacífica).
                   Y, mientras Felipe VI retoma su paralizada agenda exterior de inmediato, cabe citar que la UE y Canadá sellan el CETA tras siete años de dura negociación, que milicianos iraquíes atacan al IS en su vía de escape a Raqqa con la misión de impedir que los yihadistas huyan de Mosul o que reciban refuerzos desde Siria, y que el centro de Italia vuelve a temblar de nuevo, pues un terremoto de magnitud 6´5 destruye el casco histórico de Norcia, única localidad de la zona que soportó en pie el seísmo del 24 de agosto y provocó 297 muertos, aunque en esta ocasión no ha habido víctimas mortales gracias a la precaución con la que vive una población aterrorizada y gracias a cientos de temblores menores que se dieron desde el miércoles y sirvieron de previo aviso de lo que finalmente sucedió el sábado.
                                      Jorge Cremades Sena